Saturday, 18 April 2015
Artículos relacionados
Estados Unidos al borde del abismo fiscal
Blog | Norteando | Patrick Corcoran | 18.12.2012 | 0 Comentarios

PatrickCorcoran

El cierre del 2012 trae noticias económicas importantes en Estados Unidos, algunas deprimentes y muy conocidas, pero otras menos notadas pero muy alentadoras.

Primero, lo feo: no obstante las negociaciones entre los republicanos en el Congreso y la Casa Blanca, el país se acerca al llamado abismo fiscal, el repentino auge en los impuestos y los recortes simultáneos en el gasto público que están programados para el 1ro de enero. Tal resultado haría mucho para cerrar el déficit presupuestario, que es el objetivo final que motiva las negociaciones, pero el problema es que son medidas tan drásticas que frenarían la actividad económica, y pondrían al país en peligro de una nueva recesión. La mejor manera de implementar políticas dolorosas pero necesarias, como son estas, es paulatinamente.

El origen del asunto se encuentra en la negociación sobre el tope de deuda, durante el verano del año pasado. Como expliqué en esos entonces en este mismo espacio:

“Desde 1939, el Congreso ha sido obligado a aprobar cada venta de bonos gubernamentales –es decir, la expansión de deuda– para financiar la operación diaria y pagar las obligaciones del gobierno federal, desde los cheques de seguro social de los cuales los de tercera edad dependen para vivir, hasta los intereses de los bonos de la tesorería americana. Históricamente, el Congreso ha subido el tope de deuda sin problemas mayores –lo ha hecho 89 veces desde que entró en vigencia el sistema actual.

[…]

Esta vez la situación es distinta. La tesorería dice que el 2 de agosto se les agotan sus fondos, y sin la venta de más bonos, el gobierno de Estados Unidos se quedaría en default. Pero el partido republicano, que controla la cámara baja y por lo tanto puede frenar cualquier iniciativa, se niega a aprobar el incremento en el tope sin que haya una reducción simultánea en el tamaño del déficit en el presupuesto.”

El acuerdo final que salió en agosto de 2011 fue un aumento en el tope por un lado, y por el otro la promesa de negociar una reforma fiscal duradera para reducir el déficit. Pero eso no fue todo: en caso de no llegar al acuerdo prometido, los legisladores también programaron los recortes y aumentos ya mencionados, con la idea de que el peligro de frenar repentinamente la economía obligaría a los dos lados a llegar a un acuerdo. Y esto es donde estamos ahorita.

El problema con aquel plan bien intencionado es que no han llegado a un acuerdo, y no parece que uno está cerca. Uno de los problemas fundamentales es que, aunque el problema del déficit es real, EU tiene un gobierno relativamente chico. (Por darle una muestra a lo que me refiero, entre 2004 y 2007, solamente cuatro países en la OCDE tuvieron un gasto público menor que el estadounidense, tres de ellos mucho menos desarrollados.) Eso quiere decir, no tienen de donde recortarse fácilmente los programas gubernamentales, que además suelen ser muy populares. Peor aún, los gastos públicos serán cada vez más en el futuro, gracias al envejecimiento de la población los costos que conllevarán para Medicare, el sistema médico para la gente de tercera edad.

Visto así, la mejor forma de cerrar el déficit es subir los impuestos. Pero tal resultado sería muy complicado, porque la oposición a cualquier aumento en los impuestos es el principio más importante para el partido republicano. Más que 90 por ciento de los legisladores republicanos se han comprometido, con un juramento escrito y firmado, a nunca votar a favor de impuestos más altos. Por lo pronto, no tenemos por qué esperar que ese grupo rompa su promesa, así que los únicos acuerdos posibles se concretarían a través de los recortes.

Así pues, el sistema político se encuentra en un callejón sin salida; no es solamente que lo que debería suceder –un acuerdo que cierra el déficit más con impuestos que recortes– no se ve viable. El asunto fundamental es que no se vislumbra ni una solución. El “abismo fiscal” es una etiqueta equivocada—no habrá una catástrofe inmediata el 1ro de enero, acuerdo o no—pero este problema de fondo sí es real, mucho más real que una solución.

Pero no todo está mal. Al principio de este post, hablé de dos noticias, y falta hablar de la más optimista. Por el otro lado, se anunció un gran cambio a las políticas monetarias que sucedió sin siquiera una fracción de la atención que recibe la situación fiscal diariamente. Me refiero al anuncio de la Fed que mantendrá las tasas de interés bajas hasta que la tasa de desempleo baje a 6.5 por ciento, a menos que la inflación anual alcance 2.5 por ciento. Efectivamente, por el futuro previsible, es una promesa de dinero barato, la herramienta más eficaz de un banco central en momentos de turbulencia económica.

Este cambio representa un reconocimiento mucho más explícito del impacto del alto desempleo que hemos visto antes –Ben Bernanke, jefe de la Fed, describió el desempleo como “un desperdicio de potencial económico y humano”– y una aceptación que la mayor institución económica del país tiene la responsabilidad de combatirlo. Además es un rechazo de las voces (que son muchas) que priorizan limitar el riesgo de la inflación futura encima de mitigar el efecto maligno del desempleo actual.

Eso solo no va a curar al país de todos sus problemas, pero sí es un paso en la dirección correcta. Ojalá y se viera lo mismo en los políticos.

Dejar un comentario



Acuerdo con Irán
El pasado jueves, si usted vive en una zona de Manhattan, Washington, Londres o Tel Aviv (entre otras ciudades), quizá notó un sonido medio raro, como una gran estampida de elefantes, inmediatamente después del anuncio del acuerdo nuclear entre Irán y los poderes de Occidente. Eso fue el apuro colectivo de miles y miles de […]
Carmen Aristegui vs. MVS
La salida de Carmen Aristegui de MVS y sus estragos posteriores provocan unan serie de observaciones sobre el estado actual de los medios mexicanos y a la sociedad que éstos sirven.   Primero, el pleito entre Aristegui y MVS no parece tener mucho sentido en sí. Que Aristegui y su equipo hayan querido apoyar a […]
Las Cortes de Estados Unidos: un campo de batalla
Durante años recientes, el politólogo estadounidense Francis Fukuyama, una estrella en su ámbito desde la publicación de El fin de la historia y el último hombre, en 1992, ha dirigido sus atenciones hacia un nuevo blanco: el supuesto declive en la función de las instituciones políticas dentro de su propio país. En el artículo en […]
La oposición a Castro desde Florida
Hace poco más de 10 años, mientras el mundo luchaba para explicar una acción militar estadounidense de insólita agresividad y de motivos muy cuestionables, empezó a difundirse una observación muy curiosa: la guerra en Iraq era culpa de Elián González. Por si usted no lo recuerda, González fue el niño cubano que el Gobierno de […]
Número 286, febrero de 2015
Cuba-Estados Unidos ¿Tierra a la vista? analiza el reciente acercamiento entre Cuba y Estados Unidos luego de años de que ambos países rompieran relaciones diplomáticas.
Más leídos
Más comentados
Los grandes problemas actuales de México (101.418)
...

La distribución del ingreso en México (33.587)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (27.796)
...

¿Por qué es un problema la lectura? (19.218)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria? (15.579)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

1
Foro de Indicadores
Indicadores económicos de México febrero 2015
INEGI y Camacro

Adjudicación directa: ¿excepción que se vuelve norma?
Eduardo Bohórquez y Rafael García Aceves

Debates que concluyen antes de iniciarse
El proceso legislativo reciente y sus números

Eduardo Bohórquez y Javier Berain

Factofilia: Programas sociales y pobreza, ¿existe relación?
Eduardo Bohórquez y Paola Palacios

Migración de México a Estados Unidos, ¿un éxodo en reversa?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Donar no es deducir, donar es invertir. Las donaciones en el marco de la reforma fiscal
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Impuestos, gasto público y confianza, ¿una relación improbable?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Los titanes mundiales del petróleo y el gas
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La pobreza en perspectiva histórica ¿Veinte años no son nada?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La firme marcha de la desigualdad
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia. 2015: hacia una nueva agenda global de desarrollo
Roberto Castellanos y Eduardo Bohórquez

¿Qué medimos en la lucha contra el hambre?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Bicicletas, autos eléctricos y oficinas-hotel. El verdadero umbral del siglo XXI
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Parquímetros y franeleros: de cómo diez pesitos se convierten en tres mil millones de pesos
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Una radiografía de la desigualdad en México
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos