Tuesday, 23 December 2014
Artículos relacionados
Esas extrañas bestezuelas
Blog | El Domador De Polillas | Rocío Franco López | 01.02.2013 | 1 Comentario

Godínez, Raúl, Cofradía de poetas, México: Tintanueva Ediciones, Col. Autores del 2000, 2006, pp. 132.

Para seguir escuchando a una de las grandes fieras de la palabra,
amado Rubén Bonifaz Nuño, te extrañaremos.

Mucho se ha dicho ya acerca de esas extrañas bestias a las que se les conoce comúnmente como vates, trovadores o poetas. Se habla, no sin polémica, de sus extravagancias o sus particularidades, de sus caracteres diversos y misteriosos, pero se dice poco acerca de cómo vive esta especie, de sus hábitos y hábitat; despojados de las habladurías del populo, que acaso invente historias en torno a ellos, o acaso diga la verdad, o acaso trence en una trama compleja todos aquellos datos que se acerquen a saber qué es lo que hace a un poeta, qué come, cómo viste, qué habita en el espacio entre sus ojos.

Es así, indagando sobre la vida terrenal de los poetas, que Raúl Godínez (chilango y periodista polifacético) reúne en Cofradía de poetas las entrevistas con nueve de los mejores habitantes de la letra en México: Rubén Bonifaz Nuño, Eduardo Lizalde, Alejandro Aura, Elsa Cross, Francisco Hernández, David Huerta, Marco Antonio Campos, Efraín Bartolomé y Juan Domingo Argüelles.

A lo largo de estas nueve conversaciones breves, uno va descubriendo la forma en que ellos comenzaron a acercarse a las letras y a la poesía, la manera en que la literatura los marcó definitoriamente para dedicar a ella su vida, sus pasiones y sus angustias. Al mismo tiempo, puede también descubrirse de qué han vivido, quién los acompaña en el viaje, cuáles son sus obsesiones recurrentes y de qué forma pueden mantenerse vigentes y supervivientes en un mundo sordo en el que poco se hace por preservar el canto y la armonía; en una ciudad como el Distrito Federal, que ataca como el más grande depredador a sus bestezuelas más exóticas.

Se conoce así uno de los rostros menos vistos de don Rubén Bonifaz, la rebeldía de indio, que según me contó el propio Raúl, cuando él llegó muy dispuesto a hablar de la obra poética del maestro, éste le dijo rotundamente que no, que en aquella ocasión abundarían sobre sus obras acerca de la cultura prehispánica, tal cual se deja leer. Entre Raúl y Eduardo Lizalde hacen un repaso acerca de toda la fauna felina, de manchas y rayas y garras, y el por qué de su simbolización en la obra de El Tigre. Se reconoce en los gestos descritos de Alejandro Aura, al hombre de humor y teatro que fue toda su vida (aparte del poeta, claro). Se puede oler y tocar, la sublime luz que habita en seres como Elsa Cross y su mundo lleno del misticismo hindú. Es posible beber aguardiente y escuchar sones jarochos en el tono nostálgico de Francisco Hernández y la compañía de Mardonio Sinta. Se repasan y reconocen las obsesiones de David Huerta por la palabra y sus disposiciones algebraicas. Se disfruta el regodeo de Marco Antonio Campos por la conversación y la curiosidad sobre las vidas ajenas. Se recupera la fuerza vital imbuida en la obra y el trabajo de Efraín Bartolomé. Y, finalmente, se disfruta la crítica contestataria al medio intelectual del país en el discurso de Juan Domingo Argüelles.

Cabe decir que las conversaciones son atinadas y disfrutables, sencillas y cercanas, atinadas, hechas por alguien como Raúl, que sabe bien de poesía y literatura, y que disfruta y hace disfrutar al lector.

En fin, no digo más. Si tiene oportunidad, acérquese a estas fieras, que no muerden, antes entenderá cómo puede vivirse en la tierra siendo poeta.

* * * * *

Ruben Bonifaz Nuño

(foto tomada del blog Crónica Antropológica)

Rubén Bonifaz Nuño: Tras los rasgos de nuestra identidad

[…] —¿Qué conlleva para usted el concepto “mestizo”, que implicaciones o consecuencias tiene esta acepción?

El poeta estira manos, ojos, palabras, a la búsqueda del concepto. Lo atrapa, lo define, lo reescribe.

—Este término, que nos impusieron los colonizadores, tiene una implicación totalmente humillante y negativa. Para empezar, mestizo significa degradado e impuro. Se dice que somos mestizos porque fuimos concebidos por razas mezcladas, cuando todos, absolutamente todos en este planeta, somos producto de ello. No hay una sola raza pura en el mundo. Ni siquiera los arios, para dolor de ellos. Desde ese punto de vista, todos somos mestizos. Pero usted verá que nunca se dice que los chinos o los franceses lo sean. Los únicos somos nosotros, los que fuimos colonizados por España y que tenemos que llevar eso como un estigma, como una mancha en nuestra historia. Cuando tal vez el único nombre que deberíamos aceptar es el de indios, porque procedemos de una sola raíz, que es fuerte y ancestral: la raíz indígena.
[…]
—Considero que lo que debemos rescatar es la capacidad de resistir que tenemos: la fuerza y el impulso de esa resistencia. Y es la misma resistencia que ofrecieron Cuauhtémoc, Juárez y Zapata, y que está plenamente fundada en el principio indígena. Y que después de todo, puede ser derrotada o puede vencer como fue doblegada con Cuauhtémoc pero que triunfó con Benito Juárez.
[…]
—¿Pero esto no nos llevaría nuevamente a casos extremos, como el de desarrollar sólo una visión indigenista?
[…]
—Pero como decía, aparte de esos 10 millones de indios a quienes se quiere limitar, yo creo que ya hay aproximadamente 85 millones que estamos hablando ya la lengua nacional y que estamos buscando hacernos de un lugar en el mundo, aunque nuevamente seamos oprimidos y colonizados por un conjunto —y tengo que decirlo— de hombres blancos, igual como ocurrió en el siglo XVI. Ya que estos indios, de quienes formamos parte, tienen que ir a conseguir trabajo a otras partes porque aquí no lo encuentran, y se juegan la vida para poder adquirir una calidad de hombre, cuando son más hombres que cualquiera. Estos indios actualmente están saliendo del país por millares, buscando donde hacerse, donde formarse; en lugar de que con un gran apoyo educativo estuvieran hoy como los señores de México. Por eso insisto, seguimos estando en la Colonia, como mestizos. Los hombres blancos de Arizona son quienes nos cazan, porque ellos son la raza pura, los que no son mestizos, y de quienes nos alegramos que ahora nos llamen hispanos. En lugar de que pidiéramos ser llamados indios, que es nuestro verdadero nombre.

