Editorial: mayo 2021

Esta es nuestra carta editorial de Mayo de 2021 sobre el contenido de nuestro número 360. Los Centrales son sobre desigualdad educativa. En Cultura recorremos el país de norte a sur. En Ambiente exploramos las energías renovables. Y en Sociedad nueva contamos con testimonios de mujeres exitosas que están rompiendo el techo e cristal.

Texto de 03/05/21

Esta es nuestra carta editorial de Mayo de 2021 sobre el contenido de nuestro número 360. Los Centrales son sobre desigualdad educativa. En Cultura recorremos el país de norte a sur. En Ambiente exploramos las energías renovables. Y en Sociedad nueva contamos con testimonios de mujeres exitosas que están rompiendo el techo e cristal.

Este País 360 | Desigualdad educativa

Dice Manuel Gil Antón: “Los niños mexicanos son igualmente inteligentes que los niños finlandeses, pero el 50% de los mexicanos vive en la pobreza y otros más en la pobreza extrema, y esas condiciones no abonan a una mejor educación”. Mejorar en educación supondría, para México, mejorar en muchas otras cosas: avanzar en innovación, tecnología, en las artes y el cuidado del ambiente y, sobre todo, en combatir la desigualdad. Pero es precisamente la desigualdad la que hace de la educación en nuestro país algo problemático, enredado y caótico. La desigualdad entre los hogares más ricos y los más pobres es brutal a la hora de la escuela. La fantasía del echaleganismo —la idea perversa de que, echándole ganas, lograrás alcanzar tus metas— no hace más que abonar a esa misma desigualdad que tiene siempre a los más pobres en las peores condiciones. Sumemos a eso otras dos variantes: ¿cuáles son las plataformas para la enseñanza y el aprendizaje? En los libros de texto encontramos el reflejo de años de cambiar el rumbo y experimentar con la educación. En las pantallas, otro tanto: los niños siguen encerrados en casa, sin más interacciones que las que ofrece un televisor y, en el mejor de los casos, un Zoom.

Tal vez no hemos entendido, como sociedad, lo importante que resulta para todos nosotros que quienes menos tienen puedan acceder a la misma educación que tienen los más ricos: si fuera el caso, saldríamos ganando de forma conjunta. Tampoco hemos entendido las desigualdades de género: la deserción escolar de las niñas es muy superior a la de los niños. Además, no hemos visto el espacio físico de la escuela como algo necesario para que el aprendizaje exista y para que el conocimiento se genere: el edificio y el entorno tienen que ser más amables y crear la posibilidad de interacciones saludables, que a todos enriquezcan. De eso hablamos ahora con un equipo de colaboradores de primera: Olinka Valdez hizo el reportaje; Máximo Ernesto Jaramillo tomó a la desigualdad por los cuernos; Mario Medrano se echó un clavado, casi literalmente, a los libros de texto; Jimena de Gortari y Juan José Kochen pensaron y discutieron el espacio arquitectónico de las escuelas y Ana Lucía Guerrero se enfrentó a la adultocracia. No es un panorama feliz, pero sí hay soluciones a la mano.

Nuestra ilustradora es Camdelafu, y pueden conocer más de su trabajo en su cuenta de Instagram.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER

Relacionadas

DOPSA, S.A. DE C.V
T.  56 58 23 26 / 55 54 66 08 /
56 59 83 60

Morelos 23,
Del Carmen,
Coyoacán,
04100,
Ciudad de México