Cómo ver el mundo

Cuota de género es el blog de Abril Castillo en Este País y forma parte de los Blogs EP.

Texto de 15/02/21

Cuota de género es el blog de Abril Castillo en Este País y forma parte de los Blogs EP.

1. El mundo debe verse por una ventana. No importa si es real o metafórica. Pero siempre es necesario enmarcarlo desde algún lugar o punto de vista.

2. El mundo debe verse de noche y luego de día. De tarde y de madrugada. Con lluvia y con nieve (si es que en ese mundo nieva). Con sol. Con sombra. Con frío y con calor. Con sed y con hambre. Con sueño y con sorpresa. Con ternura y con malicia. Y luego hacer un resumen de todo.

3. El mundo debería verse con los ojos cerrados. Oliéndolo nomás. Escuchándolo. Dejando que sus ruidos levanten sus muros y sus calles y den vida a sus habitantes. Hasta llegar a la piel que limita ese otro mundo que empieza en nosotros. O en el otro.

4. El mundo se ha visto por ojos que ya no miran porque ya no están. Algunos escribieron o fotografiaron o pintaron el mundo que ellos vieron. Y así, los que actualmente vemos o somos capaces de ver el mundo, vemos esos mundos que ya no existen, los imaginamos. Y así pensamos también cómo hacer que otros vean este mundo que luego otros querrán conocer cuando no estemos.

5. El mundo se mira en un dibujo que hay en un mantel de papel que trazamos en lo que llega la comida y que arrancamos antes de irnos, ya manchado también de salsa, vino y grasa. Eso hace parte del dibujo también, pero sobre todo, permite ver el mundo con mayor realidad.

“El mundo deberíamos verlo en compañía, porque es confuso verlo en soledad.”

6. El mundo se ve desde los números que cuentan. Cuentan minutos. Cuentan gente. Cuentan vivos y cuentan muertos. Cuentan dinero y compras y ventas. Y piezas de jitomates, limones, prendas de ropa. El mundo es esa escritura primigenia que nació para contar. Para recordar lo que debemos y tenemos porque la memoria es frágil y cuentas claras, amistades largas.

7. El mundo deberíamos verlo con la mano izquierda si somos diestros y con la derecha si eres zurdo. Un rato cada día verlo así y luego a ver qué se ve cuando regreses a la mano buena. A la mano que usas. La mano cómoda. Ninguna mano es buena o mala.

8. El mundo deberíamos verlo en compañía, porque es confuso verlo en soledad. No sé si lo que veo es el mundo o lo que imagino que debería ser o lo que quiero que sea o lo que alguien me dijo que es o lo que soñé que sería. Verlo con alguien que confirme: “Oye, ¿tú también ves ese perrito con zapatos? Ah, sale, va”.

9. El mundo deberíamos verlo a escondidas, cuando nadie nos ve mirarlo. Para verlo y entenderlo sin reparos ni represión ni vergüenza.

10. El mundo hay que verlo a los ojos y que nos mire de vuelta, como si fuera un espejo. Solo el mundo y una misma durante un rato, y nadie más. Así igual entendería que soy yo pero también su reflejo. EP

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER

Relacionadas

DOPSA, S.A. DE C.V
T.  56 58 23 26 / 55 54 66 08 /
56 59 83 60

Morelos 23,
Del Carmen,
Coyoacán,
04100,
Ciudad de México