Miércoles, 26 Noviembre 2014
Artículos relacionados
Peña Nieto no va a engañarnos: Calidad educativa es aprender, no asistir a la escuela
Blog | Opinión | Viridiana Ríos | 23.04.2010 | 7 Comentarios

Enrique Peña Nieto hizo un concurso de calidad educativa y nos sorprendió a todos. El premio lo ganó la escuela Preparatoria Oficial de Cuautitlán Izcalli que cuenta sólo con 30 computadoras y 12 salones de clase para 1,068 alumnos ¿Cómo pudo una escuela tan precaria ganar el concurso? La razón, dicen los maestros, es que trabajan duro. Es posible, pero también es posible que el examen de “calidad educativa” del gobierno mexiquense no esté midiendo calidad educativa.

El Estado de México mide calidad educativa al cuantificar las calificaciones de los estudiantes, su asistencia y el porcentaje de alumnos que logra terminar la preparatoria. El problema con el uso de estos indicadores es que pueden ser fácilmente manipulados. Las calificaciones pueden incrementarse sin que los estudiantes aprendan más al disminuir la dificultad de las evaluaciones. El porcentaje de alumnos que termina la preparatoria puede aumentar al reducir los requisitos para graduarse.

Pero la calidad educativa no se mide al promediar las calificaciones de los estudiantes sino al probar, objetivamente, cuántos conocimientos poseen.

Por supuesto, La Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE) no piensa lo mismo. Se oponen abiertamente (al igual que ciertas secciones del SENTE) a la aplicación de evaluaciones de conocimientos en Michoacán, Oaxaca, Guerrero y Puebla (los estados con peor nivel educativo).  La oposición de los sindicatos de profesores a medidas federales es bastante común. Argumentan que la calidad debe ser medida de manera integral, considerando muchos indicadores importantes como, por ejemplo, qué tanto asisten los profesores a la escuela.  Pero bueno, tampoco podemos, por desgracia, tomarlos tan en serio. Se oponen a todo. La sección 22 del SENTE, por ejemplo, no acata el horario de verano porque «es una forma de control por la política de intereses de grupos al servicio de los organismos internacionales» (sic). Sin comentarios.

Afortunadamente, no se ha podido evitar que se aplique la Evaluación Nacional de Logros Académicos de Centros Escolares (ENLACE) desde 2006, una evaluación de conocimientos anual a estudiantes de primaria, secundaria y preparatoria en todo el país.

Los resultados de ENLACE debieran ser el criterio fundamental para otorgar premios de calidad educativa. ¿Por qué el Estado de México no la usa? Quizá porque ENLACE ha sido diseñada y aplicada por el gobierno federal que es panista. Quizá porque Peña Nieto, como el CNTE, confía en que tomar asistencia es en realidad un mecanismo para medir calidad educativa. Quizá porque Peña Nieto sabe que los conocimientos de los alumnos en las escuelas públicas del Estado de México es extremadamente bajo. Habrá que preguntarle a Peña Nieto.

No nos dejemos engañar. Lo que hace Peña Nieto es un crimen. Lo es para los pobres porque asistir a la escuela no paga, lo que paga son los conocimientos que se adquieren. Los salarios son en promedio 12% mayores para los adultos que durante su infancia acudieron a instituciones de calidad (Lazear 2003). También, es un crimen para el país en general porque un sistema educativo de baja calidad fomenta y retroalimenta la desigualdad económica.

ENLACE nos ha mostrado que la calidad educativa pública en México es baja. Los niños en escuelas privadas aprenden 50% más que cualquier niño que vaya a la escuela indígena. Los CONAFES, las primarias indígenas y las telesecundarias tienen niveles educativos deplorables. Quizá por eso el 50% de los niños mexicanos no pueden leer y comprender un texto a pesar de ir a la escuela. En México, ir a la escuela no es garantía de aprender.

No todo son malas noticias. La buena noticia de ENLACE es que se lleva a cabo. Ahora, contamos con un mecanismo confiable para medir la calidad de nuestra educación. Ni Peña Nieto, ni el CNTE pueden engañarnos más. Exijamos que se use ENLACE para medir calidad educativa en el Estado de México y en toda la república. Sin ENLACE, no sabemos nada sobre la calidad de la Preparatoria Oficial de Cuautitlán Izcalli. Calidad educativa es aprender, no asistir a la escuela.

Primarias

Captura de pantalla 2010-04-22 a las 12.35.57Secundarias

sec



Viridiana Ríos

Estudiante del doctorado en Gobierno y miembro del
Programa en Iniquidad y Política Social en la Universidad
de Harvard. Antes de ingresar al doctorado cursó la
licenciatura en Ciencia Política en el ITAM. Por favor,
dirija sus comentarios a vrios@fas.harvard.edu

7 Respuestas para “Peña Nieto no va a engañarnos: Calidad educativa es aprender, no asistir a la escuela”
  1. I’m really inspired with your writing abilities as neatly as with the format on your weblog. Is that this a paid topic or did you modify it yourself? Either way keep up the excellent quality writing, it is uncommon to see a nice blog like this one nowadays..

  2. Estela Antonio M. dice:

    Buenas Tardes.

    Me parece muy revelador. Los que estamos involucrados con la educación en México habrá que repensar toda nuestra responsabilidad.

    Ojala pueda indicarme dónde encontrar más artículos suyos al respecto. Para concientizar a alumnos y maestros sobre la calidad de la educación.

    Soy profesora en de una preparatoria Oficial en Tecamac, Estado de Mexico. Este ciclo escolar iniciamos un programa de tutorías que espera mejorar el nivel de nuestro alumnos.

    Gracias.

  3. José Luis Estrada dice:

    Excelente análisis, por demás sabido. Soy profesor universitario y percibo lo mismo en este nivel, por supuesto no en todos los casos, pero como ejemplo el inglés en una universidad pública no pasa de ser mero requisito. curiosamente todos los alumnos acreditan inglés sin saber nada.
    ¿Que información tiene sobre el nivel universitario?
    saludos cordiales.

  4. Mariela dice:

    Felicidades por el artículo, lástima que a la mayoría de los profesores les interese otras cosas, menos el aprendizaje de los estudiantes. Y no se diga a nuestras autoridades, que están más interesadas por las elecciones de 2011. Necesitamos una sociedad educada.

  5. Viridiana Rios dice:

    En efecto Jairo, ENLACE existe. Ahora lo que falta es que se use. Hay que dejarnos de políticas mal diseñadas. Nos toca a los ciudadanos exigir que nuestros políticos usen buenas herramientas y no nada más las que les convienen. Gracias por leer!

  6. Bien por el artículo ! No sabía que existiera el ENLACE, pero me parece que las pruebas estandarizadas son las únicas que garantizan que se esté de verdad probando el nivel de conocimientos de los alumnos.

  7. […] This post was mentioned on Twitter by CARLOS DECIMO, Este Pais. Este Pais said: Peña Nieto no va a engañarnos: Calidad educativa es aprender, no asistir a la escuela http://estepais.com/site/?p=28933, 2010 […]

Dejar un comentario



Más leídos
Más comentados
Los grandes problemas actuales de México (33.376)
...

La distribución del ingreso en México (12.778)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (10.257)
...

¿Por qué es un problema la lectura? (6.920)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Perfil demográfico de México (3.716)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

1
Foro de Indicadores
Adjudicación directa: ¿excepción que se vuelve norma?
Eduardo Bohórquez y Rafael García Aceves

Debates que concluyen antes de iniciarse
El proceso legislativo reciente y sus números

Eduardo Bohórquez y Javier Berain

Factofilia: Programas sociales y pobreza, ¿existe relación?
Eduardo Bohórquez y Paola Palacios

Migración de México a Estados Unidos, ¿un éxodo en reversa?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Donar no es deducir, donar es invertir. Las donaciones en el marco de la reforma fiscal
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Impuestos, gasto público y confianza, ¿una relación improbable?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Los titanes mundiales del petróleo y el gas
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La pobreza en perspectiva histórica ¿Veinte años no son nada?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La firme marcha de la desigualdad
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia. 2015: hacia una nueva agenda global de desarrollo
Roberto Castellanos y Eduardo Bohórquez

¿Qué medimos en la lucha contra el hambre?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Bicicletas, autos eléctricos y oficinas-hotel. El verdadero umbral del siglo XXI
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Parquímetros y franeleros: de cómo diez pesitos se convierten en tres mil millones de pesos
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Una radiografía de la desigualdad en México
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Más allá de la partícula divina
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos