Miércoles, 26 Noviembre 2014
Artículos relacionados
Lenguas, diversidad y prejuicios
Blog | E'px | Yásnaya Aguilar | 30.11.2011 | 2 Comentarios

Yasnaya-bio

Las lenguas

Crecí en un pueblo de Oaxaca en el que se hablaba casi siempre en ayuujk (mixe) y español en otros espacios, como en la escuela donde siempre era preferible y más prestigiosos tratar de hablar en español. Desde niña, siempre me pareció normal, algo cotidiano, algo en lo que ni siquiera teníamos que reflexionar; tanto que, al igual que mi hermana menor, siempre creí que era la situación prevaleciente en el resto del país, que se escuchaban al menos dos lenguas y que todos los niños también hablaban dos: una lengua fuera de la escuela y otra dentro de ella. Dábamos por hecho que, por ejemplo, en la Ciudad de México los niños tenían al náhuatl por lengua materna mientras que usaban español en la escuela.

Después, cuando tuvimos los primeros contactos con la ciudad, nos dimos cuenta de que la situación era algo más compleja, que nuestra lengua era una lengua indígena, minoritaria (algo difícil de comprender considerando que la mayoría de las personas que conocíamos usaba el ayuujk cotidianamente) y que era preferible no hablarla, pero todo eso fue un durante un camino largo de contraste y descubrimiento y después les iré contando de ese proceso. Lo importante en este relato es que para nosotras el bilingüismo y la existencia de otras lenguas (como el zapoteco o el chinanteco) era algo normal, algo que se daba por sentado. Las primeras preguntas nos surgieron por contraste cuando fuimos conscientes de que en otros contextos el monolingüismo en español era la norma y poco se sabía sobre la existencia de tantas lenguas tan distintas en el mismo país. De este contraste inicial es que surgen ciertas reflexiones que quisiera ir compartiendo en este espacio con ustedes, reflexiones sobre la diversidad de las lenguas en México y la manera en la que, desde distintas miradas y experiencias, se vive o se convive con esta diversidad, desde la cotidianidad hasta la negación.

Diversidad

En el mundo se hablan aproximadamente 7 mil lenguas y en México  existen, según el Catálogo Oficial del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, 365 sistemas lingüísticos (luego hablaremos de la controversia que hay sobre el número de lenguas en el país);   estas lenguas, además, pertenecen a 11 familias lingüísticas diferentes, una diversidad muchísimo mayor de la que se puede encontrar en el continente europeo, por ejemplo. Además, dentro de esta diversidad hay que considerar las distintas variedades del español y de otras comunidades asentadas en el territorio nacional por migración. No es gratuito entonces que escuchemos frecuentemente, sobre todo en los últimos años, de la gran diversidad cultural y lingüística con la que este país cuenta. Sin embargo, a pesar de esta riqueza (por lo menos para los que no consideran esta diversidad como un obstáculo), hay un fenómeno que me parece muy elocuente: siendo México un país multilingüe los habitantes no lo somos. ¿Por qué?

Los prejuicios

Esta contradicción existe, creo yo, por una relación desigual entre las culturas, sobre todo entre la occidental y las originarias. No existen lenguas inherentemente científicas, abstractas o universales versus lenguas inherentemente primitivas, concretas o locales, no hay nada en las lenguas indígenas y minoritarias que las haga menos completas o complejas, nada que las haga ser “dialectos” y no “lenguas”. Es una red de prejuicios, a veces muy evidentes o a veces ocultos bajo un manto de folclorismo lo que hace que, por un lado, a los hablantes de lenguas indígenas se nos niegue el derecho a hablar nuestra lengua y a los no hablantes el derecho a conocerlas, aprenderlas y disfrutarlas. La discriminación hacia las lenguas indígenas y minoritarias nos afecta a todos, a los discriminados y a los discriminadores, es por eso que creo que estos prejuicios deben abordarse siempre desde las dos caras de la moneda.

E’px

El título de este blog está en ayuujk y significa 20, el nombre del cerro sagrado, el nombre de una cuenta completa como una vez me explicó Carmen Herrera, especialista en náhuatl. Veinte es también la base de nuestro sistema numérico y la muela del juicio, sí, la del “juicio”, se le llama también la “muela 20”. Creo que el reconocimiento de la diversidad, disfrutar y apropiarnos de ella nos hará más completos, entonces sólo a través de la relación con los otros podremos llegar a ser 20, una cuenta completa.

2 Respuestas para “Lenguas, diversidad y prejuicios”
  1. Federico Villanueva Damián dice:

    Mutsk Len: Qué privilegio ir buscando entre varios o entre muchos nuestro E´px, nuestra esencia de plenitud con todos los elementos muy valiosos de nuestra cultura.
    Bendigo tu trabajo y tu empeño de darnos valiosos elementos para realizarnos en nuestro contexto y en el contexto de la Cultura universal. Con afecto:
    Tsukum Lyko.

  2. Camilo dice:

    Felicidades por este espacio y por la reflexión, tan necesaria, sobre la diversidad lingüística. Saludos.

Dejar un comentario



Pronunciamientos y silencios
Muchos actores políticos suelen no pronunciarse sobre el reconocimiento y respeto de los derechos de las personas cuando estos implican algún grado de polémica o conflicto con prejuicios ampliamente difundidos. Una cultura en pro de los derechos implica no solapar ni guardar silencio ante actos o posturas discriminatorias.   Los derechos: un patrimonio común Factores […]
Josef K. habla mixteco
En El proceso, de Franz Kafka, se narra la historia de Josef K. un oficinista arrestado, acusado y condenado por un crimen del que no se entera nunca. La narración está construida de tal manera que el protagonista tiene que enfrentar un juicio que no entiende, no entiende de qué se le acusa, no entiende […]
Cine, género y derechos humanos
Se presentan en distintas sedes del país dos excelentes opciones para disfrutar del cine y asomarse a las temáticas actuales en los ámbitos del género y los derechos humanos; la Muestra Internacional de Cine con Perspectiva de Género y el 7º Festival Internacional de Cine y Foro de Derechos Humanos de México.   dhfest El […]
¿Por qué y qué traducir a lenguas indígenas?
Waldo Villalobos, nuestro profesor en el taller de traducción literaria en el que nos encontrábamos hablantes de zapoteco, mixe y mixteco, nos dijo: “La lengua a la que más se traduce actualmente es el inglés”. Esta afirmación tiene varias implicaciones, el estatus social y político del inglés parece estar directamente relacionado con el hecho de […]
¿Para qué publicar libros en lenguas indígenas si nadie los lee?
Es lamentable que una de las principales descalificaciones que sufren las publicaciones que se realizan en lenguas mexicanas distintas del español se base en la falta de lectores potenciales. Hace unos días leía una columna que descalificaba la publicación de un material de divulgación sobre nanociencia y nanotecnología en lenguas como el mixteco y el […]
Más leídos
Más comentados
Los grandes problemas actuales de México (33.264)
...

La distribución del ingreso en México (12.732)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (10.214)
...

¿Por qué es un problema la lectura? (6.893)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Perfil demográfico de México (3.696)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

1
Foro de Indicadores
Adjudicación directa: ¿excepción que se vuelve norma?
Eduardo Bohórquez y Rafael García Aceves

Debates que concluyen antes de iniciarse
El proceso legislativo reciente y sus números

Eduardo Bohórquez y Javier Berain

Factofilia: Programas sociales y pobreza, ¿existe relación?
Eduardo Bohórquez y Paola Palacios

Migración de México a Estados Unidos, ¿un éxodo en reversa?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Donar no es deducir, donar es invertir. Las donaciones en el marco de la reforma fiscal
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Impuestos, gasto público y confianza, ¿una relación improbable?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Los titanes mundiales del petróleo y el gas
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La pobreza en perspectiva histórica ¿Veinte años no son nada?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La firme marcha de la desigualdad
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia. 2015: hacia una nueva agenda global de desarrollo
Roberto Castellanos y Eduardo Bohórquez

¿Qué medimos en la lucha contra el hambre?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Bicicletas, autos eléctricos y oficinas-hotel. El verdadero umbral del siglo XXI
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Parquímetros y franeleros: de cómo diez pesitos se convierten en tres mil millones de pesos
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Una radiografía de la desigualdad en México
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Más allá de la partícula divina
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos