Thursday, 27 November 2014
Artículos relacionados
Así le recordaremos
Blog | Palimpsestos | Antonio Santiago Juárez | 24.05.2012 | 0 Comentarios

AntonioSantiago

Un guerrero sin nombre busca vengar la muerte de los suyos ocurrida cuando el ejército imperial anexó a la corona la provincia en que nació. Ayudado por los asesinos Nieve Voladora y Espada rota —quienes aceptaron morir frente a las tropas imperiales para que su plan tuviera éxito— logra como héroe acercarse a tan solo diez pasos del Emperador. A esa distancia y gracias a su destreza, le es imposible fallar.

Si no asesina al monarca es porque mientras conversan, comprende que la tarea imperial es la única forma de alcanzar la paz entre los reinos. Perdonará el asesinato de los suyos porque, dando paso a la soñada gran nación china, las guerras desaparecerán.

La escucha de una ley, de un destino manifiesto cuyas voces el verdadero guerrero debe interpretar, unifica el argumento y brinda un ideal por cuál morir. ¿Qué importa el sacrificio de los nuestros si alimenta con su sangre la felicidad de hijos y nietos? La muerte cobra sentido: no por obra de la tiranía ciega sino de los designios de fuerzas para las cuales el propio emperador no es sino un peón en el juego de los dioses.

Una película como Héroe, dirigida por Zhang Yimou y protagonizada por Jet Li, debe su fuerza en partes iguales a la estructura de enigmas de su guion (al estilo de las historias de Ryunosuke Akutagawa), y a la fotografía. Pero a diferencia de otras cuyo sentido sirve de guía para mejorar —pienso en Blade Runner que año tras año gana en vigencia— su mensaje, cuando aprueba el sacrificio de algunos para lograr la paz, lleva un sentido fascista. Ninguna medida puede pasar por el sacrificio de pocos o muchos.

El Presidente se ampara en el cumplimiento de una ley sin medias tintas. Si no hubiera defendido su aplicación, los criminales se habrían apoderado de México. (Pero allí están Ulises Ruiz o Mario Marín. Y sobre algunos ex–gobernadores del partido en el poder, mucho se ha dicho y nada se ha hecho). El Presidente busca ser recordado como quien inició el largo camino para hacer del país un Estado de leyes. “Era preciso actuar”.

Pero frases como ésta no son sino populismo en materia de seguridad, argumentos que hubieran podido esgrimir Mao Tse-Tung o Díaz Ordaz, porque al igual que hacen los populistas con frases emotivas (que la droga no llegue a tus hijos, tienes el valor o te vale, lucharé por mis descamisados, defenderé al peso como un perro, hemos sido tolerantes hasta excesos criticados), apelan al melodrama pero no a los datos duros o a políticas públicas racionales y aceptadas por la mayoría de los actores sociales (por eso son públicas).

Durante los años setenta y ochenta se apostaron todos los recursos al negocio del petróleo en una única y mala jugada; más tarde se privatizaron los bienes colectivos sin una adecuada rectoría que pudiera evitar el empobrecimiento y la dispersión de los sectores productivos. El costo que corresponde a las decisiones del actual gobierno es enorme y al causar mayor destrucción del tejido social, hipoteca nuestro futuro.

Calderón se ha mostrado consciente de una parte de la ley, de aquella que jerarquiza y pone orden, pero no de sus bases civilizatorias, diferencia entre autoritarismo y democracia. Se confunde con la ley —con una de sus partes—, pero al igual que hizo el emperador chino, no la sirve a ella, sino a su propio interés, a la búsqueda desmesurada de reconocimiento. Así le recordaremos.

Dejar un comentario



Nuevas rivalidades mundiales
  Desde hace siglos, las rivalidades entre los grandes poderes han determinado el curso de la historia. Francia, España e Inglaterra pelearon por el control de Europa, América y África desde el año 1500 hasta entrado el siglo xix. Luego se sumaron a la contienda Alemania y Rusia, y España claudicó: los conflictos entre estos […]
El timbre de las campanas: Dos encuentros con la lengua de los otros
En el mixe de Ayutla, tääy significa “ser chistoso/ser gracioso/ser ocurrente” y en el mixe de Tlahuitoltepec significa “mentir”. Una sutil diferencia que en ciertos contextos me ha puesto en aprietos: “¿me estás mintiendo?” me preguntan y yo entiendo “¿estás siendo graciosa? ” a lo que, con entusiasmo, y con un guiño en el ojo, […]
Maxu’nk: Duérmase mi niño, duérmaseme ya Canciones de cuna en las lenguas del mundo
En algunas comunidades mixes se cree que los recién nacidos traen consigo un torta lingüística bajo el brazo: entienden una lengua universal que después se irá puliendo con las palabras de los adultos hasta sacar de ella un diamante prístino: el ayuujk. En sueños, algunas veces podemos recordar esa lengua universal con la que nacemos […]
México en el mundial: crónica de una mediocridad anunciada
Hace cuatro años, el director técnico de la selección mexicana, Javier Aguirre, ofreció una opinión honesta de las posibilidades de su equipo en la Copa Mundial de 2010:   “Se genera mucha expectativa respecto al equipo mexicano y luego hay voces que salen de tono, ¿Campeones? México es lo que es, fue 15 en Alemania, […]
Sexciudadanía
  Los vínculos entre sexualidad y ciudadanía son múltiples y vitales; entender su relación permite visualizar las problemáticas y soluciones del desarrollo humano y social con mayor nitidez desde una perspectiva integral. Existe una distancia entre la declaración de derechos y la posibilidad real de su observancia, exigencia y respeto, pues entre estas dos situaciones […]
Más leídos
Más comentados
Los grandes problemas actuales de México (33.954)
...

La distribución del ingreso en México (12.983)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (10.457)
...

¿Por qué es un problema la lectura? (7.015)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Perfil demográfico de México (3.781)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

1
Foro de Indicadores
Adjudicación directa: ¿excepción que se vuelve norma?
Eduardo Bohórquez y Rafael García Aceves

Debates que concluyen antes de iniciarse
El proceso legislativo reciente y sus números

Eduardo Bohórquez y Javier Berain

Factofilia: Programas sociales y pobreza, ¿existe relación?
Eduardo Bohórquez y Paola Palacios

Migración de México a Estados Unidos, ¿un éxodo en reversa?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Donar no es deducir, donar es invertir. Las donaciones en el marco de la reforma fiscal
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Impuestos, gasto público y confianza, ¿una relación improbable?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Los titanes mundiales del petróleo y el gas
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La pobreza en perspectiva histórica ¿Veinte años no son nada?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La firme marcha de la desigualdad
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia. 2015: hacia una nueva agenda global de desarrollo
Roberto Castellanos y Eduardo Bohórquez

¿Qué medimos en la lucha contra el hambre?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Bicicletas, autos eléctricos y oficinas-hotel. El verdadero umbral del siglo XXI
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Parquímetros y franeleros: de cómo diez pesitos se convierten en tres mil millones de pesos
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Una radiografía de la desigualdad en México
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Más allá de la partícula divina
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos