Lunes, 28 Julio 2014
Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Artículos relacionados
Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Este País | Roberto Hernández / Layda Negrete | 01.03.2011 | 89 Comentarios

Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble. En es­tas lí­neas, sus rea­li­za­do­res plan­tean al­gu­nas de las im­pli­ca­cio­nes de la cin­ta pa­ra la re­for­ma del sis­te­ma de jus­ti­cia me­xi­ca­no. La pe­lí­cu­la ha sa­cu­di­do a au­dien­cias en mu­chas par­tes del mun­do, des­de Áms­ter­dam, don­de ini­ció su re­co­rri­do in­ter­na­cio­nal, has­ta Du­bai, re­co­lec­tan­do 15 ga­lar­do­nes, en­tre ellos 5 pre­mios de la au­dien­cia. Las emi­sio­nes en te­le­vi­so­ras ex­tran­je­ras in­clu­yen Es­ta­dos Uni­dos, In­gla­te­rra, Sue­cia y Aus­tra­lia. En­tre las crí­ti­cas so­bre­sa­le una no­ta de pri­me­ra pla­na en la edi­ción de fin de se­ma­na del Wall Street Jour­nal —dia­rio que ca­rac­te­ri­zó al sis­te­ma me­xi­ca­no co­mo “kaf­kia­no”. Du­ran­te es­te re­co­rri­do, Pre­sun­to cul­pa­ble ha logrado una au­dien­cia de mi­llo­nes de es­pec­ta­do­res in­ter­na­cio­na­les. A pe­sar de es­tos al­can­ces, en Mé­xi­co la pe­lí­cu­la tar­dó un año en ob­te­ner dis­tri­bu­ción. Em­pie­za a ser co­no­ci­da gra­cias a Ci­né­po­lis, que en 40 años de exis­ten­cia ja­más ha­bía dis­tri­bui­do una pe­lí­cu­la. Las im­pli­ca­cio­nes de la cin­ta pa­ra el di­se­ño de po­lí­ti­cas pú­bli­cas en Mé­xi­co se pu­sie­ron de ma­ni­fies­to cuan­do un cuer­po de ase­so­res in­vi­tó a los rea­li­za­do­res a pro­yec­tar­la en Ca­pi­tol Hill, en Ray­burn Hou­se, an­te 70 miem­bros del Fo­reign Af­fairs Com­mit­tee —un ges­to que, al mo­men­to de re­dac­tar es­tas lí­neas, aún no ha si­do re­pli­ca­do por el Con­gre­so ni el Se­na­do me­xi­ca­nos. Es­te ar­tí­cu­lo pre­sen­ta al­gu­nos de los plan­tea­mien­tos que los rea­li­za­do­res hi­cie­ran en Was­hing­ton. rh y ln

I. La es­ce­na del cri­men

Lo úni­co que se sa­be con cer­te­za de la es­ce­na en la cual se ha­lló sin vi­da a Juan Car­los Re­yes Pa­che­co pro­vie­ne de una se­rie de fo­to­gra­fías to­ma­das el 11 de di­ciem­bre de 2005 por el se­ñor Moi­sés Gar­cía, de ser­vi­cios pe­ri­cia­les del Dis­tri­to Fe­de­ral. La se­rie de imá­ge­nes sin nú­me­ro mues­tra a Juan Car­los Re­yes re­cos­ta­do so­bre el pa­vi­men­to; de­trás de su ca­be­za un char­co de san­gre, y una mu­che­dum­bre de mi­ro­nes al fon­do.

Con un gis in­ne­ce­sa­ria­men­te se de­li­neó el ca­dá­ver. Otras cua­tro al­te­ra­cio­nes a la es­ce­na ori­gi­nal son evi­den­tes: la ca­mi­se­ta que al­guien co­lo­có de­trás de su ca­be­za pa­ra ser­vir­le de al­mo­ha­da; las tres ve­la­do­ras co­lo­ca­das cer­ca de su ca­be­za, usa­das co­mo pi­sa­pa­pel pa­ra una ho­ja ta­ma­ño car­ta so­bre la cual se lee la le­tra “N”, con una fle­cha apun­tan­do en di­rec­ción del pun­to car­di­nal; un ra­ci­mo de flo­res blan­cas co­lo­ca­das ca­si en la pun­ta de los de­dos y, fi­nal­men­te, la mor­ta­ja he­cha a un la­do pa­ra que el fo­tó­gra­fo pu­die­ra ha­cer su tra­ba­jo.

A la de­re­cha del ca­dá­ver se ve una bi­ci­cle­ta bmx co­lor azul, ti­ra­da jun­to a la ban­que­ta. Era cer­ca del cre­pús­cu­lo cuan­do el fo­tó­gra­fo to­mó las úl­ti­mas imá­ge­nes de la se­rie ya que se re­qui­rió un flash pa­ra cap­tar la es­ce­na lue­go de que se lle­va­ron el cuer­po. A di­fe­ren­cia de la cla­ri­dad de es­tas imá­ge­nes, to­do lo que si­guió en es­ta in­ves­ti­ga­ción fue un nu­ba­rrón.

II. La con­de­na y la fil­ma­ción

Por es­te ho­mi­ci­dio, Jo­sé An­to­nio Zú­ñi­ga Ro­drí­guez —o To­ño, co­mo lo co­no­cen sus ami­gos— fue arres­ta­do al día si­guien­te en las ca­lles de Iz­ta­pa­la­pa. Un tes­ti­go, pri­mo de la víc­ti­ma, lo ha­bía se­ña­la­do des­de el in­te­rior de un co­che mien­tras cru­za­ba un ca­me­llón. An­to­nio fue arres­ta­do y con­du­ci­do a una agen­cia de Mi­nis­te­rio Pú­bli­co. La po­li­cía ale­gó “fla­gran­cia” a pe­sar de que el ho­mi­ci­dio ha­bía su­ce­di­do el día an­te­rior, a más de 20 ho­ras de dis­tan­cia.

Co­no­ci­mos a To­ño me­ses des­pués de su de­ten­ción, con­de­na­do a 20 años de pri­sión y con la sen­ten­cia con­fir­ma­da en ape­la­ción. Des­pués de ca­si un año de in­sis­tir, se nos ha­bía per­mi­ti­do in­gre­sar con una cá­ma­ra pa­ra en­tre­vis­tar­lo en el área de lo­cu­to­rios du­ran­te 15 mi­nu­tos. Nos sor­pren­dió que To­ño no pa­re­cía te­ner cla­ro de qué he­chos con­cre­ta­men­te lo ha­bían acu­sa­do.

En nues­tras ma­nos te­nía­mos una fo­to­co­pia de la ave­ri­gua­ción pre­via —un tam­ba­che de pa­pe­les que las agen­cias de mi­nis­te­rio pú­bli­co re­dac­tan pa­ra acu­sar—. En Mé­xi­co, la Cons­ti­tu­ción nos da a to­dos el “de­re­cho” a ser de­te­ni­dos en un se­pa­ro de un mi­nis­te­rio pú­bli­co por has­ta 48 ho­ras, pla­zo des­pués del cual de­be­mos ser li­be­ra­dos o for­mal­men­te acu­sa­dos. Du­ran­te esas 48 ho­ras en Mé­xi­co vir­tual­men­te to­do se va­le. Una per­so­na pue­de ser in­co­mu­ni­ca­da e in­te­rro­ga­da por va­rios tur­nos de po­li­cías ju­di­cia­les. La ave­ri­gua­ción pre­via es el úni­co ves­ti­gio o, si se quie­re, re­gis­tro, de esos in­te­rro­ga­to­rios y de lo que ha­bría ocu­rri­do du­ran­te la in­ves­ti­ga­ción de un ca­so.

A pe­sar de que el mi­nis­te­rio pú­bli­co tie­ne ple­no con­trol edi­to­rial so­bre lo que in­gre­sa en el ex­pe­dien­te de la ave­ri­gua­ción pre­via, ese tam­ba­che de pa­pe­les tie­ne di­rec­ta­men­te un va­lor pro­ba­to­rio en los jui­cios tra­di­cio­na­les en Mé­xi­co. Una vez que una de­cla­ra­ción se ha in­gre­sa­do y se­lla­do es co­mo ce­men­to co­la­do. Con­tro­ver­tir las de­cla­ra­cio­nes que ahí apa­re­cen es ca­si im­po­si­ble. No hay si­quie­ra ne­ce­si­dad de traer al de­cla­ran­te al jui­cio. Los jue­ces le otor­gan ple­na cre­di­bi­li­dad a lo que di­ce el pa­pel y nor­mal­men­te lo in­ter­pre­tan de la for­ma más ad­ver­sa po­si­ble al acu­sa­do. Nos lla­ma­ba la aten­ción que To­ño ha­bía si­do acu­sa­do de dis­pa­rar un ar­ma sin que él lo tu­vie­ra cla­ro:

roberto : Te voy a de­cir de que te acu­sa­ron, aquí di­ce: “El hoy pro­ba­ble res­pon­sa­ble, ac­tuan­do con­jun­ta­men­te con otros pro­ba­bles res­pon­sa­bles y de ma­ne­ra do­lo­sa al co­no­cer los ele­men­tos del cuer­po del de­li­to de Ho­mi­ci­dio Ca­li­fi­ca­do quie­re y acep­ta su rea­li­za­ción to­da vez que el día 11 de di­ciem­bre del 2005 sien­do apro­xi­ma­da­men­te las 14:30 ho­ras, al en­con­trar­se, el hoy pro­ba­ble res­pon­sa­ble en la Ca­lle de Be­ni­to Juá­rez del nú­me­ro de la Co­lo­nia Ma­gue­ye­ra de la De­le­ga­ción Iz­ta­pa­la­pa, y en com­pa­ñía del Luis, el Oji­tos, el Cruz, abor­dan al hoy oc­ci­so el cual se en­con­tra­ba en com­pa­ñía del me­nor Víc­tor Da­niel Re­yes Bra­vo, al cual le di­cen —ya chin­ga­ron a su ma­dre— co­men­zan­do el hoy pro­ba­ble res­pon­sa­ble —o sea en es­ta pro­pues­ta, tú— a gol­pear­los con los pies y con las ma­nos, pri­van­do el hoy pro­ba­ble res­pon­sa­ble de la vi­da al hoy oc­ci­so con un ar­ma de fue­go…”. ¿Tú es­ta­bas en­te­ra­do de que se te acu­só de dis­pa­rar un ar­ma?

toño : Pues de lo que yo en­ten­dí que se me acu­sa­ba, era de es­tar ahí, por­que pól­vo­ra no ten­go. Re­cuer­do que cuan­do es­ta­ba en el mi­nis­te­rio pú­bli­co, me di­ce el ju­di­cial: “Tú lo ma­tas­te, tú lo ma­tas­te”, eso era lo que me de­cía, y “¿Dón­de es­ta la pis­to­la?”, y yo de­cía: ¿Pues cuál pis­to­la?”, y se re­pe­tía y se re­pe­tía y me de­cía: “Aho­ri­ta te voy ha­cer el exa­men y na­da mas que sal­ga po­si­ti­vo, vas a ver”. En­ton­ces yo le di­je: “Es­toy se­gu­ro que va a sa­lir ne­ga­ti­vo, por­que en mi vi­da he dis­pa­ra­do un ar­ma”, y él di­ce: “No, aho­ri­ta vas a ver, no te la vas a aca­bar bla bla”. Me me­ten, me ha­cen el exa­men, y re­gre­sa “negativo”, y le di­go: “Bue­no, si el mu­cha­cho mue­re de dis­pa­ro, pues ya sa­lió ne­ga­ti­va. ¿Aho­ra que?”. Me di­ce: “No, en­ton­ces tú es­ta­bas, tú no lo ma­tas­te, pe­ro tú es­ta­bas”. Y en­ton­ces des­de allá (de la agen­cia de mi­nis­te­rio pú­bli­co) ha­cia acá (el re­clu­so­rio), yo ven­go con el “Tú es­ta­bas y tú es­ta­bas”.

Re­cien­te­men­te, la Sub­pro­cu­ra­do­ra de la pgjdf Mart­ha Lau­ra Al­ma­raz, pa­ra el se­ma­na­rio Pro­ce­so (18 de fe­bre­ro de 2010) afir­mó:1 “¡Mo­men­to! Nun­ca na­die en el ex­pe­dien­te di­jo que él ha­bía dis­pa­ra­do”. La aser­ción nos de­jó per­ple­jos. El he­cho es que en el plie­go de con­sig­na­ción —do­cu­men­to que for­mu­la la acu­sa­ción en Mé­xi­co— di­ce en blan­co y ne­gro que a Zú­ñi­ga se le acu­só de dis­pa­rar un ar­ma. Re­sul­ta que el he­cho de­lic­ti­vo del cual se acu­só a Zú­ñi­ga no es­tá cla­ro ni pa­ra es­ta fun­cio­na­ria cu­yo tra­ba­jo pro­fe­sio­nal es acu­sar gen­te. ¿Có­mo pue­de un ciu­da­da­no de­fen­der­se si las au­to­ri­da­des son in­ca­pa­ces de es­cla­re­cer sus pro­pias acu­sa­cio­nes? Re­sul­ta pues que se­gui­mos sin sa­ber cuál es la pos­tu­ra ofi­cial so­bre el he­cho de­lic­ti­vo del cual se acu­só a Zú­ñi­ga. ¿De qué dia­blos lo de­fen­di­mos?

III. De­ten­cio­nes co­mo nun­ca, su­per­vi­sa­das co­mo siem­pre

Hoy Mé­xi­co es­tá usan­do sus ins­ti­tu­cio­nes de jus­ti­cia con ma­yor in­ten­si­dad que nun­ca. Hay más gas­to que nun­ca en la his­to­ria en se­gu­ri­dad pú­bli­ca. Tan só­lo en­tre 2001 y 2005 la fuer­za po­li­cial en el df pasó de 60,000 ele­men­tos a ca­si 80,000 (Azao­la, 2005). Tam­bién hay, no ha­ce fal­ta de­cir­lo, más ho­mi­ci­dios vio­len­tos que nun­ca, y más arres­tos que nun­ca. Del 2002 al 2009 la po­bla­ción pe­ni­ten­cia­ria del Distrito Federal y la zo­na co­nur­ba­da se in­cre­men­tó en un 84%. Pa­sa­mos de 21,500 in­ter­nos a 39,500 (Berg­man et al., 2002, 2005, 2009).2

Lo que de­be preo­cu­par­nos es la for­ma en que se han pro­du­ci­do es­tos en­car­ce­la­mien­tos; la evi­den­cia que se usó pa­ra iden­ti­fi­car y lue­go con­de­nar a es­tas per­so­nas; la for­ma en que fue­ron in­te­rro­ga­das y juz­ga­das y, por su­pues­to, el im­pac­to de es­to en el com­por­ta­mien­to y la ca­li­dad mo­ral de la po­li­cía —que pa­re­ce in­te­grar nue­vos ele­men­tos más rá­pi­do de lo que pue­de for­mar­los.

A ni­vel mun­dial, se sa­be que los tes­ti­gos ocu­la­res (equi­vo­ca­dos) y las con­fe­sio­nes (fal­sas) son res­pon­sa­bles de la gran ma­yo­ría de las con­de­nas erra­das. Son tam­bién el ti­po de prue­ba que los sis­te­mas pe­na­les del mun­do usan con ma­yor fre­cuen­cia. El co­no­ci­mien­to cien­tí­fi­co acu­mu­la­do re­ve­la un con­jun­to de re­co­men­da­cio­nes que de­bie­ran in­fluir la ley y la prác­ti­ca de to­dos los sis­te­mas pe­na­les del mun­do. La li­te­ra­tu­ra re­co­mien­da:

a. Con­du­cir lí­neas de re­co­no­ci­mien­to que no in­duz­can al acu­sa­do a se­ña­lar a al­guien, de mo­do que se pue­da pro­bar la con­fia­bi­li­dad de los tes­ti­gos ocu­la­res; ade­más de re­gis­trar la com­po­si­ción de la lí­nea y su ad­mi­nis­tra­ción de for­ma ob­je­ti­va (Wells et al., 1998);
b. Eli­mi­nar la prác­ti­ca de in­te­rro­gar a los sos­pe­cho­sos en for­mas que bus­quen la con­fe­sión. Los in­te­rro­ga­to­rios con­fron­ta­ti­vos de­ben ser sus­ti­tui­dos por en­tre­vis­tas vi­deo­gra­ba­das por com­ple­to y su­per­vi­sa­das por per­so­nal in­de­pen­dien­te de la po­li­cía que ve­ri­fi­quen el ac­ce­so del de­te­ni­do a agua, co­mi­da y des­can­so, que tam­bién su­per­vi­sen el fun­cio­na­mien­to del equi­po de gra­ba­ción (Kas­sin et al., 2009).

Un fac­tor es­truc­tu­ral, muy po­co aten­di­do y en­ten­di­do, que agra­va la si­tua­ción en Mé­xi­co y que des­co­no­ce las re­co­men­da­cio­nes emi­ti­das por la co­mu­ni­dad cien­tí­fi­ca es la ave­ri­gua­ción pre­via. En Mé­xi­co, el 100% de los in­te­rro­ga­to­rios se re­gis­tran (cuan­do se re­gis­tran) por es­cri­to. Lo pro­pio su­ce­de con la re­la­ción que ha­ce la po­li­cía so­bre la for­ma en que las per­so­nas acu­sa­das son iden­ti­fi­ca­das.

