Lunes, 24 Noviembre 2014
Artículos relacionados
Hablemos más de lo que se habla poco
Blog | Rubén Cota Meza | 16.10.2009 | 25 Comentarios

En el número de junio de 2009 de Este País, Antonio Hernández Navarro dice que “se habla poco” del tema sobe el que eligió escribir: la teoría astronómica del cambio climático. En el mismo número, Anatole Kaletsky (Adiós, homo economicus) refiere que David Hendry, hasta hace poco co director del departamento de economía de Oxford, señala que “los economistas que critican el enfoque basado en las expectativas racionales han enfrentado grandes dificultades incluso para publicar estas ideas, o mantener financiamiento para su investigación”.

Lo anterior apunta a que en diversos campos del pensamiento en determinados momentos y determinados ámbitos, existen temas relegados a los que ni se les da cabida en las publicaciones ni se les asignan fondos para su investigación. Afortunadamente no es el caso de la revista Este País que “está comprometida con la pluralidad de temas, de ideas y de puntos de vista”. La intención de esta colaboración es abundar en aquello de lo que “se habla poco”.

Tras exponer de manera muy resumida la teoría de Milutin Milankovitch (1879-1958) sobre cómo los cambios cíclicos en la orbita de la Tierra en torno al Sol afectan al clima global del planeta, Hernández Navarro plantea tres preguntas: 1) ¿será que el cambio climático es algo que se da de manera independiente al ser humano?; 2) ¿es un efecto combinado de acciones antrópicas y la naturaleza? y 3) ¿o es algo que sólo debemos al hombre?

Dado que los gobiernos, instituciones públicas y privadas de todo tipo, los medios de comunicación y los individuos en general, determinan cada vez más sus acciones en función del convencimiento de que el cambio climático hacia un “calentamiento global” está ocasionado por la actividad humana que, se dice, ya supera en sus efectos a las fuerzas de la naturaleza, se hace necesario insistir en la descripción de tales fuerzas naturales.

En la actualidad, los glaciales (grandes masas de hielo formado de nieve recristalizada que fluyen lentamente) cubren seis de los aproximadamente 57 millones de millas cuadradas de tierra firme. En lo máximo de una glaciación, quizá entre ocho a doce millones de millas cuadradas adicionales –principalmente en el hemisferio norte– se cubren de hielo (de 24 a 31 por ciento de la tierra firme del planeta). Hace apenas unos 18,000 años, lo que hoy es la Bahía Hudson estaba cubierta por una capa de hielo de tres millas de espesor y el lugar donde hoy se encuentra la ciudad de Chicago estaba cubierto por una capa de hielo de un kilómetro y medio de espesor.

La máxima extensión de la glaciación, el clímax glacial, de los últimos cien millones de años de era glacial, ocurrió hace justo 18,000 años, en un tiempo en el que las sociedades humanas estaban ya bien establecidas en la Tierra. En ese tiempo, un inmenso glacial cubrió a Norteamérica. Su límite sur se extendió a lo largo de la mitad de Long Island, a través de New Jersey, el estado de Nueva York, el occidente de Pennsilvanya, Ohio, Indiana, Illinois, Iowa, a través de la esquina noreste de Nebraska, hacia las Dakotas y el extremo sur de las planicies de Canadá.

En Europa, los glaciales cubrieron Escandinavia, el norte de Alemania, Polonia y las naciones bálticas; avanzó profundamente en Rusia y Urcania hasta el sur de Kiev y al este por la Plancha Siberiana central. En el suroccidente los Países Bajos, Irlanda y la mayor parte de las Islas Británicas quedaron bajo el hielo.

Los cambios en la geografía durante los varios siglos del periodo de retracción del glacial fueron enormes. Antes de la culminación de la retracción del glacial no existían los Grandes Lagos de Norteamérica, tampoco existían los muchos lagos que ahora existen en el borde norte de los Estados Unidos; otros lagos se secaron, como el Lago Bonneville de 20,000 millas cuadradas que una vez cubrió la mayor parte de Utah dejando remanentes relativamente pequeños como el Gran Lago Salado. Los ríos que emergieron después de la retracción del glacial no fueron los mismos que aquellos que ahí había cien mil años antes, antes de la glaciación. El norte del río Misouri drenaba al norte de la Bahía Hudson, y lo que ahora es el río Ohio superior corría al norte, al Golfo de San Lorenzo; el río Ohio bajo drenaba a un río ahora inexistente que los geólogos han llamado Teays. Asombra saber que la geografía de lo que es ahora Estados Unidos tiene tan sólo 12,000 años de existencia.

Todos esos cambios ocurrieron por meras causas naturales sin la intervención del hombre. Una de las preguntas que surge ante fuerzas de tal magnitud es: ¿han cesado de existir las causas de tales cambios tan asombrosos de esos patrones climáticos de largo plazo? Aparentemente, no: la Tierra sigue girando sobre un eje que varía en su inclinación entre 22.1 y 24.5 grados en un ciclo de 40,000 años; también sigue trasladándose en una orbita elíptica en torno al Sol cuya excentricidad varía en un ciclo de 90,000 a 100,000 años y los equinoccios continúan produciéndose en lugares diferentes de la orbita en un ciclo de 26,000 años que, en combinación con el avance del perihelio, produce un ciclo de 21,000 años.

La combinación de estos fenómenos hace que la intensidad de la radiación solar (insolación) que llega a nuestro planeta varíe en ciclos de larga duración y son, a largo plazo, los determinantes del clima global.

¿Adiós al calentamiento global?

Sin embargo, lo anterior sólo refiere a la geometría de la órbita de la Tierra en torno a nuestra fuente de calor: el Sol, que también tiene su propia dinámica. El Sol tiene lo que llaman “ciclos solares” referidos a la aparición de manchas solares y que tienen una duración aproximada de 11 años. Al final de cada ciclo solar primero se reduce sensiblemente la aparición de manchas para después aumentar drásticamente indicando el inicio de un nuevo ciclo. El actual ciclo solar, numerado como 23, empezó en 1996 y se esperaba que alcanzara un mínimo y transición hacia el ciclo 24 en enero de 2007. Sin embargo, eso no sucedió, sino que el mínimo solar se prolongó durante 2008 y 2009 al grado de que algunos estudiosos del Sol ya se preguntan si las manchas solares están en proceso de extinción.

La relación exacta entre la aparición de manchas solares, determinadas por la actividad magnética en el Sol, y la emisión de energía por el astro no se conoce hasta ahora. Sin embargo, los registros históricos han mostrado que cuando la reducida actividad del Sol se extiende más allá del ciclo de 11 años, en la Tierra se experimenta una reducción significativa en la temperatura global. El caso clásico es el periodo llamado “mínimo de Maunder” de 1645 a 1715 en el que una muy reducida actividad solar correspondió en la Tierra con lo se conoce como “Pequeña Era Glacial”.

La asociación entre los ciclos de actividad solar y la reducción de la temperatura en la Tierra fue demostrada en 1991 por Egil Friis-Christensen, director del Centro Espacial de Dinamarca y Knud Lassen, solarólogo del mismo centro. Otros investigadores han encontrado que por cada año que el ciclo solar excede a los 11 años, se produce un descenso en la temperatura en la superficie de la tierra de 0.5 C° durante el ciclo siguiente. El último estimado de la NASA es que el actual ciclo solar se extienda hasta enero de 2010. Esto significa que el actual ciclo solar tendría una duración de 13 años, lo cual, probablemente, producirá un descenso en la temperatura entre 1 y 1.5°C durante el ciclo solar 24 que deberá durar e 2010 a 2021. Este probable descenso en la temperatura pareciera no ser mucho pero sería el doble que los 0.6° C de incremento en la temperatura global experimentado durante el siglo 20.

Según Khabibullo Abdusamatov, director del Laboratorio de Investigaciones Espaciales en el Observatorio Pulkovo de Rusia, la reducida actividad solar actual es consistente con otro un ciclo solar de 200 años que alcanzaría su mínimo hacia el año 2041 y, hacia 2055-60, se manifestaría como una nueva Pequeña Edad de Hielo.

Resumen

La prolongación por tres años ya del actual ciclo solar indicaría que para el siguiente ciclo de 11 años, de 2010 a 2021, habrá un descenso general considerable en la temperatura de la superficie de la Tierra ¿Indica eso una reversión natural del calentamiento global?

Rubén Cota Meza

25 Respuestas para “Hablemos más de lo que se habla poco”
  1. Hugo Cervantes dice:

    ….ups me equivoque de fecha, queria decir:

    (1 Febrero 2010)

  2. Hugo Cervantes dice:

    Cada dia se hace mas evidente el fraude del calentamiento global.

    (1 Febrero 2008)

  3. Domingo dice:

    compañeros y compañeras De acuerdo al calentamiento global El ser humano lo esta acabando Tarde o temprano acabariamos con la tierra En todo esto

    Reflexionen un poco El oro, el petroleo etc de donde sale y tendran una Respuesta amigos. Gracias a la madre tierra que nos da todo esto.

  4. Gerardo Castilleja Ch. dice:

    Hay una gran actividad en el mundo desplegada en torno a la aceptación del calentamiento global, que se refleja en la próxima Cumbre de Copenague, particularmente, por parte del gobierno del Reino Unido, la corona británica y sus agencias de influencia.
    De hecho, el 11 de noviembre pasado la instrucción para el gobierno de los EUA fue directa: “Obama tiene que estar en la Cumbre de Copenague”.
    El miercoles pasado la Casablanca rectificó su desición y confirmó la asistencia de Obama. Pero, de donde vino la instrucción?… de la WWF del principe consorte Felipe.
    Ya que Ruben Cota nos presenta con claridad una parte de esta gran polémica científica; pienso en la necesidad de una ampliación de esa perspectiva en medio de dos grandes vertientes que pronto chocarán. Una la que el menciona y la otra, la de la WWF.
    Ruben Cota tiene a su favor la enorme cantidad de información sacada a fuerzas de la Universidad East Anglia y las falsificaciones de su Unidad de Cambio Climático, que es el principal asesor científico de la IPCC (revísese el link del comentario no. 20).

  5. Natalia dice:

    Le pregunto al autor qué opina de los correos filtrados recientemente.

    ¿Cree que sean evidencia válida?

    Por lo menos en Barcelona dicen los que han visto y son ecologistas que el fin justifica los medios. Sería interesante que el Dr. Rubén Cota comentara sobre el asunto, por que su artículo no habla para nada de la politización del tema en cuestión y que considero es una parte importante de este.

  6. Irina dice:

    Por cierto, ya vieron los correos relacionados al “Calentamiento Global”, de la Climate Research Unit de la Universidad de East Anglia.

    Les dejó un link:

    http://thepiratebay.org/torrent/5176706/Climactic__unit_Leaked

    Torrent para bajar con azureus o con uTorrent

  7. Observador dice:

    En el reciente congreso internacional de WILD9 estuvieron presentes Harvey Locke y Brendan MacKey, los autores del artículo sobre calentamiento global que publicó la revista Este País en su número de octubre. No quiero pensar mal, pero ahí se menciona que el Protocolo de Kyoto (derivado de la cumbre de Río)generó dos programas, uno el IPCC para mitigar y enfrentar el calentamiento global y otro, el programa sobre Biodiversidad (PBD) para defender los bosques y otros territorios silvestres y las especies que habitan en ellos.
    Con el tiempo ambos programas han generado intereses diferentes y opuestos. Así, el IPCC tiene una definición de “bosque” que autoriza la destrucción de uno si en su lugar se siembre otro bosque. Ejemplo, Indonesia, donde se destruyeron miles de hectáreas de selva tropical, con la pérdida de vida silvestre en esos lugares. Y en su lugar se sembró un bosque de palmeras para producir aceites para biocombustibles. Esto parece un negocio de quienes defienden el paradigma de una industria automotriz semi limpia, que mezcla biocombustibles con gasolinas y que es un compromiso de transición con la industria del petróleo. La otra opción sería el auto de Honda basado en hidrógeno, el FCX Carity, que ya está en uso en una parte de California. Esta opción, sin embargo, dejaría sin chamba a las petroleras. ¿Funcionará?

  8. Víctor M dice:

    Pongo un fragmento de un artículo que habla del concenso científico en torno al cambio climático, es decir, provocado por el hombre. El artículo no afirma esto, simplemente señala el concenso que existe. Ahora, si el IPCC es un fraude, y los otros centros científicos mencionados en él también, eso es otra cuestión, pero creo que ninguno de nosotros puede afirmarlo categóricamente, sería soberbio. Y sobre los condicionamientos ideológicos de los que habla Marcos Raúl, si frases como, “El calentamiento global es un fraude”, o “Claro, alla hablan de cosas “incomodas” para la editorial de esta pagina. Cual libre expresion existe?, puro corrupcion es lo que existe”, puesta en el artículo de Bernardo Sepúlveda, no son condicionamientos ideológicos, no sé que sean.

    IPCC is not alone in its conclusions. In recent years, all major scientific bodies in the United States whose members’ expertise bears directly on the matter have issued similar statements. For example, the National Academy of Sciences report, Climate Change Science: An Analysis of Some Key Questions, begins: “Greenhouse gases are accumulating in Earth’s atmosphere as a result of human activities, causing surface air temperatures and subsurface ocean temperatures to rise” [p. 1 in (5)]. The report explicitly asks whether the IPCC assessment is a fair summary of professional scientific thinking, and answers yes: “The IPCC’s conclusion that most of the observed warming of the last 50 years is likely to have been due to the increase in greenhouse gas concentrations accurately reflects the current thinking of the scientific community on this issue” [p. 3 in (5)].

    link: http://www.sciencemag.org/cgi/content/full/306/5702/1686

  9. Marcos Raúl dice:

    Esto dice la liga que puse hace poco:

    Importantes distorsiones en la versión del IPCC del Calentamiento Global / Invernadero Ciencia

    http://www.warwickhughes.com/climate/fairy.htm
    traducida al español:
    http://alturl.com/gdea

    Habla precisamente denunciando al IPCC. La pagina es de un experto en el tema, un cientifico.

    Para que un post tenga etiqueta:

    Primero – No pongas palabras en la boca de otros, no se sigue el silogismo “si la tierra se defiende sola entonces hay que abusar”.

    Segundo – Lean bien las cosas que ponen la demas gente antes de intentar desacreditarlas (ojo, lean la liga).

    Tercero – No dejes que tus “condicionamientos ideologicos” te prendan la mecha de tu irracionlidad, quien quite y hasta se te quite el condicionamiento, reflexionar es maravilloso.

    Cuarto – Piensa siempre: “La gente no es tan iletrada como uno cree”.

  10. Fernando dice:

    ¿Usted también quiere que el cloro se extinga del planeta?

    Acá el punto es muy sencillo Doctor Benet. Esto no es una discusión de si debemos o no tirar basura. Contaminar o no contaminar. Naturalmente que eso es importante tener mucho cuidado por que no vamos a tomar agua que contiene el jugo de nuestros desechos industriales. Pero si quisieramos hablar de eso, estariamos hablando de como generar energías limpiaas como por ejemplo la energía nuclear a la que irracionalmente el movimiento ecologista se opone sin siquiera pensar la evolución tremenda que ha dado la seguridad y el manejo de desechos en los últimos años.

    Acá estamos hablando de que si la causa del “calentamiento global” o mejor aún “cambio climático” es o no antropogénica.

    Me parece que es difícil que alguien esté en contra del ambiente. En contra de lo que yo me pronuncio es que a partir del pretexto de contaminamos mucho y hemos llevado al límite a nuestro planeta, cosa que por supuesto usted da por evidente y el IPCC también, dado que nunca ha hecho una medición objetiva del CO2 en el planeta, a partir de ese pretexto da por evidentes cosas cayendo en falacias lógicas y enunciados que no tienen ningún fundamento en una discusión científica seria.

    El argumento de que en el IPCC y la representatividad de los mejores científicos en ese panel no es prueba de nada. La mera existencia o el mayoriteo de científicos en la discusión no debe ser tomado como criterio axiomático de verdad.

    El que alguien o nadie reconozca las cosas no puede ser lo que fundamente su discusión. Hay que discutir lo que se ha medido y lo que no. Y muy importante también como se ha hecho.

    Insisto, no confunda el asunto ecológico con las falacias ecológicas. La irracionalidad es la característica del movimiento ecologista, cuando dejen de ser irracionales podrán ser una fuerza positiva en la sociedad, mientras tanto solamente viven de la mentira que todos dicen y nadie sabe bien a bien que es.

    Por ejemplo usted dice que somos unos ignorantes en el asunto de los huracanes. Bueno igual podría suceder con la lluvia, por que no dice que a una temperatura menor no solo bajaría la incidencia de huracanes sino también la incidencia de lluvia y de nubosidad lo que generaria que el calor entrara y se calentara un poquito el planeta.

    Podría darle como muestra que la baja cantidad de lluvia este año es producto de un enfriamiento del planeta por que se dejan de formar nubes. Pero no lo haré por que es una falacia y es un entendimiento parcial del fenómeno en cuestión.

    Y no genere modelos matemáticos esa forma de hacer conocimiento falló vea lo exitosos que fueron para hacer una crisis en base a supuestos falsos. Todo en el mismo entendimiento de que se pueden medir sin entender el concepto dinámico tanto del clima como de la economía.

    El punto es que el clima ha cambiado desde antes de la existencia misma del ser humano. Por qué tendríamos que ser nosotros los que lo estamos cambiando si los mismos fenómenos que se dieron en el pasado se han dado en el presente.

    Y no estoy hablando de la basura, estoy hablando del clima. Por el asunto de la basura y la contaminación totalmente de acuerdo con usted, en ese sentido hay que poner más cuidado pero eso no tiene nada que ver con el cambio climático. Tiene que ver con algo que también es importante.

  11. Raúl Benet dice:

    Me parece impresionante que tantos lectores sigan pensando que podemos hacer lo que queramos con el planeta y que éste seguírá aguantando sin inmutarse. También me parece sorprendente que nadie mencione al Panel Intergubernamental de Cambio Climático, formado por cientos y respaldado por decenas de miles de los científicos más reconocidos del mundo, en áreas tales como la climatología, la química, la astronomía, la física, las matemáticas, la meteorología, la biología, la economía, etc. De la lectura de la mayoría de los comentarios de aquí arriba, pareciera que unos ecologistas románticos están preocupados. Otros más bien ven un ‘compló’ organizado por Greenpeace para recaudar más fondos. No se han dado cuenta de que tanto el ministro de medio ambiente de China, como el presidente de Estados Unidos o el de Brasil, como los ministros de finanzas de la Unión Europea y muchos otros, coinciden en que el problema es grave y urgente, tanto que la Unión Europea acaba de reconocer que debe dedicar varias decenas de ‘billones’ (miles de millones)de euros para enfrentar el cambio climático, no para evitar que ocurran sus efectos, ya que estos son ya inevitables (en ese sentido es demasiado tarde), sino para enfrentarlos y mitigar lo más posible las emisiones de gases. ¿Será que todos se pusieron de acuerdo para hacernos creer que algo está pasando? ¿o que todos fueron engañados por los ecologistas? Alguno de quienes escriben cuestiona la crueldad o falta de sensibilidad social de los ‘ambientalistas’ (omitiendo que quienes estamos preocupados por el cambio climático provenimos de prácticamente todas las disciplinas del conocimiento y el quehacier humano). Sin embargo, lo que muchos sostenemos es que los principales impactos del cambio climático los sufren precisamente los más pobres, las comunidades y poblaciones más aisladas, que mayores dificultades tienen para enfrentar sequías, inundaciones, huracanes. Sí, supongo que alguien me dirá que los huracanes siempre han existido. Les recomiendo que lean por ejemplo los documentos de la oficina de meteoriolgía de los Estados Unidos, donde explican con bastante claridad qué son los huracanes, de dónde sacan su fuerza, y por qué un oceano más caliente provoca huracanes más intensos. El artículo que desencadenó esta serie de comentarios dice que siempre ha habido cambios climáticos, lo cual nadie pone en duda. Es un poco ocioso mencionarlo. El verdadero debate, en todo caso, es si los cambios que estamos observando en los últimos diez años están relacionados con la concentración de gasese de invernadero en la atmósfera o no. Y si esta concentración de gases en la atmósfera es capaz de producir fenómoenos dañinos para la humanidad en periodos de tiempo cortos. Los científicos climáticos coinciden en que sí, si aumentas la concentración de gases en una superficie, se produce el efecto de invernadero (espero que nadie ponga en duda que tal efecto existe, de otro modo no valdría la pena ni siquiera seguir discutiendo). El CO2 ha alcanzado concentraciones MEDIBLES y múltiples modelos físicos, matemáticos y clmatológicos muestran que con las concentraciones que estamos midiendo se espera el incremento en la temperatura que estamos registrando. El sistema solar se va a acabar, por causas no antropogénicas, de eso no hay duda y eso no lo podemos evitar. Lo que sí podemos hacer es reducir nuestras emisiones de gases a la atmósfera para mantenerlos dentro de los niveles que han tenido durante los últimos milenios en los que se ha desarrollado la cultura humana.
    Bueno, pues le pararemos por aquí… saludos
    RB

