Warhol, Chávez y la música

La historiadora Sara Mariana Benitez Sierra, de Historia Chiquita, disecciona algunas de las piezas de los últimos años de Andy Warhol como Reigning Queens y las portadas para discos de acetato.

Texto de 19/02/21

La historiadora Sara Mariana Benitez Sierra, de Historia Chiquita, disecciona algunas de las piezas de los últimos años de Andy Warhol como Reigning Queens y las portadas para discos de acetato.

Cuando Andy Warhol creó en 1985 la serie Reigning Queens, el mundo se aproximaba al fin del siglo XX y su vida también. 

La serie mostró a cuatro monarcas en funciones en aquel momento. 

La reina Ntombi Twala de Suazilandia conocida actualmente como la Reina Madre o Gran Elefanta, y Jefa de Estado desde 1986 a lado de su hijo Mswati III. 

La reina Margarita II de Dinamarca, considerada la autoridad suprema de la Iglesia de Dinamarca y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, con uno de los reinados más largos de la historia del país. 

La reina Beatriz de los Países Bajos, monarca desde 1980 hasta 2013 reconocida por los neerlandeses como una de las reinas más longevas en el trono, y sucedida por su hijo Guillermo Alejandro.  

Y por último, la reina Isabel II de Reino Unido, figura principal de la Mancomunidad de Naciones formada por naciones como Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Barbados, Bahamas, entre otros. Las imágenes utilizadas por Warhol fueron retratos oficiales de cada una de estas monarcas pero intervenidas muy a su estilo. 

Combinó algunos elementos que hacen sentir al espectador lo suntuoso desde lo visual; la exaltación de la joyería de las reinas con colores y trazos. De hecho, la edición Real fue publicada con polvo de diamantes, por lo que la serie es extravagante en su totalidad y por tanto hace que la gente las sienta más cercanas, al ser retratadas como farándula y no como nobles, aunque el polvo de diamantes sigue marcando una diferencia latente. 

Aunque este trabajo no es lo último que hizo en vida, muestra un poco su última etapa de producción hasta fallecer en 1987. Durante este periodo artístico fue criticado y visto como un artista que estaba interesado en lo superficial; por haber reproducido retratos de celebridades, amistades, conocidos, empresarios, etc. Pero antes de hacer retratos como estos, los inicios de Andy eran menos extravagantes… 

Ilustración realizada por Frida Bejarano

Andy Warhol nació en 1928 en un departamento en Pittsburgh, Pennsylvania, hijo de inmigrantes provenientes de lo que actualmente es Eslovaquia y que decidieron buscar un futuro diferente en Estados Unidos de América. Más tarde sufrió un desorden neurológico que lo postró en cama y que despertó su interés en cómics y revistas de Hollywood, este momento para él fue fundamental para entender su carrera; su madre lo entretenía con fotografías y hacía collages con él para ayudarle mientras se recuperaba.  Estudió Arte en la Carnegie Mellon University en Pittsburgh y decidió ir a buscar suerte en Nueva York, llegó en 1949 y comenzó su labor. 

Este joven artista recién llegado a Nueva York fue contratado para Columbia Records, una de las discográficas más antiguas del mundo que se especializó en grabación de sonido desde el siglo XIX con cilindros y después con vinilos (si, discos de acetato). Recordemos que antes de los discos de vinilo, populares desde los años cuarenta hasta los ochenta, existieron los cilindros. De hecho, todavía en pleno siglo XX la copia maestra de una pieza musical grabada en estudio solía ser un cilindro hasta que llegaron las cintas electromagnéticas… ¡pero esa es otra historia! 

Recién llegado a Nueva York y contratado en Columbia Records recibe solo una misión: diseñar la portada del concierto de la obra de un singular mexicano, amigo del MoMA y de Diego Rivera. 

Carlos Chávez 

Chávez nacido en la Ciudad de México el 13 de junio de 1899 fue un director de orquesta, compositor e intelectual mexicano. Nieto del gobernador de Aguascalientes e hijo de Agustín Chávez, alumno de Manuel M. Ponce, Asunción Parra y Pedro Luis Ogazón. En el periodo de Álvaro Obregón recibió instrucciones de José Vasconcelos, titular de la Secretaría de Educación Pública, al igual que los muralistas, de promover una composición plenamente nacionalista; esto resultó en el ballet El Fuego nuevo de 1921. 

Años más tarde un grupo de intelectuales mexicanos; Alfonso Caso, Manuel Toussaint, Miguel Covarrubias, Roberto Montenegro y José Clemente Orozco tuvieron la oportunidad de hacer una enorme exposición en el MoMA llamada Veinte Siglos de Arte Mexicano. En un principio, habían organizado la exposición para enviarla a Francia, pero en plena Segunda Guerra Mundial en 1940 se canceló y con ayuda de Diego Rivera y otros intelectuales se replanteó hacerla en el MoMA. 

A raíz de la exposición se dieron eventos relacionados con México, uno de ellos fue una serie de conciertos organizados por Carlos Chávez. El 16,17,18 de mayo de 1940 Carlos Chávez dirigió a la orquesta dentro del MoMA y tocaron una selección de canciones que él mismo curó. Poder hacer estos arreglos fue posible gracias a un fondo de la Fundación Rockefeller, y el apoyo de músicos como Gerónimo Baqueiro Fóster, Candelario Huizar, Vicente Mendoza, Luis Sandi y Blas Galindo. 

Los conciertos salieron a la maravilla y se tuvo considerada la grabación de los mismos en vivo para después distribuirse en discos de acetato. La primera versión de portada de la grabación, no fue diseñada por Andy Warhol. Pero la reedición de este disco, si fue diseñada por él mismo. El LP salió en 1949 con el diseño de Warhol y muestra una técnica específica: la línea esbozada. 

Cuando hablamos acerca de la relación de Andy Warhol con la música, solemos relacionarlo con el disco de The Velvet Underground, el Menlove Ave. de John Lennon, el de Aretha de Aretha Franklin, o incluso Sticky Finger de The Rolling Stones, o Made in Spain de Miguel Bosé. Pero la primera portada de este artista tan importante del siglo XX fue para un álbum de música mexicana, heredero de una importante exposición de arte mexicano. 

¿Qué habría sido de Andy Warhol si no hubiera tenido de cerca la música y los zapatos para desarrollar sus técnicas? ¿Creen que habría sido lo mismo si no se hubiera enfermado a tan joven edad? 

Siempre creo que cada cosa que pasa a veces en nuestras vidas, no es una mera casualidad… Tal vez su acercamiento con Chávez en Columbia Records, y su enfermedad donde estuvo en cama tanto tiempo ¡nos dieron al Andy Warhol de los últimos años! EP

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER

Relacionadas

DOPSA, S.A. DE C.V
T.  56 58 23 26 / 55 54 66 08 /
56 59 83 60

Morelos 23,
Del Carmen,
Coyoacán,
04100,
Ciudad de México