Lunes, 27 Octubre 2014
Artículos relacionados
Diversidad lingüística y movimientos nacionalistas ¿El vasco y el catalán como ejemplos para las lenguas mexicanas?
Blog | E'px | Yásnaya Aguilar | 14.11.2012 | 0 Comentarios

Yasnaya-bio

Las reacciones que provoca un comentario como “me siento muy orgulloso de ser inglés” suelen ser muy distintas a las que provoca un comentario como “me siento muy orgullo de ser zapoteco”. ¿Por qué en ciertos casos manifestar orgullo por la pertenencia a un determinado pueblo o nación suele tomarse de maneras distintas? El orgullo nacionalista parece adquirir tintes políticamente correctos cuando se trata de pueblos que forman parte de otro estado nación con el que establecen, por así decir, relaciones complejas. El hecho de que menos del 1% de la población mundial hable más de la mitad de las lenguas del mundo tiene como consecuencia que la mayor parte de la diversidad lingüística se encuentre precisamente en pueblos que no conforman en sí mismos un estado-nación sino que pertenecen a otro que tiene por idioma oficial una lengua distinta.

Considerando esta distribución de las lenguas en la población del mundo, me pregunto si habrá alguna lengua que sea el idioma oficial (legalmente o de facto) de un estado-nación y que a su vez se encuentre en peligro de desaparición. Aunque no puedo asegurarlo, me parece que sería muy extraño que existan lenguas en tal situación pues se implica una contradicción: si es la lengua oficial de un estado entonces es muy poco probable que pueda caer en desuso pues es utilizada en los ámbitos oficiales y educativos, por medio de ella se transmiten los símbolos de unidad del estado y la historia oficial que crea y recrea un pasado común. De alguna manera, es posible establecer una relación entre el estatus de un determinado pueblo y el estado de vitalidad de su lengua: la mayoría de las lenguas en riesgo de desaparición son habladas por pueblos con escaso poder de autodeterminación, en mayor medida porque pertenecen a estados-nación que les niegan autonomía y por lo tanto, les niegan dotar a su lengua de un “ejército y una marina” que lo legitimen como idioma y permitan que sea la lengua de instrucción en las escuelas, la lengua mediante la cual se trasmite la historia oficial y los demás símbolos identitarios del pueblo en cuestión.

¿Esto significa que para lograr un fortalecimiento exitoso de lenguas amenazadas es necesario impulsar un movimiento nacionalista del pueblo que la habla? ¿Se puede establecer una relación entre fortalecimiento lingüístico y movimientos nacionalistas? Si se observa el caso del hebreo moderno y el establecimiento del estado israelí pareciera que la respuesta es afirmativa: el hebreo era una lengua prácticamente muerta que con la creación del estado israelí hoy cuenta con aproximadamente ocho millones de hablantes. Sería, más o menos, el equivalente a crear un estado cuya lengua oficial fuera el latín y para ello hubiera que “revivir” esta lengua. Otros ejemplos de casos similares son el idioma euskera (o vasco) y el catalán cuyo uso y promoción están estrechamente ligados a fuertes, y muy polémicos, movimientos nacionalistas. Pareciera que sin agenda política, la revitalización de las lenguas en riesgo está condenada al fracaso, pero creo que existen otras opciones.

Todo esto me lleva a otra pregunta ¿será que el desarrollo de una ideología nacionalista es necesaria para evitar la muerte de lenguas en riesgo? No lo sé con certeza. Afortunadamente, también voy conociendo de casos de revitalización lingüística que no están vinculados con movimientos políticos nacionalistas. Sin embargo, creo que es verdad que el derecho a la libre auto-determinación y a la autonomía de los pueblos originarios puede hacer mucho a favor del fortalecimiento de las lenguas. Finalmente, hablar una lengua que no es la del estado-nación al que pertenece el pueblo originario en el caso mexicano es un ejercicio de resistencia que no está exento de tintes políticos.