  12. […] This post was mentioned on Twitter by Israel Monroy Muñoz and Luis Fernando, Luis Fernando. Luis Fernando said: Un artículo interesante sobre el #calentamientoglobal http://is.gd/4FgwN #cambioclimatico […]

  13. Alicia dice:

    No se puede considerar al universo ni a nuestro planeta como algo muerto, son muy vivos y, por lo tanto, en constante cambio y concuerdo con el comentario de El Inge respecto a las corrientes marinas. Yo había leído que el mar y sus movimientos profundos afectan el clima y la atmósfera, después de todo, la Tierra es 70% agua. Sin embargo, aunque busque, no pude encontrar muchos datos al respecto y quisiera saber si el autor de este artículo puede escribir mas sobre la influencia del océano en los cambios en nuestro planeta… y porqué este debate aparentemente se ha vuelto tan importante?

  14. Diebushka dice:

    Felicidades por el artículo.

    No me deja de sorprender que la revista sea tan plural. Aparece en el número de este mes, un artículo de calentamiento global. Y por otro lado una posición mucho más sensata.

    Lo que sorprender del fenómeno del linchamiento en el calentamiento global es la ignorancia de cierta gente con respecto al asunto. Hace unos meses platicando en la ciudad de México con una representante de Greenpeace en pleno febrero y con un frío de los mil demonios mientras esperaba a una persona y tratando yo de convencerla de las ventajas de la energía nuclear, estudio Física, me comentaba que el calentamiento global era algo evidente. Hablaba de que si no me sorprendían en pleno invierno los desprendimientos de los glaciares en Chile.

    Lo preocupante del “cambio climático” no es el cambio en sí. Seguramente que existen cambios, los fríos en las zonas gélidas de Siberia tienen records en 100 años. Hay escuelas que cierran por temperaturas históricas de -35 grados. Por otra parte las zonas cercanas al Ecuador experimentan un aumento de temperatura.

    El problema es la ignorancia y achacar los desastres a un fenómeno que es poco claro como funciona. Y que se está volviendo un dios que al cometer herejía y no creer en él, demostrando las falacias lógicas e incoherencias de los creyentes se es sujeto a linchamientos masivos.

  15. Fernando dice:

    Independientemente que somos una sociedad que lee poco, eso no quita que hasta los iletrados echan la culpa de todas las fatalidades climáticas al cambio climático.

    Me niego a “estudiar” a Bernard Manning, si es que podemos decir que se puede estudiar a ese tipo.

  16. EL INGE dice:

    a mi me parece importante lo que plantea este cuate, tan solo veamos como en unas latitudes se deshiela mientras en otras disminuye de forma dramatica la temperatura… eso no lo podemos pasar por alto.
    de hecho en este momento existe una baja de temperatura en las corrientes oceanicas documentado por la UNAM (en un estudio que ya no pude encontrar en su pagina web), ademas de un estudio muy riguroso sobre los ciclos solares, creo yo, que deberiamos buscar la manera de crear conciencia en la gente para no ir a los extremos de “no sirve la ciencia” y mejor ayudar a otros a comprender lo que esta ocurriendo.
    coincido con fabian s.

  17. fabian s. dice:

    me resulta muy interesante el articulo, en especial la situacion expresada por el autor en referencia a los ciclos solares ¿donde puedo obtener mas informacion? realmente se deberia estudiar mas esto y ante la falta de promocion cientifica en este ambito creo que sería muy adecuado plantearnos como meta el trabajo común para su entendimiento.
    muchas gracias al autor de este articulo, y en serio aquellos que estan “opinando” si no ayudan no estorben.

  18. alejandro dice:

    Me preocupa, aunque no me sorprende, encontrar comentarios como éstos: “Que gusto me dá leer artículos como este donde se desmienta la farsa que es el tema del calentamiento global” … “y en ese caso estamos peleando contra un ente ficticio que esta generando miles de millones de dolares.”

    No me sorprende que en México busquemos siempre el camino más corto. Somos una sociedad que, en general, lee poco, que piensa poco y que por eso, tiende a buscar las respuestas más fáciles a las preguntas difíciles y a conformarse con la teoría de la conspiración para explicar problemas complejos (tan complejos que las personas que han dedicado su vida a estudiaros seriamente no tienen respuestas concretas) como el cambio climático o la epidemia de influenza.

    Dejo aquí una liga que puede ser de su interés, ahí podrán encontrar otro debate, más instruido, y muchas otras ligas con información.

    http://www.prospectmagazine.co.uk/2009/10/how-not-to-take-on-climate-change-deniers/

  19. Natalia Zergatik dice:

    En todo caso me parece que deben de haber artículos que orienten al ecologismo a una perspectiva más racional. Más que un voluntarismo o un determinismo el problema es que el entorno de la humanidad está contaminado por sentimientos de indiferencia ante el sufrimiento de los otros. Y en eso el CO2 no tiene mucho que ver.

    Disiento del sentido de irresposabilidad que el artículo tiende a impregnar. El ser humano es responsable del medio ambiente, en el sentido que el ser humano es capaz de contaminar la tierra, sin embargo parece que para los ursófilos (por no decir pandófilos) es indispensable para la conservación del medio ambiente ser misántropo.

    Y eso es lo trascendente, en la discusión política. Saber por qué dichos entes odian tanto al ser humano. Es un misterio tanto como el por qué Schopenhauer no se suicidó. Probablemente de todo ese complejo misántropo hay una tendencia a no sentirse como los mortales.

  20. Alonso dice:

    A ver creo que ya entendi, pero me asalta una duda: ¿cual es el efecto de creer que el ser humano tiene la culpa? por que no se si de alguna manera esto tiene que ver con la crisis financiera como muchos dicen, y en ese caso estamos peleando contra un ente ficticio que esta generando miles de millones de dolares.

  21. julianne dice:

    Que gusto me dá leer artículos como este donde se desmienta la farsa que es el tema del calentamiento global, datos como la relación que existe entre la actividad solar y el clima en la tierra comprueban la gran mentira mediática y anticientífica que es culpar a la actividad humana del calentamiento global, le deberíamos de llamar ‘farsa climática global’

  22. Marcos Raúl dice:

    El calentamiento global es un fraude, vean esta liga:
    http://www.warwickhughes.com/climate/

  23. Marcos Raúl dice:

    Un planeta enfermo por el virus llamado “hombre”, je. No, no es cierto, ;) al contrario la humanidad debe ser la medicina, si el planeta se enferma. Sobre lo del calentamiento global eso esta todavia por discutirse, vean esta liga:
    http://www.warwickhughes.com/climate/

    Y claro la pelicula anti teoria del calentamiento global:
    http://video.google.es/videoplay?docid=-424859622073138055&hl=es#

    Si la tierra se esta enfriando, un poco de “calentamiento” por efecto invernadero no caeria nada mal.