La po­li­cía tie­ne ple­no con­trol edi­to­rial so­bre lo que se in­gre­sa en esos do­cu­men­tos. No hay una vi­deo­gra­ba­ción que con­sig­ne lo que las per­so­nas real­men­te di­je­ron ni la for­ma en que real­men­te fue­ron in­te­rro­ga­das. Lo que es peor, no hay un re­gis­tro ob­je­ti­vo acer­ca de los mé­to­dos que se em­plea­ron pa­ra se­lec­cio­nar a las per­so­nas que lue­go fue­ron in­te­rro­ga­das.

Por eso es que cuan­do pre­sen­ta­mos Pre­sun­to cul­pa­ble en Was­hing­ton di­ji­mos a los ase­so­res y con­gre­sis­tas que la Se­cre­ta­ria de Es­ta­do, Hi­llary Clin­ton, no tie­ne en rea­li­dad ma­ne­ra ob­je­ti­va de sa­ber si Mé­xi­co cum­ple con los re­qui­si­tos de de­re­chos hu­ma­nos que im­po­ne la ini­cia­ti­va Mé­ri­da. De con­for­mi­dad con la ley que apro­pió esos fon­dos, la Se­cre­ta­ria Clin­ton de­be in­for­mar al Con­gre­so nor­tea­me­ri­ca­no si Mé­xi­co con­ti­núa usan­do tes­ti­mo­nios ob­te­ni­dos me­dian­te tor­tu­ra o tra­tos de­gra­dan­tes (“[…] is con­ti­nuing to use tes­ti­mony ob­tai­ned trough tor­tu­re or ot­her ill treat­ment” [in­ter alia P.L. 111-8. (1)(D)]).

De­bi­do a que en Mé­xi­co los in­te­rro­ga­to­rios no se vi­deo­gra­ban, el úni­co mé­to­do ob­je­ti­vo pa­ra sa­ber si es­tos in­te­rro­ga­to­rios son ci­vi­li­za­dos con­sis­te en en­cues­tar a los de­te­ni­dos pa­ra co­no­cer las con­di­cio­nes de tra­to. Los re­sul­ta­dos de la en­cues­ta se pre­sen­tan aba­jo; no son na­da alen­ta­do­res. Se­ma­nas des­pués de nues­tra pre­sen­ta­ción en Ca­pi­tol Hill su­pi­mos que por pri­me­ra vez des­de que Mé­xi­co re­ci­be fon­dos de asis­ten­cia nor­tea­me­ri­ca­nos, se re­tu­vie­ron al­gu­nos di­ne­ros por in­cum­pli­mien­to de los re­qui­si­tos de de­re­chos hu­ma­nos. Sin em­bar­go, la Se­cre­ta­ria Clin­ton no hi­zo nin­gu­na re­co­men­da­ción al go­bier­no me­xi­ca­no en el sen­ti­do de cam­biar le­yes pa­ra exi­gir que los in­te­rro­ga­to­rios aca­ten las re­co­men­da­cio­nes or­de­na­das por la cien­cia. Los me­xi­ca­nos no he­mos exi­gi­do lo pro­pio a nues­tro Con­gre­so. Por lo que ha­ce a los tes­ti­gos ocu­la­res, en Mé­xi­co ése es un pro­ble­ma que la le­gis­la­ción no re­suel­ve apro­pia­da­men­te, aun en sus ver­sio­nes más mo­der­nas, co­mo el Có­di­go Pro­ce­sal Pe­nal de Chi­hua­hua.

La enor­me pro­ba­bi­li­dad de que una per­so­na de­te­ni­da pa­dez­ca un in­te­rro­ga­to­rio coer­ci­ti­vo fren­te a po­li­cías in­ves­ti­ga­do­res lo su­gie­re el Cuadro 1.3
Des­de las épo­cas de la gue­rra su­cia, con for­mas de tor­tu­ra ram­pan­tes, a la fe­cha, ha ha­bi­do cien­tos de cam­bios le­gis­la­ti­vos en Mé­xi­co. Nues­tro país ha vis­to la crea­ción de múl­ti­ples ins­ti­tu­cio­nes pa­ra aten­der el pro­ble­ma de tor­tu­ra y coer­ción a ma­nos de de­tec­ti­ves. Y mu­chos afir­man que la si­tua­ción ha me­jo­ra­do. Pe­ro los nú­me­ros re­ve­lan una rea­li­dad dis­tin­ta de lo que que­re­mos creer. Y no es de ex­tra­ñar. En Mé­xi­co no se han he­cho los cam­bios es­truc­tu­ra­les re­le­van­tes pa­ra evi­tar que la po­li­cía tor­tu­re, gol­pee, coer­cio­ne o mal­tra­te du­ran­te una in­ves­ti­ga­ción. Se han mul­ti­pli­ca­do las bu­ro­cra­cias pe­ro no se ha adop­ta­do nin­gu­na de las po­lí­ti­cas re­co­men­da­das por la cien­cia pa­ra in­ci­dir en el com­por­ta­mien­to ru­ti­na­rio de los po­li­cías. Co­mo Mé­xi­co no es el úni­co país del mun­do que ha vi­vi­do un pro­ble­ma se­ve­ro pa­ra re­gu­lar el com­por­ta­mien­to de los po­li­cías, pre­sen­ta­mos bre­ve­men­te có­mo se ha de­sen­vuel­to la si­tua­ción en dos paí­ses, Es­ta­dos Uni­dos e In­gla­te­rra.

Cuadro 1. ¿Alguna autoridad lo humilló, lo golpeó o lo lastimó?

Tipo de autoridad Lo amenazó o lo humilló Lo golpeó o lastimó
Policía Preventiva 2002 (%) 2005 (%) 2009 (%) 2002 (%) 2005 (%) 2009 (%)
Policía Judicial 16 17 25 24 21 27
Ministerio Público 32 29 38 41 35 38
Juez 1 2 2.5 1 0 0

IV. El ca­so nor­tea­me­ri­ca­no

En el año 2009 un con­sor­cio de in­ves­ti­ga­do­res con­for­ma­do por Kas­sin, Leo, Dri­zin, Gud­jon­son y otros re­dac­ta­ron un en­sa­yo en el que re­su­mie­ron dé­ca­das de in­ves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca so­bre el te­ma de in­te­rro­ga­to­rios y con­fe­sio­nes (Kas­sin et al., 2009). La prin­ci­pal re­co­men­da­ción (mas no la úni­ca) con­sis­te en que los in­te­rro­ga­to­rios de­ben ser vi­deo­gra­ba­dos. La pri­me­ra vez que es­to se pro­pu­so en Es­ta­dos Uni­dos fue en la dé­ca­da de los 30. Sin em­bar­go, la res­pues­ta a es­te pro­ble­ma se de­jó en ma­nos de las cor­tes y la me­di­da se ha adop­ta­do con pas­mo­sa len­ti­tud.

La fal­ta de una le­gis­la­ción na­cio­nal al res­pec­to y de un com­pro­mi­so de­ci­si­vo con la cien­cia pa­ra ge­ne­rar di­rec­tri­ces cla­ras y prac­ti­ca­bles ha­ce que los re­sul­ta­dos sean cues­tio­na­bles. En 1993, una en­cues­ta re­ve­ló que ape­nas un ter­cio de los de­par­ta­men­tos de po­li­cía gran­des en eu vi­deo­gra­ban una por­ción de los in­te­rro­ga­to­rios. Sin em­bar­go, la prác­ti­ca de vi­deo­gra­bar ya es más co­mún en ca­sos de ho­mi­ci­dio, vio­la­ción y asal­to agra­va­do (Ge­ller, 1993).

Si el lec­tor quie­re co­no­cer de cer­ca la cri­sis del sis­te­ma de jus­ti­cia nor­tea­me­ri­ca­no, y lo que un in­te­rro­ga­dor pro­fe­sio­nal le po­dría ha­cer con­fe­sar en tan só­lo seis ho­ras, ais­la­do, sin co­mi­da, agua, des­can­sos ni su­per­vi­sión, se le in­vi­ta a que vea el pro­gra­ma de Fron­tli­ne ( pbs ) ti­tu­la­do Las con­fe­sio­nes (The Con­fes­sions). Es un re­por­ta­je es­pe­luz­nan­te de 90 mi­nu­tos que evi­den­cia cla­ra­men­te la in­su­fi­cien­cia de la res­pues­ta que las cor­tes nor­tea­me­ri­ca­nas han da­do al pro­ble­ma de las con­fe­sio­nes, así co­mo la in­ca­pa­ci­dad de un jui­cio oral, pú­bli­co y con ju­ra­do, pa­ra pro­te­ger a un ciu­da­da­no de una con­fe­sión ex­traí­da ba­jo coer­ción (http://www.pb­s.org/wgbh­/pa­ges­/fron­tli­ne/t­he-con­fes­sions/). Otro ca­so ejem­pli­fi­ca­ti­vo apa­re­ce en la cin­ta Mi vi­da den­tro.4

