Saturday, 01 November 2014
Artículos relacionados
Este producto es nocivo para la salud –o del falso debate
Blog | Palimpsestos | Antonio Juárez Santiago | 03.05.2012 | 0 Comentarios

AntonioSantiago

La moderadora introduce a los panelistas: la Presidenta de la Asociación de madres contra adolescentes que fuman, la de la Asociación del pulmón, el Director en Jefe de los servicios de salud y humanidad, un niño con cáncer y por último, al Vicepresidente de la Academia de estudios sobre el tabaco, Nick Naylor, narrador de la historia y representante de una industria que mata a 1,200 personas al día.

Antes de que pueda defenderse es abucheado por la audiencia del estudio (desde la primera fila una mujer lanza un escupitajo). ¿Cómo se las arregla para salir avante? Con argumentos libertarios –además, su industria gasta millones en experimentos pseudocientíficos para demostrar que no existen pruebas contundentes de la relación entre tabaco y cáncer, así como en un equipo de “tiburones reclutados de las mejores facultades de derecho del país a los que se les paga con acciones y autos deportivos para defender los derechos de las tabacaleras y de los ciudadanos”.

¿Cómo sacaríamos ganancias de la muerte de este joven? –pregunta a la audiencia–, perderíamos un cliente… Y es nuestro mayor deseo que el muchacho siga vivo y además, fumando… por el contrario los directores de los servicios de salud del mundo desearían que muriera para lucrar con el sufrimiento de la gente y obtener mayor presupuesto. Por eso, la industria que represento gastará 50 millones de dólares en persuadir a los adolescentes para que no fumen, porque creo que estaremos de acuerdo en que no hay nada más importante para todos nosotros, que los niños de América”.

El público sale convencido de que lo más importante para el ciudadano es la libertad, y ante Katie Holmes, quien hace de reportera, Nick Naylor se presenta como un “mediador entre dos sectores de la sociedad que intentan llegar a un acuerdo”.

¿Por qué lo haces? Le pregunta a Naylor su hijo. Es mi trabajo, soy cabildero. Para hacer lo que hago se necesita flexibilidad moral y no cualquiera la tiene. Supón que creces y te vuelves abogado y te ofrecen defender a un asesino de niños ¿lo harías? Pues eso es lo que hago al defender a las corporaciones tabacaleras: también tienen un derecho legítimo a la defensa.

Pero en el diálogo que sigue, Nick Naylor nos comparte su secreto: se trata de proponer un falso debate y le pide a su hijo que, entre el helado de vainillla y el de chocolate, defienda éste último. El mejor helado es el de chocolate. Estás en un error, es el de vainilla. El de chocolate es el único gran helado. Bien, chocolate para ti, déjame a mi el de vainilla. Pero no me has convencido de lo contrario. Es que no voy por ti –dice Nick Naylor– sino por ellos –y señala a la gente de la feria en la que pasean.

Gracias por fumar es una película divertida y además, inteligente. Vistas en retrospectiva, las guerras que la ciudadanía peleó para introducir en las cajetillas leyendas sobre los riesgos del tabaco parecen increíbles. ¿Cómo es que nos tardamos tanto tiempo? Porque las tabacaleras crearon un falso debate: los ciudadanos tienen el derecho a decidir. (Este argumento es el mismo planteado por la industria armamentista). Sí, pero siempre que cuenten con la información necesaria (este argumento no podría valer para las armas). Y entonces se incluyeron los mensajes sobre los riesgos del tabaco y las restricciones a su publicidad.

Cuando el dueño de Televisión Azteca dice en su twitter “¡Éste sí es un debate! Entre un grupito de twitteros autoritarios y los ciudadanos libres de votar por lo que quieren ver”, está creando un falso debate –lo diseñó desde el principio, y lo sabe.

En la misma medida en que la industria armamentista juega con la ley para que los ciudadanos se maten entre si, el dueño de la televisora se mofa de la ciudadanía: verán qué rating logra el circo –y mánda a la ética a volar. Sabe su juego puesto que muchos se lo compraron: la ciudadanía tiene derecho a elegir…

Además de retar a la autoridad electoral –entendida como las normas escritas y la ética no escrita que han guiado las decisiones en un sentido democrático–, lanza un desafío a los ciudadanos, que no somos tontos ni autoritarios a pesar del supuesto del que su televisora parte. No se debería de mofar tanto ya que hace unos pocos años decidimos que era demasiado el dinero que los partidos políticos trasladaban a los concesionarios públicos como pago a la transmisión de los spots de las campañas. En 2006, de los más de 2000 millones de pesos que fueron brindados a los partidos políticos como financiamiento público, 998 habrían ido a parar a la radio y a la televisión. En una democracia como la nuestra esto era un crimen (además, muchas de estas grandes empresas no pagan los impuestos que deberían). Pero esta decisión, entendible barrera democrática al enriquecimiento injustificado de los concesionarios públicos, ha sido mal entendida por sus directivos como un capricho de los gobernantes y de los “grupos autoritarios de twitteros” que critican su actuar.

Claro que los ciudadanos tenemos derecho a decidir, pero el verdadero debate está más allá de la libertad de elegir que TV Azteca brinda con su programación. Sus directivos se deberían de reír menos pues un día los ciudadanos podríamos decidir colocar un cintillo durante la transmisión de sus telenovelas o programas de espectáculos: “este producto es nocivo para la salud”.

Dejar un comentario



El timbre de las campanas: Dos encuentros con la lengua de los otros
En el mixe de Ayutla, tääy significa “ser chistoso/ser gracioso/ser ocurrente” y en el mixe de Tlahuitoltepec significa “mentir”. Una sutil diferencia que en ciertos contextos me ha puesto en aprietos: “¿me estás mintiendo?” me preguntan y yo entiendo “¿estás siendo graciosa? ” a lo que, con entusiasmo, y con un guiño en el ojo, […]
Maxu’nk: Duérmase mi niño, duérmaseme ya Canciones de cuna en las lenguas del mundo
En algunas comunidades mixes se cree que los recién nacidos traen consigo un torta lingüística bajo el brazo: entienden una lengua universal que después se irá puliendo con las palabras de los adultos hasta sacar de ella un diamante prístino: el ayuujk. En sueños, algunas veces podemos recordar esa lengua universal con la que nacemos […]
México en el mundial: crónica de una mediocridad anunciada
Hace cuatro años, el director técnico de la selección mexicana, Javier Aguirre, ofreció una opinión honesta de las posibilidades de su equipo en la Copa Mundial de 2010:   “Se genera mucha expectativa respecto al equipo mexicano y luego hay voces que salen de tono, ¿Campeones? México es lo que es, fue 15 en Alemania, […]
El poder de las redes sociales III. El contorno de la democracia digital
En octubre de 2013 se llevaron a cabo los YouTube Music Awards, los cuales contaban entre sus atractivos con la dirección de Spike Jonze, cineasta que saltó a la fama precisamente por dirigir videoclips con propuestas estéticas de vanguardia. Para estos premios, apostó por realizar videoclips en vivo a lo largo de la transmisión del […]
Sexciudadanía
  Los vínculos entre sexualidad y ciudadanía son múltiples y vitales; entender su relación permite visualizar las problemáticas y soluciones del desarrollo humano y social con mayor nitidez desde una perspectiva integral. Existe una distancia entre la declaración de derechos y la posibilidad real de su observancia, exigencia y respeto, pues entre estas dos situaciones […]
Más leídos
Más comentados
Los grandes problemas actuales de México (22.933)
...

La distribución del ingreso en México (9.017)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (7.001)
...

¿Por qué es un problema la lectura? (4.876)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Perfil demográfico de México (2.443)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

1
Foro de Indicadores
Debates que concluyen antes de iniciarse
El proceso legislativo reciente y sus números

Eduardo Bohórquez y Javier Berain

Factofilia: Programas sociales y pobreza, ¿existe relación?
Eduardo Bohórquez y Paola Palacios

Migración de México a Estados Unidos, ¿un éxodo en reversa?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Donar no es deducir, donar es invertir. Las donaciones en el marco de la reforma fiscal
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Impuestos, gasto público y confianza, ¿una relación improbable?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Los titanes mundiales del petróleo y el gas
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La pobreza en perspectiva histórica ¿Veinte años no son nada?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La firme marcha de la desigualdad
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia. 2015: hacia una nueva agenda global de desarrollo
Roberto Castellanos y Eduardo Bohórquez

¿Qué medimos en la lucha contra el hambre?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Bicicletas, autos eléctricos y oficinas-hotel. El verdadero umbral del siglo XXI
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Parquímetros y franeleros: de cómo diez pesitos se convierten en tres mil millones de pesos
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Una radiografía de la desigualdad en México
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Más allá de la partícula divina
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: El acento está en las ciudades. Algunos resultados de la base de datos ECCA 2012
Suhayla Bazbaz y Eduardo Bohórquez