Sukiyaki

La historiadora Sara Mariana Benitez Sierra revisa uno de los símbolos de protesta de Japón ante la ocupación estadounidense: Sukiyaki, una canción de Kyo Sakamoto que después sería reinterpretada por Selena.

Texto de 14/06/21

La historiadora Sara Mariana Benitez Sierra revisa uno de los símbolos de protesta de Japón ante la ocupación estadounidense: Sukiyaki, una canción de Kyo Sakamoto que después sería reinterpretada por Selena.

Con la reciente aparición de la serie de Selena en Netflix, en los últimos meses, algunas de mis alumnas de la preparatoria se han vuelto fans de su música, su trayectoria y sus outfits. Es común verlas en la cámara web de nuestras clases, imitando los estilos de la diva mexicoamericana. Curiosamente platicando un poco con ellas sobre sus canciones favoritas, mencionan algunas como “El chico del apartamento 512” o “Bidi Bidi Bom Bom” pero no habían escuchado una de mis interpretaciones favoritas: “Sukiyaki”. 

La cual tiene un triste mensaje detrás y que quiero pensar que muy en el fondo Selena sabía. 

Esta canción, que lleva el nombre de un platillo japonés fue interpretada por primera vez por Kyu Sakamoto en 1961, aunque compuesta por Hachidai Nakamura y letrada por Rokusuke Ei, se encuentra dentro del género J-Pop y se volvió sumamente popular en Estados Unidos de América, dos años después de su lanzamiento en 1963. 

La canción, en su nombre original en japonés se llamó “Ue o muite aruko” o “Camino mirando hacia arriba”. Y aunque parece una canción entre feliz-melancólica. En realidad es una canción que relata el dolor de los japoneses. 

El 19 de enero de 1960 se firmó el Tratado de Seguridad y Cooperación Mutua entre Estados Unidos de América y Japón. El cual como su nombre lo indica estableció una alianza militar entre ambos países. El acuerdo está intrínsecamente relacionado con un Tratado firmado durante los años cincuenta en la Ciudad de San Francisco el cual había re-establecido “relaciones pacíficas y diplomáticas” entre Japón y los Aliados, después de la Segunda Guerra Mundial. 

Y es que hay que recordar que el 14 de agosto de 1945 en Japón, el emperador Hirohito declaró la rendición incondicional de su nación. Con ello, se habló en los Estados Unidos de América de la Victoria sobre Japón o el día V-J y marcó el fin de la Segunda Guerra Mundial pero el inicio de una larga ocupación de parte de los aliados con los japoneses. 

Con la ocupación vino un interés por parte de los aliados, específicamente Estados Unidos de América, en hacer una serie de cambios al interior; desarme, democratización, reformas educativas, entre otras cosas. Asimismo, esto tuvo consecuencias graves entre la población; violaciones, censura, prostitución, entre otras. 

La ocupación de Japón que fue liderada por Truman, y el General Douglas MacArthur en el territorio logró la proclamación de una nueva Constitución que prohibía el desarrollo de fuerzas militares.  Aunque más adelante ante una inminente amenaza durante la Guerra con Corea, Japón impulsará el desarrollo de fuerzas de defensa con entrenamiento militar, pero consideradas como un brazo adicional de la policía. 

Y todo esto nos lleva de regreso a la canción “Sukiyaki”. 

Fue escrita mientras Rokusuke Ei, letrista de la canción, regresaba de una protesta estudiantil que estaba en contra del Tratado de Seguridad y Cooperación Mutua entre Estados Unidos de América y Japón firmado en los años sesenta. Los estudiantes temían, que las medidas aceptadas por su país afectarían a su nación. Y es por ello, que describe a una persona que llora mientras camina, mirando hacia arriba : 

Camino mientras miro arriba 

De esta manera mis lágrimas no caerán 

Recordando los días de primavera 

En esta noche solitaria 

Aunque para algunos, es únicamente una canción melosa y romántica. En realidad, tiene un trasfondo: la ocupación por parte de los Estados Unidos de América en Japón y el miedo de la población ante la presencia del país norteamericano. Muchos jóvenes quedaron completamente decepcionados al ver la decisión que había tomado el gobierno. Por ello, en la canción se habla de un comienzo fresco y nuevo:

Una buena fortuna está detrás de las nubes 

La buena fortuna está en el cielo 

Por ello, miro arriba y miro hacia adelante 

Imaginando la buena fortuna en el futur

Curiosamente podía ser interpretada como una canción de protesta o como una canción de amor, de corazón roto. Y la melodía pegajosa estará en la cima por varios meses en Japón, y más adelante en 1962 Louis Benjamin que estaba de viaje por el país, la escuchará. Lo que hará que la compañía Pye Records de Reino Unido decida hacer una versión instrumental y retitularla bajo el nombre de “Sukiyaki”. 

¿Qué es el sukiyaki? 

Un platillo japonés que consiste en carne finamente picada, cocida a fuego muy lento y mezclada con varios vegetales, soya, azúcar y un huevo. 

¿Por qué llamar a la canción en Occidente de esta forma? 

Era el platillo que a Louis Benjamin le había gustado durante su visita a Japón, y se convirtió en una palabra fácil de recordar para muchos. 

Para 1963 Sukiyaki estaba en los primeros lugares, y más tarde muchos artistas harán versiones de esta misma canción. La traducción de la canción para Selena dista un poco ya de lo que decía la original en japonés: 

Yo sé que nunca volverás

De qué me sirve mi vida si no estas

Recuerdos de un cariño

Que siempre están conmigo

Y un gran amor

Que día alegría a mi corazón

Pero en realidad

Tu amor jamás será

Solo un recuerdo sé de ti

De este sencillo, en japonés se vendieron más de diez millones de copias internacionalmente y llegó al #1 en los Billboard de Estados Unidos de América. Entre los que han tocado la canción se encuentran grupos como Tokyo Ska Paradise Orchestra, Bob Dylan, Kiss, Diana King, entre otros. 

Ahora cada vez que la escucho, intento mirar hacia arriba, hacia el sol. Pensando en el sufrimiento de aquellos estudiantes japoneses. EP 

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER

Relacionadas

DOPSA, S.A. DE C.V
T.  56 58 23 26 / 55 54 66 08 /
56 59 83 60

Morelos 23,
Del Carmen,
Coyoacán,
04100,
Ciudad de México