Mircoles, 01 Octubre 2014
Artículos relacionados
Dios mío, hazme senadora
Blog | Opinión | Viridiana Ríos | 05.04.2010 | 1 Comentario

Las reformas tendrán que esperar. Los senadores se fueron de vacaciones. Se quedaron en la mesa trece reformas pendientes. El 30 de marzo, el ejército atrapó a ocho secuestradores que mantenían cautivas a cuatro personas en Morelos pero no hay quien debata la ley antisecuestro. El 31, el jefe de la policía de Ciudad del Carmen fue capturado por aceptar 160 mil pesos en sobornos pero no hay quien apruebe la reforma para castigar la colaboración con el crimen organizado.  Las violaciones de derechos humanos se suceden unas a otras en Reynosa y no hay quien discuta las reglas para fortalecer la CNDH como órgano ejecutor.

Se fueron de vacaciones el 25 de marzo a las dos de la tarde luego de tener una sesión de trabajo de dos horas.  Trabajaron de doce a dos de la tarde, pero a las doce, a las doce del día, sólo había 72 senadores en la cámara. Entre ir y venir, llegaron a haber 102. De los 26 restantes, algunos tenían licencia para faltar y otros, como Josefina Cota (PRD), José Guadarrama (PRD) y Jorge Legorreta (PVEM) de plano se tomaron el día sin avisar.  (http://www.senado.gob.mx/content/sp/resumen/content/asistencia.pdf)

Dijeron que cuando volvieran de su semana de vacaciones discutirían todo lo que se quedó pendiente pero después de Semana Santa ya nada más tienen 24 sesiones. En todo lo que va del año han votado diez asuntos. Tienen trece pendientes para las sesiones restantes.

senadores dormilones 2

Quiero ser senadora. Quiero ganar 122 mil pesos mensuales libres y que, además, me den 70 mil pesos anuales para mi despensa. Quiero tener todas las prestaciones de los empleados de gobierno pero sin jefe. Que me den un peso por cada peso que ahorre de mi sueldo. Que me den 40 días de sueldo de aguinaldo. Que me paguen mi transporte, mis celulares y mis artículos deportivos.

El senado gastó 1.1 millones de pesos en pago de “vestuario, blancos, prendas de protección personal y artículos deportivos” el año pasado. Usted y yo les pagamos a nuestros senadores 10 millones de pesos en alimentos. Los 128 senadores le cobraron al erario un total de 1,176 servicios de cafetería y 1,390 comidas por reuniones de trabajo. Esto es, cada senador fue anfitrión de aproximadamente 20 comidas anuales.  (http://www.senado.gob.mx/admon/content/recursos_financieros/presupuesto_gasto/docs/informe_4trimestre2009.pdf).

El salario y las prestaciones totales de los 128 senadores nos costaron 884 millones de pesos en 2009 (y eso que no se han subido el salario desde 2004 como parte del plan de austeridad). Un senador gana 36 veces más que los empleados de nivel más bajo del congreso; es decir, con el salario de cuatro senadores se podría pagar a 118 de sus empleados. (http://www.senado.gob.mx/admon/content/recursos_humanos/dietas_salarios/docs/manual2010.pdf)

Quiero ser senadora para viajar como reina. Irme a Washington un par de días de junio con cualquier pretexto y con 32 acompañantes (personal de apoyo, representantes de los medios de comunicación y del canal del congreso). Que me compren coches último modelo, de volada.

En enero de este año el senado ya había adquirido tres autos modelo 2010.

Quiero ser senadora para que no me preocupen los gastos. Para gastar  76 millones de pesos en rentar oficinas en Torre Caballito, Cuba 15, Calle del 57 y Xicoténcatl. Para no tener que estudiar nada relacionado con el estado o sus finanzas; al fin y al cabo, hay un par de senadores que sólo cuentan con “estudios universitarios” (la manera elegante de decir que sólo tienen título de preparatoria) y hay tres que son veterinarios.

Y lo mejor sería ser senadora de representación proporcional. No tener que rendirle cuentas a nadie. Tener el puesto porque me lo dieron mis amigos del partido, no por haber ganado una elección.

Una tercera parte de los senadores jamás fueron elegidos por los votantes. La otra tercera parte compitió en la elección pero perdió (quedó en segundo lugar).

Quiero ser Pablo Gómez, René Arce y Federico Doring, mis senadores, los merecedores de un montón de descanso. Quiero que mi jefe me mande de vacaciones una semana y antes de irme me cite “el próximo martes seis de abril a las once horas.”

“Se levanta la sesión”

Viridiana Ríos

Estudiante del doctorado en Gobierno y miembro del
Programa en Iniquidad y Política Social en la Universidad
de Harvard. Antes de ingresar al doctorado cursó la
licenciatura en Ciencia Política en el ITAM. Por favor,
dirija sus comentarios a vrios@fas.harvard.edu

Una respuesta para “Dios mío, hazme senadora”
  1. [...] This post was mentioned on Twitter by Este Pais. Este Pais said: Dios mío, hazme senadora. http://estepais.com/site/?p=28687, 2010 [...]

Dejar un comentario



Debates que concluyen antes de iniciarse
El proceso legislativo reciente y sus números
La legislación secundaria para las reformas política, de telecomunicaciones y energética concluyó el lunes 11 de agosto mediante la convocatoria de cada cámara a tres periodos extraordinarios que permitieran concluir con el paquete de reformas “que México necesita”. La manera en la que se discutió y aprobó esta reglamentación abre interrogantes sobre las prácticas parlamentarias […]
Diputados, congresos y gobiernos en México
De cara a los procesos electorales de 2013, este artículo informa sobre la distribución de las fuerzas políticas en los congresos, analiza en qué casos el partido mayoritario es también el partido al frente del ejecutivo local y señala las discrepancias entre las leyes estatales y las federales en lo que se refiere a los […]
Diputadas locales: un corte de caja al 2011 (Exclusivo Internet)
Hace tan sólo 58 años las mujeres no eran reconocidas como ciudadanas plenas en nuestro país ni tenían derecho a votar o ser votadas. Cinco décadas más tarde los avances en la materia son innegables y ampliamente documentados a nivel federal. Sin embargo, y sin dejar de reconocer el esfuerzo de investigadoras y activistas, el […]
¿Por quién votan los narcos?
“Tal parece que los únicos que sí son aceptados [por los narcotraficantes] son los del pri“, dijo Jesús Ortega, líder nacional del prd, hace un par de semanas. El pan está de acuerdo. Francisco Javier Garza, presidente del pan en Tamaulipas, decidió no postular candidatos en las elecciones locales del estado ante “las presiones del crimen […]
Menos muertos no significa más seguridad
¿El presidente Felipe Calderón está en lo correcto al afirmar que el problema de la inseguridad en México es, en buena medida, un problema de percepción? Es verdad que la tasa de homicidios en Brasil  es más alta que en nuestro país. Mientras que en México es de, aproximadamente, 12 por cada 100 mil habitantes, […]
Más leídos
Más comentados
Los grandes problemas actuales de México (21.166)
...

La distribución del ingreso en México (8.078)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (6.427)
...

¿Por qué es un problema la lectura? (4.668)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Perfil demográfico de México (2.199)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

1
Foro de Indicadores
Debates que concluyen antes de iniciarse
El proceso legislativo reciente y sus números

Eduardo Bohórquez y Javier Berain

Factofilia: Programas sociales y pobreza, ¿existe relación?
Eduardo Bohórquez y Paola Palacios

Migración de México a Estados Unidos, ¿un éxodo en reversa?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Donar no es deducir, donar es invertir. Las donaciones en el marco de la reforma fiscal
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Impuestos, gasto público y confianza, ¿una relación improbable?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Los titanes mundiales del petróleo y el gas
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La pobreza en perspectiva histórica ¿Veinte años no son nada?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La firme marcha de la desigualdad
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia. 2015: hacia una nueva agenda global de desarrollo
Roberto Castellanos y Eduardo Bohórquez

¿Qué medimos en la lucha contra el hambre?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Bicicletas, autos eléctricos y oficinas-hotel. El verdadero umbral del siglo XXI
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Parquímetros y franeleros: de cómo diez pesitos se convierten en tres mil millones de pesos
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Una radiografía de la desigualdad en México
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Más allá de la partícula divina
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: El acento está en las ciudades. Algunos resultados de la base de datos ECCA 2012
Suhayla Bazbaz y Eduardo Bohórquez