Colofón

El pasado diciembre se celebraron setenta años de la publicación de El Principito, de Antoine de Saint-Exupéry. La obra apareció por primera vez en Estados Unidos en 1943, mientras que en Francia, debido a la Segunda Guerra Mundial, no pudo ser publicada sino hasta tres años después. El Principito ha vendido más de 145 millones de ejemplares y […]

Texto de 17/01/17

El pasado diciembre se celebraron setenta años de la publicación de El Principito, de Antoine de Saint-Exupéry. La obra apareció por primera vez en Estados Unidos en 1943, mientras que en Francia, debido a la Segunda Guerra Mundial, no pudo ser publicada sino hasta tres años después. El Principito ha vendido más de 145 millones de ejemplares y […]

El pasado diciembre se celebraron setenta años de la publicación de El Principito, de Antoine de Saint-Exupéry. La obra apareció por primera vez en Estados Unidos en 1943, mientras que en Francia, debido a la Segunda Guerra Mundial, no pudo ser publicada sino hasta tres años después. El Principito ha vendido más de 145 millones de ejemplares y ha sido traducido a más de 265 lenguas, siendo el libro más traducido en el mundo después de la Biblia.1 La lingüista Ana Kondik hizo una traducción al tének (idioma huasteco) con el título An Chikam Príncipe. Uno de los problemas que presentó la traducción fue que en tének no existe una palabra que signifique “príncipe”.2 En 2014 la obra ya había sido traducida al otomí para conmemorar los setenta años de la muerte del escritor y aviador francés, labor llevada a cabo por el profesor y traductor Raymundo Isidro Alavez, con el título Ra zi ts’unt’u dängandä.3

En el condado de Accomack, Virginia, Estados Unidos, algunas escuelas han sacado de su plan de estudios y de sus bibliotecas las novelas Matar a un ruiseñor, de Harper Lee, y Las Aventuras de Huckleberry Finn, de Mark Twain, luego de que la madre de un estudiante denunció que contienen insultos racistas, como el constante uso de la palabra nigger. Las escuelas del distrito retiraron las obras a pesar de que el comité que analiza el caso no había definido una prohibición permanente.4 La Coalición Nacional Contra la Censura (ncac, por sus siglas en inglés) describió la acción como “particularmente indignante”, pues “al evitar una discusión de temas controvertidos como lo es el racismo, las escuelas le están haciendo un gran daño a sus estudiantes”. En una carta que la ncac envió al Consejo Escolar de Virginia declara que “cada libro permite a los lectores obtener un entendimiento histórico de las relaciones raciales en Estados Unidos y los invita a analizar el tema de razas en el presente. A pesar del malestar que pueden ocasionarle a algunos, los comentarios racistas representan de forma realista la historia estadounidense y deberían ser abordados bajo la orientación de un maestro”. Los libros de Twain y Lee están muy a la cabeza en la lista de los títulos de literatura juvenil más frecuentemente cuestionados en ese país, según la Asociación de Bibliotecas de los Estados Unidos (ala, por sus siglas en inglés). En la lista también se encuentran El diario de Ana Frank y Romeo y Julieta.5 Las razones para poner en entredicho el lugar de un libro en los planes de estudios son variadas, pero la religión y el sexo son generalmente las principales. En 2015 la Biblia recibió quejas en contra de sus puntos de vista religiosos.6

En Japón, un programa de inteligencia artificial escribió una novela breve que estuvo cerca de ganar un concurso literario nacional. Hitoshi Matsubara y su equipo de la Universidad del Futuro Hakodate seleccionaron palabras y frases y fijaron los parámetros de la estructura antes de dejar que el sistema escribiera autónomamente la obra El día en que una computadora escribe una novela. En los últimos años, el Premio Hoshi Shinichi de Literatura ha estado abierto —técnicamente— a postulantes no humanos, en específico “programas de inteligencia artificial y otros”. El año pasado, de las 1,450 propuestas presentadas, 11 fueron escritas, al menos en parte, por no-humanos. Tanto críticos como partidarios de la inteligencia artificial están de acuerdo en que uno de los obstáculos más difíciles de vencer para los robots sensitivos es poder dar alguna muestra de humanidad. Si los robots no se pueden relacionar con los humanos será difícil para los humanos relacionarse con ellos. Ésa podría ser la razón del decepcionante desarrollo de los personajes en la obra en cuestión. A los creadores del programa les gustaría expandir el potencial de creatividad humana de la inteligencia artificial.7 A este paso quizá no sería tan sorprendente llegar a ver el día en que una computadora gane el Premio Nobel de Literatura.

En Italia, según una encuesta nacional, el libro favorito de los niños es Mi lucha, de Adolf Hitler. El sondeo, en el que participaron 140,000 grupos de escuela secundaria, se llevó a cabo con la intención de conocer cuáles son los autores italianos favoritos de los niños, pero por alguna razón la obra de Hitler también fue incluida. Alessandro Fusacchia, del Ministerio Italiano de Educación, describió la elección como “despreciable”, y añadió que ese libro ni siquiera podía considerarse como candidato, pues a los estudiantes se les había pedido seleccionar textos de autores italianos publicados a partir del año 2000. Recientemente, Mi lucha volvió a salir a la venta en Alemania tras una prohibición de setenta años impuesta por el estado de Baviera, dueño de los derechos de autor. Éstos vencieron el 31 de diciembre de 2015 y el libro pudo volver a publicarse, con la aprobación de la mayoría de las organizaciones judías alemanas.8

En sus “Martes de traducción”, el periódico The Guardian publicó recientemente, en inglés, algunos poemas del chileno Francisco Ide Wolleter, de su libro Poemas para Michael Jordan. Según sus editores, estos poemas “son milagros de observación, que otorgan drama existencial a la vida cotidiana. Después de leerlos, nunca volverás a ver el básquetbol de la misma manera”.9

XIV

en mis salidas nocturnas

a veces me topo con Bob Dylan o Snoop Dogg

vecinos que también trotan de noche

por estos barrios periféricos y marginales

en que vivimos los que ganamos dinero

desproporcionadamente

nos miramos de reojo como un tigre que mira a otro tigre

en la oscuridad del zoológico vacío

y lo ilumina10

Francisco Ide Wolleter nació en Chile en 1989. Fue becario de la Fundación Pablo Neruda y sus poemas le hicieron ganar en el 2014 el Premio Roberto Bolaño.

NOTAS

1. http://aristeguinoticias.com/1412/kiosko/70-anos-de-el-principito-y-sus-vueltas-al-sol-video/

2. http://aristeguinoticias.com/2807/kiosko/traducen-el-principito-al-huasteco/

3. http://aristeguinoticias.com/2907/lomasdestacado/traducen-el-principito-al-otomi/

4. http://www.informador.com.mx/cultura/2016/695678/6/retiran-libros-de-harper-lee-y-mark-twain.htm

5. https://www.theguardian.com/books/2016/dec/05/to-kill-a-mockingbird-removed-virginia-schools-racist-language-harper-lee

6. https://www.theguardian.com/books/2016/apr/12/the-bible-most-challenged-books-list-us

7. http://www.digitaltrends.com/cool-tech/japanese-ai-writes-novel-passes-first-round-nationanl-literary-prize/

8. http://www.independent.co.uk/arts-entertainment/books/news/mein-kampf-adolf-hitler-books-italy-schoolchildren-nazi-germany-a7464956.html

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER

Relacionadas

DOPSA, S.A. DE C.V
T.  56 58 23 26 / 55 54 66 08 /
56 59 83 60

Dulce Olivia 71,
Villa Coyoacán,
Coyoacán,
04000,
Ciudad de México