Electromovilidad y la disputa por el litio en México

La colectiva Mexicanas Frente al Cambio Climático analiza la cuestión del litio como un posible mineral que ayude a mitigar los efectos del cambio climático al tiempo que vuelve real una transición energética mundial.

Texto de 26/07/22

La colectiva Mexicanas Frente al Cambio Climático analiza la cuestión del litio como un posible mineral que ayude a mitigar los efectos del cambio climático al tiempo que vuelve real una transición energética mundial.

En la actualidad cerca del 85% de la energía que consumimos a nivel mundial proviene de energía fósil. Sin embargo, no siempre fuimos dependientes de ese tipo de energía. Antes de la revolución industrial se utilizaban otras fuentes como la tracción animal y humana, la leña, el agua o el viento. Creábamos energía para producir fuego, accionar molinos, construir o cultivar. Con la industrialización las actividades, necesidades e insumos de los seres humanos comenzaron a cambiar drásticamente con el uso del motor de combustión interna y la luz eléctrica. 

Con el incremento poblacional y el uso desmedido de la energía se ha observado un claro efecto en el medio ambiente y la salud humana, esto debido a la gran cantidad de emisiones que generan este tipo de combustibles. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), las emisiones mundiales de dióxido de carbono por combustibles fósiles aumentaron 62% entre 1990 y 2019, ocasionando problemas ambientales como la actual crisis climática y la lluvia ácida. Adicionalmente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó que la quema de combustibles fósiles causa 13 muertes por minuto en todo el mundo, siendo las mujeres y las infancias los más vulnerables. Sin mencionar los conflictos, despojos y guerras sociales que su extracción conlleva.

“Ante esta problemática surge la necesidad de una transición energética basada en el uso de energías más limpias, como la energía solar y eólica, que buscan utilizar los recursos naturales renovables para mitigar el calentamiento global”.

Ante esta problemática surge la necesidad de una transición energética basada en el uso de energías más limpias, como la energía solar y eólica, que buscan utilizar los recursos naturales renovables para mitigar el calentamiento global. No obstante, una de las principales limitantes de estas fuentes es su intermitencia, ya que el suministro no se puede controlar porque dependen de la radiación solar y de las condiciones meteorológicas. Razón por la cual la necesidad de almacenamiento de energía ha aumentado sensiblemente. 

El almacenamiento de energía mediante baterías, generalmente de ion de litio, se ha convertido en una ayuda fundamental para las centrales fotovoltaicas, eólicas e híbridas, especialmente en zonas no conectadas a una red fuerte. Este tipo de baterías también son pieza clave para el sector transporte, pues incrementan las oportunidades de lograr una movilidad sustentable.

Litio: el nuevo “oro blanco”

Si bien existen una gran variedad de baterías en el mercado, las producidas con litio están ganando importancia ya que ofrecen una alta densidad energética, es decir, tienen la capacidad de acumular gran cantidad de energía en poco espacio. Esto permite que sean más ligeras y pequeñas sin comprometer su funcionalidad. Entre los principales dispositivos que utilizan estas baterías se encuentran aparatos electrónicos como celulares y computadoras, así como vehículos eléctricos. Actualmente el 27% de la demanda de litio se emplea para las baterías de dispositivos electrónicos y un 11% para baterías de coches eléctricos (Citi Research), en estos últimos se espera que la demanda incremente significativamente en los siguientes años. 

Tan solo en América Latina las ventas de vehículos de batería (BEV) y de vehículos híbridos enchufables (PHEV) no paran de crecer año con año. De acuerdo con un estudio de Statista Mobility Market Outlook, México es el mercado más grande en este segmento en toda la región, con un total de más de 4500 unidades nuevas vendidas en 2021. Y se espera que para este año la venta de este tipo de vehículos en nuestro país roce las 6 mil unidades, lo cual representa más de un 30% de aumento respecto al ejercicio anterior.

“Como consecuencia, la producción mundial de minas de litio ha aumentado considerablemente en la última década y se espera que, al igual que ocurrirá con otros minerales estratégicos, la demanda siga creciendo en los próximos años”.

Como consecuencia, la producción mundial de minas de litio ha aumentado considerablemente en la última década y se espera que, al igual que ocurrirá con otros minerales estratégicos, la demanda siga creciendo en los próximos años. Por ejemplo, un estudio reciente del Banco Mundial estima que la producción de minerales como el grafito, el litio y el cobalto crecerá un 500% hacia el año 2050 para satisfacer las necesidades de la llamada transición energética a escala mundial.

A pesar de esto, el segmento de los automóviles eléctricos o híbridos continúa siendo minoritario en la región, representando menos del 10% del total de las compras de automóviles particulares en los mercados mexicano y chileno. Estas cifras se deben principalmente al alto precio de los modelos, en su mayoría importados desde economías de altos ingresos, como China y Estados Unidos, y el incipiente nivel de la infraestructura de carga. Sin embargo, la tendencia mundial se proyecta al alza, con el desarrollo de nuevas tecnologías y la reducción de costos con la impulsión de energías limpias.

Según el dueño de Tesla Motors, Elon Musk, para poder sostener la producción actual de autos eléctricos, que ronda los 500 mil vehículos por año, esta empresa necesita absorber toda la producción de litio del mundo. Lo que derivaría en la explotación de este recurso y de los países que cuentan con él. 

Pero a pesar de que el litio es reciclable, no se ha optado por la recuperación de las baterías de litio porque el proceso de reciclaje es muy costoso y los inversionistas no le encuentran beneficio, ya que el precio del litio reciclado es cinco veces mayor. Se espera que con la tecnología y el desarrollo de nuevas técnicas este proceso pueda abaratarse y de esta forma evitar que pase lo mismo que con el petróleo: que se agote.

En 2021, el líder mundial en producción de litio fue Australia, con un volumen estimado de 55 mil toneladas métricas. Seguido por Chile y China con 26 mil y 14 mil toneladas métricas, respectivamente (según la US Geological Survey). Dentro de este ranking sorprende la ausencia de Estados Unidos, ya que es uno de los cinco países del mundo con mayor volumen de reservas de litio. Sin embargo, su mercado es satisfecho en más del 90% de su demanda con exportaciones de Chile y Argentina. 

La disputa en México

De acuerdo con la Secretaría de Economía, nuestro país no cuenta con ningún yacimiento en explotación, pero ya se han encontrado algunas reservas en Chihuahua, Coahuila, Zacatecas y San Luis Potosí en forma de salmueras y en Sonora en forma de pegmatitas. Según el Servicio Geológico de los Estados Unidos, tan solo en el estado de Sonora se tienen reservas comprobadas por 1.7 millones de toneladas de litio, y aseguran que podrían alcanzar hasta 4.3 millones de toneladas. Esto pone a México en el noveno lugar mundial con reservas del mineral. 

El yacimiento de Sonora se encuentra en el municipio de Bacadéhuachi, ubicado en la parte alta de la Sierra Madre Occidental. Una de las desventajas de este tipo de yacimiento es el costo de extracción pues, a diferencia de los yacimientos de salmuera que se encuentran en países como Perú y Bolivia, son necesarios procesos de extracción, molienda y exposición a altas temperaturas para liberar el litio, los cuales generan un mayor impacto ambiental. 

“Aún no se saben las cifras exactas sobre los posibles volúmenes de extracción, ni sobre la magnitud que puede asumir nuestro país en el mercado internacional. Desde 2018 se han presentado cuatro iniciativas en torno al litio, pero no han sido analizadas”.

Aún no se saben las cifras exactas sobre los posibles volúmenes de extracción, ni sobre la magnitud que puede asumir nuestro país en el mercado internacional. Desde 2018 se han presentado cuatro iniciativas en torno al litio, pero no han sido analizadas. Estas incluyen la facultad del Sistema Geológico Mexicano (SGM) para hacer estudios y localizar los yacimientos de litio, la creación y operación de la Comisión Nacional del Litio, la creación del Organismo Público Litiomex que regule la exploración, explotación, comercialización e industrialización del mineral. Además de reformar la Ley de Manejo y Disposición de residuos sólidos para incluir el tratamiento y manejo de las baterías de litio como material peligroso. Y considerar al litio como mineral de tierras raras para declarar las zonas con estos minerales como zonas de reserva donde se hagan estudios de impacto ambiental.

En septiembre de 2021, el actual gobierno propuso una reforma constitucional energética y la nacionalización del litio. Hasta 2018 el gobierno mexicano otorgó 31 concesiones para la explotación del litio. De estas, 26 se han vendido a promotores chinos que no han desarrollado actividades ni inversiones mineras en México. El presidente Andrés Manuel López Obrador ha afirmado que su gobierno no otorgará más concesiones a la iniciativa privada. Sin embargo, actualmente ya hay 36 proyectos mineros de capital extranjero destinados a la extracción de litio que son controlados por 10 empresas, como la inglesa Bacanora Lithium, que se encuentra explorando yacimientos en Sonora. Además, las propuestas de reforma podrían infringir los compromisos de México dentro del Acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá (conocido como USMCA o TLCAN 2.0) y el Tratado de Integración Progresista de Asociación Transpacífico (TIPAT), cuyas consecuencias pueden ser que los países afectados tomen represalias contra México en cualquier sector económico. 

Más allá de la polémica generada por esta reforma, que actualmente es discutida por los legisladores, es necesaria la creación de al menos un organismo que vigile la explotación, licitaciones y descubrimientos de litio en el país, pues la tendencia en su uso para baterías apenas inicia y representa una oportunidad económica imperdible en un mundo que cada vez depende menos del petróleo.

Si bien el uso de las baterías de litio nos ofrece una alternativa para lograr la transición energética, la sustentabilidad y la extracción ética aún están en duda. Es importante hacer una reflexión sobre las repercusiones socioambientales y políticas que conllevarían su uso, así como la forma de extracción y quienes serán los responsables de ella (¿grandes empresas transnacionales o el Estado?). Además, es necesario el desarrollo de un proceso de reciclaje accesible para así poder ser considerado como una opción sustentable. ¿Será entonces que el litio es la solución a nuestros problemas? EP


Referencias

Aguirre Quezada, Juan Pablo.  Regulación del litio. Propuestas y comparativa internacional. Mirada Legislativa No. 203 (mayo). Instituto Belisario Domínguez, Senado de la República, 20 de mayo de 2021,  http://bibliodigitalibd.senado.gob.mx/handle/123456789/5253

Dirección General de Desarrollo Minero. Perfil del Mercado del Litio. Secretaría de Economía. Enero de 2021,  https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/624816/15Perfil_Litio_2020__T_.pdf

Fernández, Rosa. Ranking de los principales países productores de litio a nivel mundial en 2021, Statista, 21 de junio de 2022 https://es.statista.com/estadisticas/600308/paises-lideres-en-la-produccion-de-litio-a-nivel-mundial/

Historia y uso de energías renovables. Daena: International Journal of Good Conscience. 10(1) 1-18. Abril 2015. ISSN 1870-557X, http://www.spentamexico.org/v10-n1/A1.10(1)1-18.pdf

Hund, Kirsten; La Porta, Daniele; Fabregas, Thao P; Laing, Tim y Drexhage, John. Minerals for Climate Action: The Mineral Intensity of the Clean Energy Transition, CLIMATE-SMART MINING FACILITY, The World Bank, 2020, https://pubdocs.worldbank.org/en/961711588875536384/Minerals-for-Climate-Action-The-Mineral-Intensity-of-the-Clean-Energy-Transition.pdf 

Litio en México: números, realidades y mitos, Cluster Industrial, 14 de octubre de 2021,  https://www.clusterindustrial.com.mx/noticia/4070/litio-en-mexico-numeros-realidades-y-mitos

Litio: la nueva disputa que se abre entre el gobierno mexicano y los privados. Expansión, 18 abril 2022, https://expansion.mx/empresas/2022/04/18/yacimientos-litio-mexico-concesiones-empresas 

Marmolejo, Cervantes M. A., R. Garduño-Rivera. 2022. Mining-energy public policy of lithium in Mexico: Tension between nationalism and globalism. Resources Policy, 77, 102686 https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0301420722001349

Martínez, León A. ¿Para qué sirve el litio?, El Economista, 4 de septiembre de 2017. https://www.eleconomista.com.mx/empresas/Litio-que-es-para-que-sirve-y-cuanto-cuesta-20161207-0144.html 

Mining Technology. Top ten the biggest lithium mines in the world. Mining Technology. 30 de agosto de 2019, https://www.mining-technology.com/analysis/top-ten-biggest-lithium-mines/

Pasquali, Marina. México, líder en ventas de autos eléctricos en América Latina, Statista, 23 de febrero de 2022  https://es.statista.com/grafico/26906/volumen-de-ventas-de-vehiculos-electricos-en-latinoamerica/ 

Rodríguez, Ivet. México respetará la concesión de litio de Bacanora, pero no dará ninguna más, Expansión, 1 de octubre de 2021, https://expansion.mx/empresas/2021/10/01/mexico-respetara-la-concesion-de-litio-de-bacanora-pero-no-dara-mas-concesiones 

Sánchez Ramírez, Maria Cristina; Aguirre Quezada, Juan Pablo y Gómez Macfarland, Carla Angelica. Regulación del litio: retos y oportunidades en la actividad minera. Temas de la agenda No. 27 (junio). Instituto Belisario Domínguez, Senado de la República. Junio de 2021,  http://bibliodigitalibd.senado.gob.mx/handle/123456789/5273?show=full

Situación del consumo energético a nivel mundial y para América Latina y el Caribe (ALC) y sus perspectivas. OLADE, https://www.olade.org/wp-content/uploads/2021/06/Situacion-del-consumo-energetico-a-nivel-mundial-y-para-America-Latina-y-el-Caribe-ALC-y-sus-perspectivas.pdf

Este País se fundó en 1991 con el propósito de analizar la realidad política, económica, social y cultural de México, desde un punto de vista plural e independiente. Entonces el país se abría a la democracia y a la libertad en los medios.

Con el inicio de la pandemia, Este País se volvió un medio 100% digital: todos nuestros contenidos se volvieron libres y abiertos.

Actualmente, México enfrenta retos urgentes que necesitan abordarse en un marco de libertades y respeto. Por ello, te pedimos apoyar nuestro trabajo para seguir abriendo espacios que fomenten el análisis y la crítica. Tu aportación nos permitirá seguir compartiendo contenido independiente y de calidad.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER


DOPSA, S.A. DE C.V