Saturday, 23 May 2015
Artículos relacionados
Deuda externa AA+
Blog | Norteando | Patrick Corcoran | 12.08.2011 | 0 Comentarios

PatrickCorcoran

La zozobra económica en la Unión Americana sigue. Además de la caída de la bolsa en Nueva York (junto con todas las bolsas del mundo), la ilustración más reciente es la disminución de la valuación de la deuda soberana de aquel país, anunciado por la agencia Standard and Poor’s el viernes pasado. Aunque el Congreso logró aprobar un acuerdo para levantar el tope de pagos de deuda hace unas semanas, los analistas de S&P decidieron que, debido a la parálisis política que por poco provocó una crisis mayor, la deuda de la mayor economía del mundo no merece la mayor designación. En lugar de una calificación de AAA, la deuda americana de ahora en adelante llevará una de AA+, la primera vez en la historia que S&P haya tomado está decisión. También le dieron a la deuda de EU una prognosis negativa para el futuro, lo cual indica que una reversa positiva no es probable por lo pronto.

Aunque parezca un paso más hacia el abismo –es decir, otra recesión– hay varias respuestas a esta decisión que calman los nervios de los que dependemos de la salud de la economía estadounidense. (Desafortunadamente, estas no tienen nada que ver con las caídas de las bolsas, las cuales siguen preocupándonos.) Si bien el análisis sobre la disfunción del sistema político estadounidense tiene mucho fundamento, las conclusiones de S&P son lejos de ser cien por ciento confiables.

Para empezar, S&P es, junto con sus contrincantes Fitch y Moody’s (los cuales no rebajaron la deuda estadounidense), la misma agencia que le dio a la deuda basada en las hipotecas “sub-prime” una valuación de AAA en los años previos a la crisis de 2008. Lamentablemente, resultó que S&P supo muy poco sobre las hipotecas que estaban fiando al máximo. No hay espacio aquí para repasar todos los detalles, pero debido en gran medida a sus valuaciones erróneas, el derrumbe del mercado de vivienda también provocó la mayor crisis financiera desde la Depresión. En pocas palabras, S&P no es un grupo donde sobre credibilidad.

Y resulta que hay un ejemplo de esta falta de competencia básica en su decisión sobre la calificación de la deuda: los cálculos de S&P sobre el tamaño de la deuda a largo plazo incluyó un error de 2 billones de dólares. Al presentar los porques del descenso a la Tesorería americana, le dependencia reclamó S&P el error, pero éste último, aun reconociendo su equivocación, siguió con su rebaja a pesar de todo. Dos billones de dólares representa una enorme cantidad aun hablando de la economía estadounidense, y tal error no inspira confianza. Como un oficial de la Tesorería le comentó a The Wall Street Journal, “Un juicio basado en una equivocación de 2 billones de dólares habla por sí mismo.”

Un punto final, y más fundamental, sobres los grupos como S&P viene de James Kwak, analista económico y co-autor de Thirteen Bankers. Según Kwak, si bien agencias de valuación pueden ayudar para ofrecer más información sobre paises poco conocidos e inversiones poco comunes, pero no hay país en el mundo sobre el cual se tiene más información que Estados Unidos. De la misma forma, no hay instrumentos de inversión más conocidos que los bonos de la Tesorería. En este entorno, pues, S&P no ofrece nada nuevo; cualquier inversionista en el mundo tiene acceso a los mismos datos. Ellos simplemente agregan otra opinión al montón, para aceptar o ignorar como uno guste.

Y parece que la mayoría están eligiendo la segunda opción: ignorar a S&P. Como bien demuestra la caída de las bolsas, la deuda estadounidense se sigue considerando una de las inversiones más seguras en el mundo: mientras todo el mundo está sacando su dinero de las bolsas de valores, está subiendo la demanda para la deuda soberana de Estados Unidos, pese la devaluación.

Dejar un comentario



A setenta años del fin de la Segunda Guerra Mundial
La semana antepasada, en varias capitales de todo el mundo, se realizaron eventos para festejar el 70º aniversario del fin de la fase europea de la Segunda Guerra Mundial (la guerra del Pacífico tenía que esperar unos meses más). Los festejos marcaron lo que quizá sigue siendo el esfuerzo colectivo más monumental de la historia […]
Estados Unidos y América Latina: una relación ambivalente
Desde siempre, la percepción de la relación entre Estados Unidos y sus vecinos latinoamericanos ha sido en cierto grado ambivalente. Por un lado, las quejas de una falta de interés de Washington en su propio vecindario son, y siempre han sido, un montón. Las columnas de Andrés Oppenheimer son un ejemplo prominente y representativo, pero […]
Las elecciones en puerta y la falta de confianza en la democracia
Mientras los comicios de medio sexenio se acercan, muchos analistas y comentaristas han dedicado unas palabras a un tema de interés eterno: la desilusión popular con la democracia mexicana. Hay muchas causas recientes de esta sensación generalizada: los estudiantes de Iguala, la casita de Angélica Rivera, la masacre en Tlatlaya y los helicópteros de David […]
La Guerra Fría ya terminó
Durante más de medio siglo, la división básica entre los países del hemisferio Occidental, por lo menos en términos de política exterior, ha sido: los cubanos por un lado y los gringos por otro. Claro, es un poco simplista, ya que había países (el más prominente siendo México bajo los gobiernos del PRI) que tejía […]
Acuerdo con Irán
El pasado jueves, si usted vive en una zona de Manhattan, Washington, Londres o Tel Aviv (entre otras ciudades), quizá notó un sonido medio raro, como una gran estampida de elefantes, inmediatamente después del anuncio del acuerdo nuclear entre Irán y los poderes de Occidente. Eso fue el apuro colectivo de miles y miles de […]
Más leídos
Más comentados
Los grandes problemas actuales de México (126.086)
...

La distribución del ingreso en México (40.237)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (31.884)
...

¿Por qué es un problema la lectura? (23.757)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria? (18.491)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

1
Foro de Indicadores
Indicadores económicos de México febrero 2015
INEGI y Camacro

Adjudicación directa: ¿excepción que se vuelve norma?
Eduardo Bohórquez y Rafael García Aceves

Debates que concluyen antes de iniciarse
El proceso legislativo reciente y sus números

Eduardo Bohórquez y Javier Berain

Factofilia: Programas sociales y pobreza, ¿existe relación?
Eduardo Bohórquez y Paola Palacios

Migración de México a Estados Unidos, ¿un éxodo en reversa?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Donar no es deducir, donar es invertir. Las donaciones en el marco de la reforma fiscal
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Impuestos, gasto público y confianza, ¿una relación improbable?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Los titanes mundiales del petróleo y el gas
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La pobreza en perspectiva histórica ¿Veinte años no son nada?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La firme marcha de la desigualdad
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia. 2015: hacia una nueva agenda global de desarrollo
Roberto Castellanos y Eduardo Bohórquez

¿Qué medimos en la lucha contra el hambre?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Bicicletas, autos eléctricos y oficinas-hotel. El verdadero umbral del siglo XXI
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Parquímetros y franeleros: de cómo diez pesitos se convierten en tres mil millones de pesos
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Una radiografía de la desigualdad en México
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos