Colofón

En septiembre se cumplieron treinta y siete años de la publicación de La historia sin fin, del escritor alemán Michael Ende, fallecido en 1995. En 1984 el director Wolfgang Petersen adaptó (o algo) la novela al cine, obra que Ende detestó tanto que pidió que quitaran su nombre de los créditos, pues no quería tener nada […]

Texto de 24/10/16

En septiembre se cumplieron treinta y siete años de la publicación de La historia sin fin, del escritor alemán Michael Ende, fallecido en 1995. En 1984 el director Wolfgang Petersen adaptó (o algo) la novela al cine, obra que Ende detestó tanto que pidió que quitaran su nombre de los créditos, pues no quería tener nada […]

En septiembre se cumplieron treinta y siete años de la publicación de La historia sin fin, del escritor alemán Michael Ende, fallecido en 1995. En 1984 el director Wolfgang Petersen adaptó (o algo) la novela al cine, obra que Ende detestó tanto que pidió que quitaran su nombre de los créditos, pues no quería tener nada que ver con ese “gigantesco melodrama comercial a base de cursilería, peluche y plástico”, y no tuvo reparos en querer lo peor para los productores: “Les deseo que los agarre la peste. Me engañaron de mala manera, y lo que hicieron conmigo humanamente es una canallada, es una traición artística. Si estuviese en mis manos, yo hundiría esa película en el Vesubio”. En alemán la palabra ende significa ‘fin, final’.1

El editor sevillano Pedro Tabernero ha vuelto a publicar Ladera Este, libro de poemas que Octavio Paz escribió durante el tiempo que vivió en la India, cuando fue embajador entre 1962 y 1968. El libro, publicado por Grupo Pandora, incluye collages de Vicente Rojo. El editor explica que “no se trata de ilustrar el libro, sino de crear dos diálogos paralelos. En realidad son dos libros en uno”. Ladera Este es el último título de la colección “Poetas y Ciudades”, que reúne a diversos escritores con los lugares que amaban.2

Una biblioteca pública de la ciudad de Athens, Alabama, ha decidido tomar una medida muy drástica para tratar de resolver el problema de libros no devueltos o atrasados, y que va de multas de cien dólares hasta una pena de cárcel de treinta días. Paula Laurita, directora de la institución, declaró que esta política ha sido necesaria “porque los delincuentes estaban robando a la biblioteca y a los contribuyentes”.3

El autor de un best seller en el que se habla del operativo que dio muerte a Osama bin Laden ha sido obligado a pagar una multa de casi siete millones de dólares al Gobierno de Estados Unidos por violar acuerdos de confidencialidad. Bajo el seudónimo de Mark Owen, el excomando de las fuerzas especiales estadounidenses Navy Seal, Matt Bissonette, publicó el libro No Easy Day en 2012 sin autorización del Pentágono.4

En 1969 se publicó el primer título de la colección Argumentos de Editorial Anagrama: Detalles, de Hans Magnus Enzensberger. Ya circula en librerías mexicanas el número 500 de la misma colección, otro título del mismo autor: Ensayos sobre las discordias. De ”El perdedor radical. Ensayo sobre los hombres del terror”, tomamos las siguientes líneas:

“El violento es extremadamente susceptible en lo que se refiere a sus propias emociones. Una mirada o un chiste son suficientes para herirle. No es capaz de respetar los sentimientos de los demás, mientras que los suyos son sagrados para él”.

“Todos los instrumentos del terror, desde los explosivos hasta el teléfono por satélite, pasando por los aviones y las cámaras de televisión, provienen de Occidente… El Corán ha suplantado a Marx, Lenin y Mao”.

“La cuota de libros impresos en el mundo árabe es del 0.8 de la producción mundial. El número de traducciones de otras lenguas que allí se publicaron desde los tiempo del califa Al Mamun, o sea a lo largo de mil doscientos años, corresponde la producción que España alcanza en tan sólo un año”.

“Desde el siglo xv, la implantación de la imprenta fue saboteada por jurisconsultos islámicos, quienes invocaban un dogma fundacional según el cual no podía haber otro libro junto al Corán. La primera imprenta con capacidad de producir libros en árabe se fundó con un retraso de tres siglos”.

“Una de cada dos mujeres árabes no sabe ni leer ni escribir”.

“La irritabilidad del perdedor aumenta con cada mejora que observa en los otros. La pauta nunca la proporcionan aquellos que están peor que él”.  ~

NOTAS

1 <http://elpais.com/elpais/2016/09/01/ actualidad/1472711682_970791.html>

2 <http://cultura.elpais.com/cultura/2016/09/01/actualidad/1472764002_344274.html>

3 <http://www.actualidadliteratura.com/pena-carcel-una-biblioteca-no-devuelves-los-libros/>

4 <http://www.bbc.com/news/world-us-canada-37142801>

DOPSA, S.A. DE C.V
T.  56 58 23 26 / 55 54 66 08 /
56 59 83 60

Dulce Olivia 71,
Villa Coyoacán,
Coyoacán,
04000,
Ciudad de México