Las aventuras de Pinu 2

No sabemos cuántos años tiene y carece de los dientes inferiores. Le gusta el jitomate, las uñas recién cortadas (que desde luego no le permitimos comer) y el sonido de las marimbas. A nosotros, en cambio, nos gusta su eterna mirada de desconcierto; a través de observarla comprendimos que el no entender es también una categoría del pensamiento. Cuando llegó se llamaba Odi, pero yo le puse Pinu, el acrónimo de Pinche Nubecita; en casa convenimos en que ese apelativo está lleno de cariño en vez de desprecio y que le ajusta como anillo al dedo, como se dice. Durante las noches bebe agua con una avidez sorprendente y cada día está más gordo; su ternura manifiesta contrasta con la ferocidad de su hambre. Creemos que, a lo largo de los años, aprendió a hacer de la paciencia una herramienta para enfrentar la vida, o, como nos gusta decir en casa, que tiene el superpoder de la resignación.

Texto de y 21/08/20

No sabemos cuántos años tiene y carece de los dientes inferiores. Le gusta el jitomate, las uñas recién cortadas (que desde luego no le permitimos comer) y el sonido de las marimbas. A nosotros, en cambio, nos gusta su eterna mirada de desconcierto; a través de observarla comprendimos que el no entender es también una categoría del pensamiento. Cuando llegó se llamaba Odi, pero yo le puse Pinu, el acrónimo de Pinche Nubecita; en casa convenimos en que ese apelativo está lleno de cariño en vez de desprecio y que le ajusta como anillo al dedo, como se dice. Durante las noches bebe agua con una avidez sorprendente y cada día está más gordo; su ternura manifiesta contrasta con la ferocidad de su hambre. Creemos que, a lo largo de los años, aprendió a hacer de la paciencia una herramienta para enfrentar la vida, o, como nos gusta decir en casa, que tiene el superpoder de la resignación.

DOPSA, S.A. DE C.V
T.  56 58 23 26 / 55 54 66 08 /
56 59 83 60

Dulce Olivia 71,
Villa Coyoacán,
Coyoacán,
04000,
Ciudad de México