Blog de la casa: Sobre el azar objetivo y lo posible

Durante varios años, “Poliedro” fue la sección principal de las centrales de la revista Este País. Con el propósito de honrar a esa tradición impresa y renacer como EP en línea, hemos nombrado “Poliedro Digital” al blog semanal de la Redacción que, al tener diversos colaboradores, es como ese cuerpo geométrico de “muchas caras”.

Texto de 27/07/18

Durante varios años, “Poliedro” fue la sección principal de las centrales de la revista Este País. Con el propósito de honrar a esa tradición impresa y renacer como EP en línea, hemos nombrado “Poliedro Digital” al blog semanal de la Redacción que, al tener diversos colaboradores, es como ese cuerpo geométrico de “muchas caras”.

En una casualidad realmente afortunada, es la tarde del último viernes de junio y estoy por cruzar avenida Revolución, en Altavista. Remata en la esquina el Museo Carrillo Gil con todos los pisos iluminados, así que seguramente inauguran exposiciones, qué oportunidad. En el cartel se lee: “El gran malentendido. Wolfgang Paalen en México y el surrealismo disidente de la revista DYN”. Siempre volver al Carrillo es emocionante, en ese recorrido de rampas y salas llenas de gente y de buenos recuerdos. Hace ya varios años, con la colección de ese museo conocí la obra de Gerzso y me encantó, lo mismo que espléndidas piezas de Orozco y Rivera, así como gráfica maravillosa. Pero, aunque me gusta mucho el arte abstracto, nunca me llamaron la atención los cuadros de Paalen, me resultaban oníricos en versión pesadilla, así que me interesó mucho conocer su “disensión” del surrealismo. 

Portada de la revista DYN, número 3

Cura la exposición Daniel Garza Usabiaga, con probadísima experiencia en estas lides y quien prologó la Guía Goeritz publicada por Arquine, que tuve el placer de editar. El eje de la muestra son los seis números de la revista DYN, uno de ellos doble, publicados en México de 1942 a 1944 por Wolfgang Paalen, como una plataforma para su disidencia con el surrealismo de André Breton. Las obras expuestas comprenden sobre todo piezas de los autores que colaboraron en DYN (destacan espléndidas ilustraciones de Miguel Covarrubias) y obra de Paalen relacionada con conceptos expuestos en esa revista, con cédulas de muro que describen claramente la importancia de esta publicación, como un núcleo de creadores de distintas disciplinas y nacionalidades que confluyeron en un momento crítico o una articulación de conceptos aparentemente distantes.

Alexander Calder, tinta sobre papel, 1942, fotografía de ALC

Pero ¿quién fue Wolfgang Paalen y cómo llegó a este punto? Nacido en Viena en 1905, hijo de una familia bastante adinerada, en los años treinta se integró al grupo Abstraction-Création en París, con artistas como Wassily Kandinsky, Hans Arp y Piet Mondrian. En 1935 Paalen se incorpora al surrealismo de Breton, con quien colaboró activamente y a quien ayudó a gestionar la Exposición Internacional de Surrealismo, en París en 1938, una muestra fundamental para este movimiento artístico. En 1939 viaja a Estados Unidos y Canadá para conocer el arte y la cultura de los pueblos originarios de esas naciones, con la poeta y artista Alice Rahon, su esposa hasta 1947, y la fotógrafa suiza Eva Sulzer, pero ante el inicio de la Segunda Guerra Mundial deciden establecerse en México, en donde son recibidos por Diego Rivera y Frida Kahlo. 

Wolfgang Paalen en México, cerca de 1940, fotografía de Eva Sulzer

 En enero de 1940, Paalen inaugura la Exposición Internacional de Surrealismo en la Galería de Arte Mexicano de Inés Amor, una muestra que liberó la escena artística mexicana del nacionalismo que la restringía, con obras de autores como Salvador Dalí, Max Ernst, Manuel Álvarez Bravo y Carlos Mérida. Entre 1940 y 1941 Paalen debate con Breton, entonces exiliado en Nueva York, sobre una reformulación del surrealismo, pues el pintor daba prevalencia a la ciencia sobre la lectura poética y proponía integrar las aportaciones artísticas y culturales americanas al programa surrealista. Breton no lo consideró y en 1942 Paalen lanzó el primer número de la revista DYN, en la que rompe con él y presenta su programa disidente del surrealismo.

El gran malentendido, fotografía de Araceli Limón, cortesía MACG

En los seis números de DYN, que impactaron el desarrollo de la pintura abstracta en América durante la posguerra, participaron un sorprendente grupo de escritores y artistas como Alfonso Caso, Henry Moore, Henry Miller, Alexander Calder, Jaqueline Johnson, Anäis Nin, Jackson Pollock, Robert Motherwell, Miguel Covarrubias, Manuel Álvarez Bravo y Rosa Rolanda. Con una edición similar a la de otras revistas surrealistas europeas, DYN le otorgó un carácter revolucionario a la imaginación, “un arma invaluable en la lucha por la libertad”, parte esencial de la “filosofía de lo posible” y de la construcción de imágenes que podían anticipar potencialidades de existencia. La revista adquiere su nombre de su etimología griega tó dynaton: lo posible.

La teoría onda-partícula, fundamento de la física cuántica, fue persistentemente representada por Paalen en su pintura y resultó ser uno de los conceptos que provocaron la disidencia del surrealismo canónico. Otro concepto que incidió en esta separación fue la teoría antropológica de Franz Boas, quien refutaba el “racismo científico” entonces característico de las ciencias sociales, a cambio de una horizontalidad en el estudio de las culturas. A partir de esta postura antropológica, Paalen estudió las expresiones culturales de los pueblos indígenas americanos y dedicó a ellas el número 4-5 de DYN, bajo el título de Amerindian Number. En México, su amistad con Miguel Covarrubias, directamente relacionado con el Museo Nacional de Antropología, le permitió visitar importantes excavaciones en proceso, como Tlatilco y La Venta.

Wolfgang Paalen, Dynaton polaridades cromáticas, sf. Museo Franz Mayer, cortesía MACG

Son muchos más los creadores y las búsquedas que concurren en DYN, así como las casualidades significativas que me encontraron aquella noche, en una exposición muy bien lograda y muy reveladora, que documenta los proyectos y efectos, así como las conexiones estéticas, científicas y culturales que generó esta revista. En la librería del museo, previa cita, pueden consultarse los números de la revista y se obsequia un pequeño folleto muy útil llamado DYN-DICCIONARIO ABREVIADO, que en 24 sucintas entradas de un sólo párrafo recorre los principales conceptos y personajes de la exposición como analogía al Diccionario abreviado del surrealismo publicado por André Breton y Paul Éluard en 1938. Ojalá se publique un buen catálogo, sin duda la muestra lo merece.

Miguel Covarrubias, Rainbow Dancer Yei / Navajo, fotografía de ALC

Para conocer a detalle los contenidos de DYN, los Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas tienen disponible en línea una investigación muy completa: La revista Dyn (1942-1944). Sus principales contenidos, de Juan Pascual Gay y Philippe Rolland.

Miguel Covarrubias, Cabecitas – La Venta Tabasco, fotografía de ALC

El gran malentendido. Wolfgang Paalen en México y el surrealismo disidente de la revista DYN. Museo de Arte Carrillo Gil, hasta el 14 de octubre de 2018. EP

DOPSA, S.A. DE C.V
T.  56 58 23 26 / 55 54 66 08 /
56 59 83 60

Dulce Olivia 71,
Villa Coyoacán,
Coyoacán,
04000,
Ciudad de México