Domingo, 23 Noviembre 2014
Artículos relacionados
Instrucciones de bestiario para vencer a una tigresa
Blog | Optográfica | Helena Okón | 13.05.2011 | 0 Comentarios

BarraBio-Okon

Los bestiarios, textos paridos por el medioevo, se presentan como catálogos del mundo. Compendios ilustrados de animales reales, bestias imaginarias, razas, pájaros, e incluso rocas; todos ellos descritos con meticulosidad para beneficio del lector. Se trata de diccionarios del mundo, donde podía uno enterarse que el león —hijo predilecto de los bestiarios— eliminaba su rastro con la cola, dormía con los ojos abiertos, sus crías nacían muertas y eran revividas al tercer día por el rugido del padre sobre sus cuerpos. También podía uno descubrir que el pelícano, subsecuente símbolo del profesorado, daba de beber su sangre a sus crías para revivirlas; que los cocodrilos siempre lloran tras matar a un hombre; que las hienas pueden cambiar de sexo; y que la mantícora, bestia roja con rostro humano y ojos azules, tiene una afinidad por la carne humana.

salvado por una esfera

Han existido diversidad de bestiarios, la mayoría surgidos a partir del siglo xii, derivaron de un texto del siglo iv llamado Physiologus. Pero con el paso del tiempo, otros textos, entre ellos de Aristóteles, Plinio el Viejo e Isidoro de Sevilla, sirvieron como fuente de estos compendios de la naturaleza. En el Physiologus se hablaba de animales, aves y peces sin un orden especial. Sería hasta los bestiarios medievales donde se comenzaron a clasificar las bestias de acuerdo a clases y tipos, convirtiendo a los bestiarios en trabajos tipológicos, donde se abordaba el estudio y clasificación de los seres del mundo. Constituían un trabajo de clasificación, de desmembramiento y análisis para entender una totalidad. De cierta forma tanto diccionarios, enciclopedias y bestiarios, comparten el ser una especie de autopsia del mundo, donde surge un afán por catalogar, categorizar y por medio de ello explicar la naturaleza de ciertos fenómenos.

Los bestiarios construían además, narrativas a partir de alegorías. Esto resultaba especialmente útil dada su intención moralista. Estas tipologías explicaban la naturaleza de la vida a través del actuar ejemplar de los seres de la tierra. Toda la creación se consideraba un reflejo del creador, de ahí que para descubrirlo se debiera estudiar su creación. De la observación de las costumbres animales se sacaban ejemplos de buenas y malas virtudes. Por ello, la mayoría de las descripciones se acompañaban de una lección moral o de algún tipo de consejo. Por ejemplo, encontramos que el tigre es un animal de velocidad extrema, al cual sólo se le puede evadir por medio de una esfera de vidrio: Dado el caso que alguien quiera robar su cría a la tigresa, ésta le perseguirá con inesperada rapidez, ante lo cual, se le debe arrojar dicha esfera, donde al verse reflejada en menor tamaño, la tigresa confudirá su imagen con la de su cría, distrayéndose, y permitiendo la huída del captor. De ahí que resulte útil cargar siempre una esfera de vidrio cuando se sale a robar tigritos.

Dejar un comentario



Marca de tinta sobre papel
En esta época, donde el hartazgo en torno a la discusión sobre si desaparecerán los libros físicos o no ha superado, por mucho, a la discusión misma, parecería necedad retomar cualquier elemento de ella. Sin embargo, quisiear apuntar un detalle ínfimo, pero crucial, que toca muchas veces a la discusión: la interacción física que resulta […]
Foto rayada: la tachadura como mácula
Existe un sin fin de razones para querer tachar, magullar y destrozar una fotografía. Todos hemos sido adolescentes. Todos hemos perdido un amor que añoramos, tuvimos y nos vimos perder. Yo sólo he quemado la fotografía de un hombre en mi vida, y ni siquiera fue uno de los importantes. Durante mi breve carrera como […]
Los mirones
La gente se ha detenido a observar la maniobra. Quieren ver al muerto, quieren corroborar su propia mortalidad al mirarlo, se juntan en una larga fila de cuerpos que cuelga de la parte superior de la fotografía “Sin título. (Rescate de un ahogado en Xochimilco con público reflejado en el agua)”, tomada en 1960 por […]
Suicidio en Petrópolis
Me pregunto si la lámpara de noche que acompañó la muerte de Stefan Zweig y su pareja, Lotte Altmann, estaba prendida o apagada cuando los encontraron muertos. El buró de la habitación en Petrópolis, Brasil, está poblado de todo lo que uno espera encontrar al lado de la cama de quien duerme. A parte de […]
Retrato de hombre ahogado
La primera fotografía que existió de un cadáver, fue también la primera falsedad fotográfica. El retrato de una falsa muerte. Si la ficción de aquel hombre ahogado se va a entender como verdadera, legítima, probable, entonces debemos asumir que alguien lo condujo, de la orilla del agua que lo dejó varado, hasta el estudio donde […]
Más leídos
Más comentados
Los grandes problemas actuales de México (31.434)
...

La distribución del ingreso en México (12.219)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (9.607)
...

¿Por qué es un problema la lectura? (6.607)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Perfil demográfico de México (3.494)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

1
Foro de Indicadores
Adjudicación directa: ¿excepción que se vuelve norma?
Eduardo Bohórquez y Rafael García Aceves

Debates que concluyen antes de iniciarse
El proceso legislativo reciente y sus números

Eduardo Bohórquez y Javier Berain

Factofilia: Programas sociales y pobreza, ¿existe relación?
Eduardo Bohórquez y Paola Palacios

Migración de México a Estados Unidos, ¿un éxodo en reversa?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Donar no es deducir, donar es invertir. Las donaciones en el marco de la reforma fiscal
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Impuestos, gasto público y confianza, ¿una relación improbable?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Los titanes mundiales del petróleo y el gas
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La pobreza en perspectiva histórica ¿Veinte años no son nada?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La firme marcha de la desigualdad
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia. 2015: hacia una nueva agenda global de desarrollo
Roberto Castellanos y Eduardo Bohórquez

¿Qué medimos en la lucha contra el hambre?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Bicicletas, autos eléctricos y oficinas-hotel. El verdadero umbral del siglo XXI
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Parquímetros y franeleros: de cómo diez pesitos se convierten en tres mil millones de pesos
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Una radiografía de la desigualdad en México
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Más allá de la partícula divina
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos