Un húngaro no tan conocido

La autora nos da a conocer a dos autores que abordan temas neurológicos con un ameno lenguaje: Oliver Sacks y Frigyes Karinthy

Texto de 23/09/20

La autora nos da a conocer a dos autores que abordan temas neurológicos con un ameno lenguaje: Oliver Sacks y Frigyes Karinthy

Hace tiempo leí, con mucho placer e interés, un trío de libros de Oliver Sacks: El señor que confundió a su esposa con un sombrero, Despertares y Un antropólogo en Marte. Otros dos, en cambio, no me entusiasmaron tanto: El tío Tungsteno y Con una sola pierna. Leí también su autobiografía, En movimiento. Una vida, e incluso escribí una notita por ahí. De los títulos mencionados, me resultaron admirables primero, desde luego, los temas, los interesantísimos casos de problemas neurológicos que describe con soltura y facilidad, estableciendo vínculos con otras disciplinas. 

Una querida amiga, con la que comparto estos intereses, me acaba de recomendar Viaje alrededor de mi cráneo, de Frygis Karinthy (1887-1938), un escritor y columnista húngaro muy conocido, popular y querido en su momento en su país, a quien sin previo aviso le empiezan a suceder cosas raras. Sentado en un café, de pronto escucha con toda nitidez trenes que arrancan, como si estuviera sentado en medio de una estación ferroviaria. Sin que él lo advierta, pero su hijo sí, al caminar literalmente se va de lado hacia la derecha. Padece jaquecas e incluso náuseas. Después de una intensificación de los síntomas, y de ver varios médicos, se resuelve operarlo de un tumor en el cerebro.

El húngaro tiene la misma soltura que luego desplegaría Sacks, la misma buena pluma, aderezada con un muy apreciable sentido del humor. Al menos en la primera mitad de su libro. La segunda que arranca ya con los días previos a la operación en Suecia, bajo el escalpelo del mejor neurocirujano de la época, tiene un tono más serio. En una suerte de panorama en el que se invisibiliza, relata cómo sus amigos y conocidos en Budapest se encuentran y comentan su enfermedad. Tienen palabras de aprecio para él, pero empiezan ya a usar el pasado. La vida sigue, verdad de Perogrullo. En esta segunda mitad, Karinthy logra transmitir su caos mental de los días previos y posteriores a la operación, en los que el paso del tiempo es elástico. Afortunadamente, no perdió la vista –un peligro que lo acechaba por su dolencia.

Oliver Sacks leyó este libro cuando apenas tenía quince años, y fue el que, según él mismo apunta, lo llevó a interesarse en la neurología. Lo consideraba una obra maestra.

Karinthy sobrevivió la operación. Fue tomando notas en la primera etapa de su enfermedad, y luego las dictaba, pues su vista y caligrafía estaban en muy mal estado. Ya repuesto, revisó sus notas y publicó este libro en 1936. Juan Forn escribe al final del prólogo, en un cierre digno de Karinthy y de Sacks, que dos años después de la operación, de vacaciones, el húngaro murió intempestivamente, al agacharse a amarrarse los zapatos. EP

Biliografía:

Frygis Karinthy, Viaje alrededor de mi cráneo. Tusquets, libro digital, adaptación de Jaun Forn de la traducción del húngaro por F. Oliver Brachfeld, 2017.

Sacks, O. El señor que confundió a su esposa con un sombrero. Barcelona: Anagrama, 2008. 

—. Despertares. Barcelona: Anagrama, 2010.

—. Un antropólogo en Marte. Barcelona: Anagrama, 2006.

—. El tío Tungsteno, Recuerdo de un químicomo precoz. Barcelona: Anagrama, 2006.

—. Con una sola pierna. Barcelona: Anagrama, 2006.

—. En movimiento. Una vida. Barcelona: Anagrama, 2015.

DOPSA, S.A. DE C.V
T.  56 58 23 26 / 55 54 66 08 /
56 59 83 60

Dulce Olivia 71,
Villa Coyoacán,
Coyoacán,
04000,
Ciudad de México