In­gla­te­rra

El Rei­no Uni­do pre­fi­rió dar una res­pues­ta le­gis­la­ti­va uni­for­me a los mé­to­dos pa­ra in­te­rro­gar a per­so­nas ba­jo cus­to­dia. En 1984 se apro­bó una ley co­no­ci­da co­mo The Po­li­ce and Cri­mi­nal Evi­den­ce Act ( pace , por sus si­glas en in­glés). El he­cho es que es­ta me­di­da ha si­do mu­cho más exi­to­sa que la apro­xi­ma­ción ca­suís­ti­ca de Estados Unidos ya que ha lo­gra­do efec­ti­va­men­te es­tan­da­ri­zar el com­por­ta­mien­to de la po­li­cía. Al­gu­nos aca­dé­mi­cos han se­ña­la­do que In­gla­te­rra lo­gró eli­mi­nar las con­fe­sio­nes fal­sas, te­ner in­te­rro­ga­to­rios ci­vi­li­za­dos sin que en ellos ha­ya coer­cio­nes, man­te­nien­do es­ta­ble la ta­sa de per­so­nas que con­fie­san. Ade­más de las con­fe­sio­nes, pa­ce re­gu­la en ocho có­di­gos los pro­ce­di­mien­tos po­li­cia­les ru­ti­na­rios si­guien­tes:

•    Ejer­ci­cio de la fa­cul­tad de de­ten­ción y re­vi­sión (stop and search);
•    Ejer­ci­cio de la fa­cul­tad de ca­teo (sear­ches of pre­mi­ses);
•    Ejer­ci­cio de la fa­cul­tad de arres­to e in­te­rro­ga­to­rio (de­ten­tion and ques­tio­ning);
•    Iden­ti­fi­ca­ción de per­so­nas (iden­ti­fi­ca­tion of per­sons by po­li­ce of­fi­cers).

La le­gis­la­ción de pa­ce es tan de­ta­lla­da en to­dos sus pun­tos que re­gu­la, por ejem­plo, el ac­ce­so de la per­so­na de­te­ni­da a ali­men­tos, la du­ra­ción de los in­te­rro­ga­to­rios y el de­re­cho a con­tar con el con­se­jo de un abo­ga­do du­ran­te los mis­mos. El he­cho de que la ta­sa de con­fe­sio­nes no ha­ya dis­mi­nui­do de­bi­do a es­tas acu­cio­sas re­glas de tra­to ha­cia el acu­sa­do es un fac­tor dig­no de men­cio­nar­se va­rias ve­ces.

El fu­tu­ro pa­ra Mé­xi­co

La au­sen­cia de me­to­do­lo­gías de in­ves­ti­ga­ción cri­mi­nal ade­cua­das y la au­sen­cia de jui­cios pú­bli­cos que per­mi­tan eva­luar el tra­ba­jo de mi­nis­te­rios pú­bli­cos y po­li­cías son los fac­to­res que más fra­gi­li­zan nues­tro sis­te­ma de jus­ti­cia pe­nal.

Al­gu­nos creen que Pre­sun­to cul­pa­ble es una pe­lí­cu­la que de­mues­tra la ne­ce­si­dad de que en Mé­xi­co ha­ya jui­cios ora­les. Nues­tro sen­tir es que la cin­ta de­mues­tra al mis­mo tiem­po la im­por­tan­cia de con­tar con un pro­ce­di­mien­to ju­di­cial pú­bli­co y au­di­ta­ble por los ciu­da­da­nos y el he­cho de que es­ta pu­bli­ci­dad se­ría in­su­fi­cien­te pa­ra ele­var la ca­li­dad de la in­ves­ti­ga­ción po­li­cial. Ade­más de jui­cios pú­bli­cos ha­ce fal­ta en Mé­xi­co crear con­te­ni­dos que de­fi­nan la for­ma en que la po­li­cía de­be de com­por­tar­se du­ran­te pro­ce­di­mien­tos de ru­ti­na.

El jui­cio re­tra­ta­do en Pre­sun­to cul­pa­ble nos mues­tra po­si­ble­men­te lo que se­ría el jui­cio más pú­bli­co en la his­to­ria de Mé­xi­co. Pe­ro tam­bién nos mues­tra el po­der que en Mé­xi­co un tri­bu­nal le otor­ga a un tes­ti­go ocu­lar. La pre­sen­cia de las cá­ma­ras (pu­bli­ci­dad del jui­cio) al­te­ró el com­por­ta­mien­to del tri­bu­nal en cuan­to a su ves­ti­men­ta y a la pre­sen­cia del juez. En la cin­ta ve­mos có­mo el juez, que nor­mal­men­te no pre­si­de ni una so­la au­dien­cia, es­tu­vo pre­sen­te ca­da mi­nu­to del ro­da­je. El re­gis­tro vi­sual tam­bién ofre­ce in­for­ma­ción al pú­bli­co que le per­mi­te eva­luar el pro­ce­di­mien­to en con­tra de An­to­nio y el re­sul­ta­do del mis­mo.

Las cá­ma­ras, sin em­bar­go, no al­te­ra­ron la cre­di­bi­li­dad que el juez otor­gó al tes­ti­go ocu­lar que acu­só a Zú­ñi­ga (a pe­sar de que ese tes­ti­go con­fir­ma no ha­ber vis­to quién ac­cio­nó el ar­ma), y la in­di­fe­ren­cia del juez fren­te a las evi­den­cias de coer­ción so­bre el tes­ti­go a ma­nos de la po­li­cía.

En Pre­sun­to cul­pa­ble, An­to­nio Zú­ñi­ga es con­de­na­do a pe­sar de que la úni­ca evi­den­cia en su con­tra es el tes­ti­mo­nio de Víc­tor Da­niel, un su­pues­to tes­ti­go ocu­lar que du­ran­te el jui­cio y fren­te a las cá­ma­ras ad­mi­te no ha­ber vis­to quién dis­pa­ró el ar­ma de fue­go que ma­tó a Juan Car­los Re­yes. Zú­ñi­ga es con­de­na­do a pe­sar de que ese tes­ti­go no pu­do des­cri­bir­lo fí­si­ca­men­te, con­fir­man­do el he­cho de que la acu­sa­ción se ba­só en una de­cla­ra­ción po­co con­fia­ble y con­fir­man­do tam­bién el he­cho, de­mos­tra­do en cien­tos de ex­pe­ri­men­tos, de que los tes­ti­gos ocu­la­res se usan co­mo sus­ten­to de una con­de­na aun­que se de­mues­tre que no pue­den ver, y que el he­cho de iden­ti­fi­car a una per­so­na pue­de al­te­rar la me­mo­ria del tes­ti­go, in­clu­so con­ven­cién­do­lo de que hi­zo un se­ña­la­mien­to co­rrec­to (E. F. Lof­tus, 1975, 1982, 2005; E. F. Lof­tus & Gree­ne, 1980; E. F. Lof­tus & Mes­so, 1987; E. F. Lof­tus & M., 2005; E. F. Lof­tus & Mi­ller, 1978; E. F. Lof­tus & Sch­nei­der, 1987).

¿Por qué su­ce­de es­to? Lo cier­to es que un tes­ti­go ocu­lar en cual­quier par­te del mun­do pue­de ses­gar a un tri­bu­nal. The In­no­cen­ce Pro­ject ha de­mos­tra­do es­to con su­fi­cien­cia en Es­ta­dos Uni­dos. Es­ta or­ga­ni­za­ción tie­nen una co­lec­ción de 261 ca­sos de per­so­nas que lue­go de ser con­de­na­das han si­do exo­ne­ra­das por prue­bas de adn. 75% de es­tos ca­sos fue­ron acu­sa­dos por tes­ti­gos ocu­la­res cu­ya iden­ti­fi­ca­ción re­sul­tó equi­vo­ca­da.<sup>5</sup> El tes­ti­go ocu­lar en cual­quier par­te del mun­do es per­sua­si­vo y, al mis­mo tiem­po, muy fa­li­ble. Es un ti­po de evi­den­cia que es fá­cil de re­ca­bar mal. En eu los jui­cios son ora­les pe­ro no evi­tan es­te fe­nó­me­no.

Las lec­cio­nes de Pre­sun­to cul­pa­ble

En Mé­xi­co, por re­gla ge­ne­ral, se de­tie­ne en su­pues­ta fla­gran­cia, se acu­sa sin prue­bas con­fia­bles y se con­de­na en la ma­yo­ría de los ca­sos en jui­cios prác­ti­ca­men­te se­cre­tos. Es­te pa­trón, su­ma­do al he­cho de que las ins­ti­tu­cio­nes de jus­ti­cia son es­pe­cial­men­te per­mea­bles a la co­rrup­ción, ex­pli­ca la al­ta ta­sa de im­pu­ni­dad y la al­ta pro­ba­bi­li­dad de con­de­nar ino­cen­tes. Los tra­ba­jos de Gui­ller­mo Ze­pe­da (Ze­pe­da, 2004, 2010) nos su­gie­ren que és­te es un país de cri­men sin cas­ti­go y, al mis­mo tiem­po, cas­ti­go sin cri­men.

La in­jus­ti­cia, por tan­to, cu­bre to­das las su­per­fi­cies de la mo­ne­da y afec­ta tan­to a víc­ti­mas co­mo a acu­sa­dos. Es­ta rea­li­dad se mues­tra en la es­ta­dís­ti­ca del5 y las en­cues­tas en cár­ce­les (Berg­man et al., 2009). Del la­do de los de­te­ni­dos, he­mos acos­tum­bra­do a nues­tras po­li­cías a prac­ti­car “se­cues­tros de Es­ta­do”, co­mo ha di­cho el hoy fa­mo­so pe­na­lis­ta Ra­fael He­re­dia, uno de los pro­ta­go­nis­tas de Pre­sun­to cul­pa­ble.

Si que­re­mos me­jo­rar la for­ma en que se com­por­ta la po­li­cía hay que re­gu­lar y es­tan­da­ri­zar los pro­ce­di­mien­tos que ru­ti­na­ria­men­te uti­li­za: cuan­do in­gre­sa a un do­mi­ci­lio, cuan­do arres­ta a un ciu­da­da­no, cuan­do in­te­rro­ga a una per­so­na, cuan­do se le pi­de a un ciu­da­da­no que iden­ti­fi­que a otro. Cree­mos que la le­gis­la­ción in­gle­sa de­be es­tu­diar­se con cui­da­do y con­si­de­rar­se se­ria­men­te.

Pa­ra es­te país, con­cre­ta­men­te, nos pa­re­ce in­dis­pen­sa­ble pro­mo­ver y re­gu­lar la vi­deo­gra­ba­ción de los in­te­rro­ga­to­rios y la con­duc­ción de lí­neas de re­co­no­ci­mien­to en se­de po­li­cial. Cree­mos tam­bién que de­ben vi­deo­gra­bar­se los pro­ce­di­mien­tos ju­di­cia­les. És­tas son pro­pues­tas de ren­di­ción de cuen­tas que su­ge­ri­mos cuan­do aca­ba la his­to­ria de Pre­sun­to cul­pa­ble, du­ran­te los cré­di­tos de la pe­lí­cu­la. Las po­lí­ti­cas pú­bli­cas que pro­po­ne­mos son ob­ser­va­bles, me­di­bles y ava­la­das por la cien­cia, por tan­to pue­den ser un buen si­guien­te pa­so pa­ra Mé­xi­co. Pre­sun­to cul­pa­ble nos po­ne en el te­rre­no emo­cio­nal pa­ra ele­var es­ta as­pi­ra­ción en vue­lo. Des­pués de ca­da fun­ción de Pre­sun­to cul­pa­ble, ciu­da­da­nos me­xi­ca­nos se han su­ma­do a es­ta pe­ti­ción a tra­vés de nues­tros men­sa­jes de sms y de nues­tras re­des so­cia­les. Es­to nos lle­na de es­pe­ran­za.

___________________________________

1    http://www­.pro­ce­so­.com.mx/rv­/mod­Ho­me­/de­ta­lleEx­clu­si­va/88569
2    Es­te in­cre­men­to de en­car­ce­la­mien­tos se ha da­do dentro de la mis­ma in­fraes­truc­tu­ra car­ce­la­ria, lo que ha pro­pi­cia­do un de­te­rio­ro de la vi­da en pri­sión. Co­mo ade­más el sis­te­ma pe­nal se con­cen­tra en atra­par de­lin­cuen­tes me­no­res, una bue­na par­te de es­tas de­ten­cio­nes ge­ne­ran be­ne­fi­cios muy mar­gi­na­les pa­ra la se­gu­ri­dad pú­bli­ca. Una cuar­ta par­te de to­dos los de­te­ni­dos por ro­bos (si es que de he­cho ro­ba­ron), ro­ba­ron al­re­de­dor de 700 pe­sos o me­nos, y una cuar­ta par­te de los de­te­ni­dos por de­li­tos con­tra la sa­lud pre­sun­ta­men­te co­mer­cia­li­za­ban al­re­de­dor de 200 pe­sos o me­nos.
3    Es­ta si­tua­ción tras­cien­de a la dé­ca­da pa­sa­da. Aun­que no se cuen­ta con in­for­ma­ción es­ta­dís­ti­ca pre­via al año 2000 so­bre la for­ma en que la po­li­cía me­xi­ca­na in­te­rro­ga, gra­cias a la pu­bli­ca­ción de in­for­ma­ción otro­ra con­fi­den­cial es po­si­ble sa­ber que el uso de la tor­tu­ra y la coer­ción en Mé­xi­co son ru­ti­na­rios des­de ha­ce dé­ca­das. Se­gún Ka­te Doy­le, en 1976, en res­pues­ta a una so­li­ci­tud de Henry Kis­sin­ger, la em­ba­ja­da ame­ri­ca­na en Mé­xi­co en­vió un ca­ble de fe­cha 24 de mar­zo don­de re­ve­ló lo si­guien­te: “Tor­tu­re and ot­her si­mi­lar vio­la­tions of hu­man rights fre­quently oc­cur im­me­dia­tely af­ter arrest du­ring po­li­ce in­te­r¨ro­ga­tion […]. The pat­tern ap­pears to be that po­li­ce of­fi­cials ha­ve lit­tle to dis­cou­ra­ge their use of phy­si­cal abu­se to for­ce a de­tai­nee to coo­pe­ra­te fully with his in­te­rro­ga­tors. The­se vio­la­tions oc­cur in all kinds of ins­tan­ces, both in nor­mal cri­mi­nal arrests and in po­li­ti­cally mo­ti­va­ted de­ten­tions. [...] To our know­led­ge, no ad­mi­nis­tra­ti­ve con­trols in­hi­bit such prac­ti­ces [...]. Cri­mi­nal sanc­tions exist but ha­ve not cons­ti­tu­ted an ef­fec­ti­ve de­te­rrent”. De­clas­si­fied res­pon­se draf­ted by po­li­ti­cal of­fi­cer John Ha­mil­ton, Do­cu­ment 6 con­sul­ted at http://www.g­wu.e­du/~n­sar­chiv/N­SAEBB/N­SAEB­B89/in­dex2.htm. Un año más tar­de, el 2 de sep­tiem­bre de 1977, la em­ba­ja­da en­vió su pri­mer re­por­te eva­luan­do la si­tua­ción de los de­re­chos hu­ma­nos en Mé­xi­co, re­qui­si­to que pa­ra en­ton­ces ha­bía ins­ti­tui­do el Fo­reign As­sis­tan­ce Act. En su res­pues­ta con­fi­den­cial, la Em­ba­ja­da es­cri­bió: “Me­xi­co’s most con­sis­tent pat­tern of vio­la­tions with res­pect to in­te­grity of the per­son has oc­cu­rred in the pe­riod im­me­dia­tely fo­llo­wing arrest, whe­re psy­cho­lo­gi­cal and phy­si­cal abu­se is not un­com­mon, es­pe­cially du­ring in­te­rro­ga­tion. Both Me­xi­cans and fo­reig­ners ha­ve been sub­jec­ted to such treat­ment.” Con­fi­den­tial ca­ble, US Em­bassy in Me­xi­co City, Do­cu­ment 9, con­sul­ted at: http://www.g­wu.e­du/~n­sar­chiv/N­SAEBB/N­SAEB­B89/in­dex2.htm
4    http://ww­w.imdb­.com­/ti­tle/tt0479713/
5    http://ww­w.in­no­cen­ce­pro­jec­t.or­g/un­ders­tan­d/E­ye­wit­ness-Mi­si­den­ti­fi­ca­tion.php

89 Respuestas para “Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
  1. priscila dice:

    Hola, realamente no se si ustedes puedan ayudar a mi pareja, a el lo acusan de robar 50 pesos y un celular. Tambien de amenazar con un cuchillo a un vecino con el cual ya tenia problemas.
    Este señor nunca presento pruebas, unicamente dice reconocer su billete por que estaba marcado y mi novio lo traia en la sudadera, lo cual es falso pues se lo llevaron en ropa interior, ademas que se metieron a su casa abriendo al zaguan a patadas.

    Existen muchas irregularidades y creo que tuvo apoyo de una persona que trabaja en el MP iztapalapa. Total que se lo llevan a las 4 de la tarde pero el acta dice que fue a las 7 de la noche, lo tuvieron incomunicado, en ropa interior y sin zapatos sin decirle por que lo tenian detenido. Hoy ya se encuentra en el reclusorio oriente y la abogada de oficio no hace nada, no sabemos que hacer pues el acta esta llena de mentiras. Se han violada muchos de sus derechos y necesitamos ayuda. Gracias por leer esto espero pronto puedan contactarme.

  2. Leticia López dice:

    Hola,

    Una compañera del trabajo sufrió de un caso similar a la película, ya ha gastado lo poco que tenía en 2 abogados y sentenciaron a su esposo (de 28 años apróx) a 8 años de prisión. Lo acusaron de robo cuando lo que sucedió es que fue a “trabajar” por orden de su jefe en un cargamente en donde le abrieron la puerta para el cagamenteo, tramitó documentos con pedimentos y demás, un trabajo más que le costo la vida , la libertad y la tranquilidad de su familia. ¿cómo puede ayudarsele?. Ella ya fue a Derechos Humanos en donde la respuesta es “gana quién más dinero tiene” y mando carta al presidente actual, sin respuesta hasta ahora.
    Tienen algunos abogados o referencias que puedan ayudar en este tipo de casos?. Gracias anticipadamente

  3. José Pablo Lanz Valdés dice:

    Desafortunadamente en nuestro pais las Autoridades encargadas de impartir, procurar y administrar justicia permiten a los verdaderos criminales actuar con total impunidad, tal es el caso de GLORIA ONTIVEROS VALENCIA quien sustrajo a mis hijos de Querétaro desde el 5 de julio del 2013 , quebrantando el arraigo en materia familiar , y mintiendo sobre el domicilio de depósito a la autoridad judicial y sus padres y hermanos QUE VIVEN EN SANTIAGO TEPALCATLALPAN DELEGACIÓN XOCHIMILCO EN MÉXICO D.F.LA AYUDAN A OCULTARSE Y OCULTAN A MIS HIJOS JUAN PABLO Y MARIANA LANZ ONTIVEROS, a sabiendas que esto es CONSIDERADO UN DELITO GRAVE, confiados en que al vivir en una comunidad con autogobierno podran seguirse burlando de las autoridades. Sin embargo existe la Ley General de víctimas que sanciona hasta con 4,000 dias de salario a las autoridades que violentan los derechos de las victimas .
    Por lo que ya solicité que mis hijos sean inscritos en el registro nacional de victimas . PGJ, PGR, DIF, Policia Federal estan enterados de la sustracción de mis hijos y los jueces en Querétaro y la fiscalía especializada en delitos contra niños niñas y adolescentes ya tienen las pruebas de la FALSEDAD ANTE AUTORIDADES DE ANTONIO ONTIVEROS AVANTES, ALICIA VALENCIA, SOCORRO ONTIVEROS VALENCIA LIBIO MARTINEZ PRADO, ANTONIO ONTIVEROS VALENCIA, VICTOR ONTIVEROS VALENCIA, MARTIN ONTIVEROS VALENCIA, JAVIER ONTIVERO VALENCIA , JOSE OINTIVEROS VALENCIA Y ALICIA ONTIVEROS VALENCIA esta últoma presento un comentario en julio del 2013 plagado de mentiras. ACLARO QUE SE CITÓ POR EL JUEZ FAMILIAR A LA FAMILIA ONTIVEROS VALENCIA para que fueran evaluados por parte del DIF para valorar si eran adecuados para la guarda y custodia de mis hijos y ninguno de ellos se presento.

  4. armando fernandez dice:

    tengo a mi hijo preso junto con 30 personas mas travajan de guardias de seguridad todos de jalisco fueron contratados para poner una valla metalica en un predio que esta en queretaro donde ay mucha jente peleando esas tierras se susito una riña donde ubo 5 disparos y desgraciadamente un jobencito perdio la vida yo travajo en esa empresa y soy consiente q no tienen permiso de portar armas y nunca fueron armados ademas no permitiria q mi hijo usara armas lo curioso o mas vien lo corrupto de las autoridades de queretaro no encontraron el arma no les allaron ninguna fueron golpeados y macheteados por los pobladores ellos mismos llamaron a la policia para que los protejieran y resultaron detenidos acusados se sicarios de matones y les dieron auto de formal pricion supuesta mente todos dieron positibo al radizonato de zodio nunca tubieron un juez de oficio todo es muy raro no entiendo como pueden disparar 31 personas una sola arma y ser acusados de un comando armado con una pistola y ademas nunca aparecio el arma y ninguna mas no creo que selas aigan comido esto es absurdo ademas el papa del joven que fallecio frente ala prensa aclaro que ninguno de los detenidos era el culpable y el estubo en la riña yo pido que en realidad se le aga justicia a este joben pero con el verdadero culpable no con inocentes una ves mas este gobierno demuestra lo incompetente y mediocre que es y no lodigo por todos por que ay muchos que si desempeñan su trabajo no es justo que les echen a perder sus vidas y las de sus familias de esta jente que solo fue a travajar por favor nesesitamos q nos ayuden gracias

  5. armando fernandez dice:

    tengo a mi hijo preso junto con 30 personas mas travajan de guardias de seguridad todos de jalisco fueron contratados para poner una valla metalica en un predio que esta en queretaro donde ay mucha jente peleando esas tierras se susito una riña donde ubo 5 disparos y desgraciadamente un jobencito perdio la vida yo travajo en esa empresa y soy consiente q no tienen permiso de portar armas y nunca fueron armados ademas no permitiria q mi hijo usara armas lo curioso o mas vien lo corrupto de las autoridades de queretaro no encontraron el arma no les allaron ninguna fueron golpeados y macheteados por los pobladores ellos mismos llamaron a la policia para que los protejieran y resultaron detenidos acusados se sicarios de matones y les dieron auto de formal pricion supuesta mente todos dieron positibo al radizonato de zodio nunca tubieron un juez de oficio todo es muy raro no entiendo como pueden disparar 31 personas una sola arma y ser acusados de un comando armado con una pistola y ademas nunca aparecio el arma y ninguna mas no creo que selas aigan comido esto es absurdo ademas el papa del joven que fallecio frente ala prensa aclaro que ninguno de los detenidos era el culpable y el estubo en la riña yo pido que en realidad se le aga justicia a este joben pero con el verdadero culpable no con inocentes una ves mas este gobierno demuestra lo incompetente y mediocre que es y no lodigo por todos por que ay muchos que si desempeñan su trabajo no es justo que les echen a perder sus vidas y las de sus familias de esta jente que solo fue a travajar por favor nesesitamos q nos ayuden gracias

  6. elsy dice:

    Como podría ponerme en contacto con usted de manera encarecida se los pido.

  7. carmelo dice:

    una pregunta mi hermano fue acusado de violacion en mexico, pero no se consumo el acto con una menor de edad, porque no presentaba signos de violacion ademas mi carnal estaba borracho, el esta preso, q puedo hacer para sacarlo?

  8. Alberto dice:

    Para mi presunto culpable en una película totalmente manipulada y editada, de tal forma que los que la realizaron son totalmente subjetivos en plantear el caso de Antonio Zúñiga. Todas las “pruebas” que ellos manejan para demostrar la inocencia d este sujeto son improcedentes jurídicamente y son hechas para los espectadores del cine: Primero, la prueba de Harrison sale negativa porque se realiza en un plazo mayor a 12 hrs. de haber disparado, por lo tanto es desechada como evidencia. Dos, hasta donde tengo entendido, Zúñiga nunca fue señalado como la persona que dispara el arma de fuego, sino como coautor del homicidio y yo nunca vi al testigo dudar de que Zuñiga estuvo ese día que ocurrió el asesinato de su primo. ¿Por que en la película nunca le preguntan cual es esa “pena gigantesca” que tiene? donde le pide a dios que lo meta a la cárcel o lo mate. Todos los testigos que dicen haberlo visto el día del homicidio, seguramente son sus amigos y no creo que hayan estado las 24 hrs. del día viendo a Zúñiga en su puesto. Algo que se me hace totalmente sospechoso y la gente no lo sabe es que Antonio Zúñiga vivía en una colonia de la delegación Iztapalapa que se llama Desarrollo Quetzalcóatl, donde operan una gran cantidad de bandas dedicadas al robo y narcomenudeo, curiosamente una de las bandas que opera ahí se hacen llamar los rappers, siendo su distintivo la música de rap, digo posiblemente sea sólo una coincidencia la afición de Zúñiga por la música de rap. En fin, invito a la gente que sea más critica y analítica de lo que ve.
    P. D. Todo lo que digo lo leí en un articulo que sacó la revista letras libre en abril de 2011 el cual se me hace más creible que todo lo que han dicho los medios de comunicación como televisa.

  9. querido abogado Roberto Hernandez antes que nada un fuerte abrazo y un saludo respetuoso mire quisiera me informe pues a un familiar lo detuvieron sin pruebas pues esta acusado de violación uno no hay pruebas pues la hora dia y segundo el no estaba en el lugar de los hechos además la persona que lo acusa nos esta amrnasando y la justicia no ace nada me puede asesorar por favor o me puede recomendar a lagun licenciado justo de tizayuca hidalgo

  10. Rodolfo dice:

    ¿cómo puedo ayudar para que este sistema de justicia penal cambia en MÉXICO?

  11. ana mena dice:

    tengo mi esposo pagando condena de 27 años inocentemente , por un mal procedimiento o mala investigacion de la fiscalia por que mi esposo no tuvo defensa técnica, como el era inocente iso caso omiso al tema ,pero que injusticia las que hacen varias entidades en Colombia quiero que me ayuden por que no se que hago 27 años de condena y esta pobre familia sufriendo sufriendo de por dios quiero un ángel intermediario , mandado por el todo podersoso que que me ayude para ver que hago para demostrar que mi esposo es inicente

  12. malena dice:

    Hola mi hermano esta detenido por la misma circunstancia
    El fue detenido desde el 2011 y jamas le hicieron pruebas
    De ninigun tipo solo porque la gente comento que el pudo
    Ser el asesino sin mencionar que el ministerio publico los
    Amenazo que queria nombres de alguien que a ellos
    No les importaba si el tipo que baleo al dufunto estaba
    Encapuchado. Les pido me ayuden yaque mi hermano
    Es inocente y aparte sus cuatro hijos son pequenos y lo
    Necesitan…

  13. yesica brito dice:

    hola soy yesica estoy desesperada a mi hermano lo agarraron en la esquina de la casa le pusieron un cuchillo y lo acusan de robo el salio hace 4 meses como la policia le tiene bronca le pegaron y agarraron de testigo auna mujer y armaron unrobo para q quede detenido necesito su ayuda urgente muchas gracias

  14. Alicia Ontiveros Valencia dice:

    Buenas noches a uds.quienes van a leer mi solicitud de contacto con caracter de urgente,mi hermana Gloria Ontiveros Valencia vive en la Cd. de queretaro hace varios años,ella es enfermera y trabajo en el INP como jefe de el area de urgencias oncologicas en esta institución durante varios años,conocio y se caso con el pseudo “pediatra” Jose Pablo Lanz Valdez,con el que tuvo dos hijos,Juan Pablo y Mariana,como pareja tuvieron muchos problemas,el tipo trato de meterla a un psiquiatrico acusandola de loca,después de tanto pleito mi hermana obtuvo la custodia de los niños,ahora estan a punto de meterla ala carcel por orden de uno de tantos jueces negligentes y corruptos,depués de que fué lanzada de el que fué el domicilio conyugal y domicilio depositario ademas de domicilio de arraigo para ella,ya no sabemos que hacer,la historia aun es más larga y tortuosa para mis sobrinos y mi hermana,por favor,por favor,si meten a la carcel a mi hermana este tipo le va a quitar la custodia de los niños y no saben la clase de alimaña que es,toda nuestra familia radica aqui en el D.F.ella vive alla por necesidad,por favor contactenos,no es solo un triste caso de pleito por custodia,se trata de un tipo que ya fué declarado como incapacitado mentalemente y en verdad es un desquiciado y de la violación de los más minimos derechos humanos de los niños y de mi hermana.Espero respuesta por favor

  15. Marce dice:

    El documental PRESUNTO CULPABLE solo tiene la finalizad de hacer valer el punto de vista de los “productores”. ES PARCIAL. Hay también un transformo politico (para encarrilar la carrera de Layda Negrete hacia Campeche de donde su madre es Senadora de la Rep. La senadora Sansores) Los “productores” afectaron la moral de las personas que en la images utilizan finalmente para lucrar con mas de 40 becas y taquilla en mas de 200 salas de cine! Si querían criticar algo que lo hicieran por escrito y sin cobro y no vendiendo entradas con las que al final no le pagaron a la organización RENACE! (RENACE ESTA MOLESTO) Roberto Hernandez es un OPORTUNISTA y ojo GDF! un SOCIOPATA, con un record importante de MANIPULACION! Mira nada mas como se quizo pasar como el héroe. Es como si yo filmara un atropello en el periferico y lo filmara para hacer me el héroe ademas de vender boletos en taquilla! Un engaño mas para los mexicanos. Mentirosos y corruptos como lo que pretenden criticar! Que los METAN a la carcel. EL DERECHO A LA PRIVACIDAD de cualquier persona es lo mas importante!

  16. tania valdez y mayra farfan dice:

    hola por este medio me permito recurrir a usted para solicitar su orientación y apoyo ya que mi prima Isabel Yadira Gómez Chavarría se en cuenta en el reclusorio femenil de Guadalajara Jalisco presuntamente culpable por un accidente vial en el que resulto lesionado un trabajador de la empresa kfc ya que se le han presentado varias violaciones a sus derechos y la persona afectada pide demasiado dinero para otorgarle el perdón aproximadamente 700 000 pesos dinero que no contamos para sacarla , la persona afectada no quedo con secuelas que impidan hacer su vida normal , ya que el cuenta con un familiar que influye directamente y perjudica más la situación de nuestro familiar no sabemos a quien más recurrir . Quisiéramos que por este medio pudiéramos contactarnos con ustedes . Les dejamos nuestro teléfono ya que nos urge tener una respuesta
    5558413452 y 5558661699 con Tania Valdez Chavarría MUCHAS GRACIAS

  17. Beatriz dice:

    No es posible cuantos casos todos muy similares y seguimos sin hacer nada. Mi esposo esta pasando por algo demasiado similar lo acusan de homicidio calificado en grado de tentativa cuando lo que ocurrio fueron lesiones en riña en la que 4 personas lo agreden y roban y casi lo matan y al que acusan es a èl ademas de que no hubo ningún muerto y las lesiones que presentaron el supuesto lesionado y mi esposo son de segundo grado. Ojala y pueda contactar a el Lic. Rafael Heredia. De verdad me urge muchisimos ya los abogados que contrate me robaron hasta que se aburrieron y no hicieron nada. Y de verdad la pelicula nos ayude a hacer conciencia y realmente se les preste la ayuda a las personas que las necesitamos y no solo quede en un Boom cinematrografico.
    Espero respuesta pues ya son tres años de vivir injusticias.

  18. maria silvia dice:

    yo, necesito que nos escuchen tenemos 4 años con esta inconformidad de nuestras leyes mexicanas porque encierran e gente sin pruebas violando sus derechos desde que lo agarran hay muchas versiones diferente ,no se presenta nunca la parte afectada, son violadas todas sus garantias por eso acudo para que vean su exp 109/2009 reclusorio oriente , juez 23º de lo penal del df ayudennos por favor estan cometiendo un error investiguen bien y veran que lo estan acusando con abuso de autoridad.

  19. Genesis dice:

    Hola necesito de su ayuda a un amigo mio lo acusan de haber asesinado a un vendedor de drogas, cuando lo unico que hizo fue defenderse,ha consultado con varios abogados y todos le sacan lana y dicen queesta presionando gente del exsindicato de trabajadores de luz y fza del centro asi como gente del PRD, su caso aun esta en Averiguaciòn y nopermiten acercarse ni a el ni asu familia ya que esta fue despojada de su propiedad a punta de pistola

  20. angelica saenz dice:

    hola tengo un caso muy similar a muchos pues es ridiculo por lo que se le acusa a esta persona, por favor estamos desesperados¡ necesito saber con quien contactar a los abogados de toño o a personas como ellos que ayuden a uno sin buscar sacarles todo a las familia pues nosotros somos gente muy humilde. gracias dlb. esto ya lleva varios meses y ni señas de que lo quieran resolver
    agradecere su respuesta.

  21. PAUUSS dice:

    hola, la pelicula retrata la realidad,, mi esposo se encuntra en el mismo caso desde hace 3 años,llevamos 4 abogados,, las cosas no han cambiado en nada mi bb ya va cumplir 4 años y solo ve asu ppa un domingo de 15 dias,no hai justicia solo hai soborno …

  22. Maria dice:

    Estimado Waldo parece que es la especialidad de las autoridades de SINALOA utilizar LA TORTURA PARA INCULPAR A GENTE INOCENTE.
    Actualmente estan inculpando a un joven inocente de haber asesinado a su ex-novia misma que fue trabajadora de gob y maestra universitaria, esta fue agregida con arma blanca en su recamara, mientras mas de 6 personas dormian en la casa, dicen que nadie escucho ni vio nada, como pueden estar matando a tu hermana en la puerta de al lado y no darte cuenta.
    La familia en su coraje y dolor se ha empecinado en culpar a su ex-novio, mismo que fue secuestrado por autoridades ministeriales torturado brutalmente hasta dejarlo en libertad tras darse cuenta de que este joven es inocente.
    Despues de una ardua presion de amigos y familiares de la maestra siguiendo empecinados en culpar a este joven, las autoridades VUELVEN A SECUESTRARLO en esta ocasion por un tiemp aproximado de 3 dias, TORTURANDOLO fisica y psicologicamente hasta hacerlo caer en su juego, obligandolo a declarse culpable de un crimen que no cometio, realizando una DECLARACION ABSURDA ante los medios de comunicacion, al dia siguiente este joven declara ante el juez la BRUTALIDAD QUE se cometio con el y detalla cada una de la tortura aplicada, afirmando que personal del ministerio lo puso a ensayar La FALSA DECLARACION, en estos momentos este joven esta en espera de la resolucion del juez, esperando resultados de pruebas de ADN donde la misma entidad que lo tortura y obliga a declararse culpable es quien toma la muestra y la manda a laboratorio QUE CONFIANZA PUEDE EXISTIR EN ESTA PRUEBA cuando si fueron capaces de AMENZARLE CON CORTARLE DEDOS Y MANOS CON UNA SIERRA, SI FUERON CAPACES DE LLEVAR HASTA CASI LA MUERTE A ESTE JOVE, seran igualmente capaces de presentar resultados o enviar muestras alteradas para cerrar el caso.
    Facebook Justica para Juan Carlos CF

  23. Soy cubano,medico de profesion,acusado injustamente de un crimen que no cometi,la muerte de mi ex esposa. la presion inicial de la embajada cubana sobre el gobierno del estado de Sinaloa llevo a que las autoridades de Mazatlan fabricaran un caso contra mi y asi darle respuesta a la parte cubana y a la sociedad mazatleca,dado que la persona fallecida trabajaba como asesora en la enseñanza del ballet clasico en el teatro municipal,era trabajadora del gob. cubano y del municipio de Mazatlan.Fue SECUESTRADO,TORTURADO,existen fotografias de las lesiones que me provoco el grupo de homicidios,presionaron a los declarantes,hubo falsas declaraciones,buscaron un testigo falso,el cual resulto ser un delinciente en USA. Cambiaron el dictamen medico pericial a los 4 años de los hechos(Esto motivo una demanda contra los medicos peritos de Mazatlan),personas no autorizadas a intervenir en la averiguacion previa lo hicieron,sin ser comisionadas para hacerlo y muchas otras irregularidades que forman parte de la defensa en este caso.

  24. hola me gustaria contactarlos para expónerles un caso similar espeo respuesta gracias por leer mi comnentario sañaudos

  25. rogelio hernanez dice:

    hola lic. me gustaria contactarlos para que me ayuden ome asesoren en un asunto similar espero lean mi comentario y respuesta a mi correo

  26. alfredo dice:

    Solo esto pasa en Mèxico, que mala imparticiòn de justicia tenemos, con que facilidad se puede meter a la carcel a una persona, se trata de quien sepa mentir mas gana, mi familiar esta en el reclusorio acusado de robo de un celular, delito que no cometio, fue riña y se la voltearon a robo, no es posible que le desgracien la vida a un inocente…. vamos expresarnos, nuestra imparticion de justicia debe de cambiar

  27. angelica sanchez dice:

    hola, mi hermano fue condenado gracias a sobornos a abogados y ya estamos cansados de que a mis padres les sigan dando falsas esperanzas donde podemos recurir somos una familia humilde pero muy honesta gracias.

  28. Ana lilia martinez hernandez dice:

    Mi marido esta pasando por un caso igual yestoy odesesperada ,solo quiziera q alguien m escuchara y apoyara yo no soy gente adinerada ,y no cuento con un buen abogadosi alguien m escucha o lee mi comentario y puede ayudarme o asesorarme deverdad se los agradecere con el alma mi nombre Analilia Martinez,mi correo,any.martinez74@gmail.com ,mil gracias

  29. Myrna Flores dice:

    Debería existir una Ley donde tengan cláusulas en donde se especifique que si un juez, magistrado, abogado o policía hace uso indebido en contra de una persona que no es culpable, existirán cargos imputables, porque mientras no haya castigo, este mugrero seguirá así. Para que puedn tener un poco mas de respeto a las leyes. En inhumano lo que hacen estas personas, los abogados y jueces creo que se les olvido el juramento que hacen en proteger siempre los derechos y ser honestos!! DLB!!!

  30. juan carlos rodriguez dominguez dice:

    mi hermano esta pasando por una situasion igual ael lo estan acusando de aber partisipado en un asesinato de un muchacho el cual era novio de su hija cuando esto susedio mi hermano estubo apoyando entodo momento alamama del muchacho a inbestigar quienes podrian aber echo eso asta incluso el acompaño ala señora a poner una demanda y adeclarar pues asi pasaron 6 meses y como no encontraron culpables la señora lo acuso a el sin pruebas ajentes del ministerio publico vinieron asu casa y selo yebaron disiendo que se tenia que presentar adar otra declaracion como ya antes avia ido en barias ocaciones pero ya era que la señora lo avia ido acusar sin pruebas ai fue detenido privado de su libertad y pasando 3 dias fue tras ladado al reclusorio en el cual yeba 4 meses sin unaprueba contundente que lo vincule a el directa mente nomas lo dicho por esta señora que esta siendo injusta en acusarlo asi ya el abogado nos saco asta lo que mas pudo y no bemos nada claro si ay alguien que bea esto y me puedan ayudar mis padres ya son mayores y sufren mucho por esta situacion y tengo miedo por eyos yo se que mi hermano es un hombre bueno que seria incapas de aser algo asi tanto que se ofrecio ayudar ala señora y por buena jente le pagan asi deantemano gracias

  31. Maria dice:

    Bueno.. a un año de la pelicula.. y diganme… como se puede contactar a buenos abogados para un caso obvio similar… Saludos

  32. Teófilo dice:

    Felicitaciones a todos los que intervinieron en esta cinta. Es indignante confirmar lo que todos sabemos, que la corrupción y el sistema de justicia en México es de lo peor que existe. Tuve un familiar en prisión por 3 años acusado de homicidio que nadie le pudo probar y tuvieron que liberar finalmente por lo mismo. A la familia le pedían dinero por su libertad. Como son de escasos recursos jamas pudieron pagar. Esto tiene que cambiar!! saludos

  33. anabella ku interian dice:

    Hola es muy interesante todo lo que hizo por toño me gustaria contactarlo

  34. ELVIRA dice:

    Hola, su artículo me pareció interesante.
    Ahora estoy pasando por un asunto similar, con respecto a mi hijo. Quisiera mandar el asunto.
    Por su atención, gracias.

  35. Laura dice:

    Hola, mi familia vivio una pesadilla xq mi hermano fue acusado d robo, sin pruebas, el salia de su trabajo e iba en el metrobus , creo q la gente se dedica a senalar inocentes. El juez lo dejo libre pero el MP apelo, se puede amparar antes d ir a los magistrados?? :(

  36. Marcela soto felix dice:

    Holaa a mi familia y io ns yamo musho la atencion esa peli xk mi hermano tambiien sta enla karcel x lo mismo xk tres pinshes polocias no ayaron a otro pendejo a kiien subir al karro y kulparlo y tambiien fue el 11 de diciembre xla noshe y pues no tienen ninguna prueva k lo inkulpe al kontrario tenemos mushas pra demostrar k s inocente y nadiie nos ac kazo ya dos licenciados nos an sakado lo k an podido xfavor si ai alguien k ns pueda ayudar c lo agradeceremos musho……el tiene tres niños menores d tres años los tres aganlo x eyos y xmi mama xfa xk los niñps andan rodando d akii pra aiia eios no tienen la kulpa…..

  37. tenemos que difundir esta información lo mayor
    posible, y hacer una campaña fuerte de concientización.

  38. gina vargas dice:

    hola estoy interesada en su forma de litigar me custaria poner en contacto con ustedes ya que tengo un ploblema se mejante gracias esperando su respusta.

  39. Rodrigo dice:

    Hola, me gustaría enviarles un caso, no sé dónde me puedo poner en contacto con ustedes, ni quiero hacerlo película, claro está, pero me gustaría haerselos llegar.

Dejar un comentario



La tortura de la pena de muerte

A finales del mes pasado, el estado de Oklahoma empezó el procedimiento para imponer la pena de muerte...
Los juicios orales: la justicia pendiente en México
Las sonrisas de Layda Negrete y Roberto Hernández, productores del documental Presunto culpable, son inmensas. No es para menos. Acaban de ser...
Testigos protegidos: instituciones débiles y cinismo público

La semana pasada, se anunció el libramiento de cuatro generales y un teniente...

El caso Cassez y la decisión de la Suprema Corte
Los riesgos de una justicia aparente, sin fundamento suficiente en los hechos, son enormes. Además de condenar a posibles inocentes, despejan...
La Sra. Wallace y el lado oscuro
Al igual que Anakin Skywalker, en algún punto la Sra. Wallace se pasó al lado oscuro de la fuerza. Antes lo iba haciendo bien: lejos de...
Más leídos
Más comentados
Los grandes problemas actuales de México (6.360)
...

La distribución del ingreso en México (2.499)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (2.114)
...

¿Por qué es un problema la lectura? (1.701)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

México: la pobreza educativa. Entrevista con Olac Fuentes Molinar (1.451)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

1
Foro de Indicadores