#TableroInternacional: Agosto

Susana Chacón, Guadalupe González e Isidro Morales, miembros del grupo México en el Mundo, abordan cuatro temas clave de la actualidad: la relación bilateral entre México-EUA, la situación en Cuba, las Conversaciones en Venezuela y el fin de la presencia militar estadounidense en Afganistán.

Texto de , y 30/08/21

Susana Chacón, Guadalupe González e Isidro Morales, miembros del grupo México en el Mundo, abordan cuatro temas clave de la actualidad: la relación bilateral entre México-EUA, la situación en Cuba, las Conversaciones en Venezuela y el fin de la presencia militar estadounidense en Afganistán.

En el Tablero Internacional de agosto se retoma la reflexión de tres temas analizados a lo largo del último mes: el estado de la relación bilateral México-Estados Unidos; ciertas luces y sombras en Cuba junto con una mención sobre las Conversaciones en Venezuela; y, por último, el retiro de Estados Unidos de Afganistán. 

El estado de la relación bilateral México-Estados Unidos

  • La demanda se refiere a la Segunda Enmienda, pero aclara: “Este caso involucra a los acusados de suministrar sus armas a mexicanos y a otros que violan la ley. Los cárteles no tienen derechos protegidos por la Segunda Enmienda, y los acusados no tienen derecho de suministrarles armas”. Entre el 70 y el 90% de las armas confiscadas en México que se utilizaron en un crimen fue contrabandeado desde Estados Unidos, y la mayoría de ellas pertenece a las empresas demandadas.

“Entre el 70 y el 90% de las armas confiscadas en México que se utilizaron en un crimen fue contrabandeado desde Estados Unidos”.

  • Esta demanda es un hecho histórico. En la historia de la relación, Estados Unidos ha hecho varias reclamaciones a México por parte tanto de ciudadanos americanos como del mismo gobierno; por ejemplo, en el caso de la Guerra de Independencia o en la Revolución Mexicana. Es la primera vez que México presenta una demanda de esta naturaleza utilizando las leyes de EUA.
  • Con esto se dio la ampliación de los instrumentos de diplomacia. El litigio estratégico es un arma diplomática. En este caso es una demanda contra las empresas por daño, después de prácticas negligentes de comercio. Se hace uso de los tribunales de EUA sin enemistarse con el gobierno estadounidense.
  • Como seguimiento de la visita del pasado 8 de junio de la vicepresidenta Kamala Harris a México, el 9 de agosto tuvo lugar una llamada telefónica entre ella y el presidente López Obrador. A Estados Unidos le preocupa el manejo de los temas migratorios, el de seguridad y el de energías fósiles, entre los más importantes. 
  • Un día después de la llamada, en esa misma semana se dio una visita —sin hacer mayor ruido y como nunca se había visto en la historia de la relación bilateral— de siete muy altos funcionarios estadounidenses en Seguridad Nacional e Inteligencia. Consideran que la situación es lo suficientemente grave, pues enviaron a la plana mayor.
  • Vinieron Jake Sullivan quien es el Consejero de Seguridad Nacional del presidente Biden, Alejandro Mayorkas, secretario de Seguridad Nacional; Juan González, director para el Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional; Stephanie Syptak-Ramnath, encargada de Negocios de la Embajada de Estados Unidos en México; Julissa Reynoso, jefa de gabinete de la Primera Dama de Estados Unidos; Nancy McEldowney, asesora de la Vicepresidenta en Seguridad Nacional; Uzra Zeya, subsecretaria de Seguridad Civil, Democracia y Derechos Humanos del Departamento de Estado; Ricardo Zúñiga, enviado especial para el Triángulo del Norte de Centroamérica; y David Shahoulian, secretario adjunto del Departamento de Seguridad Nacional.
  • Además de hablar con sus contrapartes de Seguridad Nacional y Seguridad Pública en México, se reunieron con Marcelo Ebrard, Julio Scherer, Lázaro Cárdenas Batel, Alejandro Gertz Manero y Rogelio Ramírez de la O. El presidente de México afirmó haber hablado con Sullivan más de dos horas.
  • Se difundió muy poco el objetivo de esa visita y los temas que trataron. En principio se instaurará un diálogo de alto nivel en materia de seguridad.
  • Se acordó que el próximo 9 de septiembre se reanudará y tendrá lugar la reunión del Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN), para fortalecer y acelerar la cooperación económica de México, EUA y América del Norte.
  • A finales de mes, la Suprema Corte de Justicia le instruyó a Biden revertir sus políticas migratorias con México. Esto implica mantener activo el programa de “Quédate en México”.
  • El Congreso de Estados Unidos ratificó a Ken Salazar como su próximo embajador en México.

Ciertas luces y sombras en Cuba  

  • En Cuba las cosas han comenzado a moverse anunciando, quizá, la posibilidad de que se produzcan cambios políticos y económicos graduales a mediano y largo plazo. El estallido social del 11 y 12 de julio en protesta por la falta de alimentos, medicinas, agua y luz sorprendió a propios y extraños porque ocurrió en muchas ciudades pequeñas del país fuera de la Habana.
  • Bajo la fuerza simbólica de la consigna “Patria y Vida”, amplios sectores de la población se movilizaron de manera espontánea trascendiendo a los grupos y movimientos urbanos de intelectuales que suelen ser la base dura de la oposición cubana. 
  • A pesar de que ha habido una renovación de cuadros en el gobierno cubano, su respuesta frente a la protesta social fue similar a la de siempre: descalificó las manifestaciones como un intento de golpe blando contra la revolución “organizado desde Miami”, encarceló indiscriminadamente a activistas y líderes de la oposición y responsabilizó al embargo estadounidense de las difíciles condiciones sociales y económicas en la isla. 
  • En una reacción en cadena, la respuesta de condena y el endurecimiento de sanciones económicas por parte de Biden junto con los llamados del lobby cubano en favor de la intervención no hizo sino echar más leña al fuego, abonando a la criminalización de la protesta. América Latina, como en tantos otros temas, se encuentra fuertemente dividida frente a Cuba entre quienes respaldan al gobierno, quienes condenan el embargo y aquellos que denuncian las violaciones de derechos humanos.

“Si bien las autoridades cubanas han logrado neutralizar con eficacia las bases sociales del estallido a través de la represión policiaca y la acción de control social de los comités de defensa de la revolución, han decidido acelerar las reformas económicas en un intento por reactivar el mercado interno, atraer dólares y permitir la apertura de pequeños negocios”.

  • El saldo es ambivalente. Si bien las autoridades cubanas han logrado neutralizar con eficacia las bases sociales del estallido a través de la represión policiaca y la acción de control social de los comités de defensa de la revolución, han decidido acelerar las reformas económicas en un intento por reactivar el mercado interno, atraer dólares y permitir la apertura de pequeños negocios. No hay señales de apertura política en el horizonte, pero sí muestras de un pragmatismo que bien podría detonar cambios graduales en el futuro.
  • Lo que queda en la conciencia colectiva cubana es la experiencia compartida, nunca antes conocida, de la posibilidad de hablar duro y fuerte en las calles en favor de mejores condiciones de vida y mayores libertades cuestionando las amarras de ideologías y ecos de la guerra fría. 

Conversaciones en Venezuela

  • En un cuarto intento de mediación desde 2016, el gobierno de Maduro y la oposición venezolana iniciaron conversaciones en México, bajo los auspicios de Noruega, en busca de una solución negociada a la crisis política y humanitaria en ese país. Es un paso en la dirección correcta a través de un canal alterno al de la OEA, donde el asunto se había empantanado y politizado por la falta de imparcialidad del Secretario General. 
  • En esta ocasión, se abre una ventana de oportunidad real. A diferencia de intentos anteriores, la oposición va unida en torno a la Plataforma Unitaria para lograr un Acuerdo de Salvación Nacional en la que participan una pluralidad de organizaciones políticas y de la sociedad civil. Por otra parte, Trump ya no está en el poder y Maduro, atribulado por dificultades económicas, ha solicitado un diálogo con Biden.

El retiro de Estados Unidos de Afganistán

  • El retiro de Estados Unidos de Afganistán, tan anunciado desde el acuerdo de Doha impulsado por Donald Trump y apoyado por Joe Biden cuando inició el 2 de julio la salida de sus soldados de la base militar de Bagram, se convirtió en todo un fiasco por sus errores de cálculo operativo y geopolítico.
  • La caída del gobierno afgano, el 15 de agosto pasado, sin mostrar ninguna resistencia del ejército y el dominio de los insurgentes talibanes de prácticamente todo el país, muestran que después de 20 años de presencia militar estadounidense, apoyado por tropas de sus aliados de la OTAN, no logró consolidar un gobierno alternativo capaz de establecer una paz duradera y de relaciones constructivas con sus vecinos y la alianza occidental.
  • El intento de hacer resurgir al país de su condición de estado fallido costó dos billones de dólares y la muerte de más de 117,00 afganos, sin contar las bajas de los soldados estadounidenses y de la OTAN. 20 años después los talibanes regresan al poder, esta vez más seguros que nunca: han mostrado su capacidad para combatir y vencer a dos ejércitos poderosos, el soviético, que partió en 1989 después de 10 años de ocupación, y ahora el estadounidense. 
  • La única victoria que podría enarbolar la alianza occidental fue la captura y muerte de Osama Bin Laden, en mayo de 2011, el líder de Al Qaeda apoyado por los talibanes y que en principio fue el autor intelectual del ataque a las torres gemelas de Nueva York, el fatídico 11 de septiembre de 2001. La invasión a Afganistán se realizó en represalia en octubre de ese año.

“20 años después los talibanes regresan al poder, esta vez más seguros que nunca: han mostrado su capacidad para combatir y vencer a dos ejércitos poderosos, el soviético, que partió en 1989 después de 10 años de ocupación, y ahora el estadounidense”.

  • La caída de Kabul cierra así un ciclo de la llamada “Guerra contra el Terrorismo”, iniciada por George W. Bush, sostenida y prolongada por sus sucesores. Si bien uno de los objetivos de dicha guerra fue combatir al terrorismo y a los estados que los apoyan y hospedan, a 20 años de distancia, no hay indicios de que el mundo sea hoy más seguro y estable. Las consecuencias geopolíticas del regreso de los talibanes empiezan apenas a visualizarse, y harán de Eurasia la región más conflictiva y tensa del mundo, en donde potencias como Rusia, China y la India tendrán que redefinir sus intereses. El impacto que esto pueda tener en países claves del Medio Oriente, como Arabia Saudita, Iraq, Irán, Israel y Siria, será de importancia.
  • La evacuación de extranjeros, el éxodo de afganos y la ayuda humanitaria a la población local, se han vuelto ya una presión adicional a las tensiones y conflictos que dividen a la alianza atlántica por los estragos provocados por el retiro de tropas. En la última reunión de la OTAN el presidente Biden había prometido el “regreso” de su país como líder de la alianza. El fiasco de Kabul puede significar el declive de su liderazgo.
  • El regreso de los talibanes al poder ha dividido aún más el espectro político al interior de los Estados Unidos. Si bien Biden ha apostado a la construcción de un nuevo liderazgo, capaz de superar las divisiones internas, en torno a un proyecto renovado de transición tecnológica y energética, la caída de Kabul puede volverse en una factura muy onerosa que podría cobrarse en las próximas elecciones intermedias y hasta en las presidenciales de 2024. EP

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER

DOPSA, S.A. DE C.V
T.  56 58 23 26 / 55 54 66 08 /
56 59 83 60

Morelos 23,
Del Carmen,
Coyoacán,
04100,
Ciudad de México