Exclusivo en línea: Educación sin fronteras

Artículo exclusivo en línea.

Texto de 21/06/19

Artículo exclusivo en línea.

Con el fin de lograr que la educación sea una fuerza para relacionar a las personas de diversas nacionalidades y  culturas, Colegios del Mundo Unido (United World Colleges), organización fundada en 1962, crea una red de estudiantes de alrededor de 18 colegios en diferentes latitudes del mundo, como Alemania, Armenia, Bosnia y Herzegovina, Canadá, China, Costa Rica, Estados Unidos, Eswatini, Gran Bretaña, Holanda, Hong Kong, India, Italia, Japón, Noruega, Singapur, Tailandia y Tanzania.

En México, UWC se fundó en 1977. En este tiempo, han sido 425 los estudiantes mexicanos los que han cursado el BI en uno de los colegios. Uno de los aspectos fundamentales de este sistema de lazos internacionales educativos es que UWC selecciona a los estudiantes y otorga becas en función de las posibilidades económicas de cada familia, las cuales aportan de acuerdo a su solvencia económica.  

Para conocer mejor de UWC, Este País platicó con tres estudiantes becados por esta organización, Elba Gutiérrez, Cristóbal Maryan y Mariana Sánchez. Disciplinados, extrovertidos, críticos e interesados por el entorno nacional que se vive, estos tres jóvenes nos hablan de su experiencia en Colegios del Mundo Unido, cuyo proceso de selección 2020-2022 para estudiar bachillerato internacional cierra este 30 de junio.

¿Cuál es su primer contacto con Colegios del Mundo Unido?

Elba: Yo estudiaba en la Preparatoria número 8 de la UNAM y una amiga me inscribió, ella vio la convocatoria en un póster y me dijo que esto era para mí. Así fue como llegué a UWC, por alguien más. Yo en realidad no sabía nada del movimiento hasta que comencé a participar en el proceso de selección y ahora es algo que me ha marcado en todos los niveles de mi vida.

Cristóbal: Yo estudiaba en una preparatoria privada llamada Lancaster, pero una chica dos años mayor que yo se ganó la beca para irse al colegio de la India, y fue algo que me interesó mucho. Esta chica y yo éramos amigos y me dijo que yo tenía que “aplicar” [solicitar]; por supuesto que me interesó. Después, me la volví a encontrar y me preguntó si ya había “aplicado”, ya que el proceso estaba por terminar en un par de semanas, lo hice y comencé a interesarme.

Mariana: Yo estudié el primer año de bachillerato en la Preparatoria 6 de Coyoacán, pero yo quería algo distinto en cuanto a dinámica de enseñanza, entonces en internet busqué sistemas de becas y de los primero que arrojó el buscador fue UWC.

¿Qué diferencias encontraron entre México y los países a los que se fueron a estudiar?

Elba: Primero, todos los alumnos que vamos a UWC estudiamos el bachillerato internacional, que es un bachillerato que cubre todas las áreas obligatorias, entonces nuestras formación es multidisciplinaria; en segundo lugar, los colegios tiene un programa de CAS (Comunidad, Acción y Servicio).  En mi caso, que fui a Costa Rica, era muy marcado que tenía que ver con bienestar social, justicia social transicional, etc., por el tipo de retos que afrontan las comunidades de ese país. El colegio se preocupaba por entrarle de verdad a estos temas, lo que reforzó mi interés previo, ya que yo, desde que había solicitado a entrar a cualquier UWC aquí en el país, ya estaba interesada en estudiar derecho, y lo que viví en Costa Rica lo fortaleció. Decidí estudiar leyes, viendo las crisis migratorias en el triángulo norte de Centroamérica.

Cristóbal: Yo siempre supe que quería ser compositor, desde antes de irme a Colegios del Mundo Unido. En México hay muchísimas oportunidades en el campo de la música, mucha inversión y mucho dinero por parte del gobierno a la cultura, sólo hay que buscarle, eso sí. Ésa es mi experiencia personal. Estando en Abu Dhabi, Hong Kong y después en Nueva York, a pesar de estudiar una maestría ahí [en Nueva York], decidí regresar a México a ver cómo estaba en realidad el campo de trabajo en la música, y todo lo que he descubierto han sido puras puertas abiertas, pero eso sí, para la gente que trabaja, la que está dispuesta a empujar. La verdad es que yo mismo me he sorprendido, la gente en verdad no sabe. Aquí en el país hay mucho.

Mariana: Yo llevaba un par de años estudiando alemán, creo que fue por esa razón que se inclinó la balanza para que me enviaran a Alemania. También creo que mi interés por las ciencias ambientales, y el colegio de ese país, que está en la capital verde de Alemania,  tiene un interés por la sustentabilidad.

¿Cómo deciden los países a los que se van?

Elba: Cuando aplicas a UWC no eliges a qué país vas a ir, tú dices a dónde te gustaría. En mi caso, a mí me gustaba ir a Noruega, porque es el colegio que auspicia la Cruz Roja Internacional y que tiene áreas con respecto al derecho humanitario. Lo que hace el comité mexicano, una vez que selecciona a todos su becarios, es tratar de establecer relaciones entre el perfil del becario con los de los colegios. Hay colegios como Costa Rica e India que están en comunidad con muchas más necesidades sociales que el colegio que está en Canadá. Y no es que tengan menos problemas, sino que sus conflictos son diferentes. Los colegios, por lo tanto, tiene perfiles diferentes. Hay colegios que están inclinados a las artes, otros a las ciencias, otros a las tecnologías. Hay todo un universo tento entre los colegios como entre los becarios. Los becarios somos acomodados por nuestros perfiles.

Lo que sí elegí deliberadamente fue regresar a México y estudiar en la UNAM, por el tipo de carrera y porque para mí era una continuidad en esta idea de la diversidad. Necesitaba entrar en la diversidad de México, y la UNAM fue el mejor lugar donde podía encontrar ello. Mi estancia en Ámsterdam fue auspiciado por la UNAM, mediante una beca, y elegí ese país porque yo me especialicé en derecho internacional, particularmente derecho humanitario y la universidad de Ámsterdam tenía un área que me permitió especializarme con materias de maestría, aun cuando yo estaba estudiando la licenciatura.

Cristóbal: Por mi parte, Hong Kong me lo asignó el UWC. Lo que tienen los colegios de ese país es que tiene un enfoque muy académico, y yo siempre he sido muy académico. La universidad de NY estaba apenas abriendo su escuela en Abu Dhabi, la mía fue la segunda generación que se graduó, y la verdad tenía más hambre de seguir viajando, y ellos tenían paquetes económicos muy atractivos, becas muy completas, para no preocuparte de nada. En mi caso fueron dos años en Abu Dhabi y el tercero en Nueva York, y el último en Abu Dhabi, de nuevo. Y lo que tiene la universidad de Nueva York en Abu Dhabi es una especie de Colegio del Mundo Unido en cuanto a su corpus estudiantil. Lo que ellos querían era hacer una universidad donde una nacionalidad no tuviera una mayoría, entonces yo entré a la universidad con una gran compañeros que provenían de varias nacionalidades. Todos vivíamos juntos, y era académicamente muy riguroso, algo que me gusta mucho.

¿Cuál es el perfil de estudiante en colegios del mundo?

Elba: Me gusta decir que preferimos los candidatos redonditos. Aunque claramente estamos hablando de una escuela y por ende nos interesa que vayan a la escuela y aprueben exámenes, sin embargo, un estudiante que tiene diez no es un estudiante que necesariamente nos guste, porque también buscamos inteligencia emocional, curiosidad, intelecto en otras áreas, pasión, soñadores, idealistas: los agentes de cambio no se hacen porque tengan exámenes perfectos, sino porque tiene retos en el mundo y los abrazan.

Cristóbal: Hay dos cosas que son importantes. La primera es la honestidad —creo que se nota cuando un candidato es honesto— sobre tus puntos de vista, y saber articular el porqué llegas a ese punto de vista. La otra es arriesgarse: los estudiantes que Colegios del Mundo Unidos son estudiantes que toman riesgos grandes, y eso es necesario, porque no es cualquier cosa irse a los 16 a vivir a otro país. 

Mariana: Aunque la meta es irse a otros país a estudiar, lo que se necesita de los interesados en estudiar en Colegios del Mundo es tener mucho compromiso con sus comunidad, porque no estamos buscando gente cuyo sueño sea irse de México y no regresar, sino que vaya a aprender del mundo para traer sus ideas a México. 

¿Qué tan importante es tener un semillero como Colegios del Mundo?

Elba: Es vital. Al final, Colegios del Mundo Unido nace después de la guerra. Ese afán de conocer a los otros te ayuda a cuestionarte el mal que le haces al prójimo y esto es muy obvio hoy en día, donde las fronteras son cada vez más evidentes.

Si logras la conexión distinta con otras partes del mundo, entonces comienzas a desarrollar relaciones íntimas, esta empatía que se genera y que hay que aplicar en otras áreas de conocimiento y de relación con los otros. Si no creyera en esto, no seguiría participando. La empatía puede ser un motor de cambio.

 Cristóbal: Lo hermoso de UWC es buscar mentes prometedoras, invertir en un ambiente no relacionado puramente en los profesional, en el éxito laboral, sino también el éxito de comunidad y de servicio. Lo que quiere UWC es crear gente con conciencia social. Crear una multiperspectiva de las cosas. Fomentar la creatividad, ayudar a los demás. Lo que quiere UWC es que en cualquier posición de poder que estés o en cualquier campo que tengas, no se olvide la visión de negocio holística.

Mariana: Los colegios te invitan a pensar qué se puede lograr de manera colectiva y qué puedes lograr tú. Lo que tú crees que es normal, lo puedes redefinir por completo, eso es lo que te da esta experiencia. Asimismo, poder vivir en algo distinto de ayuda a poder ver lo que tiene que cambiar aquí. Todos lo que estamos aquí somos chicos con ganas de ayudar y hacer un cambio. Los Colegios potencializan eso al máximo, ya que el servicio comunitario es muy importante. Yo trabajé como maestra de inglés, por ejemplo.

Al cuestionar a Elba, Mariana y Cristóbal, quienes son miembros activos de UWC, sobre las limitantes del idioma, aseguran que si bien es cierto que el inglés es un punto de reunión, y aunque no es un requisito al momento de selección en UWC, reconocen que apoyan a los aspirantes que no saben ese idioma con cursos intensivos.

Elba: Si bien es muy importante, no es un requisito para el proceso de selección. No importa que no hables ni una gota de inglés, a nosotros nos interesa, pero sí nos gustaría ver que durante el tiempo del proceso se intente aprenderlo; sin embargo, si no se tiene un nivel adecuado, el UWC te apoyamos para que estudies inglés antes de irte y cuando entres a los colegios estés más preparado.

Cristóbal: El inglés sí lo considero vital, en unos cincuenta años debería todo mundo hablarlo. Aquí te apoyamos con cursos intensivos en el Anglo Mexicano durante todo el verano para poder estar [en el Colegio].

Mariana: La realidad en este país es que si tomamos el inglés como requisitos, dejaríamos fuera  muchos chavos con enorme potencial, muchos no han tenido la oportunidad de estudiar inglés, entonces les ofrecemos becas para aprender o mejorarlo lo más posible. Lo que buscamos es la mayor diversidad en todo sentid. 

Curiosidad intelectual, liderazgo, motivación para aprender, habilidad para comunicarse y para enfrentar retos, así como trabajo en equipo son algunas der las cualidades y habilidades que se requieren para emprender la travesía por el mundo, algo que UWC ofrece a los estudiantes. 

Perfil de los entrevistados.

Elba Gutiérrez estudió el bachillerato en el Colegio del Mundo Unidos de Costa Roca de 2007 a 2009, posteriormente se licenció en derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México. Realizó estudios de la Universidad de Ámsterdam como estudiante de intercambio. Actualmente, es coordinadora de la Práctica pro bono en Greenberg Traurig, donde da asistencia gratuita y representación jurídica a grupos vulnerables.

Cristóbal Mayan hizo estudios de bachillerato en el Colegio del Mundo en Li po Chun, en Hong Kong de 2009 a 2011, después estudió la licenciatura en música en la Universidad de Nueva York en Abu Dhabi. Ha escrito música para ensambles como la Orquesta de Cuerdas de la ciudad de Nueva York.

Mariana Sánchez es egresada del Colegio del Mundo Unido de Alemania, en 2018. Actualmente, está por iniciar la licenciatura en Ciencias de la tierra en la UNAM.

Algunos de los requisitos indispensables para poder ser candidato a estas becas son:

*Haber nacido entre el 1° de septiembre de 2002 y el 1° de agosto de 2004

* Estar cursando, en la actualidad tercer año de secundaria o primero de preparatoria (en programas de preparatoria de tres años)

* Tener un promedio mínimo de 8.5

*Mexicanos por nacimiento o naturalizados

*Los interesados deberán inscribirse en la página de internet uwcmexico.org

EP

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER

Relacionadas

DOPSA, S.A. DE C.V
T.  56 58 23 26 / 55 54 66 08 /
56 59 83 60

Dulce Olivia 71,
Villa Coyoacán,
Coyoacán,
04000,
Ciudad de México