Lunes, 15 Septiembre 2014
Artículos relacionados
Lecciones para aprender a leer el vacío. Uno.
Blog | Optográfica | Helena Okón | 18.11.2011 | 1 Comentario

BarraBio-Okon

Lo no-visible es elemento fundamental del sentido de una imagen. Una fotografía de Akimoto Keiichi producida en Saigón en 1965, sirve como lección sobre la importancia de saber leer el vacío y desentrañar la naturaleza de lo no-visible en el mundo de las imágenes. Un poste surge de la penumbra y se eleva sobre un piso de adoquín rodeado de una barricada de bolsas de arena. No existe mayor detalle excepto el hecho de que el poste y su base se encuentran ensangrentados. Se intuye de inmediato que una ejecución, o evento similar se llevó a cabo aquí. Podría tratarse de la evidencia de un castigo por azotes. Un linchamiento o sacrificio. Por la imagen en sí, no tenemos forma de saber si la víctima se trató de un ser humano o un animal. Lo crucial es que la víctima ya no está. Ha sido retirada de la escena, y lo único que queda es su sangre.

Existen fotos de este poste donde la víctima se encuentra aún presente. En algunas se le mira incluso vivo a quien muriera ahí, un joven llamado Le Van Khuyen. En otras se le ve ya muerto, colgante del poste, con la fuerza de la vida que apoya al cuerpo con los pies drenada. Acusado de ser Viet Cong, el joven fue ejecutado el 29 de enero de 1965 en la plaza principal del mercado de Saigón. En ese mismo poste fueron ejecutados muchos otros durante el sangriento conflicto que azotó a ese país durante esa década, y hay muchas fotos de esas ejecuciones también. Pero la imagen de Akimoto Keiichi que aquí presento tiene una fuerza que las otras imágenes, más noticiosas, más informativas, más objetivas, no poseen. El vacío es la fuerza de esta imagen, es el detalle que la convierte en evocadora de reflexión en lugar de reacción. No se necesita conocer el contexto de la fotografía para que su poder envuelva al espectador. Algo falta aquí, pensamos, falta el dueño de esa sangre. Y surge entonces la pregunta más básica de todas: ¿porqué ha dejado de estar?

El historiador del arte francés Georges Didi-Huberman considera que ante una imagen tenemos la tendencia “de buscar –como un perro busca su hueso- lo visible en tanto que éste sea nombrable, descriptible y, finalmente, legible.” Sin embargo, las verdades más profundas a veces se ocultan en aquello que no podemos mirar, ni nombrar, ni indicar. Igual que en el campo de la historia, la política y la economía, en el de las imágenes tendemos a buscar siempre lo legible, lo asequible, lo que nos puede explicar, cuando en ocasiones la verdad yace en lo que nos es imposible mirar. En lo aparentemente invisible podemos encontrar huellas y signos legibles. Debemos aprender a leer los vacíos como un mensaje en sí. Hacer caso omiso de lo no-visible, al dar prioridad a lo visible, descarta la mitad de la historia de una imagen.

Conocemos más a la gente por lo que oculta que por lo que dice. El valor de la huella del silencio es invaluable. Hace años aprendí una de las lecciones que más han marcado mi vida: si un dato, un hecho, o una verdad, es difícil de encontrar, es porque es importante. Buscando en lo próximo, en lo asequible, cometemos el error de ignorar huellas ocultas, y no debemos dejar de lado la importancia de aquello que no es legible. A mi parecer es la ausencia misma del ejecutado lo que hace tan fuerte a la imagen de Akimoto Keiichi. En su invisibilidad se concreta no sólo el acto de su muerte y su desaparición física, sino que se establece una metáfora de los miles, que en manos de sus congéneres, son desaparecidos involuntariamente de la realidad. La muerte como imposición. La desaparición como mandato. Es entonces cuando el poste ensangrentado se vuelve símbolo, y no únicamente objeto.

Una respuesta para “Lecciones para aprender a leer el vacío. Uno.”
  1. Paola dice:

    Más que vacío, me parece que es la ausencia, puesto que no hay vacío, hay restos que implican una presencia previa. Muy bueno tu post! Queremos ver los que siguen!

Dejar un comentario



De la confusión entre la violencia y el deseo
El tabú que pesa sobre las sexualidades obstruye la generación de claridad alrededor de estas. Por ello es necesario aclarar muchos sobrentendidos...
El rostro del misterio

De no existir las imágenes fotográficas, estaríamos condenados a padecer la frustración del aposento doble,...

Delincuencia, violencia y migración en Centroamérica

En la última década, el aumento de la delincuencia y la violencia ha azotado a gran parte de Centroamérica....

Las mujeres de los escombros

Ziegelstein-Lager in der Berliner Möckernstraße (Almacén de ladrillos en la Möckernstraße de Berlín), Gerhard...
Fotografía

Desde tiempos prehistóricos, el hombre recurrió a la creación artística con fines rituales, mágicos y espirituales. Lo primero...

Más leídos
Más comentados
Los grandes problemas actuales de México (18.030)
...

La distribución del ingreso en México (6.992)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (5.592)
...

¿Por qué es un problema la lectura? (4.070)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Perfil demográfico de México (1.897)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

1
Foro de Indicadores