    No todos somos tan letrados!, aqui va esto:

    Voluntarismo

    Teoría metafísica que hace depender las leyes naturales no de su carácter racional, sino de la pura voluntad divina.

    Determinismo

    1. m. Doctrina filosófica que defiende que todos los acontecimientos están sometidos a las leyes naturales de carácter causal y mecánico.

  24. Hugo dice:

    El hecho de afirmar que la actividad humana esta ocasionando un “calentamiento global”; es como pensar que si me hecho un clavado al mar voy a provocar un tsunami. La promocion de teorias pseudo-cientificas (nunca comprobadas) que culpan al desarrollo de la humanidad del “calentamiento global” buscan frenar el dearrollo y asi lograr que millones de personas mueran, a esto se le llama genocidio.

  25. Observador dice:

    ¡Caramba! Este debate entre ambientalistas y astronómicos me tiene “frito”. Me recuerda la polémica filosófica entre voluntaristas y deterministas trasladada al ámbito planetario. Pero si nos vamos a enfriar gradualmente a partir del próximo año será mejor tomar en serio la reducción de emisiones de dióxido de carbono pues de otra manera tendremos inviernos hipercontaminados, una inversión térmica brutal y un planeta enfermo.

Dejar un comentario



Más leídos
Más comentados
Los grandes problemas actuales de México (31.807)
...

La distribución del ingreso en México (12.309)
...

Jóvenes que no estudian ni trabajan: ¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿qué hacer?1 (9.733)
...

¿Por qué es un problema la lectura? (6.669)
Desarrollar el gusto por la lectura no es cuestión meramente de voluntad individual. El interés por los libros aparece sólo en ciertas circunstancias.

Perfil demográfico de México (3.529)
...

Presunto culpable: ¿Por qué nuestro sistema de justicia condena inocentes de forma rutinaria?
Bas­tan­te han es­cri­to y di­cho ter­ce­ros so­bre Pre­sun­to cul­pa­ble....

Los grandes problemas actuales de México
Se dice que el país está sobrediagnosticado, pero en plenas campañas y ante...

I7P5N: la fórmula
Homenaje al ipn con motivo de su 75 aniversario, este ensayo es también una...

China – EUA. ¿Nuevo escenario bipolar?
No hace mucho que regresé de viaje del continente asiático, con el propósito...

La sofocracia y la política científica
Con el cambio de Gobierno, se han escuchado voces que proponen la creación...

1
Foro de Indicadores
Adjudicación directa: ¿excepción que se vuelve norma?
Eduardo Bohórquez y Rafael García Aceves

Debates que concluyen antes de iniciarse
El proceso legislativo reciente y sus números

Eduardo Bohórquez y Javier Berain

Factofilia: Programas sociales y pobreza, ¿existe relación?
Eduardo Bohórquez y Paola Palacios

Migración de México a Estados Unidos, ¿un éxodo en reversa?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Donar no es deducir, donar es invertir. Las donaciones en el marco de la reforma fiscal
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Impuestos, gasto público y confianza, ¿una relación improbable?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Los titanes mundiales del petróleo y el gas
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La pobreza en perspectiva histórica ¿Veinte años no son nada?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

La firme marcha de la desigualdad
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia. 2015: hacia una nueva agenda global de desarrollo
Roberto Castellanos y Eduardo Bohórquez

¿Qué medimos en la lucha contra el hambre?
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Bicicletas, autos eléctricos y oficinas-hotel. El verdadero umbral del siglo XXI
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Parquímetros y franeleros: de cómo diez pesitos se convierten en tres mil millones de pesos
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Una radiografía de la desigualdad en México
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos

Factofilia: Más allá de la partícula divina
Eduardo Bohórquez y Roberto Castellanos