Thursday, 27 November 2014
Artículos relacionados
Gendarmería
Blog | Norteando | Patrick Corcoran | 01.01.2013 | 0 Comentarios

PatrickCorcoran

Una de las ideas más célebres de Enrique Peña Nieto es la de una gendarmería. Sin embargo, pese a la atención proporcionada, los detalles ofrecidos por el presidente sobre su propuesta son escasos. Eso es lo que escribió el candidato Peña Nieto durante la campaña sobre el asunto:

“Crear una Gendarmería Nacional, de origen militar, pero bajo mando civil, que lleve a cabo tareas policiales en los municipios de mayor debilidad institucional dentro de un marco legal claro y apropiado, que garantice el pleno respeto a los derechos humanos de los ciudadanos, incluido el derecho a su seguridad.”

Y en el Pacto por México, en el cual la gendarmería es el compromiso 76:

“Se creará la Gendarmería Nacional como un cuerpo de control territorial que permita el ejercicio de la soberanía del Estado mexicano en todos los rincones del país, sin importar su lejanía, aislamiento o condición de vulnerabilidad.”

Es una etiqueta peculiar, hasta exótica, pero como idea, está lejos de ser transformacional. Lamentablemente, una gendarmería no llena ni un hueco, no logra ni un objetivo que pronto haga de México un país más seguro. Todo lo que puede lograr una gendarmería también lo podría hacer la Policía Federal, que por cierto seguirá existiendo. Entonces, ¿dónde empiezan las funciones de la primera? y ¿dónde acaban las de la segunda? ¿Por qué tiene más sentido meter 10,000 hombres en una nueva fuerza federal, en lugar de mandarlos a reforzar la fuerza que ya existe? Nadie ha dicho, y al parecer, nadie sabe.

No es la primera vez que un presidente mexicano llega a Los Pinos con grandes ideas de reformas policiacas mucho más eficaces que las anteriores. Es más, casi cada mandatario federal por dos generaciones ha hecho precisamente eso. Felipe Calderón consolidó la Policía Federal Preventiva y la Agencia Federal de Investigación, Vicente Fox creó la AFI y desapareció la Policía Judicial Federal, Miguel de la Madrid acabó con la Dirección Federal de Seguridad, etcétera, etcétera.

Todas estas reorganizaciones no han funcionado porque el problema de fondo no es el tipo de institución. Un país puede organizar su seguridad con una o dos fuerzas federales, o a través de miles de policías locales, pero lo que se necesita en todo caso son: recursos, capacitación, agentes de calidad, y paciencia para que los cambios necesarios se manifiesten. No existen razones convencedoras para pensar que estos elementos se encontrarían más fácil en un esquema que utiliza una gendarmería nacional. Y peor aún, ahora tenemos que agregar otra burocracia a un escenario donde ya sobran.

Este hábito de gobierno no se limita a las reformas policiacas. Es la misma forma de pensar que lleva a los ejecutivos en cada parte de la república a construir puentes viales que no se necesitan. Es por eso que las promesas de campaña al estilo de “100 días, 100 obras” son muy comunes, mientras ignoran elementos de su trabajo que son básicos e importantísimos, pero aburridos–por ejemplo, llevar las finanzas sanas.

Es decir, quieren poder jactarse de algo visible, como un faraón egipcio con sus pirámides. El mensaje –“Mira, mira, fui yo que hice esa cosa que ves. ¡Fui yo!”– es bastante infantil, y da por hecho que los votantes son iguales de infantiles en sus preferencias políticas.

Lo que olvidan todos estos faraones modernos es que los proyectos públicos son el medio, no el fin. Un electorado sano no va a dar crédito a un líder por haber iniciado un viaducto impresionante si todas las carreteras en la ciudad siguen llenándose de baches con cada tormenta. De la misma forma, no está mal en sí que Peña Nieto quiera formar un nuevo cuerpo policiaco con un nuevo nombre que es más exótico que los demás, pero la prueba de acidez es si cambia el desempeño de las agencias de seguridad, y si logra mejorar la situación de como la viven los ciudadanos.

Eso es un reto mucho más complicado, como varios presidentes y varias fuerzas policiacas nuevas han aprendido.

PD: Siempre al escribir de temas de seguridad pública, son esenciales los comentarios de Alejandro Hope, quien escribió de la gendarmería aquí.

Dejar un comentario



Los nuevos hacendados de México
Resulta que el mejor papel de villana que le ha tocado a la Gaviota es, nada menos, que el de Angélica Rivera, la primera dama. Sobran razones para estar indignados y enfadados con su explicación de su casita en Las Lomas. La más importante es que no dijo nada para esclarecer el conflicto básico en […]
El resultado de las elecciones en Estados Unidos
Las últimas elecciones de la época obamista ya se llevaron a cabo, no le fueron favorables al presidente. El entorno político se ha complicado mucho para los demócratas, ya que cedieron control del Senado a sus adversarios republicanos. Desde 2010 no tienen una mayoría en la Cámara Baja, así que la totalidad del Congreso está […]
No basta con capturar a los capos
México está pasando por un periodo interesante, y contradictorio, en la seguridad pública. En las últimas semanas, las fuerzas federales han capturado a dos de las mayores referencias del narco mexicano: Héctor Beltrán Leyva y Vicente Carrillo Fuentes. Dichas detenciones efectivamente acaban con dos de las familias criminales de más resonancia de los últimos 25 […]
¿Las remesas ayudan a reducir el crimen?
En pos de una respuesta a esta pregunta, un reporte publicado por el Banco Internacional de Desarrollo el pasado mayo analiza a México durante el periodo de 2002 a 2010. México es un país ejemplar para considerar los efectos, ya que las remesas son una gran parte de la economía; según los autores, las remesas […]
Rick Perry, gobernador de Texas, vs. México
El gobernador de Texas, Rick Perry, se encuentra en pleito con el gobierno mexicano. En medio de un debate sobre cómo lidiar con el Estado Islámico, Perry ofreció la especulación, completamente sin fundamento, de que el grupo terrorista intenta filtrar agentes en territorio estadounidense por la frontera de Juárez. Para prevenir esta amenaza inventada, Perry […]
Más leídos
Más comentados
Los grandes problemas actuales de México (34.123)
...

La distribución del ingreso en México (13.020)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (10.518)
...

¿Por qué es un problema la lectura? (7.055)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Perfil demográfico de México (3.799)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

1
Foro de Indicadores
Adjudicación directa: ¿excepción que se vuelve norma?
Eduardo Bohórquez y Rafael García Aceves

Debates que concluyen antes de iniciarse
El proceso legislativo reciente y sus números

Eduardo Bohórquez y Javier Berain

Factofilia: Programas sociales y pobreza, ¿existe relación?
Eduardo Bohórquez y Paola Palacios

Migración de México a Estados Unidos, ¿un éxodo en reversa?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Donar no es deducir, donar es invertir. Las donaciones en el marco de la reforma fiscal
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Impuestos, gasto público y confianza, ¿una relación improbable?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Los titanes mundiales del petróleo y el gas
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La pobreza en perspectiva histórica ¿Veinte años no son nada?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La firme marcha de la desigualdad
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia. 2015: hacia una nueva agenda global de desarrollo
Roberto Castellanos y Eduardo Bohórquez

¿Qué medimos en la lucha contra el hambre?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Bicicletas, autos eléctricos y oficinas-hotel. El verdadero umbral del siglo XXI
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Parquímetros y franeleros: de cómo diez pesitos se convierten en tres mil millones de pesos
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Una radiografía de la desigualdad en México
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Más allá de la partícula divina
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos