Friday, 29 May 2015
Artículos relacionados
La diversidad lingüística y la cultura escrita I
Blog | E'px | Yásnaya Aguilar | 10.10.2012 | 0 Comentarios

Yasnaya-bio

Hace unos días participé en el II Encuentro del Libro Intercultural y en Lenguas Indígenas que se organizó en el marco de la XXIV Feria del Libro de Antropología e Historia. Fue un encuentro del que surgieron múltiples reflexiones sobre la edición de libros y la cultura escrita en las otras lenguas del país.

En un contexto en el que los índices de lectura en español en México son, por decir, escalofriantes, me parece interesante preguntarse sobre el futuro y el estado de las cosas en cuanto a la lectura en lenguas distintas del español. Según podemos leer en las entregas de Juan Domingo Argüelles en Este País, incrementar los índices de lectura presenta muchas aristas y se debe analizar desde distintos puntos de vista. En el caso de las lenguas mexicanas distintas del español, parece que todo está por hacerse. Una de los comentarios más recurrentes al respecto es que no existe tradición escrita en estas lenguas. Esto, por lo menos en el caso de las lenguas mesoamericanas es falso. Además de la evidencia de escritura prehispánica, existen mucha producción escrita colonial que tenía distintas funciones. Resulta más que elocuente que las primeras impresiones del nuevo mundo incluyan una gran cantidad de libros en distintas lenguas nacionales. Las lenguas originarias no son por definición lenguas sin tradición escrita, considerando que, como consigan los expertos en el tema, Mesoamérica fue una de las regiones del mundo en las que surgió la escritura. Si la mayoría de las lenguas distintas del español casi no se escriben ahora no se debe a una deficiencia propia, a una carencia o a una característica inherente, se debe básicamente a la lucha frontal contra su uso, a un combate en contra de su existencia, a una política lingüística que interrumpió la tradición escrita existente por lo menos para las lenguas mesoamericanas. Toda lengua es susceptible de escribirse. No es que no exista una tradición escrita en mixteco o en zapoteco, es que fue interrumpida. Afortunadamente, con sus luces y sus sombras, esta tradición se está revitalizando, con nuevos retos, propuestas y necesidades.

Además de asumir que las lenguas originarias carecen todas de tradición escrita, otros comentarios, sobre todo desde el lado de las editoriales, argumentan que la falta de impresión de libros en lenguas como mixe o maya se debe a la falta de demanda de un público lector. Si la mayoría de las personas que hablan estas lenguas fueron alfabetizadas en español, entonces no habrá quién necesite de libros y material escrito en ellas. Comienza el círculo vicioso: se edita un libro, no hay público lector, se enseña a leer y a escribir en estas lenguas pero no hay material de lectura; no hay lectores y entonces no se producen libros que entonces no generan un público lector. Sin embargo, este argumento no me parece suficiente, ¿el hecho de que hace unos 150 años la mayoría de la población mexicana hispanohablante era analfabeta era una razón válida para dejar de producir libros en español?

El estado actual de la cultura escrita en distintas lenguas originarias no es homogénea, cada caso presenta peculiaridades pero en general no es la óptima. Hay una gran distancia entre el estado de la lengua escrita en español y en las otras lenguas nacionales, ésa es la mala noticia. La buena es que, con el camino que falta por andar, podemos aprender de los errores y planear una estrategia distinta que arroje mejores resultados que aquella que ha tenido por consecuencia que los mexicanos leamos solo dos libros en promedio al año: dos libros… en español.

Dejar un comentario



¿Cómo hablamos español los indígenas?
De Tizoc a Toro sentado
  Platicando con un investigador del pueblo sami, me hizo saber que uno de los reclamos del Parlamento sami al Estado noruego era que, en los encuentros que sostenían, la lengua sami fuera también utilizada como lengua de interacción y discusión; pedían también que estos encuentros se realizaran en territorio sami y no siempre en […]
Escoliastas
Para mí, leer jamás ha sido una actividad aséptica. Todos mis libros están maniáticamente anotados, manchados, subrayados. En los márgenes, entre líneas, en las páginas de adelante y de atrás. Eso sí: nunca con tinta. Sólo utilizo lápices de madera que, de preferencia, sean del número dos. Obviamente el tipo de papel tiene una importancia […]
El efecto Yoda o Sor Juana Inés de la Cruz en el Amazonas
Este texto tú leer debes
¿Cómo hablaría Yoda en xavante? Con seguridad, si hablara como lo hace en inglés o español, el “efecto yoda” que provocan sus palabras no sería el mismo. Sucede que en xavante, como en otras lenguas amazónicas, el orden natural de las palabras es el de objeto-sujeto-verbo, que es también el orden de palabras que utiliza […]
Casandra y la muerte de las lenguas
En una versión, porque las narraciones de tradición oral son textos abiertos con múltiples caminos, el dios Apolo le escupe en la boca a Casandra después de haberle otorgado el don de predecir el futuro, con esta acción el dios la maldice de manera que, aunque Casandra pueda predecir el futuro, está condenada a que […]
Cultura 113, febrero de 2015
En cultura, José María Martínez nos comparte su luminosa obra y reproducimos el discurso de Eraclio Zepeda al recibir la Medalla Belisario Domínguez.
Más leídos
Más comentados
Los grandes problemas actuales de México (131.966)
...

La distribución del ingreso en México (41.293)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (32.799)
...

¿Por qué es un problema la lectura? (24.518)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Discusiones sobre Ética y Periodismo (Exclusivo Internet) (19.294)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

1
Foro de Indicadores
Indicadores económicos de México febrero 2015
INEGI y Camacro

Adjudicación directa: ¿excepción que se vuelve norma?
Eduardo Bohórquez y Rafael García Aceves

Debates que concluyen antes de iniciarse
El proceso legislativo reciente y sus números

Eduardo Bohórquez y Javier Berain

Factofilia: Programas sociales y pobreza, ¿existe relación?
Eduardo Bohórquez y Paola Palacios

Migración de México a Estados Unidos, ¿un éxodo en reversa?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Donar no es deducir, donar es invertir. Las donaciones en el marco de la reforma fiscal
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Impuestos, gasto público y confianza, ¿una relación improbable?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Los titanes mundiales del petróleo y el gas
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La pobreza en perspectiva histórica ¿Veinte años no son nada?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La firme marcha de la desigualdad
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia. 2015: hacia una nueva agenda global de desarrollo
Roberto Castellanos y Eduardo Bohórquez

¿Qué medimos en la lucha contra el hambre?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Bicicletas, autos eléctricos y oficinas-hotel. El verdadero umbral del siglo XXI
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Parquímetros y franeleros: de cómo diez pesitos se convierten en tres mil millones de pesos
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Una radiografía de la desigualdad en México
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos