Qatar: Las qataríes en la educación, el trabajo y el matrimonio

En este ensayo, Carla Pascual explica las oportunidades educativas y laborales crecientes para las mujeres qataríes, así como los valores patriarcales y la ley que las circunscriben.

Texto de 31/10/22

En este ensayo, Carla Pascual explica las oportunidades educativas y laborales crecientes para las mujeres qataríes, así como los valores patriarcales y la ley que las circunscriben.

Qatar ha impulsado de manera decidida la participación de las mujeres en ámbitos fuera del hogar, su rol tradicional en la estructura patriarcal de su sociedad. Bajo la influencia de la jequesa Mozah, el país ha realizado inversiones en la educación superior y modificaciones a la ley laboral. Aunque, simultáneamente, Qatar ha codificado en la ley los valores patriarcales de antaño que subordinan a la mujer al hombre. ¿Acaso son dos fuerzas que tiran en sentidos contrarios?

En este contexto, ¿cómo es la participación de las qataríes en la educación, el mercado laboral y las decisiones matrimoniales? En la primera parte, describo los elementos que circunscriben e impulsan la participación de la mujer. En la segunda, analizo su participación en estos tres ámbitos; finalmente, explico el panorama de la participación de la mujer a través de razones culturales y jurídicas.

Factores que circunscriben y que permiten la participación de las qataríes 

El Corán, revelado al profeta Mahoma en el siglo VII, plantea la equidad entre el hombre y la mujer y fue revolucionario en la época. Sin embargo, el Corán fue interpretado bajo los valores patriarcales de las sociedades árabes tribales del momento y se agudizó la subordinación de la mujer al hombre. Conforme se ha desarrollado la ley sharia (basada en el Corán) en los países árabe-musulmanes, esta subordinación se ha codificado en el ámbito jurídico bajo la figura de la tutela del hombre sobre la mujer. En Qatar, la Ley de la Familia número 22, establece dicha figura e impone límites a la toma de decisiones autónomas por parte de ella. Esta ley fue promulgada en 2006 durante el reinado del emir Hamad bin Khalifa Al Thani (1995-2013).

Durante ese mismo reinado, la jequesa Mozah bint Nasser Al Missned, la segunda esposa de tres del emir y su consorte, participó activamente en la dirección del país. Ella es la primera esposa de un emir de Qatar en ser vista en público. ¿Por qué la jequesa Mozah salió a la vida pública? Recordemos que el Corán y la sunnah (los dichos y acciones del profeta Mahoma) reconocen la participación de la mujer en la educación, el trabajo y el proceso político.

Las acciones de la jequesa Mozah han cambiado el imaginario social sobre lo que es permisible para las qataríes, guste o no a hombres y a mujeres. Ella es esposa y madre de siete hijos. Estudió la licenciatura en sociología en Qatar University y una maestría en Políticas Públicas Islámicas en la Universidad Hamad bin Khalifa. En Qatar, ella encabeza instituciones públicas y privadas dedicadas a la educación y a la familia.

Las qataríes en la educación superior 

En Qatar, la educación ha estado segregada por géneros al igual que el resto de los ámbitos públicos. Es decir, las escuelas son exclusivas para hombres o para mujeres, o separan sus instalaciones de tal manera que no tengan acceso unos a los otros. 

Edificio de la universidad Weil Cornell Medical School en Education City, Doha, Qatar. 

El mayor impulso a la ampliación de la oferta de educación superior a las qataríes se dio con la fundación de Qatar Foundation en 1996 por el emir Hamad bin Khalifa al-Thani y presidida por la jequesa Mozah. Education City, parte de Qatar Foundation, invitó a varias universidades del mundo a abrir campus en ella.1 Estos nuevos campi son mixtos y con ello incrementaron la oferta educativa en el país, que benefició a las mujeres.

El número de mujeres qataríes entre 20 y 24 años de edad y que se graduaron de una universidad ubicada en Qatar incrementó entre los años 2013 y 2017 de 791 a 1,907,2 es decir, aproximadamente 6.6% y 15.9% de las mujeres entre 20 y 24 años se graduaron en esos años, respectivamente.3

El Estado de Qatar también ofrece becas a los qataríes para que cursen su educación superior en el extranjero. La cantidad de qataríes beneficiadas y que se graduaron entre los 20 y 24 años de edad ha incrementado (tabla 1), aunque siempre es mucho menor que la cantidad de hombres.4

El número inferior de mujeres becadas comparado con los hombres se debe a que las qataríes solteras menores de 25 años deben obtener permiso de su jefe de familia para salir del país, como es el caso de estudiar en el extranjero.5 A pesar de las restricciones, las qataríes han aprovechado la oportunidad de cursar educación superior.

Trabajo

La tasa de participación de las qataríes de 15 años o más en el mercado laboral subió de 27% en 2001 a 36% en 2008. Sin embargo, entre 2008 y 2015 su participación quedó estancada en ese mismo porcentaje.6 

Además, la participación en el mercado laboral de las mujeres qataríes en el segmento entre 20 y 59 años con educación superior ha declinado entre los años 2008 y 2015 de 91% a 57%.6 

Una razón puede ser la necesidad7 o la convicción8 de pedir permiso a su esposo para buscar trabajo debido al sistema de tutela. Otras razones pueden ser las malas oportunidades laborales para ellas o el deseo propio o la expectativa social de tener hijos y cuidarlos. 

Las trabajadoras qataríes seguramente no entran al mercado laboral o dejan su empleo para abocarse a las labores de la crianza y del hogar. Aunque en Qatar hay permiso de maternidad y guarderías, tener responsabilidades laborales, de crianza y del hogar al mismo tiempo puede resultar extenuante o imposible en cualquier país. Además, las esposas no tienen obligación ni necesidad de trabajar, pues el jefe de familia es el proveedor y el protector de la familia.9 Finalmente, la sociedad no espera ni hay obligación legal de que la esposa aporte la dote, herencia o ingresos que reciba por su trabajo para la manutención de su familia.

Hoy en día, las mujeres qataríes aprovechan las oportunidades para insertarse en el mercado laboral, aunque lo hacen más por gusto que por necesidad. 

Matrimonio

Las mujeres qataríes se están casando a mayor edad para concluir sus estudios superiores. Entre los años 2005 y 2019, el mayor grupo de edad en el que sucedía el matrimonio fue el de 20 a 24 años, con 50%. En 2020, este grupo de edad se redujo a 42%. La reducción se pasó al siguiente grupo de edad, entre 25 y 29 años de edad, el segundo mayor grupo.

Respecto al matrimonio, la Ley de la Familia número 22 en su artículo 28 estipula que el tutor de la mujer concluya el arreglo del matrimonio con el consentimiento de ella. La mayoría de las qataríes consultadas están de acuerdo con ello, como lo revela el estudio realizado por la socióloga Kaltham Al-Ghanim entre qataríes en 2016 y titulado “Transitional society and participation of women in the public sphere: A survey of Qatar society”.10 En él muestra las actitudes, tanto de hombres como de mujeres, hacia los roles de género respecto a la familia y el matrimonio de las qataríes. La tabla 2 incluye la elección que obtuvo mayor porcentaje en cada género a cada afirmación en una escala de cinco: muy en desacuerdo, algo en desacuerdo, neutral, algo de acuerdo y muy de acuerdo.

Las qataríes son menos conservadoras que los hombres, pero aún respaldan fuertemente la conformación patriarcal de su sociedad. 

Razones

La educación y el mercado laboral se han abierto cada vez más para las qataríes desde principios del siglo XXI a través de inversiones, reformas a la ley laboral y el ejemplo de la jequesa Mozah. Sin embargo, su participación aún es baja. Esto se debe principalmente a cuatro razones estructurales: tres culturales y una jurídica. 

Primero, recordemos que la familia, el clan y la tribu, es decir, el colectivo han sido la base de la supervivencia en el desierto por siglos. La bonanza energética tiene poco menos de un siglo en Arabia. La familia como la base de la sociedad qatarí incluso está estipulada en el artículo 21 de su Constitución bajo el apartado Elementos Sociales Básicos.

En segundo lugar, la configuración de la familia es patriarcal y el patriarcado aún modela las actitudes hacia los roles de género entre la población qatarí. La socióloga Kaltham Al-Ghanim concluye en su estudio11  que, aunque las mujeres son menos conservadoras que los hombres respecto a los roles de género, ellas se ven a través de sus roles de madres y esposas. Además, las mujeres también creen en acatar la autoridad del hombre sobre ellas. 

El estudio concluye que “los resultados no apoyan la noción general de que qataríes más jóvenes apoyan nuevos roles de género para las mujeres…las mujeres qataríes aspiran a más libertades y derechos de los que disfrutan ahora; pero cuando enfrentan la realidad cultural de resistencia a esas libertades y derechos, se rinden al sistema patriarcal y a la autoridad. Entonces, el nivel escolar, la independencia financiera y la edad brindan poco apoyo a su habilidad para escoger y actuar sobre sus propias decisiones”.12

Un tercer factor es que Qatar es una sociedad basada en la vergüenza y el honor. Es decir, las personas se comportan como lo hacen para evitar causar vergüenza o dañar el honor del colectivo al que pertenecen. Por ejemplo, aunque algunos padres quisieran dejar que sus hijas tomen sus decisiones a partir de la mayoría de edad, no lo hacen porque las decisiones de ellas pueden causar vergüenza o afectar el honor de la familia. “Qué van a pensar de nosotros si estudias la licenciatura en el extranjero”.

Una cuarta razón, esta vez jurídica, es la Ley de la Familia número 22 que codifica la tutela del hombre sobre la mujer.

Durante el reinado del emir Hamad bin Khalifa Al Thani, se impulsó la participación de la mujer qatarí en la educación superior y en el mercado laboral, por un lado, y la codificación de la tutela del hombre sobre la mujer en la Ley de la Familia número 22, por el otro. Esta situación se puede interpretar de dos maneras. La primera, como la construcción de una apariencia de que Qatar es un país a favor de los derechos de la mujer bajo los estándares occidentales, mientras que afianza la subordinación de la mujer al hombre en un elemento no tan visible, pero determinante, que es la ley, una ley contraria a dichos estándares. La segunda interpretación y más plausible es que, ante la apertura de Qatar al mundo para recibir mano de obra y know-how extranjeros, éste reafirma la estructura patriarcal de su sociedad, donde la mayor participación de la mujer qatarí en la vida pública es bienvenida, pero circunscrita por la tutela del hombre sobre la mujer, pilar fundamental del patriarcado. EP

Texto previo en esta serie: Qatar: Patriarcado, islam y la mujer

Siguiente texto de esta serie: Qatar: participación política de las mujeres qataríes

Adelanto de la novela autobiográfica Descubrirme en Qatar

  1. Las universidades extranjeras operando en Education City son Carnegie Mellon, Georgetown University, HEC Paris, Northwestern University, Texas A&M, University College London, Virginia Commonwealth University y Weil Cornell Medical School. []
  2. Education statistics chapter, varios años, Planning and Statistics Authority, Qatar. []
  3. Esta estadística fue aproximada por la autora, pues la Planning and Statistics Authority no la ofrece. Obtuvo la cantidad aproximada de mujeres qataríes entre 20 y 24 años a partir de la pirámide poblacional en “Men and women profile”, varios años, Planning and Statistics Authority. No existe una tabla pública con las estadísticas de población por grupo de edades de las mujeres qataríes. []
  4. Annual Statistical Abstract, tabla 90, Planning and Statistics Authority, Qatar. []
  5. Qatari Ministry of Interior’s Airport Security Department Instructions 1, consultado el 7 de septiembre de 2022 []
  6. Qatar Development Strategy 2018-2022, p. 201 [] []
  7. Qatar’s Family Law no. 22 of 2006, artículo 69 establece que la esposa puede dejar de recibir manutención por parte de su esposo si ella trabaja fuera de casa sin su permiso, a menos de que el marido abuse de su derecho de impedir que trabaje. (Traducción de la autora). https://www.almeezan.qa/LawPage.aspx?id=2558&language=en, consultado el 7 de septiembre de 2022 []
  8. El 70% de los qataríes participantes hombres y el 59% de las qataríes participantes mujeres dijeron estar “Muy de acuerdo” en que las mujeres qataríes casadas deberían buscar trabajo solo si tienen el permiso de su esposo, según el estudio de Al-Ghanim, Kaltham, “Transitional society and participation of women in the public sphere: A survey of Qatar society”, Journal of Humanities and Social Science Research, Volume 3; Issue 2; February 2017, p. 57. []
  9. Qatar’s Family Law no. 22 of 2006, art. 57 “(2) stipulates that the rights of the wife by the husband include ‘legal support or maintenance (permanent Alimony)’” https://www.almeezan.qa/LawPage.aspx?id=2558&language=en, consultado el 7 de septiembre de 2022. []
  10. Al-Ghanim, Kaltham, “Transitional society and participation of women in the public sphere: A survey of Qatar society”, International Journal of Humanities and Social Science Research, Volume 3; Issue 2; February 2017, p. 56. []
  11. Al-Ghanim, Kaltham, “Transitional society and participation of women in the public sphere: A survey of Qatar society”, International Journal of Humanities and Social Science Research, Volume 3; Issue 2; February 2017, p. 51-63. []
  12. Al-Ghanim, Kaltham, “Transitional society and participation of women in the public sphere: A survey of Qatar society”, International Journal of Humanities and Social Science Research, Volume 3; Issue 2; February 2017, p. 59. []
Este País se fundó en 1991 con el propósito de analizar la realidad política, económica, social y cultural de México, desde un punto de vista plural e independiente. Entonces el país se abría a la democracia y a la libertad en los medios.

Con el inicio de la pandemia, Este País se volvió un medio 100% digital: todos nuestros contenidos se volvieron libres y abiertos.

Actualmente, México enfrenta retos urgentes que necesitan abordarse en un marco de libertades y respeto. Por ello, te pedimos apoyar nuestro trabajo para seguir abriendo espacios que fomenten el análisis y la crítica. Tu aportación nos permitirá seguir compartiendo contenido independiente y de calidad.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER


DOPSA, S.A. DE C.V