Blog de la casa Traducción: “Querido Marzo, ¡entra!” de Emily Dickinson

Durante varios años, “Poliedro” fue la sección principal de las centrales de la revista Este País. Con el propósito de honrar a esa tradición impresa y renacer como EP en línea, hemos nombrado “Poliedro Digital” al blog semanal de la Redacción que, al tener diversos colaboradores, es como ese cuerpo geométrico de “muchas caras”.

Texto de 02/03/20

Durante varios años, “Poliedro” fue la sección principal de las centrales de la revista Este País. Con el propósito de honrar a esa tradición impresa y renacer como EP en línea, hemos nombrado “Poliedro Digital” al blog semanal de la Redacción que, al tener diversos colaboradores, es como ese cuerpo geométrico de “muchas caras”.

Versión de Karen Villeda

Querido Marzo, ¡entra!
¡Estoy feliz!
Te estaba esperando.
Quítate el sombrero.
Has caminado muchísimo, ¿verdad?
Llegaste sin aliento.
¿Cómo estás, querido Marzo? ¿Y los demás?
¿Cómo dejaste a la Naturaleza?
Ven, Marzo… Subamos las escaleras.
Tengo tanto que contarte.

Los pájaros y yo recibimos tu carta.
Los arces no sabían que venías. Cuando se enteraron,
hubieras visto lo colorados que se pusieron.
Pero Marzo, discúlpame,
no encontré un púrpura adecuado
para todas las colinas que me encargaste colorear.
Te llevaste ese color contigo.

¿Quién está tocando? Es ese Abril,
¡traba la puerta!
Basta de su persecución.
Tuvo todo un año para visitarme
y aparece justo ahora que estoy ocupada.
Pero estas son trivialidades
ahora que tú estás aquí, conmigo.

La culpa es tan preciada como el elogio
y el elogio es tan simple como la culpa.

El poema original puede leerse aquí.

DOPSA, S.A. DE C.V
T.  56 58 23 26 / 55 54 66 08 /
56 59 83 60

Dulce Olivia 71,
Villa Coyoacán,
Coyoacán,
04000,
Ciudad de México