Thursday, 18 December 2014
Artículos relacionados
La indefiniblemente mexicana gráfica popular le ofrece ahora un exclusivo “Sensacional de Diseño Mexicano” en la tele
Blog | Optográfica | Helena Okón | 02.03.2012 | 1 Comentario

HelenaOkon

Odio las lonas publicitarias impresas digitalemente. Mi aborrecimiento no es exclusivo de la época electoral, aunque es de suponerse y sin duda se incrementa en estos tiempos. Pero no, más bien le tengo profundo rencor a las lonas publicitarias porque están usurpando el lugar del arte del rótulo en México. El diseño gráfico popular mexicano, donde el rótulo juega un papel fundamental, parece un arte encaminado al olvido, pero en tiempos recientes se ha venido resucitando su apreciación gracias a múltiples factores, entre ellos, la publicación del libro “Sensacional de Diseño Mexicano”, por Editorial Trilce, que desde ayer por la noche se convirtió, gracias a un proyecto con Canal Once, en una serie documental sobre gráfica popular mexicana. El “Sensacional” también se ha presentado como exposición a nivel internacional, en lugares como Bogotá, Washington, Egipto, España y Glasgow. En su versión para la televisión, constará de seis capítulos de treinta minutos donde se explorará el mundo del rótulo, la etiqueta, y el cartel mexicano.

sensacional

Durante una plática con un microbusero en Oaxaca alguna vez me vi obligada a comentar sobre lo bonitos que estaban los rótulos de su unidad. Los letreros eran realmente hermosos, una oda al arte caligráfico del rótulo mexicano, y el conductor me informó que habían sido realizados por un rotulero que además era payaso. La relación entre profesiones me quedó clara. Tres capas de colores de múltiples grosores y densidades versaban: “Pase al fondo”, “Subida”, “Bajada”, “Mantenga limpia esta unidad”. Parecían el resultado fantástico de la fundición de la mano de un monje gótico, la tipografía de Gutemberg, y algo que sólo se me ocurre llamar el “estilo indefiniblemente mexicano”. Pues, ¿cómo sabemos que un rótulo o una gráfica es mexicana? No lo sé. Es algo que sólo se sabe. Se sabe que los cerillos de la Venus de Milo son mexicanos, que las letras de un cartel de lucha libre son mexicanas, que las imágenes ilustrativas de una monografía son mexicanas. Se sabe. De la misma forma que se sabe cuando algo está Made in China.

Me retuerzo internamente cada vez que noto un nuevo negocio que al abrir, en lugar de pintar sobre su fachada un lindo nombre con letras hermosas, ha mandado imprimir una lona con información ininteligible que a las pocas semanas se decolorará, enmugrará, y desgarrará. Alguna vez en la vida entré a un bar, en otro país, cuya fachada era un letrero antiguo de zapatería. El dueño, tras rentar el local, había decidido dejar el letrero original para que la referencia a la zapatería no se perdiera. Eso es respetar la historia de los inmuebles, integrándola al presente. Muy al contrario, la reciente ola invasiva de lonas horripilantes lo que ha hecho es transformar el paisaje urbano mexicano. En vez de tener letreros coloridos, de detalles curvilíneos y churritos tridimensionales, lo que tenemos es un mar de mantas paliduchas semiamarradas a los postes más cercanos. El precio que se paga por lo barato las más de las veces resulta culturalmente caro.

Trailer del programa:

Ojear los tres volúmenes del “Sensacional de Diseño Mexicano”, un proyecto editorial que cuenta con textos de escritores que van desde Carlos Monsiváis hasta David Bryne, comprueba lo indefinible del estilo gráfico mexicano. Este proyecto iniciado por Juan Carlos Mena, Déborah Holtz y Óscar Reyes, tal vez se trate sólo de una más de las extensiones de la era de la nostalgia. Tal vez un intento por hacer entender al mundo que la cultura popular también es cultura, también es arte, y que esas distinciones se encuentran fallidas desde su origen. Tal vez es como dice David Byrne en su introducción al primer “Sensacional”, “ahora que el diseño perfecto es posible con el click de un mouse, el mundo industrializado está sintiéndose nostálgico por el diseño imperfecto. Nos damos cuenta ahora que una línea chueca a veces tiene más alma que una perfectamente derecha… Al aparecer en el horizonte la perfección verdadera… le damos una mordida al jitomate perfecto, o a la enorme e inmaculada fresa, y nos damos cuenta de que algo se ha perdido. Sabor. Alma. Humor. Funk.”

El rótulo de “Tintorería” que hay debajo de mi casa, nostálgica o no, me hace sentir parte de un sitio. Por eso celebro las joyas fugaces de la gráfica popular mexicana que se han concentrado en el proyecto “Sensacional”. Imágenes de patrones de manteles de fonda, letreros de zapateros, torterías, envoltorios de jabones para hechizar, tapas de latas de cosméticos, carteles de lucha libre, folletos de sonidero, y cientos de imágenes que vemos a diario y que no extrañaremos hasta que permitamos que dejen de existir, y vivamos entonces en un mar infernal de lonas patéticamente impresas con tipografía Comic Sans.

Consulta el micrositio y la programación de “Sensacional de diseño mexicano”: http://www.oncetv-ipn.net/sensacional/

Una respuesta para “La indefiniblemente mexicana gráfica popular le ofrece ahora un exclusivo “Sensacional de Diseño Mexicano” en la tele
  1. mikkel dice:

    Me encanta la gráfica popular mexicana y el hecho de que la podemos aplicar a multiples cosas como decoración, artesanias, logotipos, etc.

Dejar un comentario



El timbre de las campanas: Dos encuentros con la lengua de los otros
En el mixe de Ayutla, tääy significa “ser chistoso/ser gracioso/ser ocurrente” y en el mixe de Tlahuitoltepec significa “mentir”. Una sutil diferencia que en ciertos contextos me ha puesto en aprietos: “¿me estás mintiendo?” me preguntan y yo entiendo “¿estás siendo graciosa? ” a lo que, con entusiasmo, y con un guiño en el ojo, […]
Maxu’nk: Duérmase mi niño, duérmaseme ya Canciones de cuna en las lenguas del mundo
En algunas comunidades mixes se cree que los recién nacidos traen consigo un torta lingüística bajo el brazo: entienden una lengua universal que después se irá puliendo con las palabras de los adultos hasta sacar de ella un diamante prístino: el ayuujk. En sueños, algunas veces podemos recordar esa lengua universal con la que nacemos […]
México en el mundial: crónica de una mediocridad anunciada
Hace cuatro años, el director técnico de la selección mexicana, Javier Aguirre, ofreció una opinión honesta de las posibilidades de su equipo en la Copa Mundial de 2010:   “Se genera mucha expectativa respecto al equipo mexicano y luego hay voces que salen de tono, ¿Campeones? México es lo que es, fue 15 en Alemania, […]
Sexciudadanía
  Los vínculos entre sexualidad y ciudadanía son múltiples y vitales; entender su relación permite visualizar las problemáticas y soluciones del desarrollo humano y social con mayor nitidez desde una perspectiva integral. Existe una distancia entre la declaración de derechos y la posibilidad real de su observancia, exigencia y respeto, pues entre estas dos situaciones […]
El novelista: esa marmota indescifrable
Hace como dos años en la Feria del Libro Independiente que se organiza en el Museo de Arte Carrillo Gil, me encontré con una obra de la editorial alemana Bom dia, Boa tarde, Boa noite. Para ser honestos, lo más llamativo del stand era el vendedor. Me acerqué y me dijo algo así como que […]
Más leídos
Más comentados
Los grandes problemas actuales de México (42.603)
...

La distribución del ingreso en México (15.378)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (13.875)
...

¿Por qué es un problema la lectura? (8.961)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Planes a futuro. (Cuento radiofónico) (5.330)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

1
Foro de Indicadores
Adjudicación directa: ¿excepción que se vuelve norma?
Eduardo Bohórquez y Rafael García Aceves

Debates que concluyen antes de iniciarse
El proceso legislativo reciente y sus números

Eduardo Bohórquez y Javier Berain

Factofilia: Programas sociales y pobreza, ¿existe relación?
Eduardo Bohórquez y Paola Palacios

Migración de México a Estados Unidos, ¿un éxodo en reversa?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Donar no es deducir, donar es invertir. Las donaciones en el marco de la reforma fiscal
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Impuestos, gasto público y confianza, ¿una relación improbable?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Los titanes mundiales del petróleo y el gas
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La pobreza en perspectiva histórica ¿Veinte años no son nada?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La firme marcha de la desigualdad
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia. 2015: hacia una nueva agenda global de desarrollo
Roberto Castellanos y Eduardo Bohórquez

¿Qué medimos en la lucha contra el hambre?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Bicicletas, autos eléctricos y oficinas-hotel. El verdadero umbral del siglo XXI
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Parquímetros y franeleros: de cómo diez pesitos se convierten en tres mil millones de pesos
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Una radiografía de la desigualdad en México
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Más allá de la partícula divina
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos