Datos para visibilizar la violencia sexual

El primer paso para erradicar la violencia sexual es comenzar por visibilizarla. Helga Jáuregui y Monserrat López, de Impunidad Cero, presentan algunos datos que reflejan el panorama en México.

Texto de and 06/06/22

El primer paso para erradicar la violencia sexual es comenzar por visibilizarla. Helga Jáuregui y Monserrat López, de Impunidad Cero, presentan algunos datos que reflejan el panorama en México.

En México, 4 de cada 10 mujeres han vivido violencia sexual a lo largo de su vida.1 La violencia sexual se refiere a cualquier acto sexual cometido sin el consentimiento de la persona y afecta principalmente a mujeres, niñas, niños y adolescentes. Existen diferentes tipos de violencia sexual que van desde el acoso verbal, hasta la penetración sin consentimiento. Dependiendo del caso, este tipo de agresiones puede causar en las víctimas daños físicos y psicológicos, como la sensación de vergüenza, miedo, temor a ser culpadas o revictimizadas, lo puede llevarlas a no sentirse con la confianza de platicar con alguien lo sucedido, acudir a una consulta médica o denunciar al ministerio público. Esto incide en que la violencia sexual sea perpetrada en silencio. Por esta razón, buscamos darle luz a esta violencia con las fuentes de información disponibles en el país. 

Para visibilizar la violencia sexual con datos contamos con tres fuentes principales: la información sobre las carpetas de investigación iniciadas que reporta el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), las encuestas de victimización publicadas por el INEGI y los datos de la Secretaría de Salud del subsistema de lesiones y causas de la violencia. Estas piezas de información en conjunto pueden ayudar a alumbrar las características de la violencia, sus víctimas y perpetradores.

Delitos sexuales registrados en la carpetas de investigación

El SESNSP publica mes con mes información sobre delitos y víctimas registradas en las carpetas de investigación iniciadas por las procuradurías y fiscalías estatales. La base de datos de víctimas2 permite conocer características de las personas afectadas, como su sexo o rango de edad, pero no desagrega los delitos sexuales. La base de datos de delitos sí lo hace, pero no desagrega por características de las víctimas ni de los delitos.

De acuerdo con la base de delitos registrados en las carpetas de investigación,3 los delitos contra la libertad y la seguridad sexual se han más que duplicado en los últimos años, con un aumento de 121% de 2015 a 2021. Durante 2021, los delitos sexuales más registrados fueron el abuso sexual (40%), violación (30%),4 acoso sexual (10%) y hostigamiento sexual (3%).

Llama la atención el incremento en los delitos sexuales registrados, ya que muchos de ellos no se denuncian. De acuerdo con la ENVIPE,5 durante 2020 ocurrieron 1,620,486 delitos sexuales a nivel nacional.6 Sin embargo, durante este mismo año, las fiscalías registraron 54,308 delitos contra la libertad y la integridad personal, lo que significa que la cifra negra fue de 96.6% para estos delitos.

Aunque en general los delitos sexuales cuentan con niveles altos de no denuncia, podemos observar diferencias por tipo de delito. Para 2020, los delitos por violación fueron el segundo tipo de delito con menor cifra negra, con un 78%.7 Sin embargo, otros delitos sexuales como hostigamiento y agresión sexual son de los delitos que menos se denuncian, con cifra negra de 96.8%.

La otra cifra negra: ¿qué dicen los Registros de la Secretaría de Salud?

A diferencia de las bases publicadas por el SESNSP, los registros de atenciones por violencia y/o lesión de la Secretaría de Salud8 nos permiten conocer con mayor detalle el fenómeno de la violencia sexual.9 Gracias a que incluyen un apartado de variables sociodemográficas podemos identificar las características de las personas agredidas, así como variables que ofrecen contexto sobre la ocurrencia del evento y que tienen el potencial de guiarnos hacia un mayor entendimiento de este tipo de violencia. La información, de cobertura nacional, proviene de unidades médicas de primer, segundo y tercer nivel de atención y es recabada directamente por el personal médico tratante.

Con estos datos podemos observar que la mayoría de las víctimas de violencia sexual son mujeres. Durante 2020, la secretaría de salud registró 11,885 atenciones por lesiones asociadas a violencia sexual,10 de las cuales 95% corresponden a casos donde la paciente fue mujer.

Además, a pesar de que las mujeres experimentan este tipo de violencia en mayor medida, en general niñas, niños y adolescentes son los que más atención médica han recibido por violencia sexual. En el caso de los hombres, la mitad de los pacientes atendidos eran niños entre 1 y 12 años y entre las mujeres, 12.5% de los casos corresponden a niñas y, el 40% a adolescentes.

Los registros por lesiones también reflejan que la violencia sexual se perpetúa principalmente en los hogares, ya que 76% de las mujeres y 62.5% de los hombres fueron atacados dentro de su vivienda. Además, en la mayoría de los casos se registró a una sola persona agresora (88.7%).

Por su parte, existe otra cifra negra en los casos que conocen las instituciones de salud. Hablamos de otra cifra negra, porque los estigmas asociados a la violencia sexual y las condiciones de vulnerabilidad económica y social pueden influir en el acceso a servicios de salud, lo cual limita el alcance de la información disponible. Aunado a esto, no todos las atenciones registradas son derivadas al Ministerio Público.

La NOM-046-SSA2-2005 es una norma de observancia obligatoria para las instituciones de salud, y establece los criterios a observar en la prevención, detección y atención médica proporcionada a las personas que experimentan violencia familiar o sexual.11 Esta norma establece que en los casos donde las lesiones sean presuntamente vinculadas a la violencia familiar o sexual, el personal de salud deberá dar aviso al Ministerio Público para que se inicie una carpeta de investigación. Sin embargo, durante 2020 únicamente en la mitad de los casos (55.2%) se dio aviso al Ministerio Público. 

Visibilizar la violencia sexual

El primer paso para erradicar la violencia sexual es comenzar por visibilizarla. De forma aislada, las bases de datos disponibles sobre violencia no cuentan la historia completa sobre su incidencia, los contextos en los que sucede y las características de las víctimas. Sin embargo, si se utilizan de forma complementaria, es posible armar el rompecabezas y conocer información relevante para entender y atender la violencia sexual.

Gracias a los datos es posible conocer que las mujeres, niñas, niños y adolescentes son las personas más afectadas por este tipo de violencia, y que en su mayoría, la violencia sexual se comete en los propios hogares de las víctimas, por una misma persona. También podemos observar que las instituciones de salud no están cumpliendo ni aplicando debidamente la NOM-46 respecto a dar aviso al Ministerio Público en los casos de violencia sexual que conocen, ya que solo en la mitad de los casos dieron aviso al MP. Además, los delitos sexuales se reportan de forma distinta, ya que las violaciones tienen una mayor probabilidad de ser denunciadas. Esto puede estar asociado a los daños físicos que pueden enfrentar las víctimas de este delito.

Es urgente visibilizar la violencia sexual para exigir una mejor atención por las instituciones encargadas de prevenir y atender este tipo de violencia. Es necesario que tanto las instancias de salud como de procuración de justicia, cuenten con información y protocolos diferenciados para atender este tipo de casos, proteger a las víctimas, evitar la revictimización y procurar que los casos no se mantengan en silencio y en completa impunidad. EP


  1. INEGI. Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2016. []
  2. Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) corte abril 2022. Víctimas y unidades robadas. []
  3. Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) corte abril 2022. Incidencia delictiva del fuero común. []
  4. Suma de violación simple y violación equiparada. []
  5. Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2021. []
  6. Se consideran como delitos sexuales aquellos en los que alguien en contra de su voluntad lo(a) agredió mediante hostigamiento sexual, manoseo, exhibicionismo o intento de violación (clasificado como hostigamiento y agresión sexual y en los que la víctima fue obligado(a) mediante violencia física o amenaza por alguien conocido o desconocido a tener una actividad sexual no deseada (Violación). []
  7. La cifra negra se calcula como la razón de la suma de los delitos no denunciados, los delitos denunciados que no iniciaron una carpeta de investigación y en los que no fue especificado si se inició una carpeta o no, entre el total de delitos estimados por cien. Para las estimaciones se utilizaron los microdatos de la encuesta y los factores de expansión por tipo de delito. []
  8. La información analizada fue publicada en los datos abiertos de la Dirección General de Información en Salud y se construye a partir del llenado de la Hoja de Registro de Atención por Violencia y/o Lesión (SINBA-SEUL-17-P). []
  9. La “Hoja de Lesiones” establece que para efectos del registro se entenderá como violencia sexual: ”A todo acto sexual, la tentativa de consumar un acto sexual, los comentarios o insinuaciones sexuales no deseados o las acciones para comercializar o utilizar de cualquier otro modo la sexualidad de una persona mediante coacción por otra persona, independientemente de la relación de ésta con la víctima, en cualquier ámbito, incluidos el hogar y el lugar de trabajo”. []
  10. La construcción del conteo de eventos se realizó seleccionando los casos donde se registró violencia sexual como el tipo de violencia identificada, y filtrando identificadores únicos para evitar contabilizar dos veces el mismo registro. []
  11. NOM-046-SSA2-2005. Violencia familiar, sexual y contra las mujeres. []
Este País se fundó en 1991 con el propósito de analizar la realidad política, económica, social y cultural de México, desde un punto de vista plural e independiente. Entonces el país se abría a la democracia y a la libertad en los medios.

Con el inicio de la pandemia, Este País se volvió un medio 100% digital: todos nuestros contenidos se volvieron libres y abiertos.

Actualmente, México enfrenta retos urgentes que necesitan abordarse en un marco de libertades y respeto. Por ello, te pedimos apoyar nuestro trabajo para seguir abriendo espacios que fomenten el análisis y la crítica. Tu aportación nos permitirá seguir compartiendo contenido independiente y de calidad.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER


DOPSA, S.A. DE C.V