Para ser visto

Poema

Texto de y 08/11/19

Poema

Tú me perdonarás si sueno como un predicador.

Sin duda entenderás que un hombre a medio morir

debe tener algo que decir, lo que no quiere decir exactamente

que me esté muriendo. Mi doctor me dice que podría vivir

más tiempo que la mayoría, pues lo veo más que la mayoría.

Por supuesto, no se puede confiar en él ni en ningún hombre

que te promete vida basándose en ser visto.

Podrás entender entonces, también, que un aviso y un mensaje son,

de hecho, muy diferentes. Todos los mensajes vienen de

los elegidos: un profeta, un ángel, la más blanca

de las palomas —aquellos que escuchan la voz de Dios y

otra buena música. Un aviso, por otro lado, lo da

aquel que elige pero asegura haber sido elegido

para no ser castigado por traer malas noticias:

El predicador, el poeta, mi doctor —todos aquellos que hablan

de Dios porque quieren hablar en metáforas.

Mi doctor, por ejemplo, insiste en la metáfora de la guerra;

es siempre el virus el que ataca y las células las que pelean

o mueren peleando. Aun lo recuerdo diciendo la palabra asedio

cuando otra erupción regresó. Aquí estoy, muriéndome

mientras él hace de mi cuerpo una batalla —cualquier cosa para ser visto

cuando lo único que realmente quiere hacer es agarrarme de la barbilla

y, como Dios Padre, decir a través de dientes apretados,

mírame cuando te estoy hablando. Tu cura no está

en mis manos, aunque te toque como si quisiera sanarte por completo. EP

DOPSA, S.A. DE C.V
T.  56 58 23 26 / 55 54 66 08 /
56 59 83 60

Dulce Olivia 71,
Villa Coyoacán,
Coyoacán,
04000,
Ciudad de México