Years and Years, una serie mucho mejor que Black Mirror

Aplaudiremos el estreno en junio de Years and Years, una serie que es como Black Mirror (en la primera temporada, claro), pero todavía mucho más profunda, como si el mundo afuera de nuestra ventana estuviera en llamas (como si fuera una comedia de realismo escrito por Balzac) y no importa el terror en las llamadas series ídem. ¡Esto es el terror!

Texto de 03/01/20

Aplaudiremos el estreno en junio de Years and Years, una serie que es como Black Mirror (en la primera temporada, claro), pero todavía mucho más profunda, como si el mundo afuera de nuestra ventana estuviera en llamas (como si fuera una comedia de realismo escrito por Balzac) y no importa el terror en las llamadas series ídem. ¡Esto es el terror!

Una de las cosas culturales que se decían antes de que ganara Andrés Manuel López Obrador era que la televisión iba a ser una especie de BBC, esa pantalla pública e inglesa que estrena series el mismo día en que emiten el capítulo final de Game of Thrones. Bueno, aquí cerremos los ojos y no demos ninguna opinión.

Lejos de analizar el canal 11 o el canal 22, que tienen las mañaneras del Presidente y ningún cambio notorio, aplaudiremos el estreno en junio de Years and Years, una serie que es como Black Mirror (en la primera temporada, claro), pero todavía mucho más profunda, como si el mundo afuera de nuestra ventana estuviera en llamas (como si fuera una comedia de realismo escrito por Balzac) y no importa el terror en las llamadas series ídem. ¡Esto es el terror!

Escrita por Russell T. Davies, conocido por Queer As Folk, el revival de Doctor Who, Torchwood, la trilogía Cucumber/Banana/Tofu o A Very English Scandal, la serie puede verse por HBO, esa cadena refinada, donde vemos más cosas que los programas turcos con que Netflix aumenta su programación. De hecho, HBO tiene la nueva serie de la BBC, Gentleman Jack o ¿es verdad que en el siglo XIX existían las lesbianas?, sobre la vida de Anne Lister. Puestos a pensar, HBO es elitista y casi todo lo que tienen para ver está bien (bueno, salvo las películas, que no está bien en ninguna).

Uno de los capítulos peores de Years and Years es sin duda la muerte de Danny Lyon, interpretado por Russell Tobey, un gay que trabaja con migrantes y se enamora de un ucraniano encantador. Todo lo que hace Danny para lograr el asilo de su amado lo lleva a su deceso.

Ahogado y tieso en la playa, junto a muchos migrantes que encontraron el mismo destino, Danny produce un melodrama terrorífico de algo que nos puede pasar a cualquiera. ¿Dónde puede uno vivir sin temores? ¿En qué país? Ucrania, de donde es Viktor Goraya, tortura y hace desaparecer a los homosexuales. Francia está mandada por la derecha. ¿España es socialista? Pero de pronto la ultraizquierda produce un golpe de donde sale el repudio a todos los extranjeros. ¿Adónde escapar?

Cuando empieza la serie, Danny dice: “Todo el mundo nos preocupa”, comer o no comer, votar o no votar, la gran candidata a Presidente, Vivienne Rook MP (Emma Thompson), que cuando gane nos delimitará en zonas (La “zona roja”, es decir las más pobres, los campos de concentración de infectados, donde recluye a los perdedores), refleja hasta qué punto es la preocupación por vivir en un mundo donde no tenemos escapatoria.

Russell T.Davies dedica ese capítulo a Andrew Smith, su esposo durante 20 años y que muriera a causa de un tumor cerebral, en un presente donde el cáncer –esa mutación de las células, cambios en la secuencia de cromosomas del ADN- causa un horror más fuerte que un tsunami o la derecha mentirosa que miente al compás de la tecnología.

Precisamente, una de las escenas tipo Black Mirror muestra cómo se puede decir a una persona un discurso totalmente ajeno a lo que piensa. Uno prende el teléfono y ve a un político o a un actor criticando a los migrantes, a los europeos, a todos los que nos haga un obstáculo para “vivir feliz”. El político o el actor dice luego que el discurso es falso, pero ya nadie le cree. Lo importante es la tecnología, no la palabra.

Emma Thompson como la gran candidata del desastre está genial y representa un gran acto de justicia, toda vez que ella –que tiene hoy 60 años- se había quejado de que no había papeles para esta actriz monumental (y para nada anciana, como se la ve en Years and Years).

Luego está el drama familiar de los Lyon, con una abuela, Muriel (con una genial Anne Reid, de 84 años) que ha dicho —como si fuera nuestra abuela real— sobre la serie: “Creo que un poco de ansiedad respecto de lo que va a suceder en el futuro, pero es una historia que va a quedar en sus mentes. Algo está bien si te despiertas a la mañana siguiente aún pensando en la serie, que no se esfume”.

Esta serie distópica, que se parece muchísimo al mundo en el que vivimos, transcurre durante 15 años, desde 2021 hasta el 2036, termina más o menos bien en los últimos dos capítulos, pero algo como un sabor amargo y una pena inclasificable nos deja, como un llamado de atención sobre el hecho de ser conformistas. Pasemos a la acción, aconseja Years and Years. Para ver y reflexionar. EP

DOPSA, S.A. DE C.V
T.  56 58 23 26 / 55 54 66 08 /
56 59 83 60

Dulce Olivia 71,
Villa Coyoacán,
Coyoacán,
04000,
Ciudad de México