Friday, 19 December 2014
Artículos relacionados
Microficción. Azul o camel
A Cuenta Letras | Blog | Teresa de Paz | 06.11.2009 | 4 Comentarios

Elegancia italiana. Tienda céntrica en Roma. Él se prueba. Ella dice Es precioso. El dependiente exalta la prenda. Él quiere probarse el del escaparate, el de cachemire. Se lo dan. ¿Lo tiene en otro color? Sí, azul marino, pero el camel… Ella asiente, dice Más elegante el camel. Él, ¿no lo ves un poco estrecho? Puede, a ver una talla mayor. Él se la prueba. Mejor. Sí pero casi prefiero el modelo anterior en este color. Ella pide una silla. Ahora el modelo anterior en el color del último. Sí, éste es más sobrio pero no es mi talla. Es que en este modelo cambia. Por favor, sería tan amable. Gracias. Se lo prueba. ¡Ahora sí!, ¿te gusta cómo me queda? Sí, estupendo, a ver el precio. Lo miran. Se miran. Ella a Él, Es precioso y te queda fenomenal pero. Él lo desabrocha y se dirige al dependiente, Póngamelo, me lo llevo. Eufórico el empleado ¿El camel entonces? Sí, sí.

Por fin sobre el mostrador el elegante abrigo de caballero de mohair. Y la visa. Ella le mira. Él, como si nada. Caballero, sale Denegada. Ah, tenga esta otra. La pasa. Disculpe, parece que tampoco. Ella, roja, sabe. Él también sabe. El dependiente, Quizá con otra. Sí, sí, pruebe ésta, seguramente… Lo siento, señor, tampoco. Ella, sofocada ya, hace rato que dejó la silla. Y Él, Caramba, qué fastidio, me interesa el abrigo, ¿qué podemos hacer? Se lo podemos enviar por correo, sugiere el vendedor. Perfecto, le haré una transferencia en cuanto llegue a casa. Intercambio de tarjetas. Ella y Él saben: que no. Se despiden con sonrisas y salen a la calle. –¡No lo entiendo! ¡No puedo creerlo! ¡Sacaste todas las visas! ¡Si sabías que no!  -¿Y qué iba a hacer llegado a ese punto? Así que por si acaso…

Teresa de Paz

4 Respuestas para “Microficción. Azul o camel”
  1. Daniel Romay dice:

    ¡Ah que Teresa tan juguetona! Dejas a tus lectores picados. Esta escena la pude haber vivido varias veces, tan sólo por diversión. Así los he percibido. Me gusta, me gusta lo que escribes.

  2. tati dice:

    Has descrito a la perfección punto por punto toda la escena y has hecho que se reproduzca con realidad en mi imaginación.
    El final, soberbio

  3. Marion dice:

    Qué buena técnica para el dialogado. Me gustó.
    Qué fina ironía en el enfoque. Salió redondito.
    Muy bueno.

  4. Está padre que en este pequeño cuento se satirice la necesidad de estatus de la clase media. Al final, con ironía, el personaje sale medianamente bien parado ante el vendedor que siempre será lo más importante en una tienda departamental. Me gustó mucho.

Dejar un comentario



Más leídos
Más comentados
Los grandes problemas actuales de México (42.770)
...

La distribución del ingreso en México (15.481)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (13.961)
...

¿Por qué es un problema la lectura? (9.012)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Planes a futuro. (Cuento radiofónico) (5.477)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

1
Foro de Indicadores
Adjudicación directa: ¿excepción que se vuelve norma?
Eduardo Bohórquez y Rafael García Aceves

Debates que concluyen antes de iniciarse
El proceso legislativo reciente y sus números

Eduardo Bohórquez y Javier Berain

Factofilia: Programas sociales y pobreza, ¿existe relación?
Eduardo Bohórquez y Paola Palacios

Migración de México a Estados Unidos, ¿un éxodo en reversa?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Donar no es deducir, donar es invertir. Las donaciones en el marco de la reforma fiscal
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Impuestos, gasto público y confianza, ¿una relación improbable?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Los titanes mundiales del petróleo y el gas
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La pobreza en perspectiva histórica ¿Veinte años no son nada?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La firme marcha de la desigualdad
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia. 2015: hacia una nueva agenda global de desarrollo
Roberto Castellanos y Eduardo Bohórquez

¿Qué medimos en la lucha contra el hambre?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Bicicletas, autos eléctricos y oficinas-hotel. El verdadero umbral del siglo XXI
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Parquímetros y franeleros: de cómo diez pesitos se convierten en tres mil millones de pesos
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Una radiografía de la desigualdad en México
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Más allá de la partícula divina
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos