Juyujk. Un animal pequeñísimo

Ayuujk es el blog de Yásnaya Aguilar Gil y forma parte de los Blogs EP

Texto de 27/04/20

Ayuujk es el blog de Yásnaya Aguilar Gil y forma parte de los Blogs EP

¿Cómo puedo traducir la palabra virus? Juyujk, pienso como primera opción. Juyujk es un animal, lo he escuchado cuando personas mayores hablan de que un juyujk ha entrado a tu cuerpo para causar la enfermedad. Supongo que es la mejor manera de decirlo. Pero un virus es un material extraño, contiene información genética y su existencia confirma que la frontera entre lo vivo y lo inerte es difusa. Un animal, por más pequeño que sea está vivo. Vuelvo a calibrar otras opciones para traducir y para interpretar. En estos días me han llegado diversas peticiones para traducir material informativo sobre el coronavirus y el COVID-19 al mixe, hemos explicado en algunos medios comunitarios qué es esto que está sucediendo en nuestra propia lengua, la angustia que me genera la incertidumbre del actual estado de las cosas se suma a la angustia de no poder nombrar el virus de manera exacta. Me pregunto si es necesario que la equivalencia sea total, aunque después de mucho tiempo de transitar entre lenguas sé que nunca es completa. Tampoco estoy segura de que la mayoría de quienes hablan español conozcan lo que es un virus por el hecho de que esa palabra exista como una entidad lingüística distinta de la palabra “animal”. 

Animal, un animal muy pequeño, realmente pequeño que no puede verse ni siquiera como el más potente microscopio óptico. ¿Cómo traduzco microscopio óptico? Una máquina para ver entes muy pequeños imposibles de observar a simple vista por medio de lentes de aumento. Muy distinto al microscopio electrónico. Me pongo a leer sobre los microscopios electrónicos y su funcionamiento. ¿Qué es necesito transmitir? Un animal, medio vivo, medio muerto, quién sabe qué tipo de animal minúsculo. ¿Juyujk es necesariamente el equivalente exacto de “animal”? Cuando decimos “virus” en español no estamos utilizando esa palabra de la misma manera en la que lo haría un científico experto en virología, de igual modo no usamos la palabra “neurótico” como lo haría una persona experta en psicoanálisis. Las personas no están pensando en todas las oposiciones que la palabra “virus” establece en una clasificación biológica, en el uso cotidiano no es necesario conocer exhaustivamente las diferencias entre “virus” y “bacteria” por poner un ejemplo. Las sabemos palabras distintas, es verdad. Las oposiciones que establecen las palabras en ciertos sistemas terminológicos de catalogación científica no corresponden al significado de las palabras en la lengua cotidiana. Me enfrento entonces a qué debo traducir al mixe cuando hablamos de un virus. 

Hablo entonces de un juyujk realmente pequeño que hace copias en unos “adobes” con los que están hechos los entes vivos. Esos adobes son las células y a diferencia de los bloques de tierra con las que se han construido nuestras casas son entes dinámicos, que se mueven, que poseen una estructura interna en donde el juyujk entra con engaños y se replica. 

Traducir del mixe al español y viceversa me recuerda a la redacción de una determinada receta de cocina. Pienso a quien va dirigida, si redacto una receta sobre unos deliciosos tamales punuuky a una persona de mi comunidad probablemente mencione que el maíz se tiene que nixtamalizar y enseguida pase a explicitar el resto del proceso. Si la receta va dirigida a una persona que no ha crecido dentro de la cultura que se despliega en torno del maíz, tendré que explicitar detalladamente el proceso de nixtamalización previo. Yo misma me he enfrentado a recetas para cocinar pizza que no contemplan que su lectora no ha crecido en la cultura del trigo y que ignora los detalles exactos del verbo “amasar” en ese contexto. La traducción implica conocer el sistema en que la palabra “juyujk” establecerá nuevos contrastes en la lengua de llegada de manera que podamos anticipar si es necesario explicitar el proceso de nixtamalización previo que le dé sentido a su nuevo uso. Traducir no solo me ha implicado trasladar una palabra a otra lengua sino crearle un nido con una estructura que le dé vida a la palabra en un nuevo sistema de contrastes.  Decido que “juyujk” es también un virus en mixe y explico los detalles necesarios que lo hagan interpretable, explícito el proceso que implica “amasar” para que esta palabra traducida así reciba una acogida agradable en la nueva lengua y pueda comunicar adecuadamente una idea que nos urge comunicar. Al traducir virus como juyujk estiro la palabra en mixe y hago que cubra una denotación que no poseía. Un virus es un juyujk, pequeñísimo, un juyujk que provoca una enfermedad nueva de la que han muerto más de 200 000 personas en el mundo. Juyujk, un animal pequeñísimo que no es un animal. EP

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER

DOPSA, S.A. DE C.V
T.  56 58 23 26 / 55 54 66 08 /
56 59 83 60

Dulce Olivia 71,
Villa Coyoacán,
Coyoacán,
04000,
Ciudad de México