Fuerza moral. El ejemplo del presidente en el distanciamiento social

Es posible que las acciones de AMLO, que contradicen el mensaje de quedarse en casa promovido por el gobierno federal, tengan influencia en las decisiones de distanciamiento social de los mexicanos.

Texto de , y 07/10/20

Es posible que las acciones de AMLO, que contradicen el mensaje de quedarse en casa promovido por el gobierno federal, tengan influencia en las decisiones de distanciamiento social de los mexicanos.

A mediados de marzo una reportera preguntó al Dr. Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, si el presidente López Obrador se haría una prueba de COVID-19 dado que seguía en gira de trabajo. El epidemiólogo contestó que no era necesario, pues “la fuerza del presidente es moral, no de contagio”. A pesar de la disparatada respuesta, el subsecretario de salud tenía cierta razón en señalar la importancia del presidente como guía moral durante la pandemia; por eso también, considero, es una fuerza de contagio. Después de todo, Andrés Manuel López Obrador es el político más relevante del México contemporáneo. Lo que hace y dice resulta importante para muchos mexicanos y puede tener grandes consecuencias. En un nuevo documento de investigación buscamos evaluar si el ejemplo de AMLO afectó el distanciamiento social en esta pandemia. 

Los líderes son cruciales en situaciones como una pandemia global. La mayoría de los ciudadanos no tienen el conocimiento especializado necesario para evaluar la información sobre el origen del virus, la gravedad de la pandemia, la importancia de las medidas de prevención o la efectividad de los tratamientos de forma objetiva. Debido a esto, los ciudadanos necesitan confiar en otros individuos o en instituciones para discernir la información y guiar sus comportamientos. Las acciones y declaraciones de líderes respetados por la población se vuelven cruciales para lograr que los ciudadanos sigan las medidas de prevención planteadas por las autoridades de salud, sobre todo en un contexto donde no se les puede obligar a seguirlas. 

El presidente del país es un líder importante para una buena parte de los mexicanos. AMLO ganó la elección presidencial de 2018 con amplio margen y ha mantenido un alto nivel de aprobación aun con la pandemia de COVID-19, la crisis económica asociada y los altos niveles de violencia en el país. Como argumenta Hernández Rodríguez, la plataforma política de AMLO es heredera del nacionalismo revolucionario: la idea de la lucha permanente de las personas ordinarias para mejorar sus condiciones económicas y la búsqueda de la justicia social.[i] Gracias a sus trayectos por todo el país ha construido un movimiento que representa las demandas populares y ha obtenido el respaldo de millones de mexicanos.

“El papel de los líderes en esta emergencia mundial de salud ha sido comprobado empíricamente.”

El papel de los líderes en esta emergencia mundial de salud ha sido comprobado empíricamente. Un estudio en un estado de la India encontró que cuando la población recibió mensajes de alerta e información sobre las medidas de higiene para prevenir el contagio de parte de una celebridad —el ganador del premio Nobel de Economía de 2020 y originario de esa región, Abhijit Banerjee—, la adhesión a las recomendaciones de distanciamiento social aumentó. Una investigación sobre Brasil muestra que las declaraciones del presidente Bolsonaro desestimando la gravedad de la pandemia, y llamando a contravenir las medidas de prevención, lograron disminuir el distanciamiento social en las regiones donde es más popular. 

En México ha sucedido algo similar que en Brasil. El gobierno mexicano nombró responsables a expertos en epidemiología para el manejo de la pandemia y se implementaron medidas de contención del virus como la Jornada Nacional de Sana Distancia (JNSD). No obstante, algunas acciones y declaraciones del presidente de México han contradicho las recomendaciones de los expertos, como, por ejemplo, realizar actos públicos como parte de su constante gira presidencial en diferentes estados y municipios del país. Durante sus visitas suele mostrarse cercano a la gente, abrazando y dando la mano a las personas que salen a su encuentro como lo muestran videos y fotografías en sus redes sociales. El presidente siguió con estas giras hasta el 4 de abril, cuando la JNSD ya había comenzado.

Es posible que las acciones de AMLO, que contradicen el mensaje de quedarse en casa promovido por el gobierno federal, tengan influencia en las decisiones de distanciamiento social de los mexicanos. Para ello hicimos un seguimiento de todos los actos públicos de AMLO durante la pandemia y usamos datos de los informes de movilidad local sobre el COVID-19 reportados por Google para medir el distanciamiento social por estado diariamente.

La gráfica 1 muestra cómo ha evolucionado el distanciamiento social a nivel nacional a lo largo de la pandemia, con respecto a los valores promedio de enero y febrero de 2020. La misma figura muestra en líneas verticales los días en que se anunció, inició y terminó la JNSD en negro; y los días cuando AMLO salió de Palacio Nacional en rojo.  El presidente salió un total de 56 veces entre el 15 de febrero y el 8 de agosto.

Para probar si las acciones de AMLO tienen efectos en el distanciamiento social, hemos analizado si la combinación entre la salida de AMLO en un día y el nivel de apoyo que tiene en un estado tuvo efectos en el índice de distanciamiento social en dicho estado. Medimos el apoyo a nivel estatal como la diferencia entre los votos que recibió AMLO con respecto a los otros tres candidatos presidenciales. Por medio de un modelo econométrico analizamos la correlación entre las salidas de AMLO y el distanciamiento social.[ii] Los resultados preliminares muestran que la salida de AMLO induce una caída en el índice de distanciamiento social de 7 puntos porcentuales en promedio, como lo indica la gráfica 2:

El efecto es más fuerte entre más apoyo tiene AMLO en el estado, pues, cuando sale, el distanciamiento social a nivel estatal disminuye en 18 puntos porcentuales, como lo indica la gráfica 3. 

Dado que la Secretaría de Salud declaró diferentes etapas de distanciamiento social durante la pandemia, con diferentes restricciones y recomendaciones, analizamos cómo cambia el efecto de las salidas de AMLO durante estos periodos específicos. Encontramos que cuando AMLO salió de Palacio Nacional en el periodo entre el anuncio de la JNSD y su conclusión, fue cuando las personas parecieron quedarse menos en casa. Mientras tanto, las salidas de AMLO antes del anuncio de JNSD y durante la denominada “Nueva Normalidad” no tienen efecto sobre las decisiones de confinamiento de los mexicanos. Esto puede esperarse porque, durante ese periodo, no hubo instrucciones categóricas sobre quedarse en casa. 

Por último, analizamos si la desconfianza en el gobierno federal podría potenciar el efecto del mal ejemplo de AMLO. Encontramos que en estados donde se confía menos en el gobierno federal, el efecto de AMLO sobre la disminución del distanciamiento social es mayor.

En conclusión, las acciones de AMLO que contradicen las medidas de distanciamiento social promovidas por su gobierno fueron un mal ejemplo para la población mexicana. En promedio, cuando se ve que el presidente ignora el distanciamiento social, este último disminuye en los estados que más apoyan a AMLO. Esto es sumamente relevante en términos de salud y términos económicos. Si bien no podemos medir el efecto del ejemplo del presidente en los contagios de COVID-19, una investigación mostró la eficacia de la JNSD. Es posible que, si el presidente hubiera sido más responsable, los beneficios del periodo de distanciamiento habrían sido mayores.

Con esta información, el hecho de que AMLO se ha negado a aparecer en público utilizando tapabocas cobra gran relevancia. Es posible que esta actitud del presidente también sirva de ejemplo para que una parte de la población no utilice esta medida de prevención para contener el contagio del virus. Aun cuando el presidente es el personaje con mayor legitimidad popular, sus acciones muestran poca voluntad para gobernar de manera responsable en un contexto extraordinario. EP


[i] Hernández Rodríguez, R. (2020). La persistencia de una idea: el nacionalismo revolucionario. Del PRI a López Obrador. Foro Internacional; Vol. LX, 2 (240).

[ii] Dado que existen diversos factores que influyen en el distanciamiento social, como pobreza, informalidad laboral, cantidad de personas que pueden trabajar desde casa, o incluso las medidas que tomaron diferentes estados durante la pandemia, construimos un modelo econométrico donde incluimos efectos fijos por estado y día que nos permiten estar más seguros de nuestra estimación. Para la discusión sobre la estrategia de identificación y posibles problemas de estimación, ver el documento de investigación.

DOPSA, S.A. DE C.V
T.  56 58 23 26 / 55 54 66 08 /
56 59 83 60

Dulce Olivia 71,
Villa Coyoacán,
Coyoacán,
04000,
Ciudad de México