Friday, 22 May 2015
Artículos relacionados
El general vetado
Blog | Norteando | Patrick Corcoran | 12.02.2013 | 0 Comentarios

PatrickCorcoran

La semana pasada el New York Times reportó que la DEA efectivamente vetó la llegada del General Moisés García Ochoa a la Secretaría de Defensa Nacional a unas semanas de la protesta de Peña Nieto. Gracias a su actuación, García Ochoa, a quien se le sospechaba de peculado y de tener vínculos con narcotraficantes, ahora labora como un general más en Coahuila, mientras el General Salvador Cienfuegos Zepeda se pudo convertir en uno de los hombres más importantes del país.

La noticia revela verdades incómodas sobre la etapa de cooperación bilateral, caracterizada por la Iniciativa Mérida, que experimentan México y EE.UU. Hay algunos que reclaman que las actuaciones del gobierno estadounidense representan una intervención inapropiada y, tal opinión, es definitivamente defendible. Las sospechas de la DEA sobre García Ochoa no fueron concretadas y es posible que carezcan de fundamento. En tal caso, un hombre inocente y capaz ha sufrido una gran reversa a causa de calumnias. Además, como presidente, Peña Nieto tiene el derecho de nombrar a quien quiera a cualquier puesto del gabinete. Teóricamente, una agencia extranjera debería respetar este privilegio.

Pero, por más lógico que parece lo anterior, es poco realista. Como cualquier organización, la DEA (y, más aún, el gobierno que representa) tiene opiniones e intereses que al verse ignorados o amenazados la llevan a movilizarse. Así, pues, entre más profundiza México la relación con la DEA, más invita a que utilice su influencia.

Además, cabe mencionar que los vetos inapropiados no han provenido solamente de los estadounidenses. Hace dos años, el embajador estadounidense en México, Carlos Pascual, tuvo que renunciar después de que Calderón, enfadado por las declaraciones de Pascual dadas a conocer por WikiLeaks, inició una campaña pública en su contra. Efectivamente, el presidente mexicano corrió al embajador estadounidense, cosa sin precedente. Quizá lo de Pascual haya sido injusto para él, pero la cooperación requiere de la voluntad de los dos lados. Si el presidente mexicano no podía trabajar con su interlocutor estadounidense, uno se tenía que ir, y no podía ser Calderón.

Además de injustos, estos inevitables sucesos también pueden resultar peligrosos. La DEA goza de un prestigio que, debido a su presupuesto y su historia, tiene cierto mérito pero eso no quiere decir que la agencia es infalible. Con eso en mente, me llamó la atención la siguiente frase de la nota del New York Times: “[L]os estadounidenses sigilosamente [filtraron] a los funcionarios mexicanos sospechosos de corrupción porque temieron que las instituciones mexicanas no habrían sido ni capaces ni dispuestas a hacerlo solas.”

Lo que los autores no cuestionan es si los funcionarios gabachos sí son capaces de llevar a cabo adecuadamente ese proceso de filtración. La verdad, tengo mis dudas, de ahí viene el peligro de dejar que la DEA se encargue de una tarea tan delicada.  Finalmente, es una agencia extranjera operando en un país que no es suyo. Pese a sus ventajas tecnológicas para la vigilancia, tal entorno se presta a que los agentes de la DEA sean manipulados. Si un grupo de narcos quería provocar dudas entre los de la DEA sobre un funcionario tenaz y honesto –es decir, un adversario verdadero– no sería un maniobra muy complicada: se arranca una simple campaña de pasar chismes falsos entre los narcos a todos niveles, para que luego lleguen los rumores (ahora con tintes verídicos) a los agentes de la DEA gracias al contacto con la industria que combaten.

No estoy diciendo que esto es lo que pasó con el General García, pero al darle a la DEA la habilidad de frenar cualquier nombramiento basado en sus sospechas, se abre un espacio muy grande para la manipulación, y lamentablemente, la historia de los agentes estadounidenses en este tema no es muy alentadora.

En fin, la cooperación bilateral implica no solamente que todos se lleven de maravilla (como a veces se pinta), sino que se incremente la influencia aplicada desde afuera. Cuando esta influencia se hace vista, puede que se vea desagradable.

Dejar un comentario



A setenta años del fin de la Segunda Guerra Mundial
La semana antepasada, en varias capitales de todo el mundo, se realizaron eventos para festejar el 70º aniversario del fin de la fase europea de la Segunda Guerra Mundial (la guerra del Pacífico tenía que esperar unos meses más). Los festejos marcaron lo que quizá sigue siendo el esfuerzo colectivo más monumental de la historia […]
Estados Unidos y América Latina: una relación ambivalente
Desde siempre, la percepción de la relación entre Estados Unidos y sus vecinos latinoamericanos ha sido en cierto grado ambivalente. Por un lado, las quejas de una falta de interés de Washington en su propio vecindario son, y siempre han sido, un montón. Las columnas de Andrés Oppenheimer son un ejemplo prominente y representativo, pero […]
Las elecciones en puerta y la falta de confianza en la democracia
Mientras los comicios de medio sexenio se acercan, muchos analistas y comentaristas han dedicado unas palabras a un tema de interés eterno: la desilusión popular con la democracia mexicana. Hay muchas causas recientes de esta sensación generalizada: los estudiantes de Iguala, la casita de Angélica Rivera, la masacre en Tlatlaya y los helicópteros de David […]
La Guerra Fría ya terminó
Durante más de medio siglo, la división básica entre los países del hemisferio Occidental, por lo menos en términos de política exterior, ha sido: los cubanos por un lado y los gringos por otro. Claro, es un poco simplista, ya que había países (el más prominente siendo México bajo los gobiernos del PRI) que tejía […]
Acuerdo con Irán
El pasado jueves, si usted vive en una zona de Manhattan, Washington, Londres o Tel Aviv (entre otras ciudades), quizá notó un sonido medio raro, como una gran estampida de elefantes, inmediatamente después del anuncio del acuerdo nuclear entre Irán y los poderes de Occidente. Eso fue el apuro colectivo de miles y miles de […]
Más leídos
Más comentados
Los grandes problemas actuales de México (125.936)
...

La distribución del ingreso en México (40.226)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (31.865)
...

¿Por qué es un problema la lectura? (23.716)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria? (18.475)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

1
Foro de Indicadores
Indicadores económicos de México febrero 2015
INEGI y Camacro

Adjudicación directa: ¿excepción que se vuelve norma?
Eduardo Bohórquez y Rafael García Aceves

Debates que concluyen antes de iniciarse
El proceso legislativo reciente y sus números

Eduardo Bohórquez y Javier Berain

Factofilia: Programas sociales y pobreza, ¿existe relación?
Eduardo Bohórquez y Paola Palacios

Migración de México a Estados Unidos, ¿un éxodo en reversa?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Donar no es deducir, donar es invertir. Las donaciones en el marco de la reforma fiscal
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Impuestos, gasto público y confianza, ¿una relación improbable?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Los titanes mundiales del petróleo y el gas
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La pobreza en perspectiva histórica ¿Veinte años no son nada?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La firme marcha de la desigualdad
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia. 2015: hacia una nueva agenda global de desarrollo
Roberto Castellanos y Eduardo Bohórquez

¿Qué medimos en la lucha contra el hambre?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Bicicletas, autos eléctricos y oficinas-hotel. El verdadero umbral del siglo XXI
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Parquímetros y franeleros: de cómo diez pesitos se convierten en tres mil millones de pesos
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Una radiografía de la desigualdad en México
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos