Monday, 22 December 2014
Artículos relacionados
Dejar de crear puentes
Blog | E'px | Yásnaya Aguilar | 14.12.2011 | 1 Comentario

Yasnaya-bio

Hay muchas razones por las que alguien decide aprender una lengua: conozco a alguien que quiso aprender ruso para leer los cuentos que en la infancia había leído en español, conozco a alguien más que aprendió a hablar español para poder argumentar con ciertos predicadores que insistían en convertirlo a una nueva religión y conozco a alguien más que aprendió alemán para poder entender las letras de las canciones favoritas de su esposo. Detrás del deseo de aprender una nueva lengua hay siempre un deseo de tender puentes con los otros o con el mundo que se recrea a través de cada lengua, para acceder a los artículos que se publican en mandarín, para cantar las canciones en francés, para entender los mangas en japonés. Una de las mayores deferencias que puedes hacerle a alguien es aprender a hablar su lengua, exponerte a las risas por la mala pronunciación inicial, por los errores que divierten, por la incomodidad al no poder acceder inmediatamente al léxico necesario. Todos hemos conocido la agradable sensación con la que se recibe el esfuerzo de alguien que trata de hablarnos en nuestro idioma. Se valora la amabilidad que hace alguien que habla una lengua extranjera por comunicarse en español pero casi nunca sucede lo mismo con alguien cuya lengua materna es el tepehua y que no ha hecho esfuerzo menor por aprender español. Y menos frecuente es aún que una persona que habla español tenga la deferencia de aprender tepehua y tratar de comunicarse en esta lengua cuando está dentro de su territorio.

Son muchas las razones para aprender una nueva lengua pero solo hay una para querer dejar de hablar una, sobre todo si es la lengua materna: la discriminación a la que los hablantes de esta lengua han sido sujetos. Una persona que tiene por lengua materna al inglés, por ejemplo, no se esfuerza por dejar de hablarlo una vez que ha aprendido francés y español. Nadie en circunstancias normales se esfuerza por hablar menos lenguas ¿Por qué entonces en el caso de las lenguas indígenas sí sucede esto? ¿Por qué es frecuente que una persona que tiene por lengua materna al ayuujk se esfuerce por dejar de hablarlo cuando ya ha aprendido español? ¿Por qué es frecuente que una persona que habla una lengua indígena y español haga lo posible para que sus hijos no sean bilingües? ¿Por qué si hay tantas lenguas distintas en este país no tenemos con ellas la deferencia de aprenderlas? No tiene que ver con la lengua sino con la valoración que se ha hecho de ella, una valoración totalmente extralingüística además. Alguien que habla español en un contexto como el de la Ciudad de México podrá aprender nuevas lenguas sin pretender dejar de hablar su lengua materna pero es mucho más probable que esa misma persona desee ya no hablar más español al aprender inglés si vive como migrante indocumentado en una ciudad de Estados Unidos. La lengua materna es la misma, pero la situación es distinta. Hay tantas razones para querer tender puentes pero sólo uno para tirar el puente que une a la lengua materna.

Una respuesta para “Dejar de crear puentes”
  1. Iliana dice:

    Toda la razón, mi abuela que era otomí nunca les enseñó a mis tíos ni a mi papá por temor a que fuesen discriminados, triste pero cierto :(

Dejar un comentario



Josef K. habla mixteco
En El proceso, de Franz Kafka, se narra la historia de Josef K. un oficinista arrestado, acusado y condenado por un crimen del que no se entera nunca. La narración está construida de tal manera que el protagonista tiene que enfrentar un juicio que no entiende, no entiende de qué se le acusa, no entiende […]
¿Por qué y qué traducir a lenguas indígenas?
Waldo Villalobos, nuestro profesor en el taller de traducción literaria en el que nos encontrábamos hablantes de zapoteco, mixe y mixteco, nos dijo: “La lengua a la que más se traduce actualmente es el inglés”. Esta afirmación tiene varias implicaciones, el estatus social y político del inglés parece estar directamente relacionado con el hecho de […]
¿Para qué publicar libros en lenguas indígenas si nadie los lee?
Es lamentable que una de las principales descalificaciones que sufren las publicaciones que se realizan en lenguas mexicanas distintas del español se base en la falta de lectores potenciales. Hace unos días leía una columna que descalificaba la publicación de un material de divulgación sobre nanociencia y nanotecnología en lenguas como el mixteco y el […]
Novedades de la edición 2014 del DRAE: precuela, dron y bótox
La Real Academia Española (RAE) ha anunciado que la vigesimotercera edición del Diccionario de la lengua española, conocido como DRAE (acrónimo de Diccionario de la Real Academia), se publicará el próximo 21 de octubre en todos los países hispanohablantes del mundo. Conviene insistir en que, a pesar de parecer producto de la añeja institución (el año […]
Sin ton ni son. Música y lengua
Para Raúl Herrera Música, canciones y danza acompañan nuestra existencia desde hace milenios. No es difícil imaginar a nuestros ancestros uniendo sus voces y agitando sus cuerpos para celebrar una cacería exitosa, el nacimiento o la unión de miembros de la tribu o bien el dolor compartido frente a la muerte. Nada más lógico, entonces, […]
Más leídos
Más comentados
Los grandes problemas actuales de México (42.945)
...

La distribución del ingreso en México (15.609)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (14.054)
...

¿Por qué es un problema la lectura? (9.103)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Planes a futuro. (Cuento radiofónico) (5.899)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

1
Foro de Indicadores
Adjudicación directa: ¿excepción que se vuelve norma?
Eduardo Bohórquez y Rafael García Aceves

Debates que concluyen antes de iniciarse
El proceso legislativo reciente y sus números

Eduardo Bohórquez y Javier Berain

Factofilia: Programas sociales y pobreza, ¿existe relación?
Eduardo Bohórquez y Paola Palacios

Migración de México a Estados Unidos, ¿un éxodo en reversa?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Donar no es deducir, donar es invertir. Las donaciones en el marco de la reforma fiscal
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Impuestos, gasto público y confianza, ¿una relación improbable?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Los titanes mundiales del petróleo y el gas
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La pobreza en perspectiva histórica ¿Veinte años no son nada?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La firme marcha de la desigualdad
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia. 2015: hacia una nueva agenda global de desarrollo
Roberto Castellanos y Eduardo Bohórquez

¿Qué medimos en la lucha contra el hambre?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Bicicletas, autos eléctricos y oficinas-hotel. El verdadero umbral del siglo XXI
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Parquímetros y franeleros: de cómo diez pesitos se convierten en tres mil millones de pesos
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Una radiografía de la desigualdad en México
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Más allá de la partícula divina
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos