Friday, 19 December 2014
Artículos relacionados
Seguridad pública en México según Robert Bonner
Blog | Norteando | Patrick Corcoran | 02.05.2012 | 1 Comentario

PatrickCorcoran

Apareció este mes en Foreign Affairs, una de las revistas más prestigiosas de los Estados Unidos, un nuevo artículo de Robert Bonner, ex-jefe de la DEA. El tema de su escrito es la seguridad pública en México, y el argumento es sencillo: la estrategia de Calderón ha sido un gran éxito. Sí, la violencia se ha disparado, admite Bonner, pero 50,000 mil muertos representan el costo necesario para un gran avance en la calidad institucional y el debilitamiento de los grupos de crimen organizado.

Como hemos comentado en este espacio, hay una tensión perpetúa entre dos metas de la seguridad pública: 1) traficantes más débiles, y 2) ciudades más tranquilas. A largo plazo, hay una convergencia entre los dos objetivos—no creo que los grupos de crimen organizado en Suecia, donde la tasa de homicidio típicamente está por debajo de 1 por 100,000 ciudadanos, son muy fuertes—pero en un país como México, el aplacamiento repentino de los grupos de crimen organizado que han operado con impunidad por generaciones suele fomentar la violencia.

La creencia de que el debilitamiento de los criminales es lo único que importa, pese a sus consecuencias sanguinarias, es común entre los que, como Bonner, apoyan a Calderón. En lo personal, yo no estoy de acuerdo, pero como el debate existe en un terreno abstracto, no hay forma de demostrar que tengo razón. Es un simple asunto de opinión.

Sin embargo, aún si aceptamos su marco filosófico, Bonner fracasa en su intento de demostrar una mejoría histórica que valdría cualquier costo. Veamos sus argumentos:

  • ”Calderón utilizó las fuerzas armadas como una muestra de fuerza en áreas azotadas por la violencia de los cárteles, como Juárez…”

Como es bien conocido, los momentos más violentos en la historia reciente de Juárez coincidieron con la Operativo Conjunto Chihuahua. Fue hasta la salida del ejército que los niveles de violencia empezaron a bajar en esa frontera.

  • Como muestra de la anarquía criminal que encontró al llegar a la presidencia, escribe Bonner, “Uno de los cárteles hasta robaba y vendía el mismo petróleo del gobierno de los ductos que pasaban por su territorio”.

De hecho, el robo del crudo ha empeorado a lo largo del sexenio actual; un reporte reciente de Excélsior ubica las perdidas para el paraestatal en 6 mil millones de pesos tan solo en 2011. Además, los reportes indican que el crimen organizado está cada vez más metido en la operación de las tomas clandestinas. Es decir, este ilícito no representa una justificación para la postura agresiva de Calderón, sino parece una consecuencia de la misma.

  • ”Como resultado de la determinación de Calderón y su éxito contra los cárteles, su aprobación se encuentra actualmente en 52 por ciento.”

La cifra de 52 por ciento (presuntamente de Mitofsky) representa un descenso importante en la aprobación de Calderón, ya que el promedio en 2007 fue 61.6 por ciento, en 2008 fue 61.3 por ciento, y en 2009 se subió a 62.3 por ciento. Bajó a 54 por ciento en 2010 y a 51 por ciento en 2011. Además, la bajada que se dio a partir de 2010 empezó precisamente después de la muerte de Arturo Beltrán Leyva, el primer de varios capos grandes que han caído durante la gestión de Calderón. Es decir, su aprobación era mayor cuando no estaba tumbando a los capos más fuertes, y simplemente no existen las bases para decir que la caída de ellos ha impulsado la popularidad de Calderón.

  • Bonner dice e implica en varias ocasiones que los candidatos para la presidencia quieren “negociar” y “pactar” con los narcos.

De hecho, pese a los susurros de un pacto, cada candidato ha afirmado su compromiso al combate al crimen organizado.

  • ”Cuando México tumbe a los capos, sus sucesores, y sus operadores claves, y los cárteles se fracturarán y se caerán, ya incapaces de amenazar al estado”.

Esta oración es la más comprometedora de todas. Bonner no se da cuenta que este proceso ya está pasando. Los cárteles sí se están fracturando, y es por eso que hemos visto el auge de un sinfín de nuevas organizaciones en los últimos cinco años: la Mano con Ojos, el Cártel Independiente de Acapulco, el Cártel del Pacifico Sur, la Resistencia, el Cártel de Jalisco—Nueva Generación, los Caballeros Templarios, y muchos más. Y como siempre, la amenaza que representan los grupos de crimen organizado para el estado es muy exagerada; los narcos no pueden ni quieren derrocar al estado. Entonces, sí las condiciones puestas por Bonner para una victoria ya se han logrado, ¿por qué no se siente como una victoria?

Una parte es que, como expliqué hace unas semanas en este espacio, el propósito de ganarle al narco es imposible, y por lo tanto, algo absurdo. Otro factor es que resulta bastante difícil ignorar el segundo objetivo mencionado arriba; 50,000 mil muertos y una duplicación en la tasa de homicidio representa un costo altísimo para una mejoría institucional y el debilitamiento de los grupos criminales.

Pero más aún, finalmente no queda demostrado que los avances de Calderón han sido tan impresionantes, que el estado de derecho es mucho más fuerte hoy que hace cinco años. Bonner dice que sí, pero sus evidencias no convencen.

Una respuesta para “Seguridad pública en México según Robert Bonner
  1. Raúl Galván Hernández dice:

    El Consejo Nacional de Egresados del Instituto Politécnico Nacional, impartirá el curso Formación y Actualización para Técnicos en Seguridad Pública y nos interesa que se conozca para que se inscriban aquellas personas que quieren profesionalizarse y servir a la sociedad. Cel: 04455 54749532

Dejar un comentario



Reforma migratoria de Barack Obama
La reforma migratoria que anunció Barack Obama hace dos semanas fue una decisión fácil, una verdadera no-brainer, como dicen en Washington. Según anunció en su discurso del 20 de noviembre, el gobierno de Obama ya no deportará a los padres de ciudadanos o residentes legales, siempre y cuando tengan al menos cinco años viviendo en […]
Los nuevos hacendados de México
Resulta que el mejor papel de villana que le ha tocado a la Gaviota es, nada menos, que el de Angélica Rivera, la primera dama. Sobran razones para estar indignados y enfadados con su explicación de su casita en Las Lomas. La más importante es que no dijo nada para esclarecer el conflicto básico en […]
El resultado de las elecciones en Estados Unidos
Las últimas elecciones de la época obamista ya se llevaron a cabo, no le fueron favorables al presidente. El entorno político se ha complicado mucho para los demócratas, ya que cedieron control del Senado a sus adversarios republicanos. Desde 2010 no tienen una mayoría en la Cámara Baja, así que la totalidad del Congreso está […]
No basta con capturar a los capos
México está pasando por un periodo interesante, y contradictorio, en la seguridad pública. En las últimas semanas, las fuerzas federales han capturado a dos de las mayores referencias del narco mexicano: Héctor Beltrán Leyva y Vicente Carrillo Fuentes. Dichas detenciones efectivamente acaban con dos de las familias criminales de más resonancia de los últimos 25 […]
¿Las remesas ayudan a reducir el crimen?
En pos de una respuesta a esta pregunta, un reporte publicado por el Banco Internacional de Desarrollo el pasado mayo analiza a México durante el periodo de 2002 a 2010. México es un país ejemplar para considerar los efectos, ya que las remesas son una gran parte de la economía; según los autores, las remesas […]
Más leídos
Más comentados
Los grandes problemas actuales de México (42.756)
...

La distribución del ingreso en México (15.469)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (13.955)
...

¿Por qué es un problema la lectura? (9.004)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Planes a futuro. (Cuento radiofónico) (5.462)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

1
Foro de Indicadores
Adjudicación directa: ¿excepción que se vuelve norma?
Eduardo Bohórquez y Rafael García Aceves

Debates que concluyen antes de iniciarse
El proceso legislativo reciente y sus números

Eduardo Bohórquez y Javier Berain

Factofilia: Programas sociales y pobreza, ¿existe relación?
Eduardo Bohórquez y Paola Palacios

Migración de México a Estados Unidos, ¿un éxodo en reversa?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Donar no es deducir, donar es invertir. Las donaciones en el marco de la reforma fiscal
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Impuestos, gasto público y confianza, ¿una relación improbable?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Los titanes mundiales del petróleo y el gas
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La pobreza en perspectiva histórica ¿Veinte años no son nada?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La firme marcha de la desigualdad
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia. 2015: hacia una nueva agenda global de desarrollo
Roberto Castellanos y Eduardo Bohórquez

¿Qué medimos en la lucha contra el hambre?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Bicicletas, autos eléctricos y oficinas-hotel. El verdadero umbral del siglo XXI
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Parquímetros y franeleros: de cómo diez pesitos se convierten en tres mil millones de pesos
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Una radiografía de la desigualdad en México
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Más allá de la partícula divina
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos