Varianza: Las caderas no mienten

“My hips don’t lie”,1 dice Shakira en una canción que ha sido descargada en formato electrónico y vendida en su versión física millones de veces en todo el mundo. Ésta se convirtió pronto en la más exitosa en cuanto a las ventas combinadas de sencillo tangible y descargas digitales. Según esto, dicha mezcla de cumbia colombiana […]

Texto de 19/08/17

“My hips don’t lie”,1 dice Shakira en una canción que ha sido descargada en formato electrónico y vendida en su versión física millones de veces en todo el mundo. Ésta se convirtió pronto en la más exitosa en cuanto a las ventas combinadas de sencillo tangible y descargas digitales. Según esto, dicha mezcla de cumbia colombiana […]



“My hips don’t lie”,1 dice Shakira en una canción que ha sido descargada en formato electrónico y vendida en su versión física millones de veces en todo el mundo. Ésta se convirtió pronto en la más exitosa en cuanto a las ventas combinadas de sencillo tangible y descargas digitales. Según esto, dicha mezcla de cumbia colombiana y reguetón se colocó entre los 40 sencillos más comercializados en el mundo y la historia de la humanidad con más de 18 millones de copias vendidas.

Quizá por eso, porque la aseveración alcanzó tal difusión, vale la pena cuestionarla. ¿Es cierto que las caderas de Shakira no mienten?

A través de estudios científicos se ha podido mostrar que una asimetría óptima en los movimientos, así como los parámetros de la dinámica corporal, pueden caracterizar a una danza femenina de alta calidad. Gracias al cuidadoso estudio de videos grabados en el laboratorio de una universidad inglesa se pudo determinar que hay tres tipos de movimiento que parecen tener un impacto importante en el efecto que produce el movimiento del cuerpo en los observadores: un balance mayor de la cadera, el movimiento asimétrico de los muslos y niveles intermedios en la asimetría del movimiento de los brazos.

Cuando Beyoncé ejecutó su rutina dancística en la entrega de los premios Grammy hace unos meses, los especialistas notaron con inigualable perspicacia que su condición de embarazo le impidió realizar los movimientos pronunciados que han caracterizado sus presentaciones más exitosas. Entonces, Shakira podría tener razón cuando dice: “lee los signos de mi cuerpo”.

La autenticidad de lo expresado por Shakira se basa en la premisa de que es difícil mentir cuando lo que está en cuestión es biológico. Una aserción de este tipo parece ser tan legítima que algunas personas han propuesto que la manifestación fisiológica en la danza sea usada como diagnóstico. Afortunadamente para mí, la medicina moderna hace uso del análisis químico y de las pruebas de laboratorio, que pueden ser más lentos y menos rítmicos, pero que son independientes de la habilidad y la experiencia de quienes practiquen el diagnóstico dancístico.

Es justo decir que aun cuando las caderas de Shakira no mintiesen, seguramente la apreciación y los elementos finos de la observación también dependerán en cierta medida del espectador y su estado anímico.

Personalmente soy de la opinión de que todo miente, incluso las caderas de Shakira. La naturaleza define lo que es prioritario y puede sacrificar síntomas para dejar ver lo que le resulte más ventajoso sin importar la verdad de las cosas.

“Una floración espectacular no siempre es una buena señal”, dice un blog de jardinería particularmente sabio.2 Y continúa: “las plantas, cuando sufren estrés, pueden producir una floración muy abundante”. Luego nos explica que es común encontrar especies de vegetales que antes de morir o al encontrarse en malas condiciones harán un último esfuerzo por producir floraciones abundantes en desbordada belleza como un recurso desesperado por asegurar la continuidad de la especie. Lo poco que le queda en reservas a la planta será destinado a la flor y a los frutos en un lance final del que ya no regresará. La administración frugal que prolonga la vida —si bien improductiva— puede parecer mejor, pero no lo es para la naturaleza que tiene objetivos claros. Aun así, dirán los expertos, podemos saber que la planta ha tomado la decisión fatal porque tendrá menos hojas y sus tallos serán más delgados que sus congéneres en plena salud; no importa, la mentira en flor será exitosa porque está dirigida a las abejas y no a los expertos en botánica.

Las plantas monocárpicas están programadas para florecer antes de morir. Cuando su mensaje es apogeo es porque estos vegetales han comenzado a morir desviando los recursos que estaban destinados a las hojas y tallos a la producción de flores, frutos y semillas. Cuanto más presuntuosas son en su florida y elocuente vitalidad, más cerca de la muerte se encuentran.

Resulta curioso que en algunas especies, el engaño puede ser desmontado. Basta con cortar las flores antes de que sean polinizadas, evitando así la formación de la semilla. Esto se logra, a veces, cortando los botones antes de que la flor se abra. Entonces la planta seguirá viviendo. Su falacia teatral es desarmada y deberá intentarlo más tarde con renovado histrionismo.

El futbol alemán

El periódico más popular de Alemania es el tabloide Bild, que sale de lunes a sábado. Los domingos se publica Bild am Sonntag (Bild en Domingo) con un estilo ligeramente diferente, elaborado por un equipo distinto de editores. Se trata de, por mucho, el periódico más leído en Alemania, y es uno de los de mayor circulación en el mundo con una impresión de aproximadamente 2.5 millones de ejemplares diarios. En la década de los noventa se imprimían más de 4 millones, pero sus números han disminuido con el tiempo.

Bild recurre a un lenguaje que excita las emociones, invita a la acción y provoca reacciones con una retórica intensa y opiniones controversiales. En pocas palabras, es un periódico sensacionalista de línea política derechista y popular. Con mucha frecuencia mostraba desnudos en la portada, pero en el 2012 decidió hacerlo sólo en las páginas interiores. Es un periódico conservador y nacionalista, aunque después de la caída del muro, neutralizó su política editorial. La versión dominguera es ahora menos extrema y, contra todas las expectativas, ha llegado a apoyar a políticos socialdemócratas. Cuando Joseph Cardinal Ratzinger fue electo el nuevo papa, Bild publicó en su primera plana: “Somos papa”.

A pesar de ser un periódico de derecha, en 2015 comenzó una campaña contra el movimiento patriótico europeo que ensalza un europeísmo extremo, se opone a la inmigración masiva y agrupa a otras tendencias de carácter radical. En la agenda de esta corriente se distingue la actitud en contra de la islamización de occidente. Por el lado religioso es un movimiento que con frecuencia se nutre del cristianismo más recalcitrante.

El periódico Bild no necesita presentación en Alemania. Ha dado material para más de una conversación en sus más de 60 años de vida. Uno de los grandes momentos en la historia de Bild fue el domingo en que publicó los resultados de una encuesta como parte de lo que acabaría siendo una cruzada contra Jürgen Klinsmann, entonces entrenador de la selección alemana para el mundial del 2006. El encabezado decía: “La encuesta del domingo hacia el Mundial de Futbol. Sólo el 5% está muy satisfecho con Klinsmann” (ver Imagen 1).3

En el diagrama, el color verde representa a los encuestados que respondieron estar “muy satisfechos”; el azul, “satisfechos”; amarillo, “menos satisfechos”; y rojo, “definitivamente no satisfechos” con respecto a la labor de Klinsmann al frente de la selección nacional alemana, en vísperas de la copa del mundo 2006.

Los resultados del estudio se mostraban en el clásico gráfico pastel. El detalle que pocos ven en el diagrama es que no suma 100% sino 72%. Con esta pequeña deformación se logra que el 22% (color amarillo), que representa a los menos satisfechos, ocupe el 31% del área del pastel. El 11% de los que definitivamente no están satisfechos con el desempeño del entrenador (representados con el color rojo) ocupa el 15% del área de la tarta. Es cierto que el área de los satisfechos ha aumentado también, pero el mensaje del artículo pone la atención del lector en la gran porción que tienen los que no quieren al entrenador. Es interesante comparar cómo se ven las gráficas cuando las partes no suman 100% y cuando sí lo hacen (ver Imagen 2).4

La proporción óptica de los que desaprueban el desempeño de Klinsmann es claramente mayor en el pastel de la derecha que en el de la izquierda. La entrada en el gráfico del 28% que no se expresó ni a favor ni en contra va en demérito de la porción que Bild quería destacar. La mentira con colores en un pastel rebanado puede ser deliciosa.

Jürgen Klinsmann llevó a la selección alemana al tercer puesto en la copa del mundo del 2006 y el diario Bild celebró sus 60 años de vida en el 2012.

Mentir a secas

“Mientras los diarios de pago se tiran sus deudas millonarias a la cabeza, nosotros seguimos avanzando como líderes absolutos en la prensa impresa y ya como número tres de noticias en internet […]”. Así presentaba el diario 20 minutos de España los datos del Estudio General de Medios (egm) el 20 de noviembre del 2008. Los estudios de impacto se presentan periódicamente y son en buena medida los que determinan cuál es el medio idóneo para los anunciantes.

El diario 20 minutos nació en Madrid en el 2000 con el ingenioso eslogan de: “el primer diario que no se vende”. Es un tabloide sin costo que ha llegado a ser el más popular en España y otros países. El periódico da mayor peso a las noticias locales frente a las nacionales e internacionales, enfatiza lo interesante sobre lo importante y hace poco uso de las estadísticas.

Para 20 minutos no basta con ser el diario más leído del momento, y por eso enfatiza el título de la presentación de los datos del egm diciendo: “el más leído de la historia”.

El ranking de diarios de España se presenta con un gráfico de barras donde 20 minutos aparece arriba como líder supremo. En cada una de las entradas del diagrama se ha colocado el número de lectores al interior de la barra; sin embargo, en la correspondiente a 20 minutos se ha dejado fuera, alargando así aún más la impresión óptica de la barra que le corresponde.

Al ser un periódico sin costo se ha colocado especial esmero en este gráfico para perjudicar a sus competidores de prensa gratuita en un color azul más pálido. Para hacerlo se falsearon las escalas a diestra y siniestra: se alargaron un poco las barras de Marca y El País, más allá de los números reales, dejando al diario Qué! en su escala justa. De esta manera, el competidor más cercano en el mercado de diarios sin costo parece estar muy por debajo de El País, aunque en números reales ambos están casi parejos. Vea usted los números en lugar de las barras (ver Imagen 3).5

En proporciones la longitud de Qué! es correcta, pero se ha dramatizado al modificar las otras longitudes para dejarlo debajo de El País y no tan arriba de Metro, al cual se le alargó un poco la barra.

Para que usted pueda apreciar esto, tome nota de que la diferencia entre 20 minutos y Marca es de 305 mil lectores, mientras que en el caso de El País Qué! es de sólo 8 mil. Sin embargo, la longitud de las barras de ambos es completamente desproporcionada. ADN y Metro deberían estar casi iguales, pero se ha acortado la barra del primero sin importar que los números sean similares a los del segundo.

En este caso, pues, se ha mentido con todo el descaro. El lector no se percata de ello porque pasa la mirada por la impresión gráfica sin detenerse en los números. EstePaís

NOTAS

1 “Mis caderas no mienten”. Consultar las demás notas en la versión en línea.

2 <http://www.jardineriabordas.com/blog/las-plantas-cuando-sufren-estres-pueden-producir-una-floracion-muy-abundante/>.

3 <http://www.bildblog.de/tag/bild-und-juergen-klinsmann/>.

4 <http://www.id.uzh.ch/dl/kurse/lunchveranstaltungen/materialien/LVWieluegtman mitStatistiPraesentation131204.pdf>.

5 <http://blogs.20minutos.es/martinezsoler/tag/ranking-de-la-prensa-diaria/>.

______________

GERARDO HERRERA CORRAL es doctor en Ciencias por la Universidad de Dortmund, Alemania, e investigador titular del Departamento de Física del Cinvestav.



DOPSA, S.A. DE C.V
T.  56 58 23 26 / 55 54 66 08 /
56 59 83 60

Dulce Olivia 71,
Villa Coyoacán,
Coyoacán,
04000,
Ciudad de México