#TableroInternacional: Marzo

Isidro Morales, Guadalupe González y Susana Chacón , miembros del grupo México en el Mundo, reflexionan sobre la invasión de Rusia a Ucrania, la respuesta de los organismos multilaterales y el ejercicio de la política exterior de México.

Texto de , and 16/03/22

Isidro Morales, Guadalupe González y Susana Chacón , miembros del grupo México en el Mundo, reflexionan sobre la invasión de Rusia a Ucrania, la respuesta de los organismos multilaterales y el ejercicio de la política exterior de México.

Este mes, las reflexiones del grupo de México en el Mundo se centraron en tres temas: la invasión de Rusia a Ucrania; la respuesta de los organismos multilaterales y el ejercicio de la política exterior de México. Les dejamos aquí algunos de los principales puntos.

Las primeras consecuencias de la invasión a Ucrania
  • Desde el 24 de febrero de este año a la fecha, el ejército ruso ha atacado tanto el noreste y el sureste de Ucrania, como un intento del gobierno de Putin para castigar al gobierno de Volodímir Zelenski por ser proclive al bloque occidental, debido a su interés por volverse en un miembro de la Unión Europea (UE) y, además, de la misma OTAN, la alianza militar que agrupa a 30 países y fue conformada en la segunda postguerra para contener el expansionismo soviético.
  • El argumento central del presidente ruso fue que el gobierno de Zelenski no había respetado los acuerdos de Minsk, firmados en 2014 y por los cuales los distritos de Donetsk y Lugansk, ubicados en la región sureste de Donbás (limítrofe de Rusia y el Mar Negro) se beneficiarían de autonomía administrativa. Además, arguyó en su discurso, cuando las reconoció como repúblicas independientes de Ucrania, que la eventual integración de este país a la OTAN amenazaba la seguridad rusa, por lo que en un acto propio de la “guerra preventiva”, mandaba sus tropas para “pacificar” al país que, además, lo consideraba como históricamente ruso.
  • A más de 15 días de haberse iniciado el enfrentamiento bélico, condenado por la mayoría de los países miembros de la Organización de Naciones Unidas (ONU), incluyendo México, no queda claro el objetivo último de la invasión: ¿se conformará Putin con la anexión de las autoproclamadas repúblicas independientes del Donbás, similar a lo que ocurrió cuando invadió Georgia en 2008, por razones muy similares, y se anexó parte de su territorio? ¿Sitiará Kiev, la capital ucraniana, para precipitar la caída de Zelenski e imponer un gobierno pro-ruso? ¿Prolongará la invasión hasta conseguir un compromiso firme del gobierno actual que garantice la “findanlización” de Ucrania.
  • Independientemente de cómo se termine o neutralice este conflicto, sus consecuencias regionales y globales empiezan ya a dibujarse. La invasión ha convertido a Zelenski en un héroe nacional e internacional, debido al apoyo que ha mantenido de su ejército -muy inferior al ruso-, su arrojo para defender a su país, y su estrategia mediática para desmentir la contraofensiva mediática manejada por Moscú. Esto ha fortalecido aún más al nacionalismo ucraniano.
  • Si bien es debatible la expansión de la OTAN hacia la frontera rusa después de la implosión de la Unión Soviética, la invasión ha hecho aún más necesaria a la alianza militar y al liderazgo de los Estados Unidos. Por el contrario, Rusia se ha quedado prácticamente aislada, ha hecho más evidente los intereses de su oligarquía, blanco ahora de las sanciones occidentales, y más evidente aún lo que The Economist ha llamado la “estalinización del país”, debido a la represión de los opositores internos a la guerra y al monopolio mediático impuesto para informarla y hacerla visible.

“Por el contrario, Rusia se ha quedado prácticamente aislada, ha hecho más evidente los intereses de su oligarquía, blanco ahora de las sanciones occidentales”.

  • Pekín, por su parte, ha sabido capitalizar la crisis para apoyar a Moscú, y afianzar los abastecimientos de petróleo y gas que tanto necesita y que tendrán que ser redirigidos hacia el dragón asiático debido a las sanciones y embargos establecidos por la alianza occidental. El argumento de la guerra preventiva resulta muy tentador para el revisionismo chino, que busca redefinir sus fronteras territoriales y geopolíticas en el sudeste asiático y el Indo-Pacífico.
  • Lo que resulte del conflicto es además de importancia fundamental para Pekín, ya que Ucrania es la salida natural hacia Europa de su nueva Ruta de la Seda, y a que su alianza con Moscú consolidará la alianza militar entre Estados Unidos, Reino Unido y Australia, considerada por el gobierno chino como un equivalente de la extensión de la OTAN, esta vez, muy cerca de su zona de influencia
La reacción multilateral: entre el rechazo y la impotencia
  • Rusia inició su invasión militar a Ucrania al mismo tiempo que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSONU), en una reunión de emergencia convocada por el Secretario General pero presidida por el propio país agresor, hacía un llamado urgente a contener el conflicto por vía del diálogo. Se asestaba, así, un duro golpe al corazón mismo del sistema de seguridad colectiva, en medio del desconcierto de sus miembros que, tras una semana de frenética actividad diplomática, creyeron que sería posible evitar la guerra.
  • A pesar del apoyo de 11 de los 15 miembros a la resolución de condena al uso de la fuerza contra la integridad territorial e independencia política de Ucrania, el CSONU quedó inoperante por el veto de Rusia. Si bien la abstención de China, India y Emiratos Árabes Unidos fue una señal de hermética ambigüedad, se hizo patente el aislamiento internacional de Rusia y la necesidad de activar otros espacios multilaterales para hacer frente a una violación flagrante del artículo 2 de la Carta, del derecho internacional humanitario y otros acuerdos internacionales.  
  • Ante el incumplimiento de las responsabilidades del Consejo de Seguridad por “falta de unanimidad entre sus miembros permanentes”, once países —entre ellos México— invocaron la resolución 377 “Unión pro Paz” de 1950 que no permite el veto, para llevar el asunto a la Asamblea General. En una resolución no vinculante pero contundente y mayoritaria, la Asamblea General deploró “en los términos más fuertes la agresión de la Federación Rusa a Ucrania” y demandó el retiro inmediato de tropas con 141 votos a favor, cinco en contra y 35 abstenciones.
  • La condena a la invasión fue prácticamente unánime en Europa, el Atlántico Norte y Oceanía, pero en los países del “Sur global” el panorama es variado y complejo (Pauselli&Urzúa). Mientras que el apoyo a la resolución ES11/1 de la AG fue total en los países caribeños (100%) y contundente en América Latina (76% a favor y 24% abstenciones), en Asia el respaldo fue menor con 66% países a favor, 32% abstenciones y 2% en contra. África aparece con el nivel más bajo: 61% de los votos fueron favorable a la resolución, el 37% de los países optaron por abstenerse y 2% en contra.   
  • Por su parte, el Consejo de Derechos Humanos aprobó una resolución para crear una comisión independiente para investigar las violaciones de derechos humanos por parte de Rusia en su intervención a Ucrania que podrían constituir crímenes de guerra y contra la humanidad. La Corte Penal Internacional abrió un proceso de investigación a Rusia, el Banco Mundial suspendió programas en Rusia y Bielorrusia y organismos regionales como la OEA y el Mercosur emitieron declaraciones de condena, aunque sin el acompañamiento de Brasil y Argentina.

“A pesar de la fuerte condena por parte de la comunidad internacional, los organismos multilaterales están completamente rebasados e impotentes frente a la situación”.

  • A pesar de la fuerte condena por parte de la comunidad internacional, los organismos multilaterales están completamente rebasados e impotentes frente a la situación. En poco más de tres semanas, el conflicto armado no ha hecho más que escalar; las denuncias de la Alta Comisionada para Derechos Humanos por ataques a la población civil van en aumento al paralelo de los llamados del Secretario Guterres a un cese al fuego. Las decisiones con impacto, como las sanciones económicas y las propuestas de mediación, no pasan por la ONU.
¿Y México?
  • A lo largo de este mes el gobierno de México es observado abiertamente por el mundo. Senadores estadounidenses como Ted Cruz y Bob Menéndez critican a México; el primero por el número de periodistas muertos en lo que va de este año y en el mandato de AMLO, el segundo por la falta de definición y apoyo a las sanciones económicas a Rusia.
  • En otro nivel y sobre el mismo tema, el Secretario de Estado de EUA, Anthony Blinken, los diputados del Parlamento Europeo y Michel Bachelet de Naciones Unidas hablan también, cada uno en un momento distinto, sobre la violencia que viven los periodistas en México.
  • La respuesta del Presidente es lamentable en todos los casos. Los acusa de injerencistas y de carecer de información. En la historia de la diplomacia mexicana, nunca se había visto un comunicado como el que les mandó a los eurodiputados. Grosero, mal escrito y agrediendo la imagen de México en el sentido más profundo.

“La respuesta del Presidente es lamentable en todos los casos. Los acusa de injerencistas y de carecer de información. En la historia de la diplomacia mexicana, nunca se había visto un comunicado como el que les mandó a los eurodiputados”.

  • Desde 1997, en el gobierno de Ernesto Zedillo, al negociar un acuerdo con la UE, uno de sus requisitos era incluir una cláusula de democratización y derechos humanos con la que se tiene el derecho de pedir que ambas cosas se promuevan y respeten. En ese sentido, el Parlamento Europeo tiene todo el derecho de expresar sus preocupaciones sobre México.
  • En el caso de la invasión de Rusia a Ucrania, el gobierno de México ha tenido dos respuestas totalmente opuestas. Por una parte, la del Presidente que no aceptó poner sanciones económicas a Rusia, que no se opuso a la invasión ni ha hecho ninguna mención de apoyo a los ucranianos; por la otra, la de la Cancillería y el equipo de diplomáticos mexicanos en organismos multilaterales quienes han hecho una magnífica labor en sus pronunciamientos. Han ejercido la política exterior con apego a derecho y a los principios constitucionales de política exterior.
  • En la semana del 7 al 12 de marzo el Canciller recibió tres reveses por parte del Presidente: con la visita del canciller español, José Manuel Albares para retomar la relación bilateral, el Presidente no lo recibe personalmente y reitera que la relación está en pausa y que nada ha cambiado. Manda a su esposa a la toma de posesión del presidente de Chile, Gabriel Boric, y no al canciller Ebrard. Y, finalmente, publica el comunicado de respuesta a los parlamentarios europeos sin consultarlo con él.
  • Una vez más, este mes se reiteró un cambio en el ejercicio de la política exterior. Al principio del sexenio, el Presidente deliberadamente le dejó todas las decisiones al Canciller y evitó participar en las relaciones exteriores de México. Hoy, desarrolla un activismo que no es realmente para las relaciones internacionales, cuando habla de política exterior le habla a su base y no le preocupa en lo absoluto las consecuencias que tengan sus acciones ni el daño a la imagen de México en el exterior.
  • Finalmente, el lunes 14 de marzo estuvo en México el Secretario de Seguridad Nacional estadounidense, Alejandro Mayorkas. A Estados Unidos, le sigue preocupando la falta de seguridad y los niveles de violencia que se viven en México. EP
Este País se fundó en 1991 con el propósito de analizar la realidad política, económica, social y cultural de México, desde un punto de vista plural e independiente. Entonces el país se abría a la democracia y a la libertad en los medios.

Con el inicio de la pandemia, Este País se volvió un medio 100% digital: todos nuestros contenidos se volvieron libres y abiertos.

Actualmente, México enfrenta retos urgentes que necesitan abordarse en un marco de libertades y respeto. Por ello, te pedimos apoyar nuestro trabajo para seguir abriendo espacios que fomenten el análisis y la crítica. Tu aportación nos permitirá seguir compartiendo contenido independiente y de calidad.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER


DOPSA, S.A. DE C.V