Escala obligada: México vota en Estados Unidos

La voz de los mexicanos que radican a un lado y otro de la frontera se está dejando oír y está incidiendo en el proceso electoral del país vecino. Hay mucho en juego.

Texto de 23/05/16

La voz de los mexicanos que radican a un lado y otro de la frontera se está dejando oír y está incidiendo en el proceso electoral del país vecino. Hay mucho en juego.

Una de las consecuencias no planeadas de la globalización del planeta, que aflora conforme las fronteras de la comunicación se vuelven cada vez más porosas, es la posibilidad de que los procesos electorales de las naciones dejen de ser absolutamente autónomos. Es decir, que sean influenciados por corrientes de opinión generadas en países extranjeros. En términos generales eso no lo quiere nadie, porque atenta directamente contra la soberanía de los Estados y porque las democracias están diseñadas para que sean los ciudadanos de las diferentes naciones los que tengan la potestad irrenunciable de elegir a sus propios gobernantes.

Si bien en estas fechas México está buscando afanosamente el voto de los mexicanos que viven en el extranjero, a nadie le gustaría que alguna organización o partido político de Estados Unidos tuviese influencia alguna en las elecciones que se avecinan para definir a 12 gobernadores en el mes de junio. Imaginen por un momento lo que sucedería si se descubriese que algún partido político mexicano —sea cual fuera— estuviese recibiendo recursos de alguna firma, agrupación o partido político del norte del Río Bravo. Sería un anatema condenado por todos. Por ley, el partido sería sancionado y podría perder su registro.

Para sorpresa de todos, en este año electoral lo que está sucediendo es justamente lo opuesto: México y sus partidos y organizaciones están influyendo directamente en las elecciones de Estados Unidos.

El bumerán de Donald Trump

Al declarar al inicio de su campaña que los mexicanos que cruzan la frontera son delincuentes y violadores, Donald Trump inició una escalada contra México muy virulenta, que ha ido desde su descabellada propuesta de construir un muro para bloquear el paso de los indocumentados hasta las grotescas amenazas de guerra contra nuestro país. Al dirigirse a un público mayoritariamente iletrado, desplazado de sus fuentes de trabajo por los avances de la tecnología y proclive a la condena de los extranjeros, Trump logró constituir una base social con un eslogan simplista donde caben las aspiraciones abstractas de cualquier marginado, ya que busca “hacer a Estados Unidos grande nuevamente”.

Más allá de las comparaciones de las bases sociales y los momentos históricos de Donald Trump con los de Adolfo Hitler,1 lo cierto es que sus declaraciones han logrado un consenso en su contra en todo México, que va desde las cabezas más importantes del Ejecutivo hasta grupos de cineastas con peso en Estados Unidos, pasando por los expresidentes Vicente Fox y Felipe Calderón.

Aprovechando la visita de cortesía que el vicepresidente estadounidense Joe Biden hizo a Los Pinos, el presidente Peña Nieto deslizó finalmente una fuerte crítica a las propuestas del candidato puntero de los republicanos,2 y las declaraciones en contra de Trump por parte del gabinete se produjeron en cascada.3 Y para no dejar pasar la oportunidad de criticar al republicano e incidir a favor de los demócratas en la campaña en pos de la Casa Blanca, Biden se disculpó con México por los señalamientos hechos en las campañas. “Esta ha sido una campaña encarnecida —dijo con el semblante muy serio— y solo quiero decirle y hacerle saber, señor presidente, que la retórica más calurosa de algunos de estos candidatos no representa quiénes somos nosotros, el pueblo de Estados Unidos; esa no es la opinión de la mayoría de la gente de mi país, es lo opuesto”.4

Es bien sabido que, en esta campaña, el candidato presidencial que mejor ha sabido manejar las redes sociales en el país de las redes sociales ha sido Donald Trump. En estas mismas páginas se ha analizado ampliamente el tema.Trump ha sabido mantener en vilo el interés de los foros virtuales al entrometerse sin conocimiento en una gran cantidad de temas, lanzando provocaciones altivas en diferentes frentes, ridiculizando a figuras del espectáculo y los medios y atacando sin ningún tipo de mesura a sus rivales. Eso sucedió, por ejemplo, al mencionar despectivamente a Megyn Kelly —conductora de la cadena Fox— y a la esposa de Ted Cruz. Ambas reaccionaron con toda beligerancia, pero no pudieron detener el alud de comentarios ofensivos por parte de Trump. Sus frases más obscenas y altisonantes han sido también contra sus vecinos en Nueva York y los miembros de su propia familia. En una ocasión sostuvo que, “aunque matara a alguien en la Quinta Avenida de Nueva York, la gente seguiría votando por mí”,6 y, sin venir al caso, dijo que “si su hija Ivanka no fuera su hija, se la cogería”.7

La reacción que ha provocado Trump en las redes sociales de México ha sido también desproporcionada. Todas las menciones del candidato republicano en las cuentas de Facebook y Twitter de cualquier mexicano están llenas de burlas, epítetos, improperios, sátiras y deseos de venganza. Las hay de todos los tonos, ocurrencias o simples insultos. Deseoso como siempre de volver al escenario, Vicente Fox ha logrado ser tendencia durante varios días, incluyendo en su cuenta todo tipo de desafíos y revanchas. Ha logrado acaparar la atención al convocar al Club de Madrid para formar un frente de todos los exmandatarios contra Trump, y ha vuelto a ser un sujeto entrevistable para todos los medios. “Donald Trump es un falso profeta que llevará a Estados Unidos al precipicio”, señaló en una entrevista televisiva, y volvió a tener el aura magnética que lo rodeaba a lo largo de su propia candidatura. Antes, el enemigo a vencer era el pri, ahora es el candidato republicano.

Pero Vicente Fox es uno entre los muchos que detestan a Trump. El Gobierno de México ha cambiado a su embajador para poner a un experto en migración, y las declaraciones de sus miembros se suceden a diario. El Secretario de Hacienda dijo que de los fondos de la nación no saldrá un centavo para pagar el muro de Trump; la canciller sostuvo que el candidato es un ignorante; el director del Banco de México señaló la imposibilidad de extraer las remesas —como lo mencionó Trump— para construir el muro fronterizo; el secretario de Desarrollo Social sostuvo que México es tan importante para Estados Unidos como lo es este país para nosotros. Todos los voceros del Gobierno han insistido en que la relación de México con Estados Unidos no puede reducirse al tráfico de drogas, que nuestro país es el segundo socio comercial de la Unión Americana y que el turismo demuestra la preferencia de los ciudadanos estadounidenses por los destinos turísticos mexicanos, especialmente las playas.

Como las redes sociales son vehículos de opinión más allá de las fronteras, los juicios de los mexicanos sobre Donald Trump pueden verse sin ninguna aduana al norte del Río Bravo, y eso ha desembocado en una corriente de opinión que ya tiene un peso específico en los procesos electorales de Estados Unidos.

Los votos duros

Si hay alguna voz que tiene resonancia en la ríspida arena cuyos vértices son los migrantes mexicanos, el Partido Republicano y el candidato Donald Trump, es la de Rosario Marín, migrante mexicana y militante del Partido Republicano, única mexicana que ha llegado a ser miembro de primer orden en el Gobierno de Estados Unidos. Rosario Marín fue secretaria del Tesoro durante el Gobierno de George W. Bush y es una mujer con las mejores credenciales para hablar sobre el tema.

Recientemente, Marín fue galardonada por el Senado de México con el premio Elvia Carrillo Puerto, ocasión que aprovechó para descargar sus convicciones sobre la candidatura de Trump y su percepción sobre los mexicanos. “A este siniestro personaje —sentenció—, desde esta privilegiada tribuna, le quiero recordar que la cuadragésima primera tesorera de Estados Unidos lo fue en un Gobierno emanado del Partido Republicano, al cual hoy pretende encaramarse para sus espurios intereses. El pobre rico hoy significa la principal amenaza para México, para Estados Unidos y para el mundo. Mas como dice un proverbio oriental: cuando la sociedad sigue un orden, un solo loco no podrá trastornarla”.8

Hay cerca de 35 millones de mexicanos en Estados Unidos, independientemente de su estatus migratorio. Es una población superior a la de Canadá. De ellos, 18 millones ya son ciudadanos que pueden votar, y son cada vez más los que se apuran para obtener su nacionalidad a fin de poder participar en las elecciones de noviembre.9 ¿La razón? Votar contra Donald Trump, en caso de que llegue a la candidatura republicana.

Aunque el grado de abstencionismo entre los mexicanos que viven en Estados Unidos es elevado —se calcula en un 50%—, lo cierto es que un número aproximado de poco menos de 10 millones de votos puede definir la elección.

Donald Trump, profeta del resurgimiento de Estados Unidos sobre las fosas del resto del mundo, ha cavado su propia tumba. No solo ha llamado a los mexicanos a votar e influir en las elecciones de su país: montado en sus balandronadas, se ha peleado también con los árabes, con las mujeres, con la Comunidad Europea, con el papa Francisco y, por ende, con los católicos. Para terminar de construir su programa de peleas, también se ha enemistado con el Partido Republicano. Su carrera meteórica está llegando a su fin. 

http://www.nytimes.com/2016/03/13/upshot/the-geography-of-trumpism.html?_r=0

http://www.univision.com/noticias/elecciones/pena-nieto-compara-lenguaje-de-trump-con-el-de-hitler

http://www.milenio.com/politica/mexico_no_pagara_por_muro_trump-muro_mexico_eu-videgaray_trump_muro_0_693531022.html

http://www.jornada.unam.mx/2016/02/26/politica/005n1pol

5 Edmundo Berumen Osuna y Luis Parra Meixueiro, “Donald Trump, puntero”, Este País, núm. 299, marzo de 2016, págs. 26-29.

http://www.theguardian.com/us-news/2016/jan/24/donald-trump-says-he-could-shoot-somebody-and-still-not-lose-voters

http://talkingpointsmemo.com/livewire/daily-show-donald-trump-bang-his-daughter-hashtag

http://www.jornada.unam.mx/2016/03/09/politica/017n1pol

http://www.enfoquenoticias.com.mx/programas/enfoque-noticias/ciudadanizacion-permitira-hacer-camino-mexicanos-en-usa-vazquez-mota

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER

Relacionadas

DOPSA, S.A. DE C.V
T.  56 58 23 26 / 55 54 66 08 /
56 59 83 60

Dulce Olivia 71,
Villa Coyoacán,
Coyoacán,
04000,
Ciudad de México