Saturday, 01 November 2014
Artículos relacionados
La Diosa Blanca (primera de dos partes)
Blog | Palimpsestos | Antonio Santiago Juárez | 02.02.2012 | 0 Comentarios

AntonioSantiago

Is she weird, is she white, is she promised to the night …
Pixies

I
La Diosa Blanca está presente en la cantina que convoca a los hombres a nadar en su elemento como si fueran pequeños peces hijos de una misma madre. Cuando el vino corre y la elocuencia es convocada, allí está ella para cantar sus himnos entre los fieles prestos a seguirla cada noche, incapaces de asirla idealizada como está, virgen, pura, saltando de un amor a otro desplazada y perdida.

Si damos crédito a la tradición, he bebido dieciocho vasos de whisky, creo que es todo un récord, las últimas palabras de Dylan Thomas fueron un homenaje a la Diosa. La relación entre poesía y embriaguez no sólo es evidente: en ocasiones ha sido defendida como umbral: si las puertas de la percepción se purificaran, todo se le aparecería al hombre como es, infinito, dijo Byron.

Pero otros muchos pudieron escucharla sobrios, como el argentino cuando dijo No escribo yo, sino Borges. Y aunque en esencia tuvo razón, para hablar con justicia tampoco escribía Borges sino la Diosa Blanca: el verdadero artista es fiel a las palabras que le son dictadas. Cuando la embriaguez se recibe directamente de la Diosa, estamos ante un elegido.

La Diosa Blanca es celosa y no brinda sus favores a cualquiera. Debes estar preparado para recibirla y su don es el poético. Ella elige de manera caprichosa y sus designios podrían parecer injustos desde humana perspectiva. Muchos matarían por escucharla: del susurro de sus labios depende la gloria del artista.

Otros como Milton, bañados en su verbo, ejercieron puritana tiranía contra la feminidad. Pero si ella no quiere hablarte, si la Diosa no te elige no todo está perdido: puedes ir y buscar a esa mujer bella y esbelta de ganchuda nariz, cadavérico rostro, labios rojos como bayas de fresno que se transforma en cerda, yegua, perra, zorra, burra, comadreja, serpiente, lechuza, loba, tigresa, sirena o bruja.

Al decir de Robert Graves, no existe poeta auténtico desde Homero, que no haya registrado su experiencia: “Se podría decir que la prueba de la visión de un poeta es la exactitud de su visión de la Diosa Blanca y de la isla en que gobierna. El motivo de que los pelos se ericen, los ojos se humedezcan, la garganta se contraiga, la piel hormiguee y la espina dorsal se estremezca cuando se escribe o se lee un verdadero poema, es que éste es necesariamente una invocación de la Diosa Blanca, la Musa, Madre de Toda Vida, el antiguo poder del terror y la lujuria, la araña o la abeja reina cuyo abrazo significa la muerte”.

Nuestros tiempos han olvidado la poesía. Hombres y mujeres sólo intuyen el lenguaje de la Diosa Blanca cuando en sueños nos habla con su canto de sirena ondulando susurros a lo largo del día: las cosas andan mal en nuestro mundo.

Dejar un comentario



Velatorio
Este texto estará disponible en el transcurso del mes. Por favor, visite el sumario general o el sumario del suplemento de Cultura regularmente. Los títulos subrayados indican que el artículo completo ya está disponible. Suscríbase a Este País y reciba la versión impresa cada mes a la puerta de su casa o cómprela con su […]
Poemas
Este texto estará disponible en el transcurso del mes. Por favor, visite el sumario general o el sumario del suplemento de Cultura regularmente. Los títulos subrayados indican que el artículo completo ya está disponible. Suscríbase a Este País y reciba la versión impresa cada mes a la puerta de su casa o cómprela con su […]
Caminos lingüísticos de ida y de regreso:
Novelas en maya, libanas en español
Escribir novelas en mixe, obras de teatro en tepehua, poemas en tepehuano son rutas posibles en el campo de los encuentros interculturales, posibilita experimentar lenguas en los géneros literarios de otra tradición cultural. Más allá de los gustos personales estoy a favor y me interesa el resultado de estos encuentros, las implicaciones que acarrea, las […]
Un ojo siempre abierto
Eduardo Mosches, El ojo histórico, Universidad Veracruzana,  México, 2014. Pensad que esto ha sucedido: Os encomiendo estas palabras. Primo Levi En una de sus novelas más famosas, 1984, George Orwell imaginó una presencia inquietante, un ojo siempre abierto que prolongaba hasta lo inconcebible el viejo mito griego de Argos Panoptes. Su esencia misma, una curiosa […]
El timbre de las campanas: Dos encuentros con la lengua de los otros
En el mixe de Ayutla, tääy significa “ser chistoso/ser gracioso/ser ocurrente” y en el mixe de Tlahuitoltepec significa “mentir”. Una sutil diferencia que en ciertos contextos me ha puesto en aprietos: “¿me estás mintiendo?” me preguntan y yo entiendo “¿estás siendo graciosa? ” a lo que, con entusiasmo, y con un guiño en el ojo, […]
Más leídos
Más comentados
Los grandes problemas actuales de México (22.936)
...

La distribución del ingreso en México (9.017)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (7.003)
...

¿Por qué es un problema la lectura? (4.876)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Perfil demográfico de México (2.444)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

1
Foro de Indicadores
Debates que concluyen antes de iniciarse
El proceso legislativo reciente y sus números

Eduardo Bohórquez y Javier Berain

Factofilia: Programas sociales y pobreza, ¿existe relación?
Eduardo Bohórquez y Paola Palacios

Migración de México a Estados Unidos, ¿un éxodo en reversa?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Donar no es deducir, donar es invertir. Las donaciones en el marco de la reforma fiscal
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Impuestos, gasto público y confianza, ¿una relación improbable?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Los titanes mundiales del petróleo y el gas
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La pobreza en perspectiva histórica ¿Veinte años no son nada?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La firme marcha de la desigualdad
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia. 2015: hacia una nueva agenda global de desarrollo
Roberto Castellanos y Eduardo Bohórquez

¿Qué medimos en la lucha contra el hambre?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Bicicletas, autos eléctricos y oficinas-hotel. El verdadero umbral del siglo XXI
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Parquímetros y franeleros: de cómo diez pesitos se convierten en tres mil millones de pesos
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Una radiografía de la desigualdad en México
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Más allá de la partícula divina
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: El acento está en las ciudades. Algunos resultados de la base de datos ECCA 2012
Suhayla Bazbaz y Eduardo Bohórquez