Thursday, 18 December 2014
Artículos relacionados
Barack Obama: dos “peros” que resolver antes de la reelección
Blog | Norteando | Patrick Corcoran | 28.02.2012 | 0 Comentarios

PatrickCorcoran

Es buen momento para Barack Obama. La recuperación económica se ve mucho más vigorosa que hace seis meses, y la posibilidad de una nueva recesión ya es mucho menor. La expansión reciente ha causado fuertes bajas en el desempleo, que en enero llegó a su menor nivel en tres años. El índice de los indicadores adelantados, publicado por el Conference Board, lleva varios meses de mejoría, cosa que implica que la recuperación no se frenará de manera repentina.

Las condiciones económicas –que por cierto tienen una relación muy indirecta con las políticas presidenciales, pero ni modo– tienen una importancia mayor en las elecciones presidenciales de cualquier país, y Estados Unidos no es una excepción. Después de las preocupaciones del año pasado, lo anterior es una buena noticia para el habitante de la Casa Blanca. Suponiendo un crecimiento económico de 2.5 por ciento este año, Nate Silver del blog Five Thirty Eight, un recurso insustituible para los que quieren entender la política estadounidense, coloca la probabilidad de que gane Obama en 60 por ciento.

Además, la contienda para elegir su contrincante se ha convertido en un duelo largo y cada vez más sucio. Como consecuencia, buscando el apoyo de la base republicana, el favorito Mitt Romney se ha comprometido a una serie de posiciones impopulares ante el electorado general. (Vean, por ejemplo, su declaración de que la ley SB 1070 de Arizona es un modelo para el país.) Y aún así, y pese a una enorme ventaja financiera sobre sus adversarios, no ha podido convencer al electorado de sus méritos. Lo más probable sigue siendo que Romney supere los retos y se concrete como el candidato, pero sea quien sea el ganador, el abanderado republicano va a llegar a la contienda general debilitado por los meses de pleito con sus feligreses.

Así que las circunstancias se están acomodando para que Obama se quede en la Casa Blanca por cuatro años hasta 2016. Claro, nada está escrito, pero sin una grande sacudida, será bastante difícil que los republicanos limiten la estancia de Obama en la presidencia a solo cuatro años.

¿Y de las posibles sacudidas? A mi parecer, hay dos principales vislumbrándose en el extranjero.

La primera es Grecia. La siguiente fase del rescate fue aprobada la semana pasada, pero no he leído ni un solo análisis que cree que el problema se haya resuelto. Pueden leer este post para una explicación de los limites del rescate, pero el punto importante es que independiente de las expresiones de optimismo, Grecia no podrá salir del hoyo en que se ha metido sin un default y una devaluación, que implica su salida de la zona del euro. Y los políticos europeos realmente no están buscando salvar a Grecia, sino crear un espacio para fortalecer las economías que sí son salvables.

Ahora, la pregunta importante es cuando va a estallar la crisis, y que tan extensos serán los daños. Una crisis que estalla en los próximos meses, y más aún si los daños no se limitan a Grecia, que al contrario se contagia a Portugal, España, y Italy, que causa la caída de bancos importantes en Francia y Alemania, es capaz de descarrilar la incipiente recuperación estadounidense. Eso sería muy mala noticia, pero con cada semana que pase sin tal resultado, vuelve menos probable que explote una crisis no griega sino europea antes de la elección de noviembre.

La otra amenaza extranjera se encuentra en Irán, y los llamados tanto en Estados Unidos como en Israel para frenar su programa nuclear con un ataque contra las instalaciones de aquel país.

Por un lado, tal acción parece una locura. Los expertos de los dos países principales opuestos a Irán están de acuerdo que un ataque aéreo contra sus instalaciones nucleares no sería suficiente para detener el programa. Además, según un reporte reciente de New York Times, los analistas del gobierno estadounidenses insisten que no hay evidencia segura de que Irán sí esté a punto de crear un arma nuclear. Además, suponiendo que sí lo esté buscando, si el mundo pudo vivir con el arsenal nuclear manejado por la Unión Soviética y la República Popular China de Mao Zedong, no queda claro porque no puede hacer lo mismo con Irán. Finalmente, los ayatolás que manejan el país, pese a su extremismo religioso, son racionales, y responden a los mismos incentivos que Mao y Khrushchev (y Kennedy y Eisenhower) en sus tiempos.

Pero finalmente, los llamados para atacar a Irán no son racionales, y por lo tanto, siguen creciendo. Y aunque Obama no quiera lanzar un operativo militar, no hay garantía de que Israel no lo haga. Cabe recordar que aunque formalmente sean aliados, existe un rencor abierto entre Obama y Benjamin Netanyahu, el primer ministro israelí.

Es difícil predecir como reaccionaría el electorado estadounidense en caso de un ataque contra Irán. Típicamente el apoyo para el presidente estadounidense surge después de un nuevo operativo bélico, pero, en caso de un ataque israelí donde se percibe que no hay apoyo de la Casa Blanca, no es imposible que Obama pierda una parte importante de su apoyo, especialmente en estados claves como Florida. De todas formas, no hay duda de que un ataque contra Irán represente una complicación no deseada para Obama.

Finalmente, lo más probable es que estos dos asuntos sean de un plazo más largo que el ciclo electoral, y que no estallen hasta después de la elección de este noviembre. Es una buena noticia para las ambiciones electorales de Obama, pero las dos situaciones se convertirán en problemas mayores en su segunda gestión.

Dejar un comentario



Reforma migratoria de Barack Obama
La reforma migratoria que anunció Barack Obama hace dos semanas fue una decisión fácil, una verdadera no-brainer, como dicen en Washington. Según anunció en su discurso del 20 de noviembre, el gobierno de Obama ya no deportará a los padres de ciudadanos o residentes legales, siempre y cuando tengan al menos cinco años viviendo en […]
Los nuevos hacendados de México
Resulta que el mejor papel de villana que le ha tocado a la Gaviota es, nada menos, que el de Angélica Rivera, la primera dama. Sobran razones para estar indignados y enfadados con su explicación de su casita en Las Lomas. La más importante es que no dijo nada para esclarecer el conflicto básico en […]
5 millones de inmigrantes indocumentados serán legalizados
  En un breve discurso televisado durante el horario estelar de este jueves, el presidente Obama hizo un anuncio histórico al declarar que mediante una orden ejecutiva se llevará acabo la regularización de inmigrantes indocumentados más grande en 30 años. Las medidas contemplan a aquellas personas que han vivido en Estados Unidos por más de […]
El resultado de las elecciones en Estados Unidos
Las últimas elecciones de la época obamista ya se llevaron a cabo, no le fueron favorables al presidente. El entorno político se ha complicado mucho para los demócratas, ya que cedieron control del Senado a sus adversarios republicanos. Desde 2010 no tienen una mayoría en la Cámara Baja, así que la totalidad del Congreso está […]
No basta con capturar a los capos
México está pasando por un periodo interesante, y contradictorio, en la seguridad pública. En las últimas semanas, las fuerzas federales han capturado a dos de las mayores referencias del narco mexicano: Héctor Beltrán Leyva y Vicente Carrillo Fuentes. Dichas detenciones efectivamente acaban con dos de las familias criminales de más resonancia de los últimos 25 […]
Más leídos
Más comentados
Los grandes problemas actuales de México (42.668)
...

La distribución del ingreso en México (15.408)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (13.914)
...

¿Por qué es un problema la lectura? (8.982)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Planes a futuro. (Cuento radiofónico) (5.379)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

1
Foro de Indicadores
Adjudicación directa: ¿excepción que se vuelve norma?
Eduardo Bohórquez y Rafael García Aceves

Debates que concluyen antes de iniciarse
El proceso legislativo reciente y sus números

Eduardo Bohórquez y Javier Berain

Factofilia: Programas sociales y pobreza, ¿existe relación?
Eduardo Bohórquez y Paola Palacios

Migración de México a Estados Unidos, ¿un éxodo en reversa?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Donar no es deducir, donar es invertir. Las donaciones en el marco de la reforma fiscal
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Impuestos, gasto público y confianza, ¿una relación improbable?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Los titanes mundiales del petróleo y el gas
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La pobreza en perspectiva histórica ¿Veinte años no son nada?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La firme marcha de la desigualdad
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia. 2015: hacia una nueva agenda global de desarrollo
Roberto Castellanos y Eduardo Bohórquez

¿Qué medimos en la lucha contra el hambre?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Bicicletas, autos eléctricos y oficinas-hotel. El verdadero umbral del siglo XXI
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Parquímetros y franeleros: de cómo diez pesitos se convierten en tres mil millones de pesos
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Una radiografía de la desigualdad en México
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Más allá de la partícula divina
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos