Adelantos: De Ausencia

En Adelantos les traemos fragmentos de novedades editoriales. De la pluma de María Luisa “La China” Mendoza, con introducción de Jazmina Barrera, presentamos De Ausencia, publicada por primera vez en 1974. La técnica narrativa con que La China Mendoza logra este vértigo sin precedentes desborda todos los límites, especialmente los del lenguaje: en una sintaxis abigarrada se tejen lo mismo neologismos, arcaísmos y cultismos que expresiones populares; el resultado, aunque complejo, no deja de ser divertido. En palabras de Jazmina Barrera, “el humor en este libro es parte del gozo pantagruélico, que Rabelais habría podido escribir sólo si hubiera sido mujer”.
Es probable que en la literatura mexicana no exista un personaje parecido a Ausencia Bautista Lumbres: huérfana y muy pobre en su infancia, acaudalada y autónoma a partir de que su padre adquiere una próspera mina y muere. Sin más dueño que sí misma, entre amantes y opulencia, y con la complicidad de la fiel Enedina, Ausencia se dedica a gozar de la vida y de su cuerpo eternamente joven sin consecuencias ni remordimientos, por lo que su conflicto viene de un lugar más profundo, de un cuestionamiento filosófico de la feminidad, de su existencia frente al otro.

Texto de 27/11/19

En Adelantos les traemos fragmentos de novedades editoriales. De la pluma de María Luisa “La China” Mendoza, con introducción de Jazmina Barrera, presentamos De Ausencia, publicada por primera vez en 1974. La técnica narrativa con que La China Mendoza logra este vértigo sin precedentes desborda todos los límites, especialmente los del lenguaje: en una sintaxis abigarrada se tejen lo mismo neologismos, arcaísmos y cultismos que expresiones populares; el resultado, aunque complejo, no deja de ser divertido. En palabras de Jazmina Barrera, “el humor en este libro es parte del gozo pantagruélico, que Rabelais habría podido escribir sólo si hubiera sido mujer”.
Es probable que en la literatura mexicana no exista un personaje parecido a Ausencia Bautista Lumbres: huérfana y muy pobre en su infancia, acaudalada y autónoma a partir de que su padre adquiere una próspera mina y muere. Sin más dueño que sí misma, entre amantes y opulencia, y con la complicidad de la fiel Enedina, Ausencia se dedica a gozar de la vida y de su cuerpo eternamente joven sin consecuencias ni remordimientos, por lo que su conflicto viene de un lugar más profundo, de un cuestionamiento filosófico de la feminidad, de su existencia frente al otro.

Fragmento de De Ausencia, de María Luisa Mendoza, ©2019, cortesía otorgada bajo el permiso de la Dirección General de Publicaciones y Fomento Editorial de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Bajo el lema “El canon literario las volvió invisibles, hoy el tiempo reivindica la urgencia de leerlas”, la Coordinación de Difusión cultural lanza Vindictas, iniciativa que busca hacer visible la obra de mujeres del siglo pasado, que por diversos motivos no tuvieron difusión. Este proyecto inicia con una colección de cinco novelas escritas por mujeres que habían quedado fuera del alcance de los lectores a pesar de su relevancia literaria y de mantener una vigencia asombrosa.

DOPSA, S.A. DE C.V
T.  56 58 23 26 / 55 54 66 08 /
56 59 83 60

Dulce Olivia 71,
Villa Coyoacán,
Coyoacán,
04000,
Ciudad de México