_____________________________

ROCÍO FRANCO LÓPEZ es egresada de la primera generación del Diplomado en Creación Literaria de la Sociedad General de Escritores, Estado de México. Estudió poesía e italiano con el poeta y traductor Guillermo Fernández. Alguna vez pintó murales callejeros, impartió talleres de poesía para niños y fue cuentacuentos. Escribe de forma intermitente desde la adolescencia, desde hace 14 años se desempeña como editora y correctora, y desde hace siete como madre. Le apasiona leer, escuchar, y el cotidiano y elemental paso de los días.

Este blog, “El domador de polillas” intenta domeñar el apetito de estos saprófagos, para evitar que devoren libros empolvados en algún resquicio de alguna biblioteca… la biblioteca ignota de mi mente.

Una respuesta para “Esas extrañas bestezuelas
  1. Carlos dice:

    Que no hay blancos dice , Mira las peliculas de hollywood, deportes en USA. Y veras ejemplares de raza blanca rubio ojos claros, hay no hay mayor mescla . Sabes que los mestizos tienen dos mitades y los alemanes estan completos para tu desgracia por son lucen como dioses!

Dejar un comentario



El timbre de las campanas: Dos encuentros con la lengua de los otros
En el mixe de Ayutla, tääy significa “ser chistoso/ser gracioso/ser ocurrente” y en el mixe de Tlahuitoltepec significa “mentir”. Una sutil diferencia que en ciertos contextos me ha puesto en aprietos: “¿me estás mintiendo?” me preguntan y yo entiendo “¿estás siendo graciosa? ” a lo que, con entusiasmo, y con un guiño en el ojo, […]
Maxu’nk: Duérmase mi niño, duérmaseme ya Canciones de cuna en las lenguas del mundo
En algunas comunidades mixes se cree que los recién nacidos traen consigo un torta lingüística bajo el brazo: entienden una lengua universal que después se irá puliendo con las palabras de los adultos hasta sacar de ella un diamante prístino: el ayuujk. En sueños, algunas veces podemos recordar esa lengua universal con la que nacemos […]
México en el mundial: crónica de una mediocridad anunciada
Hace cuatro años, el director técnico de la selección mexicana, Javier Aguirre, ofreció una opinión honesta de las posibilidades de su equipo en la Copa Mundial de 2010:   “Se genera mucha expectativa respecto al equipo mexicano y luego hay voces que salen de tono, ¿Campeones? México es lo que es, fue 15 en Alemania, […]
Otra vez… los libros, la SEP y las cuentas que no paga
El Domador de Polillas | Rocío Franco López           Como ya lo dije en alguna otra ocasión [http://estepais.com/site/?p=47371] la manufactura de libros de texto es una tarea ardua. Como podrán leer allí, lo que escribí entonces causó controversia, en los comentarios se manifiestan tanto personas que estuvieron a favor, como quienes […]
Sexciudadanía
  Los vínculos entre sexualidad y ciudadanía son múltiples y vitales; entender su relación permite visualizar las problemáticas y soluciones del desarrollo humano y social con mayor nitidez desde una perspectiva integral. Existe una distancia entre la declaración de derechos y la posibilidad real de su observancia, exigencia y respeto, pues entre estas dos situaciones […]
Más leídos
Más comentados
Los grandes problemas actuales de México (43.006)
...

La distribución del ingreso en México (15.652)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (14.109)
...

¿Por qué es un problema la lectura? (9.149)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Planes a futuro. (Cuento radiofónico) (6.100)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

1
Foro de Indicadores
Adjudicación directa: ¿excepción que se vuelve norma?
Eduardo Bohórquez y Rafael García Aceves

Debates que concluyen antes de iniciarse
El proceso legislativo reciente y sus números

Eduardo Bohórquez y Javier Berain

Factofilia: Programas sociales y pobreza, ¿existe relación?
Eduardo Bohórquez y Paola Palacios

Migración de México a Estados Unidos, ¿un éxodo en reversa?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Donar no es deducir, donar es invertir. Las donaciones en el marco de la reforma fiscal
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Impuestos, gasto público y confianza, ¿una relación improbable?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Los titanes mundiales del petróleo y el gas
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La pobreza en perspectiva histórica ¿Veinte años no son nada?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La firme marcha de la desigualdad
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia. 2015: hacia una nueva agenda global de desarrollo
Roberto Castellanos y Eduardo Bohórquez

¿Qué medimos en la lucha contra el hambre?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Bicicletas, autos eléctricos y oficinas-hotel. El verdadero umbral del siglo XXI
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Parquímetros y franeleros: de cómo diez pesitos se convierten en tres mil millones de pesos
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Una radiografía de la desigualdad en México
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Más allá de la partícula divina
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos