Sistemática e impune: la violencia de género en gráficas

Para visibilizar todos los tipos de violencia que sufren las mujeres en México, los ámbitos en los que ésta se presentan, las causas por las que no la denuncian las mujeres ante las autoridades y la relación entre procuración e impartición de justicia, Impunidad Cero realizó esta selección gráfica.

Texto de 22/08/19

Para visibilizar todos los tipos de violencia que sufren las mujeres en México, los ámbitos en los que ésta se presentan, las causas por las que no la denuncian las mujeres ante las autoridades y la relación entre procuración e impartición de justicia, Impunidad Cero realizó esta selección gráfica.

De acuerdo a con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones de los Hogares (Endireh, 2016), 61% de las mujeres han sufrido al menos algún incidente de violencia psicológica, económica, física, sexual o algún tipo de discriminación a lo largo de su vida en distintos ámbitos: escolar (25.3%), laboral (26.6%), comunitaria (38.7%), familiar (10.3%) y en sus relaciones de pareja (43.9%). Estos datos reflejan que la violencia de género es sistémica, pues se presenta en todos los ámbitos, sin importar la edad o condición socioeconómica de las víctimas.

Una vez analizados los distintos tipos de violencia que enfrentan las mujeres, los ámbitos en los que se desarrollan y las principales causas por las que no se denuncian, es importante conocer qué sucede con los actos de violencia de género que constituyen un delito, se denuncian y se investigan. No todos estos delitos denunciados e investigados obtienen una resolución o sentencia cuando llegan ante un juez. Del total de averiguaciones previas o carpetas de investigación iniciadas por delitos de violencia de género contra las mujeres, tan sólo 11.66% llegan a ser conocidas por un juez, lo cual asegura la impunidad en al menos 88.3% de los delitos denunciados.

Las mujeres no denuncian la violencia que viven porque la mayoría la considera un acto sin importancia, una pérdida de tiempo o porque no sabían ante qué instancia acudir. Es fundamental contribuir a orientarlas en el proceso de denuncia, considerando que no todos los casos deben llevarse a un ámbito punitivo como el sistema de justicia penal, sino que existen otras instancias a las que pueden acudir. Este esfuerzo por promover las denuncias será en vano si no se analiza la forma de garantizar un mayor nivel de resolución para los casos que sí se denuncian. Hablemos de impunidad.

Ámbito escolar

A lo largo de su vida como estudiantes, 25.3% de las mujeres que reportan haber sufrido violencia, dicen que fueron víctimas de pellizcos, empujones, jaloneos de cabello, bofetadas o haber sido empujadas. Entre los principales tipos de agresiones en su contra se encuentran: piropos groseros u ofensivos de tipo sexual sobre su cuerpo, comentarios ofensivos acerca de que las mujeres no deberían estudiar y ser pateadas o golpeadas con el puño. Un 44.75% de las víctimas aseguran no haber buscado ayuda por tratarse de algo sin importancia que no les afectó.

Ámbito laboral

26.6% de las mujeres que reportan haber sufrido violencia enfrentaron otro tipo de agresiones. Los cinco principales actos de violencia en su contra son: recibir piropos groseros u ofensivos de tipo sexual sobre su cuerpo, haber sido ofendidas o humilladas por el hecho de ser mujer, personas con las que laboran les han dicho que las mujeres no deberían trabajar, recibir propuestas de tener sexo a cambio de beneficios laborales y ser ignoradas o no haber sido tomadas en cuenta por el sólo hecho de ser mujer. Un 28.4% de las víctimas aseguran no haber buscado ayuda por tratarse de algo sin importancia que no les afectó.

Ámbito comunitario

Por ámbito comunitario entendemos cualquier espacio público, donde el principal tipo de violencia contra las mujeres consiste en recibir piropos groseros, manoseos, tocamientos, besos o acercamientos físicos sin su consentimiento o que una persona les enseñó sus partes íntimas o se las manoseó frente a ella. Este es uno de los ámbitos en el que las mujeres experimentan mayor violencia. Aproximadamente, una de cada cuatro mujeres lo reporta. Un 44.6% de las víctimas aseguran no haber buscado ayuda por tratarse de algo sin importancia que no les afectó.

Ámbito familiar

Esta violencia se produce por parte de algún integrante de la familia de las víctimas, sin considerar al esposo o pareja. Entre los tipos de violencia que más reportan haber sufrido las mujeres en este ámbito, se encuentran: haber sido ignoradas, no tomadas en cuenta o haber sido humilladas por el hecho de ser mujer, recibir amenazas de correrlas de la casa y prohibirles estudiar o trabajar. En este ámbito pueden presentarse todos los tipos de violencia contra las mujeres: psicológica, física, económica, patrimonial y sexual. Un 35.4% de las víctimas aseguran no haber buscado ayuda por tratarse de algo sin importancia que no les afectó.

Ámbito de pareja

Este tipo de violencia se da por parte de la pareja actual o última pareja, esposo o novio de las víctimas. En este ámbito se debe destacar que pueden presentarse, de igual forma, todos los tipos de violencia contra las mujeres: psicológica, física, económica, patrimonial y sexual. Un 46% de las víctimas aseguran no haber buscado ayuda por tratarse de algo sin importancia.

Relación entre procuración e impartición de justicia

La violencia familiar es el delito que más investigaciones abiertas tiene ante los ministerios públicos estatales; a pesar de que el 5% de estos casos es resuelto por los Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias (masc), el porcentaje de los casos que son conocidos por un juez sigue siendo muy reducido: 8.3%. Esto demuestra que los delitos relacionados con violencia de género no son resueltos por la poca efectividad que tiene nuestro sistema de justicia penal.

DOPSA, S.A. DE C.V
T.  56 58 23 26 / 55 54 66 08 /
56 59 83 60

Dulce Olivia 71,
Villa Coyoacán,
Coyoacán,
04000,
Ciudad de México