¿Es el caso del vasco o el catalán un ejemplo a seguir para el fortalecimiento de la lenguas mexicanas? No tengo aún respuestas satisfactorias a las preguntas que he planteado pero en mi opinión, sería preferible, por más utópico que suene, construir estados y sociedades multilingües que garanticen la diversidad de lenguas más que ligarlas a proyectos nacionalistas. Después de todo, tan peligroso me parece evidenciar un orgullo excesivo por ser inglés como por ser mixe.

Dejar un comentario



Josef K. habla mixteco
En El proceso, de Franz Kafka, se narra la historia de Josef K. un oficinista arrestado, acusado y condenado por un crimen del que no se entera nunca. La narración está construida de tal manera que el protagonista tiene que enfrentar un juicio que no entiende, no entiende de qué se le acusa, no entiende […]
¿Por qué y qué traducir a lenguas indígenas?
Waldo Villalobos, nuestro profesor en el taller de traducción literaria en el que nos encontrábamos hablantes de zapoteco, mixe y mixteco, nos dijo: “La lengua a la que más se traduce actualmente es el inglés”. Esta afirmación tiene varias implicaciones, el estatus social y político del inglés parece estar directamente relacionado con el hecho de […]
¿Para qué publicar libros en lenguas indígenas si nadie los lee?
Es lamentable que una de las principales descalificaciones que sufren las publicaciones que se realizan en lenguas mexicanas distintas del español se base en la falta de lectores potenciales. Hace unos días leía una columna que descalificaba la publicación de un material de divulgación sobre nanociencia y nanotecnología en lenguas como el mixteco y el […]
¿Oralidad y tradición oral?
La oralidad y la tradición oral no son términos equivalentes. La oralidad es una propiedad de todas las lenguas del mundo: todas las lenguas utilizan un medio vocal-auditivo para establecer la comunicación. Todas las interacciones lingüísticas de una lengua, por ejemplo, del mixe o del español se dan por medio de la oralidad: todas las […]
Caminos lingüísticos de ida y de regreso:
Novelas en maya, libanas en español
Escribir novelas en mixe, obras de teatro en tepehua, poemas en tepehuano son rutas posibles en el campo de los encuentros interculturales, posibilita experimentar lenguas en los géneros literarios de otra tradición cultural. Más allá de los gustos personales estoy a favor y me interesa el resultado de estos encuentros, las implicaciones que acarrea, las […]
Más leídos
Más comentados
Los grandes problemas actuales de México (25.799)
...

La distribución del ingreso en México (10.338)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (8.045)
...

¿Por qué es un problema la lectura? (5.338)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Perfil demográfico de México (2.781)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

1
Foro de Indicadores
Debates que concluyen antes de iniciarse
El proceso legislativo reciente y sus números

Eduardo Bohórquez y Javier Berain

Factofilia: Programas sociales y pobreza, ¿existe relación?
Eduardo Bohórquez y Paola Palacios

Migración de México a Estados Unidos, ¿un éxodo en reversa?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Donar no es deducir, donar es invertir. Las donaciones en el marco de la reforma fiscal
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Impuestos, gasto público y confianza, ¿una relación improbable?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Los titanes mundiales del petróleo y el gas
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La pobreza en perspectiva histórica ¿Veinte años no son nada?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La firme marcha de la desigualdad
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia. 2015: hacia una nueva agenda global de desarrollo
Roberto Castellanos y Eduardo Bohórquez

¿Qué medimos en la lucha contra el hambre?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Bicicletas, autos eléctricos y oficinas-hotel. El verdadero umbral del siglo XXI
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Parquímetros y franeleros: de cómo diez pesitos se convierten en tres mil millones de pesos
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Una radiografía de la desigualdad en México
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Más allá de la partícula divina
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: El acento está en las ciudades. Algunos resultados de la base de datos ECCA 2012
Suhayla Bazbaz y Eduardo Bohórquez