Martes, 30 Septiembre 2014
Artículos relacionados
¿Por qué muere una lengua?
Blog | E'px | Yásnaya Aguilar | 11.01.2012 | 4 Comentarios

Yasnaya-bio Sígueme en Twitter @yasnayae

Siempre han muerto y han nacido nuevas lenguas en el mundo, es una dinámica propia y normal en las lenguas, lo nuevo es la velocidad con la que ahora están despareciendo.

Algunas lenguas van cambiando tanto que con el tiempo se vuelven distintas, de algún modo los hablantes de español siguen hablando latín, un latín del siglo XXI propio de España y Latinoamérica mientras que los franceses también siguen hablando latín del siglo XXI sólo que en el modo particular de Francia y lo mismo podemos decir sobre el resto de las lenguas romances. El latín era una lengua tan vital que para seguir viviendo murió; de tanto usarlo, se fue volviendo algo distinto en cada una de las regiones en las que se hablaba. Es por eso que el hecho de que una lengua cambie de algún modo es signo de su salud, no podemos cambiar algo que no se está usando. Lo mismo se puede decir de las otras familias lingüísticas mexicanas, las lenguas de la familia yuto-azteca alguna vez fueron una sola lengua que con el paso del tiempo se fue volviendo náhuatl, cora, huichol, rarámuri…

Una lengua con mucha vitalidad irá cambiando tanto que será otra algún día. Esta es una manera natural de “morir” porque la lengua deja de existir sin que sus hablantes sean afectados; al contrario, la lengua muere justo porque sus hablantes usan, disfrutan y se comunican a través de ella, cada uno le va dejando una impronta que imperceptiblemente transforma el sistema lingüístico. La muerte de una lengua por cambio paulatino no amenaza la diversidad lingüística, al contrario, la propicia con el nacimiento de nuevas lenguas.

Otras lenguas mueren por una causa terrible, porque se atenta contra sus hablantes y esto afecta la vitalidad lingüística a una gran velocidad; unas se extinguen porque, durante las guerras por ejemplo, son exterminados todos los que la hablan (y en ese caso lo que menos importa es la muerte de la lengua en sí).

Otras lenguas mueren porque sus hablantes sufren discriminación abierta o encubiertamente. Muchas lenguas han desaparecido porque sus hablantes han sido castigados con multas, azotes, cárcel, burlas, prohibiciones, etc. Es una agonía lenta. Alguien puede argumentar que hay lenguas que se extinguen simple y sencillamente porque dejan de ser útiles, no lo creo, siempre tiene que ver con una relación desigual entre culturas.

Las lenguas son sus hablantes y cualquier atentado u omisión contra el derecho fundamental de hablar tu lengua impacta a corto o largo plazo en la existencia de ese sistema lingüístico. Es así que la preservación de la diversidad lingüística del mundo está estrechamente relacionada con la defensa de los derechos humanos. Que las lenguas del mundo se sigan hablando no es sólo un sueño utópico de lingüistas, filólogos o anticuarios, creo que debe ser preocupación de todos porque nadie debería ser maltratado por hablar una lengua como tampoco por el color de la piel o la religión que profesa. La preservación de las lenguas tiene sentido como una consecuencia de que los derechos de sus hablantes están siendo respetados. Al fin y al cabo, los hablantes somos más importantes que las lenguas; al fin y al cabo las lenguas somos sus hablantes.

4 Respuestas para “¿Por qué muere una lengua?”
  1. Anónimo dice:

    Menos mal que he dado por fin con este tema, No sabes el tiempo que llevaba buscando. Gracias!!! Besos.

  2. Lucero Beltran dice:

    Hola, muy buena tu observación. En México hay muchas lenguas indígenas que se están “mureindo” por falta de cultura y concielcia social. En mi caso para hacer mi tesis estoy tratando de hacer un curso donde las personas les guste o hacer conciencia de la lengua otomí. Ojala no se pierdan nuestras lenguas!

  3. soledad dice:

    que honda pues vien informacion

  4. ALBRTA dice:

    bueno eso de las lengua es un poco desesperant hablar mas d un idioma me mortifica mucho yo tngo qu hacr cosas importante que para estar perdiendo mi tiempo en hacr o hablkar otras lengua eo e todo BYE te amo ZAYN DE LOS ONE DIRECTION TE AMO Y TE KIERO PAENLA BIEN CHAYTO

Dejar un comentario



¿Por qué y qué traducir a lenguas indígenas?
Waldo Villalobos, nuestro profesor en el taller de traducción literaria en el que nos encontrábamos hablantes de zapoteco, mixe y mixteco, nos dijo: “La lengua a la que más se traduce actualmente es el inglés”. Esta afirmación tiene varias implicaciones, el estatus social y político del inglés parece estar directamente relacionado con el hecho de […]
¿Para qué publicar libros en lenguas indígenas si nadie los lee?
Es lamentable que una de las principales descalificaciones que sufren las publicaciones que se realizan en lenguas mexicanas distintas del español se base en la falta de lectores potenciales. Hace unos días leía una columna que descalificaba la publicación de un material de divulgación sobre nanociencia y nanotecnología en lenguas como el mixteco y el […]
¿Oralidad y tradición oral?
La oralidad y la tradición oral no son términos equivalentes. La oralidad es una propiedad de todas las lenguas del mundo: todas las lenguas utilizan un medio vocal-auditivo para establecer la comunicación. Todas las interacciones lingüísticas de una lengua, por ejemplo, del mixe o del español se dan por medio de la oralidad: todas las […]
Caminos lingüísticos de ida y de regreso:
Novelas en maya, libanas en español
Escribir novelas en mixe, obras de teatro en tepehua, poemas en tepehuano son rutas posibles en el campo de los encuentros interculturales, posibilita experimentar lenguas en los géneros literarios de otra tradición cultural. Más allá de los gustos personales estoy a favor y me interesa el resultado de estos encuentros, las implicaciones que acarrea, las […]
Un paso hacia la inclusión
Aquellas problemáticas que requieren de cambios en las percepciones y las actitudes de la sociedad requieren esfuerzos coordinados y sostenidos, sus avances son lentos y discontinuos pero sus frutos son fundamentales para el mejoramiento de las condiciones de vida de las personas. Se presentó hace unos días el Programa Nacional para la Igualdad y No […]
Más leídos
Más comentados
Los grandes problemas actuales de México (20.922)
...

La distribución del ingreso en México (7.996)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (6.333)
...

¿Por qué es un problema la lectura? (4.604)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Perfil demográfico de México (2.166)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

1
Foro de Indicadores
Debates que concluyen antes de iniciarse
El proceso legislativo reciente y sus números

Eduardo Bohórquez y Javier Berain

Factofilia: Programas sociales y pobreza, ¿existe relación?
Eduardo Bohórquez y Paola Palacios

Migración de México a Estados Unidos, ¿un éxodo en reversa?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Donar no es deducir, donar es invertir. Las donaciones en el marco de la reforma fiscal
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Impuestos, gasto público y confianza, ¿una relación improbable?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Los titanes mundiales del petróleo y el gas
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La pobreza en perspectiva histórica ¿Veinte años no son nada?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La firme marcha de la desigualdad
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia. 2015: hacia una nueva agenda global de desarrollo
Roberto Castellanos y Eduardo Bohórquez

¿Qué medimos en la lucha contra el hambre?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Bicicletas, autos eléctricos y oficinas-hotel. El verdadero umbral del siglo XXI
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Parquímetros y franeleros: de cómo diez pesitos se convierten en tres mil millones de pesos
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Una radiografía de la desigualdad en México
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Más allá de la partícula divina
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: El acento está en las ciudades. Algunos resultados de la base de datos ECCA 2012
Suhayla Bazbaz y Eduardo Bohórquez