Boca de lobo: 200 millones, jajaja

Boca de lobo es el blog de Aníbal Santiago y forma parte de los Blogs EP

Texto de 22/05/19

Boca de lobo es el blog de Aníbal Santiago y forma parte de los Blogs EP

“Guerra sucia”. A ti, alto funcionario, te acusaban con pruebas de acero por enriquecimiento ilícito, soborno, tráfico de influencias, extorsión, peculado, abuso de funciones, pero si tu boca soltaba ante los reporteros “es una guerra sucia en mi contra” dabas el primer paso para salvarte.

Aunque la justicia contara con los documentos recabados por denunciantes o el periodismo, y te desnudaban como delincuente, tranquilo: tu corrupción importaba poco si al inicio del trayecto hacia el edén de la impunidad declarabas “es una guerra sucia”.

Cuatro palabras (absurdas, no existen guerras limpias) pero con un mensaje múltiple: mis enemigos erigen un caso falso, me atacan porque mi trabajo honesto los afecta, son viles por naturaleza, soy monarca del castillo de la pureza.

Despedías a la prensa con una sonrisa equilibrada en cinismo y serenidad, en tu camioneta te sentabas atrás, tu chofer ponía primera y luego tus abogados –cuyos estratosféricos honorarios los pagarías con la liquidez brindada por tus delitos- harían el resto: defenderte en procesos judiciales eternos. El juicio se extinguiría al hacerse viejo, por acuerdos oscuros, por el olvido o la justicia retorcida. Y por lo pronto, el “es una guerra sucia en mi contra” era un lifting de tu imagen pública.

En Google la frase “guerra sucia en mi contra” se repite 12,500 veces. Así se decía con el PRI, con el PAN.

¿Y con Morena? Algunos periodistas luchan para que la información no se constriña a los dichos matutinos de un presidente, y trabajan. Valeria Durán y Laura Sánchez Ley divulgaron el lunes una investigación que ayuda a desmitificar el gran soporte del gobierno, lo que en la Prepa nos enseñaron como “axiomas: proposiciones que se admiten sin demostración”. ¿El axioma de la 4T?: este gobierno no es corrupto.

Por un momento vamos darles la razón y aceptemos ciegamente que los domina la rectitud. El problema es que los gobiernos son entes complejos de miles de sujetos, y entre muchos honestos pueden colarse poquitos (o no tan poquitos) deshonestos. Como no se ha inventado el blindaje total contra la trampa, es un privilegio la indagación periodística puntual, como la Durán y Sánchez Ley.

En contralacorrupcion.mx relataron que Carlos Lomelí, a quien AMLO nombró súper delegado en Jalisco, pese a su cargo gubernamental recibe contratos oficiales millonarios. Es gobierno y a la vez el gobierno le da fortunas por su actividad privada: fácil entender la transa, soportada en el reportaje con copias de los contratos públicos.

En 2019 el gobierno federal ya le dio 164 millones de pesos a su empresa, Abisalud, y la administración morenista de Veracruz le entregó 36 millones más. Por supuesto, el político se protege al volver complejo y confuso el entramado de nueve compañías -unas declaradas en su 3 de 3, otras no- que venden medicamentos y del que son parte colaboradores, representantes legales, y hasta su ex esposa, hijos y esposa.

En la mañanera de ayer, Andrés Manuel fue consultado sobre la nota de Lomelí y su doble rol de funcionario y contratante del gobierno federal. Sonrió y dijo: “Es parte de una confrontación política. ¿Saben cómo se le llama a esto, no? Grilla, jajaja”.

Ignoro qué le pareció tan gracioso, quizá fueron las carcajadas que le brotan al que algo lo está avergonzando (para colmo, ayer le renunció el director del IMSS). Enseguida, en la rueda de prensa el presidente reiteró que gracias a su lucha “ya no se están robando el dinero”. Es decir, lo del súper delegado es una fantasía.

Antes oíamos “es una guerra sucia en mi contra”. Hoy oímos “es grilla”.

Limpia su imagen por decisión de su jefe, el súper delegado suma a su cuenta bancaria 200 millones de pesos que le entregó el poder.

Tranquilo, Carlos, los puedes gozar. EP

DOPSA, S.A. DE C.V
T.  56 58 23 26 / 55 54 66 08 /
56 59 83 60

Dulce Olivia 71,
Villa Coyoacán,
Coyoacán,
04000,
Ciudad de México